« Reencuentro entre la UE y Cuba | Portada del Blog | Hace 100 años finalizaba la batalla de Verdún »

¡Qué sería la Navidad sin las tradiciones!

    jueves 15.dic.2016    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

161215-636174025979565287_063d5_CAROLINE BLUMBERG_EFE

Santa Claus o san Nicolás llega a Múnich en tren de vapor, sorprendiendo a los usuarios, especialmente a los más pequeños. “Mi hijo ama los trenes, dice Karin Engel, y nunca había visto a Santa Claus. Para él ha sido una maravillosa experiencia”. El hijo de Karin no es el único que sigue extasiado el deambular del personaje que tiene ante sí. Un hombre vestido con una túnica larga de obispo de color rojo y oro, con una espesa barba y un largo bastón blanco, que lleva a todos los niños germanos pequeños regalos, una tradición que se repite cada año a principios de diciembre en Alemania.

Nosotros también nos subimos al tren y nos damos una vuelta por varios países europeos para conocer algunas costumbres navideñas. Es la época más fantástica del año, y no es fácil elegir un lugar, porque hay infinidad de tradiciones y múltiples lugares para escoger.

El anciano personaje, llega de muchas maneras, pero en la capital belga, cada año cena con un grupo de huéspedes. Subido en su trineo, los traslada a unos 35 metros de altura, donde participan en una cena suspendidos en el aire. Tras un sorteo realizado por los comerciantes, 600 personas pueden participar en esta exclusiva cena al aire libre, previo pago de 250 euros. Los platos están preparados por chefs con estrella michelin. "Estás asegurado con un cinturón, ves como cocinan los platos y experimentas junto con otras personas, los olores, todo, en una experiencia completamente diferente", explica el chef Michel Chiche.

Santa Claus tiene un compañero muy especial, se llama Krampus, y se pasea por varias poblaciones de Austria. Es el malo de la navidad, ataviado con máscaras terroríficas, cuernos y cencerros, persigue a los niños que se han portado mal a lo largo del año. Sus falsos latigazos sirven para que queden limpios de todo lo malo que han hecho. Es una antigua tradición austríaca, que se ha ido adaptando a los tiempos, "Hoy en día se utilizan trajes de latex, unas máscaras más ligeras y cuernos artificales", explica Alexander Rausch.

AFP_J04DL_a346a_Krampus

Los mercados navideños se reparten por toda la geografía europea, pero ya que estamos en Austria, nos referiremos a algunos de ellos. El de Linz, cumple 60 años, con unos 130 puestos esparcidos por el centro de la ciudad. En el castillo de Hellbrunn, el éxito es tal que han tenido que exigir entrada porque es imposible atender a las 300.000 personas que llegan cada año a este mercadillo. A pocos metros de allí en la catedral de Salzburgo, aúnn se pueden degustar un montón de especialidades regionales. El castillo de Burgau celebra su mercadillo tradicional desde que se inició en el siglo XII, atrayendo a muchos visitantes de todo el mundo.

En Varsovia, cada diciembre instalan un árbol en la plaza del Castillo, en la ciudad vieja, y colocan unos 4 millones y medio de luces en los árboles plantados a lo largo de la ruta real, que va desde esa plaza y hasta el Palacio de Belvedere. Lo mantienen hasta los primeros días de febrero.

En la pequeña localidad estonia de Rakvere, han levantado un árbol de 12 metros de altura, inspirado en los avances industriales. Está compuesto por engranajes de madera que encienden la iluminación cuando los niños giran unas manivelas instaladas en la base.

En Londres, cada año reciben un regalo muy especial, un árbol de navidad que les envían los ciudadanos noruegos, para mostrar su gratitud por el apoyo a Noruega durante la Segunda Guerra Mundial. El de esta navidad tiene más de 116 años y alcanza los 28 metros de altura. Escogido en los bosques que rodean Oslo, lo envían desde 1947.... y los londinenses lo lucen en Trafalgar Square. "Es una hermosa tradición, dice la alcaldesa de Oslo, es un símbolo de gratitud y se ha convertido en una bonita relación entre Londres y Oslo".

Papa Noël hace siglos que comenzó la globalización de su viaje navideño, pero desde hace años su taller se encuentra muy lejos de su añorado Rovianemi, en Yiwu. La mayoría de los adornos que se utilizan en Europa durante la navidad, proceden de sus fábricas. El 60% de toda la parafernalia navideña se fabrica en cientos de talleres de Yiwu, una ciudad de más de un millón de habitantes, ubicada cerca de Shanghai.

Madrid: Feria Internacional de las Culturas

CzOyPqbXAAA4ilN_Foto @Madrid_Cultura

Sólo tiene dos años, pero es una fiesta que quiere potenciar el aire de concordia que intenta impregnar estas fechas del año. Madrid comparte con las personas que han venido de otros países y regiones de España, la interculturalidad navideña.

Esta cita en el Matadero madrileño está apoyada por más de 70 embajadas e instituciones internacionales. Hasta el 23 de diciembre se han organizado tantas actividades (unas 250), que hay que elegir muy bien el acto o actividad cultural que se quiera realizar. En la casa del lector hay una visita guiada sobre belenes "Noche de Sol", los cuentacuentos trasladarán a los visitantes en una alfombra voladora a lugares lejanos como Ítaca, el Ganges a conocer la historia de camaleones argentinos, o la relación entre Calila y Dinma. Se introduciran en la imaginación de los Hermanos Grimm o en las historias ancestrales de China.

En los talleres se puede aprender griego en una hora (lo vemos un poco complicado), bailes de Bollywood, deportes galeicos, además de
preparar muchos adornos navideños (hay dos talleres), crear libros de navidad, flores de tela o linternas navideñas de Filipinas.

La alegría de los pueblos se celebra con música. El baile y las canciones no van a faltar estos días. El colegio alemán interpretará villancicos de su país, conoceremos las danzas tradicionales de Nicaragua o Indonesia, las artes marciales de Tailandia y Vietnam, los ritmos afrocubanos, las canciones navideñas de Rumanía y Ucrania, entre muchas actividades.

¡Y como no! No podía faltar la gastronomía... Convertida en una gran cocina internacional, se pueden degustar comidas típicas de casi todas las regiones del mundo, desde el potaje gitano navideño a las empanadas de Suramérica, los dulces árabes, las comidas mediterráneas, los showcookings del goulash de Hungría y de los auténticos platos japoneses, saborear los chocolates centroeuropeos o la ginabica serbia... todo acompañado por las bebidas más representativas de todos los países, desde el vino de Porto al hamoud argelino, pasando por el Glühwein (una bebida caliente alemana), la cachaça brasileña o los pisco chilenos y peruanos, el café de Colombia o los tés de la India.

También la solidaridad esta presente en esta Feria Internacional con charlas como la del día 20 sobre los sirios en Turquía y parte de los beneficios de las ventas de la gran "duty-free" que se han distribuido en 62 casetas se destinarán a la ONG "Médicos del Mundo", para que pueda realizar parte de sus proyectos de desarrollo con refugiados fuera y dentro de España.

¡Desde Canal Europa, Felices Fiestas!

Imprescindible mirar esta web antes de ir http://www.madridcultura.es/lanavidena

 

Categorías: Actualidad , Religión , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   15.dic.2016 23:35    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios