« Gorée y Nantes, las dos caras de la esclavitud | Portada del Blog | La Habana, una ciudad estrechamente ligada a Europa »

Berlín, rememora la caída del muro

    domingo 3.nov.2019    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

West_and_East_Germans_at_the_Brandenburg_Gate_in_1989
Foto wikipedia

Empezó como una alambrada y acabó convertida en una barrera de hormigón. Durante 28 años, 2 meses y 27 días, el muro de Berlín, construido por la antigua RDA, dividió la capital alemana. El recuerdo de este símbolo de la guerra fría sigue presente en muchos lugares de la ciudad como la Puerta de Brandeburgo.

Todavía quedan restos del auténtico y verdadero hormigón cerca del museo del Terror, ubicado en la antigua oficina Central de Seguridad del III Reich, las SS y la Gestapo. La vieja pared pintada con grafitis está presente en la East Art Gallery, donde los artistas del mundo pintan en una exposición que cambia temporalmente de tarde en tarde. Sigue en pie el famoso Checkpoint Charlie, que permitía el paso de un lado al otro del muro.

Pero otras reminiscencias de lo que fue la barrera física que dividió la ciudad es la doble fila de adoquines que marca en el suelo su ubicación exacta entre las calles Tiergarten y Unter der Linden. Alexanderplatz es otro lugar referente de aquellos días de principios de noviembre de 1989. Fue el lugar donde se produjeron las grandes manifestaciones de la denominada Revolución pacífica.

Conmemoraciones culturales

Dok_ansicht_unten

Foto: Stiftung Berliner Mauer, Foto G. Simons

Esta semana Berlín celebra con multitud de actos el treinta aniversario de la caída del telón de acero. Proyecciones de vídeos, debates, conferencias, exposiciones y el acto central: un gran concierto el sábado en la emblemática puerta de Brandeburgo. El monumento acoge una instalación artista: Visions in motion, del estadounidense Patrick Shearn. Son 30.000 mensajes de ciudadanos que han escrito sobre una tela muy ligera, lo que fue para ellos aquel acontecimiento y sus reflexiones sobre el futuro de Alemania y del mundo. El alcalde de Berlín dice que este aniversario es una oportunidad para mirar atrás y hacia adelante.

En Lepizig, mantienen una exposición permanente bajo el título "Nuestra historia. Dictadura y democracia después de 1945", que sirve de base para el debate sobre los acontecimientos que siguieron en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial.

En Bonn, la Haus der Geschichte permite descubrir el proceso de unificación del país y sus repercusiones en toda Europa. En Lübeck se centran en la figura del canciller Willy Brandt con dos exposiciones: una sobre la ciudad dividida y la otra sobre la figura del político alemán y el muro.

El centro de exposiciones berlinés Gropius Bau, muestra una exposición colectiva de 30 artistas internacionales contemporáneos que ofrecen un panorama global de las repercusiones físicas y psicológicas que afectan a la convivencia de sociedades divididas. Walking through Walls, se puede ver hasta enero de 2020.

El muro un atractivo turístico

Gbm_mauernachzeichnung_2500

Foto: Stiftung Berliner Mauer, J. Hohmuth - Memorial Muro de Berlín

Numerosas iniciativas en torno a esta efeméride. Peter Kolski, tenía 8 años en 1989, y pensaba que era el fin del mundo. Ahora ha creado la app MauAR que ayuda a entender la historia. El móvil recoge cada lugar del muro y permite observar los objetos que había en cada lugar. Iben Nicolaisen, vive en la ciudad danesa de Odense y cree que es una buena idea porque ayuda a lo más pequeños a conocer la historia y a los mayores a recordar lo que ocurrió aquellos días, aunque para algunos sea un recuerdo triste.

 

Berlín es después de Londres y París y el tercer destino turístico más popular. Según la oficina Vist Berlin, el 34 % de los turistas visitan la ciudad para conocer su historia y el 58% quiere conocer en persona esos lugares, incluido el muro. Más de un millón de personas van al museo del memorial del muro. Su portavoz, Hannah Berger, apunta que quedan muy pocas piezas originales del muro en la ciudad, pero señala que con ello se quiere explicar a los visitantes qué significa para la ciudad y como era el régimen de la República Democrática alemana. "Y entonces entiendes lo que era vivir en una dictadura y también a su vez lo que es no ser vivir en una dictadura y el valor de la libertad, la democracia y los derechos humanos".

App muro

En el sitio histórico de Bernauer Strasse, el muro se construyó en la antigua zona fronteriza y pronto se extendió a lo largo de casi un kilómetro y medio. Convertido en el principal centro de conmemoración de la división de Alemania, el memorial del muro está ubicado en el corazón de la capital. Allí se encuentra la última sección del Muro que aún se conserva en su totalidad, es decir, en su ancho, con el muro interior, la pasarela, las torres de iluminación, la tierra de nadie, la valla de señal y el muro exterior. El conjunto da una idea de la configuración de las instalaciones fronterizas a fines de la década de 1980. Los restos de los sistemas fronterizos, así como los dramáticos eventos que ocurrieron allí, permiten comprender mejor la historia de la partición de Alemania.

La puerta de Brandeburgo, símbolo del pasado y del futuro

6a014e6089cbd5970c0240a499108a200c

Foto wikipedia_ Pierre-Selim Huard

El 9 noviembre 1989, las cámaras de televisión mostraban como los berlineses, se subían a la plataforma del muro, y son imágenes que todos tenemos en la memoria. Berlín pasó a ser un símbolo de la Guerra Fría, a un símbolo de la nueva Europa, y la superación de fronteras.

La Puerta de Brandeburgo es hoy una especie de túnel del tiempo al que se asoman berlineses, otros alemanes y recién llegados. En ese túnel, los rostros del pasado: los que perdieron la vida intentando llegar a Berlín Oeste durante 28 años y los rostros conocidos de aquella época. Berlín es hoy una fiesta, pero también un lugar donde aflorar viejas emociones y donde reflexionar sobre nuestro pasado y nuestro presente.

La división y la posterior reunificación de la dos Alemanias ha nutrido al séptimo arte durante años. Se trata de uno de los hechos históricos recientes más recreado por el cine y uno de los que ha dejado películas de mayor calidad. El muro se convirtió también en la pantalla sobre la que contar un sinfín de historias. Muchas retrataron el drama del momento. Otras, la eligieron como escenario para hablar de historias de amor imposible.

Good_Bye_Lenin-369390260-large

Y por supuesto un sinfín de películas de espías; por no faltar, ni faltó 007 en una de sus misiones más arriesgadas. Y, por curioso que parezca, el humor también se coló en miles de metros de celuloide. Ahí está el "Uno, dos, tres", de Billy Wilder. O la picardía de "Good bye, Lenin" o como un joven intenta que Berlín se mantenga como antes de la caída del muro para que su madre, despierta de un coma, no se lleve ningún sobresalto. Por aquí han paseado ángeles que lo han vigilado desde el cielo, estrellas de Hollywood y oscuros agentes de la Stasi ocupados en espiar "La vida de los otros".

La realidad escribió el mejor final de esta historia antes que el cine y el cine no tardó en reproducir ese sueño acariciado durante décadas: la caída de un muro que nunca debió levantarse.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    3.nov.2019 14:51    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios