« Agenda cultural europea Marzo 2020 | Portada del Blog | Epidemias en Europa: larga guerra contra asesinos silenciosos »

Europeos imprescindibles: Ludwig van Beethoven

    lunes 30.mar.2020    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

BTHVN 2020

Beethoven componía melodías con todas las teclas de un piano, pero como si al teclado le hubieran quitado los bemoles y sostenidos, los organizadores de su  250 aniversario han eliminado todas las vocales de su apellido, quedando el emblema BTHVN. En alguna ocasión él firmó sus letras y puntajes con esa abreviatura. Se cumplen 250 años del nacimiento del gran músico germano, que repartió su vida entre Bonn y Viena.

Como si de una firma se tratara, el logo #BTVHN2020 resume cinco características de su personalidad: la B de bürger (ciudadano), la T de Tonkünstler (compositor), la H de humanista, la V de Visionario y la N de Naturaleza.

Defensor de las ideas humanistas y de utopías sociales, su música reivindicó la libertad de las artes. Hombre de salud muy delicada, en su lucha interior contra la enfermedad, creó universos musicales y algunas de sus más impresionantes obras surgieron en condiciones de sordera. Cuando compuso la novena sinfonía estaba totalmente sordo.

Entre Bonn y Viena

800px-Beethoven
Foto: Wikipedia

Ludwig van Beethoven nació en diciembre de 1770 en el edificio conocido hoy como Beethoven-Haus. Fue bautizado el 17 de diciembre en la desaparecida Iglesia de San Remigio, en Bonn’s Remigiusplatz (Plaza Remigius). El día de su bautismo aparece en el registro parroquial, pero se desconoce el día de su nacimiento. Probablemente fue el 16 de diciembre de 1770.

Su casa natal, el número 20 de la calle Bonngasse, es una casa burguesa convertida en museo, donde se exhiben manuscritos originales, instrumentos y retratos. No fue la única vivienda de la familia Beethoven. En Bonngasse vivió cuatro años, pero más tarde se trasladaron a la plaza Auf dem Dreieck, luego al número 24 de la Rheingasse y por último a Wenzelgasse. Todas en la misma ciudad: Bonn.

Cuando nació, en 1770, Mozart tenía catorce años, y era un prodigio musical; Joseph Haydn, tenía treinta y ocho años. Su família quería que imitara a Mozart y a los 7 años ofreció su primer concierto, a los 10 tocaba el órgano en la iglesia y a los 14 era organista en Colonia. A los 17 viajó a la capital austríaca, donde vivió más de 35 años.

 

 

* Debido al coronavirus este fin de semana la barcaza Musikfrachter, un crucero musical que desciende por el Rhin rememorando el viaje de Bonn a Viena, no ha podido empezar su viaje. Aprovechando las redes sociales, los conciertos y actividades que se iban a realizar en el navío, se han emitido en directo por youtube.

Influencias musicales de Beethoven

86358621_1276377566083653_1651040679041695744_o
Foto: Facebook BTHVN2020

 

En Austria Mozart solo tuvo un fugaz encuentro con un joven Beethoven y Haydn le dió algunas lecciones. El compositor germano siempre dejó claro que Haydn no le había prestado mucha atención. El genio austríaco se encontraba recluido en el castillo que los Estházy tenñian en el campo, donde dirigía la orquesta privada del príncipe. Haydn se encargaba de organizar espectáculos operísticos, realizando nuevas composiciones para deleite de los Estházy y de sus invitados. 

Uno de los maestros de Beethoven en Austria fue Joseph Haydn, el principal compositor de música instrumental de la época. También fueron profesores suyos Johann Georg Albrechtsberger, y Antonio Salieri, director de orquesta, y uno de los compositores de ópera más reconocidos de la época. Beethoven a su vez fue profesor de Carl Czerny, Ferdinand Ries y Franz Gerhard Wegeler.

EUWXtqPXsAEb6EtTwitter @MKW_NRW

Muchas de sus obras son fundamentales en la historia de la música. El impacto musical de Beethoven en las generaciones posteriores fue enorme. Desde Schubert y Schumann hasta Wagner, pasando por Mendelssohn, Brahms o Liszt.

La obra de Beethoven representó una revolución musical del clasicismo, avanzando hacia el romanticismo. Se convirtió en un referente para sus sucesores. Liberó de sus corsé a la sinfonía, el cuartero y las sonatas. Conocido por sus sinfonías, que consiguieron gran popularidad, tuvo un gran impacto en las obras de piano y música de cámara.

Su prolífica producción, 138 obras, incluye treinta y dos sonatas para piano, nueve sinfonías, una opera, dos misas, tres cantatas, cinco conciertos para piano, uno para violín, diez sonatas, dieciséis cuartetos de cuerda y numerosas bagatelas y canciones populares.  Su única ópera, Fidelio, protagonizará este año la programación de Viena, que también se ha volcado en el aniversario.

Aún así el número de composiciones es relativa si lo comparamos con otros músicos de la época. Haydn escribió más de 100 sinfonías y Mozart más de 40, pero Beethoven solo nueve.  Giovanni Paisiello, compuso casi 100 ópeas, más de 40 de Antonio Salieri, más de 40 y Joseph Weigl superó las 30. Beethoven escribió solo una.

Beethoven, un avanzado a su tiempo

82228295_1242102802844463_3008969910513565696_oFoto: Facebook BTHVN2020

Era un inconformista intelectual y un pensador avanzado que expandió los límites de la música y fue uno de los primeros músicos en vivir de su oficio, ya que no trabajó para aristócratas, reyes o religiosos. Eso le comportó no pocos problemas económicos, principalmente al final de su vida.

Vivió una intensa época de agitación social y cultural, y siguió de cerca los cambios políticos de la Europa de su siglo. Apoyó ardientemente los valores de la Revolución Francesa: libertad, igualdad, fraternidad, aunque acabó dando un relativo apoyo a los opositores a la revolución. Siempre defendió los ideales humanistas de la Ilustración, como lo demuestra una de sus primeras obras, Der freie Mann ("El hombre libre") compuesta en 1792, y una de sus últimas. La Novena Sinfonía, recoge en su cuarto movimiento, la "Oda a la alegría" de su compatriota, el poeta Friedrich Schiller, reflejando los ideales más elevados de la humanidad.

Sorprende que a los 45 años, perdida totalmente la capacidad auditiva, alcanzara la madurez definitiva, dedicándose a una febril actividad creadora. De esa época son varios cuarteros de cuerda, la Missa Solemnis, y la Novena sinfonía. Se especula con que dejara inconclusa su décima sinfonía. 

Ludwig van Beethoven es, sin duda, el compositor clásico más frecuentemente interpretado en el mundo y uno de los embajadores más importantes de la cultura europea. Sus obras pertenecen al patrimonio cultural de toda la humanidad.

Beethoven Jubilämsjahr 2020 
Facebook BTHVN2020 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Música

Ángela Gonzalo del Moral   30.mar.2020 06:30    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios