« Propuestas culturales de Austria, Flandes y Bulgaria | Portada del Blog | Explorando los orígenes de Europa »

Arte y electrónica se fusionan en Linz

    martes 19.sep.2023    por Ángela Gonzalo del Moral    0 Comentarios

 

"Festival Klangwolke. El sonido de las nubes"

 

 IMG20230909212415Foto: angelaGonzaloM

 

Desde 1979, el Danubio se convierte cada año en un espectáculo de luz, música, fuegos artificiales, rayos láser, color y danza en la ciudad austríaca de Linz. Unas 100.000 personas disfrutan de esta propuesta cultural desde el parque del Danubio, convertido en un colorista y vistoso teatro al aire libre.

Tres barcazas surcan el río convertidas en plataformas, como si fueran una carroza de carnaval, donde se van sucediendo las escenas de acrobacia y danza. El Festival Klangwolke, el sonido de las nubes, que se celebra a principios de septiembre, cuenta cada año y en un solo pase una historia diferente. Este año ha sido la odisea de viajar por un mundo que se enfrenta al cambio climático.

 

 

Todo comenzó hace casi 40 años con una actuación musical en el interior de la Brucknerhaus, el auditorio de Linz. "Aconsejaron a la gente que escucharan el concierto a través de la radio... y muchos vecinos pusieron sus aparatos en la ventana y fue corriendo la voz, así que el concierto se escuchó en toda la ciudad al mismo tiempo", nos dice el portavoz del certamen musical. De ahí surgió el nombre de "el sonido de las nubes" (Klanwolke).

Esta moderna sala de conciertos, acoge anualmente el Brucknerfest, en honor al compositor local Anton Bruckner, de quién en 2024 se conmemora el 200 aniversario de su nacimiento. La región de Alta Austria lo va a celebrar a lo grande, tanto en Linz como en otras poblaciones de esta zona lacustre austríaca.

Como recuerda el director artístico del año Bruckner, Norbert Trawöger, "la música forma parte del ADN de esta región y el compositor homenajeado es uno de los más admirados".

 

IMG20230909202905Foto: angelaGonzaloM

Frente a la Brucknerhaus y formando parte del decorado del espectáculo náutico-artístico está el Museo Ars Electronica, especializado en el arte tecnológico, que convierte a esta ciudad en un centro de promoción multimedia, y le ha valido el reconocimiento de la Unesco que en 2014 la incorporó a su red de ciudades creativas, por su apuesta por la literatura, el cine, la música, el arte tradicional, la gastronomía, el diseño o las artes multimedia.

Coincidiendo con el Klangwolke y paralelamente a él desde su nacimiento en 1979, la ciudad acoge el Festival Ars Electronica, abierto a nuevos proyectos culturales, económicos y sociales. Es el más antiguo y uno de los más importantes del mundo.

 

Ars Electronica, un festival de artistas innovadores

 

IMG20230910113144Foto: angelaGonzaloM

 

Un bunker es un espacio contrario a la creatividad. Es un lugar cerrado, seguro, pero oscuro sin cielo, bajo tierra. El Festival Ars Electrónica, rompe esos muros de forma simbólica para explorar el arte a través de la ciencia, y lo hace en un búnker nuclear real, construido entre los años 70 y 80, cuando en Austria y Suiza era obligatorio que los edificios públicos tuvieran estos lugares de seguridad para los ciudadanos.

Afortunadamente el que se encuentra en los subterráneos de la antigua sede de correos de Linz nunca se tuvo que utilizar para actos relacionados con la guerra, y desde hace seis años se ha transformado en un centro cultural internacional.

Entramos en su interior, construido completamente con hormigón armado, para descubrir las propuestas de una serie de artistas que trabajan con la tecnología punta para indagar en el futuro o sobre la realidad del ser humano en el planeta o en el universo.

A través de una representación artística, el inglés Andy Gracie ha presentado un proyecto interdisciplinar donde se incluyen la física, la astronomía y la cosmología. Otros artistas permiten ver nanopartículas ampliadas y pintadas, o descubrir como a través de los satélites podemos comprender mejor los efectos de la crisis climática en las comunidades indígenas de la selva colombiana.

 

IMG20230910110819Foto: angelaGonzaloM

 

La alemana Agnes Meyer-Brandis, nos interroga sobre el hecho que a lo largo de nuestra vida siempre estamos decidiendo. El ser humano se mueve entre el sí y el no... y cada vez que toma una decisión, tiene que volver a decidir.

La artista germana lo muestra a través de su máquina de respuestas. El microfluídico Oracle Chip & Autopoesis Answering Machine es un pequeño dispositivo cibernético impulsado por gotas que fluyen a través de pequeños canales hechos de preguntas microscópicas escritas a mano por el artista. Estos canales crean una red de chips de microfluidos interconectados, a través de los cuales fluyen fluidos, de forma similar a la sangre que corre por las venas.

La argentina Patricia Saragüeta, una científica poeta, trabaja con la británica Charlotte Jarvis para crear una matriz colaborativa, con material genético. Propone un útero que toma el óvulo fertilizado de múltiples mujeres, incluidas trans y personas no binarias, que aportan su sangre menstrual para hacer crecer un organoide. "El objetivo es crear una forma de reproducción que no sea patriarcal sino binaria" nos dice Patricia. 

 

F5gnmLRXkAAPqej

 

El grupo japonés Formata ha presentado su proto-alien project. Se interrogan sobre lo que significaría ontológicamente experimentar con materiales extraterrestres, mientras con Fluvial dialects, el esloveno Miha Godec crea un espacio meditativo para escuchar el sonido del agua para crear conciencia sobre la escasez global de agua y especular sobre tecnologías potenciales que ofrezcan un futuro más esperanzador.

El arte interactivo, la realidad virtual y otras expresiones artísticas atrae cada año a expertos, científicos, diseñadores, y artistas. Todos ellos nos interrogan a sobre los retos tecnológicos de la humanidad.

 

F4oqZngW8AAMB0PFoto: Twitter @arsElectronica

 

En la edición de 2023, los organizadores de este evento cultural han interrogado a espectadores y a expertos "¿quién tiene la verdad?". Una pregunta trampa, porque saben de antemano que nadie tiene la verdad absoluta. Aunque, partiendo de la honestidad de cada persona, para conseguir una verdad compartida es necesario unir varias verdades parciales. 

"En este tiempo todo ha cambiado mucho", dice Christl Baur. "No estamos tan interesados en la tecnología como tal, sino en el efecto que la tecnología tiene en nuestra sociedad, en la humanidad, en cada uno de nosotros, en el planeta y las consecuencias que tiene convivir con eso. Creo que crecimos con la creencia intrínseca de que lo que escuchamos, lo que vemos, imágenes o texto, es verdad, y ahora tenemos que buscar y descubrir qué tipo de nuevas habilidades necesitamos desarrollar en términos de evolución", nos interpela Baur, directora de Ars Electronica.

A lo largo de cuatro días, los participantes reivindican la relación entre arte, ciencia, tecnología y sociedad. Anualmente reciben unas 4.000 presentaciones de artistas de un centenar de países, y los organizadores escuchan cada una de sus propuestas. "Queremos que nos muestren lo que les interesa, no queremos que se adapten a nosotros", nos dice Christl Baur.

 

Una capital cultural europea que quiere compartir su experiencia

 

IMG20230909185601Foto: angelaGonzaloM

 

En 2009 Linz fue capital cultural europea y como otras muchas ciudades europeas eso marcó un antes y un después en la ciudad.

"Definitivamente fue un punto de inflexión en término de visibilidad y posicionamiento de nuestra ciudad y una especie de directriz a seguir en los años siguientes", nos dice Marie-Louise Schnurpfeil, directora general del patronato de turismo de Linz.

"Nos preguntamos que oferta cultural debemos desarrollar, pero también qué tipo de turismo queremos para la ciudad y la región de Alta Austria, que es una zona eminentemente rural".

La capitalidad cultural de Linz, la tercera ciudad de Austria, se basó en tres pilares: la industria, la cultura y la naturaleza.

"La sostenibilidad es una cuestión permanente en cualquier tipo de actividad cultural que realicemos. Por eso necesitamos diseñar un calendario de actividades, pero también una planificación financiera e interaccionar con todas las partes interesadas y los actores sociales y culturales".

 

Tram_Linz_Cityrunner_NibelungenbrueckeFoto: Wikipedia/ Linie29 

 

La tercera ciudad austríaca, ofrece actividades culturales a lo largo del año. En su plaza mayor, se puede charlar en verano cómodamente en un terraza y en invierno pasear por el mercadillo navideño. Las calles del casco antiguo son un atractivo con sus tiendas y comercios históricos, tabernas, restaurantes o algún café en el que disfrutar la tarta Linzer, con más de 300 años de antigüedad. Eso sin olvidar la catedral Neogótica, un paseo surcando el Danubio o paseando por sus orillas, en esta ciudad convertida en centro neurálgico entre el este y el oeste de Austria.

Linz ha trasladado su experiencia a una de las próximas capitales culturales en 2024: la vecina Bad Ischl y la región de Salzkamergut. Por primera vez veintitrés poblaciones formarán parte de una capital cultural europea. Esta región, importante centro de la sal hace siglos, cuando vivió su momento de esplendor y posteriormente convertida en villa veraniega y coto de caza de los Habsburgo, quiere convertir la cultura en su nuevo potencial económico. Todo un reto.

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca
Instagram: angelaGonzaloM
RNE-R5 "Canal Europa"
Spotify"Canal Europa"
Ivoox: angelaGonzaloM 

Categorías: Actualidad , Música , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   19.sep.2023 02:29    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios