241 posts con categoría "Actualidad"

Berlín, rememora la caída del muro

West_and_East_Germans_at_the_Brandenburg_Gate_in_1989
Foto wikipedia

Empezó como una alambrada y acabó convertida en una barrera de hormigón. Durante 28 años, 2 meses y 27 días, el muro de Berlín, construido por la antigua RDA, dividió la capital alemana. El recuerdo de este símbolo de la guerra fría sigue presente en muchos lugares de la ciudad como la Puerta de Brandeburgo.

Todavía quedan restos del auténtico y verdadero hormigón cerca del museo del Terror, ubicado en la antigua oficina Central de Seguridad del III Reich, las SS y la Gestapo. La vieja pared pintada con grafitis está presente en la East Art Gallery, donde los artistas del mundo pintan en una exposición que cambia temporalmente de tarde en tarde. Sigue en pie el famoso Checkpoint Charlie, que permitía el paso de un lado al otro del muro.

Pero otras reminiscencias de lo que fue la barrera física que dividió la ciudad es la doble fila de adoquines que marca en el suelo su ubicación exacta entre las calles Tiergarten y Unter der Linden. Alexanderplatz es otro lugar referente de aquellos días de principios de noviembre de 1989. Fue el lugar donde se produjeron las grandes manifestaciones de la denominada Revolución pacífica.

Conmemoraciones culturales

Dok_ansicht_unten

Foto: Stiftung Berliner Mauer, Foto G. Simons

Esta semana Berlín celebra con multitud de actos el treinta aniversario de la caída del telón de acero. Proyecciones de vídeos, debates, conferencias, exposiciones y el acto central: un gran concierto el sábado en la emblemática puerta de Brandeburgo. El monumento acoge una instalación artista: Visions in motion, del estadounidense Patrick Shearn. Son 30.000 mensajes de ciudadanos que han escrito sobre una tela muy ligera, lo que fue para ellos aquel acontecimiento y sus reflexiones sobre el futuro de Alemania y del mundo. El alcalde de Berlín dice que este aniversario es una oportunidad para mirar atrás y hacia adelante.

En Lepizig, mantienen una exposición permanente bajo el título "Nuestra historia. Dictadura y democracia después de 1945", que sirve de base para el debate sobre los acontecimientos que siguieron en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial.

En Bonn, la Haus der Geschichte permite descubrir el proceso de unificación del país y sus repercusiones en toda Europa. En Lübeck se centran en la figura del canciller Willy Brandt con dos exposiciones: una sobre la ciudad dividida y la otra sobre la figura del político alemán y el muro.

El centro de exposiciones berlinés Gropius Bau, muestra una exposición colectiva de 30 artistas internacionales contemporáneos que ofrecen un panorama global de las repercusiones físicas y psicológicas que afectan a la convivencia de sociedades divididas. Walking through Walls, se puede ver hasta enero de 2020.

El muro un atractivo turístico

Gbm_mauernachzeichnung_2500

Foto: Stiftung Berliner Mauer, J. Hohmuth - Memorial Muro de Berlín

Numerosas iniciativas en torno a esta efeméride. Peter Kolski, tenía 8 años en 1989, y pensaba que era el fin del mundo. Ahora ha creado la app MauAR que ayuda a entender la historia. El móvil recoge cada lugar del muro y permite observar los objetos que había en cada lugar. Iben Nicolaisen, vive en la ciudad danesa de Odense y cree que es una buena idea porque ayuda a lo más pequeños a conocer la historia y a los mayores a recordar lo que ocurrió aquellos días, aunque para algunos sea un recuerdo triste.

 

Berlín es después de Londres y París y el tercer destino turístico más popular. Según la oficina Vist Berlin, el 34 % de los turistas visitan la ciudad para conocer su historia y el 58% quiere conocer en persona esos lugares, incluido el muro. Más de un millón de personas van al museo del memorial del muro. Su portavoz, Hannah Berger, apunta que quedan muy pocas piezas originales del muro en la ciudad, pero señala que con ello se quiere explicar a los visitantes qué significa para la ciudad y como era el régimen de la República Democrática alemana. "Y entonces entiendes lo que era vivir en una dictadura y también a su vez lo que es no ser vivir en una dictadura y el valor de la libertad, la democracia y los derechos humanos".

App muro

En el sitio histórico de Bernauer Strasse, el muro se construyó en la antigua zona fronteriza y pronto se extendió a lo largo de casi un kilómetro y medio. Convertido en el principal centro de conmemoración de la división de Alemania, el memorial del muro está ubicado en el corazón de la capital. Allí se encuentra la última sección del Muro que aún se conserva en su totalidad, es decir, en su ancho, con el muro interior, la pasarela, las torres de iluminación, la tierra de nadie, la valla de señal y el muro exterior. El conjunto da una idea de la configuración de las instalaciones fronterizas a fines de la década de 1980. Los restos de los sistemas fronterizos, así como los dramáticos eventos que ocurrieron allí, permiten comprender mejor la historia de la partición de Alemania.

La puerta de Brandeburgo, símbolo del pasado y del futuro

6a014e6089cbd5970c0240a499108a200c

Foto wikipedia_ Pierre-Selim Huard

El 9 noviembre 1989, las cámaras de televisión mostraban como los berlineses, se subían a la plataforma del muro, y son imágenes que todos tenemos en la memoria. Berlín pasó a ser un símbolo de la Guerra Fría, a un símbolo de la nueva Europa, y la superación de fronteras.

La Puerta de Brandeburgo es hoy una especie de túnel del tiempo al que se asoman berlineses, otros alemanes y recién llegados. En ese túnel, los rostros del pasado: los que perdieron la vida intentando llegar a Berlín Oeste durante 28 años y los rostros conocidos de aquella época. Berlín es hoy una fiesta, pero también un lugar donde aflorar viejas emociones y donde reflexionar sobre nuestro pasado y nuestro presente.

La división y la posterior reunificación de la dos Alemanias ha nutrido al séptimo arte durante años. Se trata de uno de los hechos históricos recientes más recreado por el cine y uno de los que ha dejado películas de mayor calidad. El muro se convirtió también en la pantalla sobre la que contar un sinfín de historias. Muchas retrataron el drama del momento. Otras, la eligieron como escenario para hablar de historias de amor imposible.

Good_Bye_Lenin-369390260-large

Y por supuesto un sinfín de películas de espías; por no faltar, ni faltó 007 en una de sus misiones más arriesgadas. Y, por curioso que parezca, el humor también se coló en miles de metros de celuloide. Ahí está el "Uno, dos, tres", de Billy Wilder. O la picardía de "Good bye, Lenin" o como un joven intenta que Berlín se mantenga como antes de la caída del muro para que su madre, despierta de un coma, no se lleve ningún sobresalto. Por aquí han paseado ángeles que lo han vigilado desde el cielo, estrellas de Hollywood y oscuros agentes de la Stasi ocupados en espiar "La vida de los otros".

La realidad escribió el mejor final de esta historia antes que el cine y el cine no tardó en reproducir ese sueño acariciado durante décadas: la caída de un muro que nunca debió levantarse.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    3.nov.2019 14:51    

Gorée y Nantes, las dos caras de la esclavitud

20191020_111533
La Maison des Esclaves à Gorée, litrografía de Adolphe d'Hastrel (1839) -foto-

En la isla senegalesa de Gorée, había una puerta de no retorno. Millones de niños, mujeres y hombres, eran embarcados en barcos negreros europeos hacia el continente americano como esclavos. No tenían ninguna posibilidad de regresar. Salían encadenados en parejas que les impedían la huida.

Seres humanos que perdían su nombre. Mucho más que eso… su dignidad… convertidos en un número, cuando llegaban a su destino, eran obligados a adoptar los nombres de sus amos/ de sus nuevos propietarios. En Estados Unidos tenían nombres ingleses, en Haití o en las Antillas, franceses; en Brasil, portugueses… y españoles en Cartagena de Indias o Cuba.

Eloi Coly, conservador jefe de la casa de los esclavos de Gorée nos explica que la esclavitud "comportó una tragedia humana y además afectó al sistema social y cultural africano, que perdió parte de su identidad, ya que debilitó a algunos grupos étnicos, y sobre todo a las familias, ya que hombres y mujeres fueron vendidos por separado y sus hijos trasladados a otros lugares".

Gorée es un símbolo de este tráfico de personas, pero también fue uno de los que salieron menos esclavos. A lo largo de la costa africana había otros puertos desde donde los embarcaban hacia América. Col Cose y Elmina en Ghana, Ouidah  en Benín,  Cacheu en Guinea-Bissau y Angola, fueron los más importantes.

20191020_114907

Según recoge en el libro Cuatro siglos de esclavitud transatlántica, el historiador de la Brunel University de Londres, Kenneth Morgan, entre 1500 y 1867 más de 10 millones de esclavos fueron enviados a América desde el África Occidental. Era conocida como la ruta transatlántica de la esclavitud.

Otros seis millones murieron antes de partir o durante el viaje. Si enfermaban los lanzaban al océano, para evitar posibles epidemias. Permanecían en el centro de reclutamiento unos tres meses y pasaban otros tantos en el mar.

La esclavitud en el continente había comenzado siglos antes con los árabes. Entre los siglos XI y XV, Zanzíbar se convirtió en el principal centro de distribución de negros hacia los países árabes y asiáticos. Los llevaban a Mauricio, Reunión, Madagascar y Zanzibar y desde allá eran enviados a Egipto, Arabia e India. Pero la ruta que más tiempo duró fue la transahariana que se inició en el siglo VII y se alargó hasta el XIX. 

Puertos negreros en Europa

20170516_120207
Foto: angelaGonzaloM

En muchas ciudades portuarias europeas, principalmente del Atlántico se instauró el denominado comercio triangular entre Europa, África y América. Como nos explica Jeremy Fabré, un negocio tan lucrativo, como inhumano y desconocido por la mayoría de la población.

Burdeos, Nantes, Lisboa, Liverpool o Londres fueron las ciudades que más se beneficiaron de este comercio. En España, Cádiz, A Coruña, Santander o Barcelona. Según la organizaciónViajes esclavistaslos cinco países europeos negreros que coparon este comercio de personas fueron Gran Bretaña, con un 34,2% del mercado, Francia (14,8%), Holanda (5,8%), Portugal un 4,2% y España con un 1,9%, principalmente Cádiz. 

20170516_174809
Nombre de uno de los barcos negreros en el memorial de Nantes. Foto: angelaGonzaloM

El dinero también sirvió para enriquecer las ciudades. Aunque los investigadores han tardado años en averiguar qué familias traficaron con seres humanos, se sabe que parte del dinero que llegó a la ciudad condal procedente de Cuba se invirtió en las obras del Eixample. En Nantes se levantaron numerosas empresas, que todavía siguen funcionando.

Se han cumplido 210 años de la prohibición británica de la trata de esclavos. El 25 de marzo de 1807, el Parlamento británico aprobó el Acta de abolición de la trata esclavista. Hacía unos 20 años que había nacido el movimiento abolicionista. España todavía continuó varias décadas traficando ilegalmente con seres humanos.

Isla de Feydeau y Quai de la Fosse

20170516_120423

Foto: angelaGonzaloM

En Nantes, una comunidad comercial importante y rica se desarrolló gracias a la fortuna marítima del puerto de la ciudad francesa. Esta clase media acomodada, enriquecida en gran parte por el comercio de esclavos y el comercio colonial, dominó la actividad portuaria. Su riqueza quedaba patente on la construcción de edificios de lujo en la ciudad y a lo largo del Loira. Especialmente en la isla Feydeau y en el Quai de la Fosse.

Las huellas y referencias explícitas al comercio de esclavos son muy raras en la ciudad. Las fachadas de toba adornadas con las máscaras de las viviendas de la isla Feydeau, y los grandes adornos de la ciudad en el siglo XVIII dan testimonio de la riqueza acumulada. La línea negra de la ciudad, convertida en una ruta histórico-turístico-cultural. tiene varias paradas, el Mémorial, el quai de la Fosse, la Île Feydeau, el Bouffay y el castillo de los Duques de Bretaña, donde se puede visitar el Museo de Historia de Nantes.

20170516_115102
Foto: angelaGonzaloM

Las máscaras, caras talladas en piedra, evocan el mar, el comercio y África, como lo que se encuentra en la mayoría de los puertos franceses en la costa atlántica. El sabor del lujo colonial y el exotismo también se expresa dentro de los apartamentos de los comerciantes. El motivo "Negro" se desarrolla en las artes decorativas, adornando las casas de los grandes mercaderes.

A partir de 1723, un proyecto privado permitió la realización de un conjunto de 24 edificios en la isla de Saulzaiè, que se convirtió en 1727 en la isla Feydeau. Lo financió una asociación de accionistas ricos. En 1789, alrededor de un centenar de comerciantes vivían en la isla, así como catorce capitanes de barcos, dieciséis empleados mercantes, treinta y un barqueros y ciento quince "artesanos".

Memoriales en Europa y África

20170516_175210
Foto: angelaGonzaloM

En una explanada de 7.000 metros cuadrados, a orillas del río Loira y frente a los astilleros donde se construían los barcos, hay unas 2.000 placas de cristal. Muchas recuerdan los nombres de los buques y las fechas de partida de las expediciones negreras, otras señalan los puertos y factorías de este tráfico en África y América.

El paseo finaliza en el Memorial de la abolición de la esclavitud, un largo pasaje subterráneo presidido por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, donde se pueden leer textos fundamentales del abolicionismos: leyes, testimonios, ..claves históricas, cifras, mapas, cronologías…. cantos y obras literarias grabadas en una inmensa placa de cristal de 90 metros de largo.

20191020_110236
Dibujo en arena del artista local Mamadou N'Diayé

A 5.000 kilómetros de Nantes, en Gorée, está la casa de la esclavitud, inscrita, desde 1978,en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. Convertida en un destino de peregrinación para la diáspora africana, es un lugar de encuentro para el contacto entre Occidente y África, y un espacio para el intercambio y el diálogo entre culturas a través de la confrontación de ideales de reconciliación y perdón, como nos explica el conservador jefe de este sitio histórico.

Los dolorosos recuerdos de la trata de esclavos del Atlántico se cristalizan en esta pequeña isla de 28 hectáreas situada a 3,5 kilómetros de la costa de Dakar.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   29.oct.2019 19:25    

Gdańsk, la ciudad que reivindica la concordia

20190906_172552
Iglesia de santa María y grúas del antiguo astillero de Gdansk Foto: angelaGonzaloM

Gdańsk es un ejemplo de la complicada historia polaca y sus difíciles relaciones con Alemania y Rusia. Esta ciudad, fue una de las más ricas entre los siglos XIV y XVI, cuando formó parte de la liga hanseática, fue polaca, prusa y alemana, de donde procede su antiguo nombre de Danzig.  

Su agitada historia ha estado marcada por las conquistas de los caballeros teutónicos, el dinámico y enriquecedor comercio de la liga Hanseática, el difícil equilibrio de la ciudad libre de entreguerras y el trágico inicio de la Segunda Guerra Mundial.

20190906_155713

Zarandeada por el nazismo, pasó a ser controlada por los soviéticos y acabó erigida en líder sindical de los trabajadores del telón de acero. Acontecimientos que le han valido el reconocimiento del Premio Princesa de Asturias de la concordia. Porque a pesar de esa convulsa historia, la ciudad está ligada a la lucha por las libertades cívicas frente a la intolerancia y la opresión.

En el siglo XX tres momentos históricos marcaron el devenir de la ciudad: la proclamación de ciudad libre, el inicio de la Segunda Guerra Mundial y la organización de los primeros sindicatos libres de Europa del Este.


Hay dos lugares  que marcan la historia de la ciudad en el último siglo: la península de Westerplatte y los astilleros Lenin.

En la desembocadura del río Vístula se encuentra la zona de Westerplatte, una fortaleza geoestratégica que era por donde históricamente había salido el grano almacenado en los silos de la vieja ciudad. Hace 80 años, por allí entró el viejo acorazado escuela Schleswig-Holstein y abrió fuego contra la guarnición polaca.

20190907_123150
Mapa en Museo de la II Guerra Mundial de Gdansk Foto: angelaGonzaloM

Eran las 4 de la madrugada del 1 de septiembre de 1939, y los doscientos soldados que estaban en los cuarteles resistieron 7 días. Para Hitler fue fácil controlarla. El 85% de sus ciudadanos eran alemanes, el 15% polacos. Actualmente es un emblema de la resistencia polaca  durante los seis años que duró la guerra. Como recuerdo del conflicto, desde 2017 está abierto el Museo de la Segunda Guerra Mundial. 

20190907_104638
Reproducción calle en Varsovia (Museo de la II Guerra Mundial de Gdansk) Foto: angelaGonzaloM

Descendemos a 14 metros bajo tierra y entramos en una calle de la Varsovia de 1939. Una luz tenue lilosa, nos introduce en una trágica experiencia de la historia reciente de Europa.

El tecleteo de las máquinas de escribir, que iba marcando los nombres de los represaliados por el nazismo, ya fueran comunistas, gitanos o judíos, se entremezcla con los pasos firmes de las tropas del Tercer Reich, el latido de los miles de resistentes esperando en sus casas u ocultos en armarios y cobijos antibombardeos. Y por encima de esos sonidos... los bombardeos. El museo muestra el terror de millones de personas en el mundo durante los años que duró la II Guerra Mundial. La salida de la exposición es la misma calle por la que entramos... ahora totalmente en ruinas. Como quedó Gdańsk tras la huida de los alemanes y la llegada de los tanques soviéticos.

20190907_124403
Reproducción calle en Varsovia (Museo de la II Guerra Mundial de Gdansk) Foto: angelaGonzaloM


Fue la premonición de lo que estaba por llegar a la ciudad, el dominio de la Unión Soviética, durante casi 4 décadas.La resistencia ciudadana durante el dominio de la URSS está simbolizada en las enormes grúas de los antiguos astilleros Lenin. Trabajaban unos 20.000 obreros y nos imaginamos el laberinto de pasillos entre grúas, canalizaciones, máquinas, herramientas y barcos en construcción.

20190907_164242
Centro Europeo de Solidaridad (Museo Solidarnosc en Gdansk) Foto: angelaGonzaloM


En las décadas de los 70 y 80, la ciudad volvió a tener un papel importante en la historia europea. En diciembre de 1970 el aumento de precios de productos básicos provocó la primera huelga en los astilleros de Gdańsk. La represión policial acabó con 16 muertos, cientos de heridos y miles de detenidos. La opresión política llevó a muchos sindicalistas a trabajar en la clandestinidad formando comités de defensa de los trabajadores.  

En 1980,  otra subida de precios fue el detonante de una nueva huelga, que se extendió por todo el país. Aparece la figura de un técnico electricista, Lech Walesa. Subido a un montacargas lideró las movilizaciones sindicales. En unos tablones de madera, junto a la puerta número 2 del astillero, por donde pasaban todos los trabajadores, se escribieron las 21 demandas de los huelguistas. La más importante: la autorización de sindicatos libres. Ese tablón está ahora en el Centro Europeo de Solidaridad. Un museo dedicado a explicar todo lo que ocurrió durante la década de los 80 en el país.

20190907_174123

La huelga duró un mes y finalizó con una gran victoria: la firma de los Acuerdos de Gdańsk, y el nacimiento del sindicato Solidarnösc (Solidaridad).   A pesar de eso, la ley marcial devolvió al sindicato a la clandestinidad, pero ya se había plantado la semilla de la caída del telón de acero. La arquitecta Ewa Stepinska nos llama la atención en una curiosa coincidencia  de fechas.

La arquitecta Ewa Stepinska nos Ewa también nos recuerda una premonitoria  inscripción en la puerta dorada, antigua entrada al casco antiguo de Gdańsk.  "En concordia crecen los estados pequeños y en discordia se derrumban los estados grandes".  Siglos más tarde, la ciudad obtiene un importante reconocimiento a la Concordia con la concesión del Premio Princesa de Asturias de 2019.

Políticas actuales de cohesión en Gdansk

20190907_165106
Museo Solidaridad en Gdansk Foto: angelaGonzaloM

Las ciudades viven de su pasado, no quieren olvidarlo, pero sus ciudadanos miran al futuro y apuestan por renovarse. La capital del Pomerania es la sexta ciudad polaca, principal puerto de Polonia, y lidera un área metropolitana  de más de un millón de habitantes, conocida como la "Triple ciudad", en la que se incluyen Gdynia y Sopot. 

La historia de la antigua Dánzig, su denominación alemana, está marcada por una ubicación estratégica en la costa báltica y a lo largo de su historia ha pertenecido a varios países. En el periodo de entreguerras la Liga de Naciones, a través del Tratado de Versalles, le concedió el título de Ciudad Libre. Décadas más tarde, en la península de Westerplatte se libró la primera batalla de la Segunda Guerra Mundial. Al acabar el conflicto, esta antigua ciudad alemana quedó prácticamente en ruinas y pasó a ser integrada por Polonia, como ocurrió con otras ciudades del oeste polaco. 

En el reparto de Yalta y Postdam, formó parte del bloque soviético y cuatro décadas después surgieron los primeros focos de oposición al régimen comunista. La ciudad en la que nacieron Arthur Schopenhauer, Daniel Fahrenheit, Günter Grass, o Lech Walesa es una metrópolis moderna, centro de ciencia y cultura y en las últimas décadas ha liderado las luchas sociales del país. En 1983 uno de sus ciudadanos de más renombre internacional, Lech Walesa, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz y en 1990 se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente desde 1939.

20190906_182822
Calle de Gdańsk Foto: angelaGonzaloM

Convertida en símbolo de la resistencia contra el nazismo y de la lucha por la recuperación de las libertades en Europa, la ciudad de Gdańsk conmemoró en septiembre, el octogésimo aniversario de la Segunda Guerra Mundial bajo el lema “Unidos por encima de las diferencias, para rendir homenaje a las víctimas y a los héroes y dar testimonio de la escala de la tragedia humana, del heroísmo y del sacrificio”. Gdańsk está considerada una ciudad abierta y generosa con un gran dinamismo económico. El ayuntamiento gandense , destaca también su carácter tolerante y sus esfuerzos por conseguir una cohesión ciudadana especialmente a través de programas dedicados a la integración de la inmigración y la defensa del colectivo LGTB.

20190906_182611
Foto: angelaGonzaloM

De su casi medio millón de habitantes, más de 20.000 son extranjeros, la mayoría refugiados procedentes de países de la antigua URSS, como Chechenia o Ucrania, así como de otras zonas en conflicto, como Ruanda y Siria. En 2016, los responsables municipales presentaron el documento Modelo de integración de los inmigrantes, que desarrolla un sistema de gestión en las instituciones públicas y organizaciones sociales de la ciudad, con el objetivo de facilitar la integración de refugiados e inmigrantes en áreas como la educación, la cultura, la asistencia social, el alojamiento, el empleo y la salud.

Además, se constituyó un consejo consultivo, integrado por doce representantes de los inmigrantes y dos refugiados, que se encarga de transmitir a las autoridades locales las necesidades y preocupaciones de este grupo de población. En 2018 Gdańsk aprobó el Modelo para la igualdad de trato para mejorar las condiciones de los grupos sociales más frágiles.

El impulso de las políticas sociales desarrolladas por Gdańsk se atribuye al que fue su alcalde durante las últimas dos décadas, Pawel Adamowicz, quien estuvo en el cargo desde 1998 hasta su apuñalamiento y posterior fallecimiento durante un acto público en enero de este año. La actual alcaldesa, Aleksandra Dulkiewicz, sustituyó en funciones a Adamowicz, hasta las elecciones anticipadas celebradas el pasado mes de marzo, en las que resultó elegida con un 82 % de los votos.

 

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   18.oct.2019 09:46    

Amália Rodrigues, la eterna voz del fado

Amalia_Rodrigues_by_Bottelho

El fado es un grito desgarrado, de tristeza y desilusión, un canto popular urbano que impregnó el alma portuguesa y que en 2011 fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Durante décadas, una mujer, Amália Rodrigues fue su embajadora mundial. La rasgada voz de la fadista se escuchó nada más conocerse la distinción de la Unesco.

Cosas del destino, siempre tan ligado al fado, ella no pudo ver como la música que había dado a conocer en el mundo conseguía este reconocimiento cultural. Murió el 6 de octubre de 1999, hace ahora 20 años.

Durante su entierro Portugal se quedó paralizado. La reina del fado era ya inmortal, como nos explica la fadista Laureana Geraldes "permanece en la mente y el corazón de muchos portugueses". Una mujer de familia humilde había sido capaz de recuperar el orgullo de un pueblo, de cantar a los grandes poetas portugueses y de abrir la puerta a otros fadistas desde finales del siglo XX. Una de ellas es Laureana, que está a punto de dar el salto a la profesionalidad y tiene como referencia a la homenajeada artista. 

En 2020 se cumplirán 100 años del nacimiento de Amàlia Rodrigues, una cantante que no solo cantó en portugués a sus seguidores, también lo hizo en castellano, en francés, en inglés o en italiano. Se ganó al público de todo el mundo. Una música que había nacido en los barrios pobres de Lisboa, en lugares de transgresión y marginalidad.... atrae a espectadores de alto nivel cultural. 

 

Domingos Camarinha  Amália Rodrigues e Castro Mota. México  1964. Foto Museo del Fado
Amália Rodrigues, Domingos Camarinha y Castro Mota. México, 1964. Foto Museo del Fado

Fado significa destino... por eso es un canto triste, porque habla de sentimientos, de desengaños amorosos, de añoranzas, de emigración, de desencuentros, de la vida, de la muerte, del esfuerzo, del trabajo duro, de la emigración.... Pero también de bodas, bautizos, "más que triste diría que es un canto serio, y habla de las cosas diarias", nos dice el guitarrista Pedro de Castro.

Un universo común que autores, compositores y músicos comparten con el espectador. La fadista Misia dice que "retrata la vida con sus cicatrices, sus decepciones y sus superaciones".

El fado es un resumen de la historia portuguesa y refleja el estado de ánimo de una sociedad y de un país. Conoció su momento de máximo esplendor en las primeras décadas del siglo XX, cuando las clases sociales más adineradas y de cierto nivel cultural empezaron a escucharlo en grandes eventos, en los teatros de la ciudad. Hasta entonces esta melodía, que se había transmitido de forma oral y que en su mayoría eran anónimas, atrajo a los poetas, que comenzaron a escribir letras para ser cantadas.

Fue la época dorada de Amália Rodrigues

 

Amália Rodrigues Filme 'Os Amantes do Tejo'  1955 Foto_Museo del FadoAmália Rodrigues Filme 'Os Amantes do Tejo', 1955 Foto_Museo del Fado

 

Luego llegaría la dictadura de António Salazar que en un principio defenestró el fado, pero ante su importancia en las capas más bajas de la sociedad pasó a utilizarlo para potenciar lo que denominaba los auténticos valores tradicionales de Portugal promoviendo la dignidad de la pobreza y presentando al destino como algo irremediable. También censuró muchas letras.

El final de la dictadura salazarista apagó durante mucho tiempo la voz de Amalia. Su música y sus canciones se relacionaban con la dictadura y fue perdiendo fuerza.... pasando al olvido. La voz de Amália, se silenció temporalmente... También lo hizo el fado.

El fado y sus variantes temáticas

Capa_jmn
Foto: Museo del fado

Los primeros fados, en el siglo XIX, los cantaban los pescadores y los marineros. Se cantaba en tabernas o en los patios de los barrios populares de Alfama, Castelo, Barrio Alto, y de allí pasó a tener una impronta nacional. Su origen en los suburbios más desfavorecidos queda reflejado en la imagen de una mujer. María Severa, gitana y prostituta, amante del conde de Vimioso, cantaba y tocaba la guitarra en el burdel o en las calles de Mouraria. 

Este estilo musical tiene una estructura poética de décima, con cuatro estrofas de diez versos cada una. Sobre esa base adopta multitud de estilos, el fado do corridinho es alegre y bailable, el  castizo es más tradicional, el que siempre se ha cantado en los barrios lisboetas, el fado menor es meláncolico, el que mejor refleja ese sentimiento tan portugués, pero tan difícil de explicar en otra lengua: la saudade, donde se mezcla la añoranza y la tristeza. El fado vadio es improvisado y más amateur. Tradicionalmente lo interpreta un trío, el cantante, casi siempre de pie, un guitarrista y un violinista. 

Pero también hay dos maneras de cantarlo. Según la composición de los tres intérpretes y de la temática, se habla del fado de Lisboa o del de Coimbra. El primero es el más conocido internacionalmente y es de temática muy variada, cantando con tristeza y sentimiento historias pasadas o presentes. También cosas divertidas, con ironía, piques entre los cantantes. El fado de Coimbra está más ligado a las tradiciones estudiantiles de la Universidad y es cantado exclusivamente por hombres que se sitúan por detrás de los músicos, vestidos de negro y cubiertos por una capa oscura. Se canta de noche, en lugares , pero también junto a la ventana de una casa, con una especie de serenata amorosa. Se toca con una guitarra portuguesa, diferente de la de Lisboa y otra guitarra clásica, con acordes afinados en tonalidades más bajas. Su temática es más reducida y se refiere a amores estudiantiles o a la ciudad. 

El futuro del fado

90fe590c916786dc98a36774d7f26187_LMuseo del Fado Foto: EFE

Desde la última década del siglo XX, en los años 90 comienzan a surgir grupos que recuperan el fado para los portugueses y lo trasladan por el mundo. Sara Pereira, directora del museo del fado, está convencida de que "esta música se ha rejuvenecido y vive un momento de gran vitalidad, "hay más jóvenes intérpretes, compositores, autores más jóvenes, público juvenil  y además es un momento de gran vitalidad, con un importante diálogo del fado con otras músicas y artistas de distintos países. Eso es muy positivo para atraer a nuevos públicos".

El museo del Fado, situado en el barrio de Alfama, cumplió 20 años en 2018. Fue creado con la intención de preservar y promover el patrimonio de los principales artistas del mundo,  y acoge decenas de objetos donados por los grandes fadistas portugueses. Además está comprometido con la difusión del género, declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco en 2011.Cada año recibe unos 170.000 visitantes, muchos van a conocer su fondo documental y otros asisten a las actividades organizadas por esta institución.

ESENCIA_FOTOPEDRO-GONÇALVES
Foto: web Madredeus

Nombres como Carlos do Carmo, el rey del fado, pero sobre todo los innovadores Madredeus, la cautivadora Dulce Pontes, Misa, Camané -más fiel a la tradición-, Ana Moura, la diva Mariza Ana Sofia Varela, se convirtieron en transmisores de ese patrimonio cultural. Aunque por encima de ellos siempre estará el nombre de una emblemática mujer: Amália Rodrigues, que escribió algunas letras de canciones como Lágrima o Estranha forma de vida. La artista que redescubrió toda la fuerza de un género musical que exprime los sentimientos.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Música , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    6.oct.2019 16:05    

Varsovia y la huella de la guerra

20190908_164543
Entrada de tanques en la ciudad a través de las calles Slaska y Pilsudskiego. Foto: angelaGonzaloM

El 27 de septiembre de 1939, Varsovia se rinde ante las tropas germanas. Polonia pasa a  ser ocupada por los nazis. La campaña alemana, que se había iniciado en Gdansk a  principios de ese mismo mes, había durado poco menos de cuatro semanas. En ese breve espacio de tiempo, Europa estaba inmersa, una vez más, en un destructivo conflicto bélico. Los varsovianos fueron las primeras víctimas de las más de 70 millones de personas que perdieron la vida en todo el mundo a lo largo de 6 años. Los refugiados que cruzaron las fronteras de Polonia fueron los primeros de 6 millones de europeos que huyeron de sus casas. 

A principios de septiembre, el país era atacado por los alemanes en el oeste y a mediados de ese mismo mes les invadió por el este la Unión Soviética. Para muchos polacos regresaba el amargo recuerdo de épocas no muy lejanas, cuando el país desapareció del mapa, repartido entre sus vecinos prusianos, rusos y austrohúngaros.

La capital polaca representa como pocas, el drama de esa guerra en Europa. Poco años más tarde de recuperar su independencia, fue ocupado por los nazis, que instauraron en esa ciudad su política de genocidio, instaurando el gueto judío más grande de Europa. En 1944, la población se levantó en armas contra el invasor y al acabar la II Guerra Mundial, tras los acuerdos de Postdam y Yalta, formó parte de la órbita soviética. En 2004 ingresó en la Unión Europea. 

Varsovia, la capital castigada por el nazismo

20190908_171417
Es habitual visitar la ciudad comparando la destrucción y la reconstrucción de Varsovia. Foto: angelaGonzaloM

Como centenares de ciudades del continente quedó arrasada. Como explica la filóloga de español y guía turística, Mónika Michalek, "sufrió tres destrucciones, dos de ellas parciales y la última total. Solo quedaron en pie unos cuantos edificios, que eran los que utilizaban los mandos alemanes como viviendas o edificios logísticos militares".

Deportaciones, ejecuciones grupales y las  persecuciones marcaron la insoportable opresión de los varsovianos durante los años de guerra, que sufrieron desde el primer día de la contienda, hasta unos meses antes de la caída de Berlín. Cuatro hechos dejaron una huella endeleble en su población  y en la ciudad. 

A pesar de la resistencia del ejército polaco y de los ciudadanos, la ciudad se rindió a principios de octubre. Se calcula que los germanos redujeron a escombros una décima parte de la ciudad, convirtiéndose en zonas que recordaban diariamente a los varsovianos el precio por su osadía, y reprimiendo futuros levantamientos. 

En otoño de 1940, los nazis abren el mayor gueto de toda Europa: el de Varsovia.  En poco tiempo, en un espacio reducido, en condiciones casi inhumanas, se hacinan más de 400.000 judíos, procedentes de la ciudad y de otras poblaciones. El perímetro se cerró primero con alambre y más tarde con un muro de 3 metros de alto. Alrededor de 100.000 personas murieron de hambre, otros 254.000 fueron enviados a campos de concentración y exterminio. Cualquier ayuda estaba castigada con la pena de muerte. 

En enero de 1942, se adopta en Wannsee, la denominada solución final. Un detallado plan para concentrar y más tarde aniquilar a los judíos europeos. En Polonia se levantaron cuatro y la mayoría de los judíos de Varsovia fueron enviados al campo de concentración de Treblinka, situado al norte de la ciudad. La ciudad recuerda este acontecimiento histórico en el museo del Guetto. Allí se puede comprobar como en abril de 1943, protagonizó el primer levantamiento de la ciudad. Además de ejecuciones y deportaciones, una basta extensión de la ciudad quedó reducida a escombros y aumentó el terror en la ciudad. 

Ante la insoportable situación y lideradas por Mordechaj Anielewicz, entre el 19 de abrily el 16 de mayo de 1943, las Organizaciones de Combate Judías lazaron una revuelta contra las deportaciones. Un mes más tarde el levantamiento fue finalmente aplastado por las tropas de las SS.  Todo quedó arrasado. Tras la rebelión los judíos fueron brutalmente reprimidos en la primavera de 1943, y aumentó el terror en la ciudad.

75 años del levantamiento de Varsovia

20190908_200003
Foto: angelaGonzaloM


El pasado 1 de agosto, como cada año... a las 5 de la tarde, las sirenas recordaban a las víctimas del levantamiento de Varsovia de 1944. Este año ha sido especial, se han cumplido 75 años. "Fue el precio que pagaron los varsovianos por defender su libertad", dijo el presidente polaco. Andrej Duda durante el acto de homenaje.

Entre el 1 de agosto y el 2 de octubre de 1944, la resistencia, a través del Ejército patriótico, lanzó la Operación Tempestad con un objetivo: liberar Polonia antes que lo hicieran los soldados soviéticos. Las cinco de la tarde del 1 de agosto quedó establecida como la hora W: la hora del levantamiento de Varsovia. Se sumaron unas 50.000 personas carentes del equipamiento y las armas necesarias. Solo un 10% de los insurrectos tenía un arma.

Frente a ellos 20.000 soldados armados y adiestrados, repartidos por puntos estratégicos. El armamento pesado y la  artillería estaban a las afueras de la ciudad. Hombres, mujeres y niños, participaron de diferentes formas en la insurrección. Llevaban cinco años de una cruel ocupación y con la acción militar pretendían liberar el país durante el repliegue alemán y evitar que el ejército rojo tomara el control. Consiguieron resistir 63 días. 

20190909_124559
Foto: angelaGonzaloM

El barrio de Wola, vivió una de las páginas más crueles de la historia de Varsovia. Fue entre el 5 y 8 de agosto. En tres días asesinaron a más de 40.000 personas. Hubo ejecuciones en hospitales, fábricas y patios.  Hoy en día muchas ellas siguen siendo víctimas anónimas. 

El museo de la insurgencia (Burza, en polaco) ha recuperado documentación de la zona y muestra la dureza de aquellos meses y el monumento a los insurgentes, refleja el momento en el que unas 5.000 personas huyeron por las cloacas. Leszek Zukowski, era uno de ellos. Tenía 15 años y como si fuera una correa de transmisión, elevaba un mensaje a las nuevas generaciones, "debemos defender la libertad, fidelidad, honor, justicia, tolerancia y ayuda al débil".

Heinrich Himmler, el hombre a la sombra de Hitler lo dejó claro "Hay que matar a todos los habitantes de la ciudad. Queda terminantemente prohibido hacer prisioneros. Hay que reducir Varsovia a la nada. Daremos a Europa un ejemplo aterrador"

20190909_114739
Foto: angelaGonzaloM


Monika Michalek recuerda que "los alemanes destruyeron Varsovia adrede, como castigo, como ejemplo para los otros pueblos", y añade que "se estima que hasta un 85% de la ciudad fue bombardeado".  La varsoviana Agata Witoslawska, responsable de turismo de Polonia en España, cree que "se necesita tiempo y saber lo que pasó aquí para explicar porqué esta ciudad es así". 

En la Varsovia del siglo XXI permanece la imagen del gueto, el casco antiguo o los palacios del camino real. Comparten espacio con edificaciones modernas. Los grandes rascacielos del centro financiero todavía no se han atrevido a superar la altura del Palacio de la Cultura y la Ciencia, un superviviente del poder soviético que durante cuatro décadas dominó Polonia desde su capital.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   27.sep.2019 10:45    

Agenda cultural europea Septiembre 2019

LhOZRBPq

Iniciamos la agenda cultural europea de septiembre en Madrid, porque hasta el domingo  se puede ver en el Museo del Prado, la exposición "Fra Angelico y los inicios del  Renacimiento en Florencia". La pinacoteca madrileña aprovecha dos hechos para organizar  la muestra. Por un lado su bicentenario y por otro la restauración de La Anunciación,  que ha recuperado toda su plenitud.

Junto a ella se muestran 40 obras más del artista  florentino y de sus contemporáneos Masaccio, Filippo Lippi, Donatello o Ghiberti. Todos estos artistas buscaron inspiración en la Antigüedad clásica. Fra Angelico colaboró con otros artistas realizando obras para iglesias o para los mecenas. Junto  con Masaccio, aportaron nuevas miradas y estilos que influyeron en el arte hasta el  siglo XIX.

Años más tarde las miradas artísticas se dirigirán hacia Holanda y España. Convergen en  un mismo momento, Velázquez, Rembrandt y Vermeer. La pintura holandesa y española de  finales del siglo XVI y del XVII es el centro de atención de la exposición que se puede  ver en el Prado hasta finales de mes. Las salas del centro recogen 72 obras con las que  reflexionar sobre las tradiciones pictóricas en los dos países, buscando afinidades y comparaciones  entre los tres artistas. Quizá descubramos que Velázquez no  era tan español, ni Rembrandt tan holandés como nos hicieron creer las ideas  nacionalistas de los siglos XIX y XX, sino que por el contrario influyeron en la  pintura europea posterior con matices comunes en todo el continente.

Como decía Ortega y Gasset, "la unidad de la pintura de Occidente es uno de los grandes  hechos que se manifiesta en la unidad de la cultura europea".

800px-Self-portrait_at_the_Easel_Painting_a_Devotional_Panel_by_Sofonisba_Anguissola

El Prado vuelve a recuperar obras de dos pintoras que acabaron en el ostracismo público, a pesar del prestigio que obtuvieron en su época. Las conoceremos a través de 70 obras de las italianas Sofonisba Anguissola (renacentista) y Livinia Fontana (de la época barroca). De las 135 obras de Fontana, solo se conservan 32. Es la segunda exposición del museo protagonizada por mujeres -la primera fue la bodegonista Clara Peeters-.

También una mujer encabeza la programación de otoño del Museo Reina Sofía. Delfhine Seyrig y los colectivos de video feminista en Francia en las décadas del 60 y 80, tendrán un espacio  en la pinacoteca madrileña. El Museo de Arte Contemporáneo presentará la primera monográfica en España del artista romaní Ceija Stokja.

En 2001 en Marsella, una década más tarde en el Grand Palais de Lyon, hasta finales de septiembre en Londres y dentro de un mes en Nueva York. Son las ciudades que han mostrado parte de la obra del artista suizo, Félix Valloton, poco conocido fuera de su país.

La Visite_Felix Vallotton Foto Kunsthaus Zurich

 

Londres le dedica este verano su primera exposición en el Reino Unido desde 1976: una muestra formada por un centenar de obras procedentes de colecciones públicas y privas europeas y estadounidenses (la mayoría han llegado del Museo de Arte e Historia de Ginebra) que, además de la originalidad de su producción, incidirá en sus ecos en la Nueva Objetividad alemana, en las pinturas de la soledad alienada de Hopper, en el cine de Fritz Lang o Hitchcock y en el arte de las últimas décadas.

Como otros pintores nabis, valoraba el color por encima de la forma y en su obra destacan las caricaturas, a veces casi crueles, y sus sátiras de la sociedad francesa de de entre siglos. A través de los nabis, se introdujo en el círculo de escritores, artistas y críticos  del París bohemio de finales del XIX y acabó siendo ilustrador en algunos periódicos culturales de la época y un protagonismo en el ambiente progresista parisino.

Su actividad prolifica, especialmente en el grabado, queda reflejada en unas 1700 pinturas que van del retrato al paisaje, recogiendo escenas costumbristas, naturalezas muertas y contenido social, así como desnudos o marinas.Aunque muy criticado por sus contemporáneos, fue inspirador de Klimt, Rousseau o Edward Hopper.

D8SCcbuXsAEAkAd-Foto-@meissen_1710-1-1024x629Foto: @meissen_1710

La ciudad alemana de Meissen y china de Jingdezhen, tienen un arte en común: son dos focos históricos de elaboración de cerámica de alta calidad. Su trabajo histórico se ha unido en la exposición "El oro blanco: capital de la porcelana de Oriente y Occidente" en el Museo de Historia de Shanghai, donde se exponen 136 objetos hasta el 3 de noviembre. La tradición ceramista de Jingdezhen se inició a principios del siglo XI. Los restos más antiguos que se han cencotrado proceden de los siglos XVI y XVII antes de Cristo. Desde hace más de mil años sus hornos siguen funcionando ininterrumpidamente. Una porcelana que triunfó en las cortes europeas.

Al rey de Polonia y elector de Sajonia en Alemania, Augusto el Fuerte (August der Starke), le encantaba y bajo su mandato se inauguró la primera planta de porcelana de Meissen, una población situada al norte de Dresde, especializada en realizar piezas de color blanco. El primer horno alemán comenzó a trabajar hacia 1710 y pronto se convirtió en el fabricante de referencia en Europa, gracias al alquimista Johann Friedrich Böttger, que aprendió la técnica.

En la exposición de Shangai se pueden ver un centenar de objetos. También se incluyen obras realizadas en Japón, desde donde llegaban las piezas fabricadas en Imari, que en el siglo XVII sustituyó a la ciudad china para abastecer el mercado europeo, a través de la compañía holandesa de las Indias Orientales. 

"Cine Polska", cine polaco en España

Sin duda éxitos como "Ida", ganadora del Oscar a mejor película no inglesa en 2015 y Cold War, Premio del Cine Europeo el año pasado, ambas del realizador Pawel Pawlikowki,  son una buena muestra de la filmografía que se está realizando en los últimos años en Polonia, un referente para los nuevos directores polacos y una buena carta de presentación para el inicio del ciclo Cine Polska.

Los últimos éxitos en festivales internacionales, han fortalecido al cine polaco, y un  año más el instituto Polaco en España nos trae algunas de las realizaciones de sus cineastas,  tanto clásicos como jóvenes creadores. La novena edición del  ciclo "Cine Polska" trae a nuestro país dos películas históricas, cine familiar, obras de directores noveles y tres largometrajes de cineastas polacos reconocidos internacionalmente.

Las películas se proyectarán en Madrid, Zaragoza, Barcelona, Córdoba, Mucia, Tenerife, Granada, Sevilla, Pamplona, Valencia y Salamanca, desde septiembre y hasta marzo de 2020. Los largometrajes previstos son "53 Guerras", "Fuga", "Torre. El día luminoso", "Los pájaros cantan en Kigali", "El mayordomo", "El correo de Varsovia", " Rock'n'Roll Eddie" y el documental "La aldea de las vacas nadadoras".

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Redes sociales: #FraAngelico #Prado200 @museodelprado

 

Categorías: Actualidad , Cine

Ángela Gonzalo del Moral   10.sep.2019 10:48    

Alemania despide a lo grande el centenario de la Bauhaus

17 millones de euros para celebrar el año Bauhaus

Weimar-Alemania--1024x769

En 1919, Walter Gropius fundó la Bauhaus en Weimar. Y en 1926 estrenaría su sede en Dessau, un edificio diseñado por él mismo que aún hoy es un icono de la modernidad. Nacía una nueva estética basada en la geometría , expresividad de los materiales y la máxima funcionalidad que quedó reflejada en la filosofía de Mies van der Rohe de "el menos es más" . La Bauhaus fue un efímero laboratorio de todas las artes, arquitectura, música, fotografía, teatro. Un sueño de vanguardia que truncó el nazismo, cuando en 1933 obligó a cerrar la escuela, a pesar de la acérrima resistencia de van der Rohe, que la trasladó a Berlín sin demasiado éxito.

Por la Bauhaus pasaron artistas muy diversos como los pintores Kandinsky, Paul Klee; el tipógrafo y escultor Joost Schmidt, o los diseñadores Herbert Bayer y Lázlo Moholy-Nagy. Sin olvidar a sus tres directores y sus preferencias en el uso de materiales: la arquitectura sólida de Gropius, la madera contrachapada de Hannes Meyer o el vidrio de Mies van der Rohe.

La vida en la Bauhaus fue más que un choque accidental de talentos excepcionalmente dotados y personas excéntricas. Se trataba de unir el arte y la artesanía para la creación de construcciones ideales del futuro. Con motivo del centenario se han invertido alrededor de 17 millones de euros en proyectos y eventos de exposiciones globales en toda Alemania.

Bauhaus Week Berlin, para celebrar el centenario de este movimiento arquitectónico

EDeu6OkWwAUMdyrFoto: @BerlinTourism

Coincidiendo con el centenario de la Bauhaus hasta el 8 de septiembre Berlín celebra la semana dedicada a este movimiento cultural y arquitectónico que inspiró a muchos artistas del siglo XX. El objetivo de la Bauhaus Week Berlin es cuestionar las rutinas de los ciudadanos, igual que hicieran los pioneros de aquel movimiento en 1919, recién acabada la Primera Guerra Mundial. Para conseguirlo las autoridades culturales de la capital alemana han desplegado un frenético programa de actividades que impregnará el espíritu de la escuela a través de debates sobre la historia y la reivindicación social de sus diseños. También se unen algunos restaurantes que han preparado menús inspirándose en el movimiento artístico. Sesiones de gimnasia o yoga en las azoteas combinando la actividad física con reflexiones arquitectónicas.

Muchos de los diseños icónicos de Bauhaus, solo fueron reconocidos una vez cerrada la escuela, y a lo largo del siglo XX continuaron reeditándose con gran éxito comercial. Por eso la Berlinisha galerie de Berlín, ha escogido 14 objetos simbólicos para estudiar la historia de la escuela y su relación entre tecnología y diseño.

EC9X3v1XsAA-J8O
Foto: @bauhaus100

Se une a la conmemoración la Trienale der Moderne, que durantes tres semanas y en tres ciudades alemanas pone de relieve la arquitectura surgida del movimiento vanguardista de principios del siglo XX.

Durante todo el año se han organizado actividades, muestras de arte y se han abierto museos para conmemorar esta efeméride. Berlín, Dessau y Weimar las tres sedes de la Bauhaus han organizado multitud de exposiciones, visitas guiadas y eventos para turistas y ciudadanos con el objetivo de dar a conocer este patrimonio urbano y recuperar su valor arquitectónico.Hace unas semanas el Museo de la Fotografía de Berlín clausuraba una exposición que indagaba en la relación entre la fotografía de vanguardia de 1930 y el arte contemporáneo a traves de 200 trabajos de grandes referentes de la fotografía como Florence Henri, Erich Consemüller o Dominique Teufen.

Dessau ha inaugurado este año el nuevo Museo Bauhaus, un espacio de 2.100 metros cuadrados diseñado por el estudio barcelonés Addenda architects, que representa un edificio dentro de otro edificio: un bloque de acero en un sobre de vidiro. Además en la planta baja se ha construido un espacio transparente que servirá como una plataforma abierta para exposiciones temporales y eventos.

LCDQiH6U
Foto: @bauhaus100

Barcelona también se ha unido a las celebraciones recorriendo diez espacios, repartidos por diferentes barrios que reflejan la influencia artística de los movimientos vanguardistas de principios del siglo XX. Este recorrido conecta la historia de la arquitectura urbana de Barcelona, desde viviendas funcionales para las clases obreras en los años treinta hasta construcciones industriales como las instalaciones de SEAT y los polígonos residenciales de la década de los setenta.

Durante la ceremonia de entrega de los Premios de Arquitectura Contemporánea de la Unión Europea, conocida como los premios Mies van der Rohe, se pudo disfrutar de una pequeña muestra del ballet Triádico surgido de la imaginación de Oskar Schlemmer en 1922, que ponía a  danzar a esculturas geométricas dentro de una sorprendente estética escénica.

Con la llegada del nazismo muchos de los artistas del movimiento Bauhaus, emigraron a Estados Unidos para continuar experimentando con sus ideas. En el Museo Estatal de Arte e Historia Cultural de Westfalia, se ha mostrado la gran influencia de sus interpretaciones artísticas en el arte contemporáneo actual. La Bauhaus fue un laboratorio interdisciplinario que experimentó con la luz y el movimiento, afectando al arte cinematográfico, la danza o el performance.

D2kwow-W0AEaFVl

En la década de los 20, Frankfurt se convirtió en epicentro del diseño moderno. El programa New Frankfurt sobre construcción de vivienda, de Enrt May, fue más allá de la utopía de la gran ciudad y abarcó una visitión global que enlazaba el diseño de moda industrial, los productos y la comunicación, buscando crear una sociedad urbana moderna. El museo Agewandte Kunst de la ciudad, ha presentado este año lo que debía ser aquella utopía de una sociedad urbana moderna.

Los arquitectos Josef Rings y Erich Mendelsohn fueron dos grandes representantes del estilo internacional arquitectónico en Alemania y durante su exilio en Palestina, participaron activamente en el desarrollo urbano de Tel Aviv. Su carrera proporciona una visión de la diversidad geográfica y política del trabajo de estos artistas.

Este mes de septiembre la capital israelí abre el "Whie City Center", cofundado por el Ayuntamiento, la Fundación Tel Aviv y el gobierno alemán. El centro tiene como objetivo poner en valor el patrimonio arquitectónico de la denominada "ciudad blanca", nombre que reciben los más de 4.000 edificios Bauhaus que hay en la ciudad y que son Patrimonio de la Humanidad, como todo el movimiento, desde 2003. El centro está ubicado en un edificio escuela construido hace 80 años. Del 19 al 22 de septiembre se han organizado visitas guiadas, exposiciones y ponencias en diferentes puntos de Tel Aviv.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral    2.sep.2019 23:58    

Sevilla, capital de las expediciones del siglo XVI

Sevilla -Magallanes 01

En 1519, Sevilla era una ciudad cosmopolita, un hervidero de gente venida de otros lugares de Europa, buscando gloria postrera, riquezas y un lugar en las naves que partían hacia América. El comercio y el intenso tráfico marítimo con el  continente descubierto por los europeos en 1492, era su motor económico. José Luis Griera, especialista en el siglo XVI y marinero voluntario en el galeón Andalucía, destaca que la antigua Hispalis conocía su segunda época dorada.

Uno de esos hombres que soñaban con descubrir nuevas vías de navegación o nuevas tierras era el portugués Fernando de Magallanes. Había llegado a finales de 1517 a Sevilla, con unos mapas náuticos y la teoría de  que si la tierra era redonda, se podía alcanzar las islas de las especias atravesando las nuevas tierras descubiertas y alcanzando las Molucas por el occidente.

Esperaba conseguir permisos y financiación para una aventura arriesgada, como nos explica Teresa Buzo.

Imaginamos a Magallanes recorriendo durante más de dos años las calles de aquella metrópoli, epicentro del comercio marítimo mundial durante más de un siglo.

Quizá Magallanes entró a la ciudad por una de principales vías de acceso al recinto amurallado de la ciudad: la puerta de Jerez, una de las más cercanas al puerto y a los centros de poder de la ciudad. Pero, ¿qué se dice de aquel militar, explorador, marino y navegante portugués que había sido menospreciado en su país?

20190821_113011Gráfico del acuario de Sevilla Foto: angelaGonzaloM

De ascendencia noble, desde los primeros días mantiene una relación con su paisano portugués, Diego Barbosa, que es el Teniente de Alcaide del Alcázar de Sevilla, lo que le permite acercarse al rey Carlos I, durante su matrimonio celebrado en la ciudad. Visita en varias ocasiones el edificio, ya que, además de las competencias portuarias, bajo su jurisdicción se incluía la gestión y administración de las Atarazanas, la catedral y la torre del Oro que eran algunas de las instituciones encargadas del comercio con las Indias. Las relaciones con Barbosa eran tan estrechas, que el navegante se casó con su hija Beatriz. Entre sus amistades estaba el Alcaide, principal Jorge de Portugal.

Uno de los lugares que más visitaría el navegante portugués fue la Casa de la Contratación, situada muy cerca del Alcázar. Controlaba todo el tráfico marítimo y recibía los cargamentos y tesoros que llevaban los barcos mercantes. Para Magallanes, lo importante era que se encargaba de inspeccionar, aprovisionar las naves que partían, daban instrucciones a las flotas y cuidaban el registro de todas las embarcaciones.

Sevilla siglo XVISevilla finales s. XVI

Durante el tiempo que destinó a negociar con la corona española para financiar su viaje y captar a la tripulación estuvo acompañado de Ruy Faleiro, un cosmógrafo portugués con el que había aprendido parte de sus conocimientos náuticos y con el que había concebido la idea de llegar a la isla de la Especiería por América. Junto a él se desplazó hasta Valladolid, donde el 22 de marzo de 1518 firmó las capitulaciones.

El acuerdo establecía entre otros puntos, que durante diez años los dos hombres mantendrían los derechos a los viajes posteriores que se realizasen, no concediendo la Corona permiso a nadie que no fuese a ellos. A cambio debían encontrar el paso entre el Atlántico y el Pacífico, y respetar la demarcación establecida en el Tratado de Tordesillas, que le prohibía atravesar aguas y territorios portugueses. También quedaba por escrito que serían dueños de la quinta parte de beneficios obtenidos con las especias que consiguieran llevar al puerto de Sevilla.

Para llegar a este acuerdo también fue importante el papel de la colonia lusa en Sevilla, que le apoyaron para obtener el favor del rey, conseguir financiación y reunir recursos materiales y económicos.  Desde su casa, una mansión nobiliaria situada en la calle de la Borceguinería, Magallanes seguía con intensidad todos los trasiegos del viaje.

20190821_141853

David Ruiz, historiador de ingeniería naval, y miembro de la Fundación Nao Victoria, nos explica que "uno de los espacios más frecuentados y bulliciosos de aquella época eran las gradas o escalinatas de la catedral, principalmente la calle Alemanes, el centro de tratos y negocios más concurrido de la ciudad". La lonja al aire libre, estaba ocupada por comerciantes y banqueros que vendían esclavos y toda clase de productos.

Era el escaparate de la sociedad sevillana y el nombre de la calle da idea de la multiculturalidad de la ciudad en aquella época. Años más tarde allí se subastaría la nao Victoria, tras regresar de su vuelta al mundo. El veneciano Andrés Navajero, detallaba que "las calles de la ciudad son anchas y hermosas, pero las casas en general no son muy buenas; hay, sin embargo algunos palacios que no los he visto mejores ni más bellos en toda España, dentro de sus muros muchos jardines y solares, porque es corto su vecindario".

Sevilla grabado de la época

 

Sevilla contó con una de las mayores instalaciones náuticas de la Baja Edad Media en Europa, solo comparables con el Arsenal de Venecia. Eran las Reales Atarazanas, donde se construían y reparaban los barcos de la época. Conseguida la financiación, por allí pasaron las cinco naves que conformaron la Armada del Maluco. Compradas en Cádiz llegaron en un estado lamentable y antes de su partida fueron limpiadas, calafateadas, emplomadas y embreadas. Eran unas naves pequeñas de 25 metros de largo y 8 de ancho. En su interior llevaban todos los alimentos necesarios para la expedición.

La antigua Hispalis miraba al Guadalquivir, un puerto seguro, que permitía preservar las mercancías que llegaban, y almacenarlas sin riesgo a ataques de corsarios o enemigos. Juan Manuel Gavira, del departamento de educación y estudios medioambientales del Acuario de Sevilla, nos ofrece más detalles de aquel río que se había convertido en Puerto de Indias.

Sevilla Milla 0_Foto angelaGonzaloMSevilla, milla 0, en homenaje al lugar desde el que zarparon las naves de Magallanes. Foto: angelaGonzaloM

Parte de la vida de la ciudad se desarrollaba en el puerto. Allí se encontraban navegantes, funcionarios, marineros, artesanos, bribones y buscavidas llegados de toda Europa esperando una oportunidad para embarcarse al encuentro de alguna fortuna.

La salida de las expediciones suponía todo un acontecimiento en la ciudad.  Una de ellas fue la liderada por Fernando de Magallanes que inició en Sevilla una travesía de casi 70.000 kilómetros que duraría más de mil días, a través de tres océanos y tres continentes.

Mapa mundi vuelta al mundoFoto: @rmcmagallanicas

El volumen de productos en la ciudad era tal que incluyeron una cantidad importante de provisiones, con más de cien toneladas de productos y 6.000 litros de aceite, vino de Jerez y vinagre para cuando escaseara el agua. Insuficiente para una expedición que se alargó tres años.

En las cinco naos embarcaron marineros de varias nacionalidades, principalmente españoles y portugueses, pero también italianos, griegos, alemanes, franceses, alemanes, un hindú y un malayo. Una tripulación cosmopolita como la ciudad que dejaron el 10 de agosto de 1519.


Para poder conocer los lugares que conoció Magallanes durante sus dos años de estancia en Sevilla, lo mejor es visitar la capital andaluza. La ciudad dispone de aeropuerto internacional, y en 1992 fue la primera ciudad con estación de tren de Alta Velocidad. Actualmente acoge la sede de la red de ciudades AVE. Se puede llegar fácilmente desde cualquier ciudad de la red, pero las más próximas son Málaga, Córdoba, Granada y Madrid.

Otras publicaciones sobre la Primera vuelta al mundo, Magallanes y Sevilla

Paseando con Magallanes por Sevilla 
Ruta Magallanes en Sevilla (podcast)
Sevilla y Magallanes, 1519 (podcast)
Sevilla, especias y gastronomía magallánica (podcast)
Sevilla, Magallanes y las islas de las especias 
Don Juan de Alemanes y su menú magallánico
Diario de a bordo de los expedicionarios de la Primera Vuelta al Mundo
Se cumplen 500 años de la Primera Vuelta al Mundo

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   25.ago.2019 08:37    

Cadena báltica, referente mundial para movimientos reivindicativos

AFP_1JP8KV_3b5a0_Petras MalukasFoto: Petras Malukas/AFP

En agosto de 1989, más de un millón y medio de personas unieron sus manos a lo largo de 650 kilómetros para conectar las tres capitales bálticas: Vilna, Riga y Tallín. Denunciaban el cincuenta aniversario del pacto germano-soviético que habían firmado ambos países, permitiendo a la URSS ocupar Letonia, Lituania y Estonia. A cambio Hitler podía invadir Polonia. Lo hizo 9 días más tarde, el 1 de septiembre de 1939. Hoy se cumplen 80 años de aquella invasión, que dio origen a la II Guerra Mundial y que implicó a todos los continentes y océanos. Ese día la ciudad de Gdzanz, Dánzig, fue bombardeada a a la madrugada y Varsovia pocas horas después. El final es conocido: Europa acabó en ruinas tras 6 años y 1 día de guerra.

50 años después, el 23 de agosto de 1989, a las siete de la tarde estonios, lituanos y letones lanzaron una imagen pacífica al mundo para llamar la atención de la opinión pública mundial sobre su situación bajo control soviético. Pedían mayor autonomía aunque su objetivo último era la independencia. Se organizó todo para que no hubiera huecos y se fletaron autobuses gratuitos para llevar a los participantes a las zonas rurales. La autopista de Vilna a Kaunas permaneció colapsada a lo largo de 100 kilómetros. Durante 15 minutos los tres pueblos mostraron su solidaridad y decisión ante el mundo.

Para conmemorar este acontecimiento pacífico en un mundo en tensión, hace unos días se celebraron varios actos, como conciertos, exposiciones, concursos de poesía o rallies. Uno de ellos lo protagonizó la aerolínea letona Airbaltic, que presentó tres modelos de aviones pintados cada uno de ellos con los colores de las banderas de los tres países.

Sin oposición gubernamental

Lo cierto es que los partidos comunistas de los tres estados, no pusieron ningún impedimento y la glásnot y la perestroika, permitían manifestaciones pacificas. A lo largo de agosto, se sucedieron diferentes concentraciones de forma aislada, aunque en Lituania, el movimiento Sajudis, aprobó una declaración pidiendo una república lituana, soberana e independiente. Se cantaron canciones tradicionales y en Vilna, la ciudad más poblada, y las campanas de las iglesias tocaron al unísono. En la frontera entre Letonia y Estonia los líderes populares celebraron un simbólico funeral quemando una cruz gamada y la estrella roja, para denunciar el pacto entre Hitler y Stalin.

3_WW2-ANNIVERSARY-BALTICS_0258d
Foto: Reuters

La cadena báltica comenzó, según una leyenda popular, en la plaza de la catedral de Vilna. Allí colocaron una piedra con la palabra Stebuklas. Según explicaba el corresponsal de La Vanguardia en la capital lituana, la bandera ondeaba en lo alto de la torre de Gediminas, que estaba penado con tres años de cárcel, y hacía pocos meses se había abierto al culto la catedral. En ese país uno de cada seis lituanos había sido deportado, represaliado, exiliado o fusilado a lo largo de 50 años de control soviético. A pesar de esos peligros, miles de personas retaron a Moscú. A lo largo del recorrido, y en cada país, miles de personas cantaron su himno nacional, prohibidos durante décadas. En los mítines se realizaron proclamas independentistas exigiendo gobiernos soberanos.

Pero no todo era similar en los tres países. La demografía marcó las movilizaciones. Mientras en Lituania el 80% de la población era autóctona, mientras en los otros dos países las minorías rusas eran muy importantes. Todavía lo siguen siendo en la actualidad. En Lituania, el día anterior se celebró una sesión especial del Sejm, consejo del Mivimiento lituano de apoyo a la perestroika, que aprobó con solo 5 abstenciones un documento que pedía "una república lituana, soberana e independiente, no sometida al sistema legislativo de la URSS".

El efecto movilizador de la radio

AFP_1JP06A_ae6b0_Petras Malukas
Foto: Petras Malukas/AFP

En un mundo en que no existían las redes sociales, ni los teléfonos móviles, la herramienta de divulgación básica fue la radio, que sirvió también para informar sobre los atascos de tráficos o coordinar todos los puntos del recorrido. Se convirtió en una fuente de unión. Estos días en Vilna se ha podido ver una instalación de la radiotelevisión lituana formada por centenares de viejos aparatos de radio. ((se oye)) El artista que lo ha ideado, Viaceslavas Mickevicius, cree que su iniciativa proporciona un sentimiento de participación a todos los que no pudieron participar y por eso ha querido homenajear a este medio de comunicación.

La radio realizó un increíble compromiso de ayuda logística, dice el cantante y actor lituano Andrius Mamontovas. El periodista letón, Guntars Plucis admite que "todo fue muy complicado y difícil", y que solo fue capaz de darse cuenta de la importancia de aquel momento, unos cuantos años después. Su compañera Sandra Glazupa, recuerda que estaba convencida de que "las provocaciones eran posibles y que todo el mundo debía estar en guardia y no abandonar el estudio". Para Sandra fue el día más importante de su carrera profesional además llevó a sus hijos a participar en la cadena. y añade que es "algo de lo que se sienten orgullosos hoy en día".


A finales de la década de los 80, la radio se convirtió en una isla de independencia.

AFP_1JP7B6_f2937_Raigo Pajula
Foto: Raigo Pajula/AFP

"El Camino Báltico ha sido una inspiración para muchos luchadores por la libertad en todo el mundo, lo que demuestra la fuerza de los movimientos sociales solidarios y no violentos", dice el líder lituano del movimiento de independencia, Vytautas Landsbergis. La cadena humana ha sido referente para regiones del mundo. En 2004, más de un millón de taiwaneses se unieron para luchar contra la amenaza china, en 2013, la repitieron los independentistas catalanes y hace unos días lo hemos visto en Hong Kong para desafiar a Pekín.

La cadena báltica no fue el único hecho importante que vivió la Europa del Este y el mundo. El más importante ocurrió el 9 de noviembre de 1989, cuando cayó el Muro de Berlín al año siguiente Lituania fue el primer de los tres países en proclamar su independencia y dos años después de la protesta, casi todos los países occidentales habían reconocido la independencia de los tres países. En 2004, Estonia, Letonia y Lituania, se incorporaron a la UE.

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad

Ángela Gonzalo del Moral   23.ago.2019 10:49    

Ciudades europeas: Funchal

20190622_102835

Foto: angelaGonzaloM

La difícil orografía madeirense ha obligado a sus habitantes a dominar la naturaleza para adaptarla a sus necesidades. Ejemplos de esos escollos son las construcción de sus famosas levadas y de unos 150 túneles, tanto de carretera como en el medio rural. 

En 1419, cuando llegaron los marinos portugueses, la isla estaba cubierta de una vegetación impenetrable: la Laurisilva. Una reliquia del pasado que en Europa es endémica en la Macaronesia, de la que también forman parte Canarias y Azores. Su importancia histórica y natural ha sido reconocida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Aquellos marineros tuvieron que dominar la naturaleza y quemaron el bosque durante un año, convirtiendo esta isla volcánica, montañosa, de valles profundos y una costa agreste, en una tierra productiva y rica. Fue un trabajo árduo. En la actualidad queda un 20% de aquella vegetación original. Convertir una escarpada isla en un lugar habitable comportó una colonización lenta y complicada. Este ecosistema vegetal de gran exhuberancia ha marcado el desarrollo de Madeira a lo largo de los siglos. 

El siguiente problema que encontraron los primeros pobladores de Funchal, la ciudad a la que llegaron en 1419, fue encontrar abastecimiento de agua. La isla no tenía ríos, pero sí un rico subsuelo. La laurisilva les facilitó el trabajo. Estas plantas son productoras de agua, sus hojas, enredan la niebla que queda retenida por unas horas, cuando se condensa cae al suelo, la filtran y la acumulan en la capa freática, abasteciendo a los ríos subterráneos. "Ella es esencial para nuestras vidas, porque no llueve durante meses. Eso se ve claramente en septiembre u octubre, cuando a pesar de esa falta de agua, la isla está totalmente verde y eso es porque la laurisilva retiene diariamente unos 10 litros por m2", nos dice Sofía Maul, narradora oral.

Walking Tour _Levada Nova da PontadoSol

Con paciencia comenzaron a construir unos canales a través de grandes pendientes para transportar ese agua desde el norte húmedo al sur seco. Construyeron unos 2.000 kilómetros de levadas, convertidas actualmente en un gran potencial turístico porque permiten seguir su recorrido a pie y forman parte de la red europea Natura 2000.

Sus esfuerzos se vieron recompensados con la riqueza productiva de la isla. Resultó ser un lugar ideal para cultivar caña de azúcar. En los siglos XV y XVI el puerto de Funchal era un hervidero de compradores y vendedores que transportaban el "oro blanco", hasta Flandes, desde donde se distribuía al resto de Europa. Madeira era uno de los mercados más importantes de azúcar del Atlántico, aunque siglos más tarde no pudieron luchar contra la competencia de Brasil o São Tomé. 

Madeira-mapa-historia-768x629Foto: Turismo de Madeira

Convertida en escala de la Ruta de las Indias la economía de la isla estuvo estrechamente ligada a los nuevos descubrimiento portugueses en el Golfo de Guinea, la Península Arábiga e India. Era un lugar estratégico que aumentó con la conquista de Brasil. Funchal era el refugio para los buques de la flota. Sus condiciones climáticas idóneas para productos tropicales, imposibles de cultivar en Europa, ayudaron a su crecimiento económico. "Aquí todo crece, nos dice Sofía Maul, los naturistas que viajaban en esas embarcaciones traían semillas y plantas exóticas que las plantaban en la isla"

La pérdida de su mayor fuente de ingresos le obligó a reinventarse, y las viejas plantaciones de caña de azúcar se sustituyeron por viñedos. El vino de Madeira se convirtió en el mayor producto de exportación de la isla, e Inglaterra en su principal comprador. Una de las bodegas más antiguas de la capital es la Madeira Wine Company, actualmente convertida en museo, donde se pueden ver cartas de personalidades famosas, documentos, utensilios, un lagar del siglo XVII y maquinaria.

20190619_115615Foto: angelaGonzaloM

Las relaciones comerciales de Funchal cambiaron de dirección. Abandonaron Flandes y pasaron a negociar con los comerciantes ingleses, que durante el siglo XVII ampliaban sus mercados con América del Norte, las Indias occidentales y la propia Inglaterra. Poco a poco pasaron a controlar la producción, igual que habían hecho con el vino de Oporto. En el siglo XIX dos epidemias causaron graves daños que provocaron importantes pérdidas económicas en el mercado del vino.

Dedal, aguja, tijeras y paños de lino, fueron las nuevas herramientas que empoderaron la maltrecha economía de la isla. Desde hace 150 años, Madeira borda con tranquilidad, habilidad, esmero y trabajo su historia, como las bordadeiras, que con su trabajo han permitido unos importantes ingresos en la isla. La inglesa Elizabeth Phelps, inició la tradición en 1784, montando una pequeña escuela de bordado en su vivienda y enseñando sus diseños a las jóvenes madeirenses, para que consiguieran unos ingresos familiares.

20190619_143958
Foto: angelaGonzaloM

Aunque en Funchal se abrieron fábricas, ellas preferían tejerlas en sus casas. Allí recibían los patrones marcados con líneas azules, y los materiales específicos: lino, seda, organdí o algodón. Durante largas horas, añadidas al trabajo diario y casi siempre por las noches- bordaban sábanas, toallas, pañuelos, vestidos, camisas o manteles, que devolvían a las fábricas, encargadas de su venta y exportación. Se calcula que a mediados del siglo XIX, había unas 70.000 bordadoras, a mediados de los ochenta eran 30.000 y en la actualidad son unas tres mil. Aun así las 30 fábricas que siguen abiertas, continúan bordando, lavando y planchando cuidadosamente a mano cada prenda para garantizar su calidad y perfección.  Cada pieza es única.

El IVBAM (Instituto de Vino, Bordado y Artesanía de Madeira) controla exhaustivamente la autenticidad de todos los bordados para conceder el sello de garantía. Las jóvenes generaciones, no se sienten atraídas por un trabajo, que si bien es símbolo de la isla, requiere mucha especialización. Se calcula que cada bordador recibe unos 20€ por dos mil puntos bordados y un mantel tiene una media de 23.000 puntos. Para calcular el pago de las piezas se inventó el curvímetro, un aparato que contabiliza los puntos que deben unir las trabajadoras y se utiliza como base del sueldo.

El turismo, nuevo motor económico de Madeira

Hotel Melià en Madeira_Foto angelaGonzaloM
Foto: angelaGonzaloM

Uno de los primeros lugares en los que se asentaron los marineros que descubrieron la isla, fue la bahía de los lobos. Un pueblo de pescadores, especialistas en la captura de ballenas. En la actualidad esta actividad se ha sustituido por avistamientos turísticos de cetáceos y delfines. Muchos jóvenes han encontrado una salida laboral.  Eugenia es bióloga marina, trabaja en la empresa VIPDolphins donde además de explicar a los turistas el tipo de animal que se ha avistado, realiza un trabajo de investigación y colabora con la Universidad en estudios científicos, informando a los investigadores y ambientalistas de las variaciones que comprueba en el océano o en la vida animal de la zona.

Como todas las zonas periféricas de la Unión Europea, Madeira busca alternativas para mantener a sus jóvenes. No es fácil, porque los trabajos que se pueden realizar en la isla son agrícolas o turísticos. La poca industria existente tampoco ofrece muchas oportunidades. Y los sueldos en estos tres sectores son bajos. Y para realizar estudios universitarios deben trasladarse al Portugal continental.

Dolphins and whales (3)
Foto: Turismo de Madeira

En el último siglo la falta de salidas profesionales ha obligado a muchos madeirenses a emigrar a Brasil, Venezuela o Estados Unidos. Curiosamente la crisis económica en Venezuela, ha supuesto el retorno de numerosas familias, que buscan sus raíces en una isla pequeña rica en productos agrícolas y en diversidad de paisajes. 

Los madeirenses se ven reflejados en un deportista mundialmente conocido. El internacional Cristiano Ronaldo, es para ellos un ejemplo de la tenacidad de los isleños, que consiguió ser una estrella del fútbol mundial a través del esfuerzo, como lo fueron sus antepasados.

La isla de la eterna primavera, cumple 600 años reinventándose continuamente. Funchal es la capital de una archipiélago con gran calidad de vida que busca encontrar en el turismo de calidad, y el desarrollo de nuevas tecnologías su lugar en el siglo XXI.  

Otros post

 

@angelaGonzaloM
@Viaje_Itaca_
Instagram: @Audioguíasturísticas

Categorías: Actualidad , Viajes

Ángela Gonzalo del Moral   12.ago.2019 11:58    

Canal Europa

Bio Canal Europa

Este blog es un viaje por la Europa cotidiana. Un recorrido por el día a día de los ciudadanos de la Unión Europea, recogiendo aquello que nos une... que nos diferencia, o que todavía nos separa.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios