« Actas de la Dictadura argentina | Portada del Blog | Elecciones en Chile »

A Jesús Mata, compañero

    sábado 9.nov.2013    por Fran Sevilla    0 Comentarios

Es difícil escribir una elegía en prosa, y mucho más difícil hacerlo camarográficamente, buscando trastocar los versos en imágenes. Pero seria la forma adecuada de recordar a Jesús. No lo puedo recordar con palabras, lo recuerdo con momentos, con escenarios, con convulsiones a nuestro alrededor.

Lo recuerdo cuando llegó a Bagdad en abril de 2003, en plena invasión de Irak, después de un largo y peligroso viaje desde la frontera jordano-iraquí. Y llegó a la puerta del infierno,  que se abría en la plaza del Paraíso de Bagdad, en el momento en el que se derribaba la estatua de Sadam Hussein. Era también el momento en el que otro compañero, de una nueva generación, José Couso, pagaba con su vida la osadía de los reporteros gráficos de querer contar, a través de su cámara, lo que realmente estaba ocurriendo, no lo que desde los centros de poder querían que se contara.

Intento pensar qué puede estar queriendo filmar ahora Jesús: da igual que sea la puerta del infierno o la puerta del paraíso, ambas tienen para él, para su cámara, un valor intrínseco: ser el primero el filmarlas, o quizás el último. En cualquier caso, ser el que las filma, como quería José Luis Márquez con aquel puente de Bosnia.

Fue precisamente en Bagdad la última vez que trabajé al mismo tiempo junto a ambos, junto a Mata y junto a Márquez. Cada uno a lo suyo, claro; ellos para TVE y yo para RNE. Ambos formaban parte, integraban, integran una generación de reporteros inigualable. No porque los que hoy sostienen las cámaras de TVE sean menos profesionales o menos aguerridos. Pero aquella generación fue la que abrió los escenarios del mundo a una España que había salido de la dictadura y del aislamiento para poder mirar más allá de nuestras fronteras.

Junto a Jesús Mata y a José Luis Márquez integraban aquel grupo José Manuel Maellas, Evaristo Canete, Manuel Ovalle, Paco Custodio, Carlos León, y otros con los que no tuve la suerte de coincidir como Laureano González o Andrés Menéndez o Mikel Arrieta, y alguno más que seguro se me escapa ahora y a quien pido disculpas.

Todos ellos nos hicieron comprender que el mundo no nos era, no debía sernos ajeno. Todos ellos filmaron la historia de un mundo en convulsión, dejándonos en la memoria una herencia en imágenes de valor incalculable. Jesús Mata está ahora filmando otro mundo, más lejano, que con el tiempo no nos será ajeno a ninguno.

fran.sevilla@rtve.es

Fran Sevilla    9.nov.2013 04:58    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Fran Sevilla

Bio Vagamundo

(Corresponsal de Radio Nacional en América Latina) Puede ser sólo una casualidad, pero son a menudo las casualidades las que confieren valor a determinados momentos. El caso es que este blog se inicia en Perú, tierra de grandes escritores. Para mí es una casualidad porque peruano es uno de mis escritores de culto y aquí escribió una novela que en su día me marcó el rumbo, más incluso que por su contenido, tan bello como duro, por su nombre: hablo de Ciro Alegría y su obra “El mundo es ancho y ajeno”.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios