« De la magdalena al cupcake | Portada del Blog | El vino de Obama »

Pendón de La Aguilera

    viernes 9.oct.2015    por Ignacio Pérez Lorenz    0 Comentarios

Juan Luis Cañas
Es un pedazo de vino, de precio y de nombre. Todavía más si quien lo lleva a gala ha nacido en La Aguilera, una pequeña localidad de la provincia de Burgos. Allí, a las afueras del pueblo y sobre el más elevado montículo, está la cruz que recuerda el lugar donde se mostraba esa enseña. Unos pasos más allá se alza ahora Dominio de Cair una llamativa bodega por fuera y perfecta por dentro creada para elaborar grandes vinos en esa parte privilegiada de la Ribera del Duero. Un proyecto impulsado e inspirado por el riojano Juan Luis Cañas  (Bodegas Luis Viñedo Cañas y Amaren) con la ayuda de otros inversores. 

Uno de los motivos de orgullo de este nuevo vino es que ha salvado de la desaparición a valiosísimos viñedos plantados en zonas altas. Los más jóvenes han visto ya ochenta primaveras mientras que los más veteranos sobrepasan el siglo. Conseguir que sus propietarios, de edades igualmente venerables, limitaran  - reduciendo  el número de racimos -, la ya escasa carga de cada cepa ha sido subir peldaños por la escalera de la gloria vitivinícola. Y de paso una Pendón de La Aguileranegociación que ha puesto sobre el tapete, seguro, una cantidad de  dinero no pequeña para asegurarse en cada cosecha esas uvas.


Así las poco más de tres mil botellas de esta primera añada (2009) de Pendón de La Aguilera llegan al mercado rompiendo precios. Se venderá, cada una, por una cifra próxima a los doscientos cincuentas euros. Y aunque sorprenda, más de la mitad están ya reservadas. Quienes se permitan el lujo de probarlas disfrutarán de su enorme finura aromática, de su potencia  y de su elegancia. Es un tinto maduro pero fresco, redondo e Botellas intenso que roza la perfección en su insistente búsqueda por alcanzarla.


Los que apuesten por precios más asequibles encontrarán en el reserva de la casa, Tierras de Cair 2009, un vino con notas a frutos negros y especias, de amables taninos, muy expresivo, complejo y elegante que recuerda a su hermano mayor. Siguiendo esa escala descendente de precios Cair 2010, frutal, intenso y equilibrado mantiene lo mejor de ese carácter que atrapan solo los mejores crianzas de la Ribera del Duero. La combinación de fruta y frescor con notas a torrefacto y caramelo de Cair Cuveé 2012, con nueve meses de barrica, abre la primera puerta a ese mundo de sensaciones que nos aguarda en una de esas pocas bodegas que debería ser obligatorio visitar.  

 

 

Categorías: Actualidad , vinos

Ignacio Pérez Lorenz    9.oct.2015 07:59    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Ignacio Pérez Lorenz

Bio Gastronomías

Pocas tentaciones tan gratificantes como dedicarse a observar lo que se cuece en los fogones patrios. Esa desbordante creatividad que nos ha llevado hasta el primer puesto de la renovación culinaria y que levanta admiración y pasiones más allá de nuestras fronteras.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios