« El vino que amaba la botella | Portada del Blog | Tiernos, tibios, suaves… y recién cortados »

Cuestión de justicia

    domingo 8.abr.2018    por Ignacio Pérez Lorenz    0 Comentarios

Lo tiene todo. Empezando por el título nunca concedido de ser probablemente la uva francesa mejor adaptada a nuestro territorio. Al menos cuando la chardonnay se ha plantado en el norte de España, más concretamente en Navarra, y ha sido mimada por el equipo técnico de Chivite. Chivite Colección 125 Blanco 2015Especialmente la cosecha 2015: la última vendimiada por Denis Dubourdie, el enólogo bordelés que ha llevado a este vino, Chivite Colección 125 Blanco, a la cima que ocupa.

Cuenta también con otra distinción nunca concedida y es la de ser el vino que más se semeja a lo logrado con esa variedad en su lugar de origen, es decir Borgoña. Especialmente -de nuevo- este 2015 que a base de elegancia llega a parecer hasta ligero y delicado. Algo que sorprende y mucho en un chardonnay fermentado en barrica francesa que ha soportado con alegría once meses de crianza.

Una demostración de carácter de la que han salido con vida los aromas a flores blancas, las notas cítricas y el vibrante frescor que acompaña a las toques ahumados y a un final mínimamente amargo. Un blanco cargado de sensaciones intensas que exhibe complejidad, longitud, volumen y redondez sobre el fondo sugerente de un constante recuerdo a sus lías.

En definitiva, un vino envidiable a pesar de su precio (55 euros) que se ha convertido en la mejor despedida posible para el hombre que lo hizo grande y a quien se le rinde homenaje con esta añada. Si bien los más cabales de entre sus muchos admiradores lo seguirán teniendo presente cada vez que disfruten -en cualquier momento, en cualquier lugar- de una de estas botellas. Cuestión de justicia.

 

Categorías: Actualidad , vinos

Ignacio Pérez Lorenz    8.abr.2018 12:20    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ignacio Pérez Lorenz

Bio Gastronomías

Pocas tentaciones tan gratificantes como dedicarse a observar lo que se cuece en los fogones patrios. Esa desbordante creatividad que nos ha llevado hasta el primer puesto de la renovación culinaria y que levanta admiración y pasiones más allá de nuestras fronteras.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios