8 posts de febrero 2009

EL SUEÑO DEL CAMAROTE 4

¿Habrá que probar los experimentos allá abajo?…¿allá abajo, dónde, en la cámara?...No, en la Antártida.

Un día toca, y el sueño se cumple. Cuando lo arrastras desde siempre, desde que se te disparan los ojos al mundo, cuando uno lo carga como algo pendiente que siempre está por llegar, entonces lo primero que sale no es la emoción es el cansancio. Ni siquiera ellos han ingeniado la fórmula que mida el desgaste, las horas echadas, los kilos perdidos, quizá porque al final si algo cuenta es sencillamente llegar.

A Patricia le ha dejado exhausta su sueño. Es bióloga y tiene 28 años. Le echó un ojo a la Antártida cuando aún su mirada no debía de superar la cintura de su madre. De carrerilla te puede llegar a contar si le preguntas la historia de los pioneros. Si rebusca en su memoria más blanca que la de cualquiera desempolva las noticias sobre el Polo Sur que le recortaba su abuela.

Se acercó todo lo que pudo a lo que quería, por eso, dejo una ciudad sin playa por una ciudad con mar, Barcelona. Allí, vibra el golpe de las olas, pero también el Instituto de Ciencias del Mar. Y poco a poco, yendo y viniendo de su sueño a la nada, con un pálpito que te lleva abrir un correo electrónico perdido, a jugarte un todo por casi nada, de lo fijo a lo precario, escurriéndote cada día más en los vaqueros que miden la talla de tu entrega y dicen que va demasiada carne quemada, …un día pasa. Embarcas hacia la Antártida en el Hespérides, el buque oceanográfico de la Armada Española.

Entonces la fatiga barre, y simplemente no tienes fuerzas para más palabras. O simplemente para las mismas: “ Esto es brutal ”. Y bromeas, porque ahora la risa no sabrá jamás a derrota, “Ahora ya estoy tranquila, como si abro una floristería, que las flores también me gustan”.

Fin del sueño. Se acabo. Vuelta a casa.

Esperanza Argentina

Después de 45 días sin sol en la base Antártica de Esperanza, hoy las nubes han dejado que su luz ilumine la bahía con el Hespérides en ella fondeado.

La mayoría de su tripulación hemos bajado del barco, unos con el fin de estirar un poco las piernas por tierras Árticas y a otros nos ha tocado trabajar, subir a un glaciar y allí (nosotros observadores) contemplar cómo el personal científico del barco toma muestras de hielo para datar su composición y edad.

Tres horas de camino blanco, ya de regreso ver la bahía de esta base Argentina que con 60 habitantes se mantiene todo el año y donde ya han nacido varios niños; cementerio, escuela, capilla y poco mas… pingüineras, miles de pequeñas mascotas, pingüinos……. que sobre estas tierras volcánicas con olor a azufre, miran como hoy el profundo azul en calma les ha traído nuevos visitantes

Para nosotros, equipo de TVE es la última escala, tan solo nos queda un día de navegación hasta la base chilena donde desembarcaremos para dirigirnos de nuevo a España. Con la maleta llena de cintas y la gran ilusión de haber convivido dos semanas con científicos con patente de corso en sus investigaciones y con el personal militar del buque que ha tenido que sufrir como estos ratones entraban en sus bodegas y les robaban alma y comida.

Gracias a todos.

Y a vosotros… Nos vemos en nuestro próximo blog.

Ah! emitiremos mucho más de este viaje en los informativos de los próximos días.

Crepúsculo

Parto del realismo. Mi forma de iluminar y de ver es realista. No utilizo la imaginación, utilizo la observación. Muestro las cosas como son, Sin distorsión… Esto es de Néstor Almendros y yo me lo aplico y partiendo de lo básico de lo que ya existe….

He visto un lugar…

11`30 entrando la noche, el crepúsculo dura 3 o 4 horas, (15 000 grados kelvin para mis colegas) las brujas aquí serian felices, pero estoy muy lejos de mi Galicia y mis meigas no entienden de hielos árticos.

Comienza… Inpersiona, hiela la piel, invade la alegría, ahoga las penas, da hambre, quiero más…. Termina el crepúsculo.

Son las 12`30 es noche. Se fue. Hasta pronto….

¡COMO LO SIENTO!

ASI … ¿Por qué en el mar las aves descubren rápidamente los bancos de pesca?

¿Por qué las ballenas localizan el krill? ¿Qué nos deja ese olor intenso en los dedos después de una ración de gambas...?

La respuesta se encuentra en el dimetil sulfuro, compuesto de azufre que excretan estos bichillos al mar y que mas tarde pasará a la atmósfera. Contribuye a la formación de nubes densas y éstas, a su vez, provocan que los rayos de sol reboten y pasen con menos intensidad a la tierra; este efecto, como ejemplo, es parte de los estudios que Rafael Simó (científico del proyecto ATOS 2) realiza aquí en la Antártida. Y así HUELE.

ASI… después de la pesca del krill utilizado con fines científicos en los laboratorios de las bodegas del barco, el sobrante pasa a la cocina, donde las manos de Raquel Cancelas (cabo de la Armada Española en el Hespérides) dan buena cuenta en dos fuentes de tortillas de camarones (Krill) para todo el personal. Y así SABE

ASI… grandes crujidos de los gruñones (icebergs negros) o el sonido hueco y profundo cuando el buque ataca a uno de estos inmensos hielos y lo divide en dos mitades. Y así SUENA

ASI… estamos a 65 grados de latitud, es verano, el agua está a menos 0’9 grados y el ambiente a 2; mi cámara tiene muchas partes de metal y no hay guantes que te protejan, los dedos se resienten, pierdes el tacto, duelen y duelen mucho. Y ese es mi TACTO, el que tengo para deciros que para la VISTA no puedo más que enviaros fotos y BESOS

SÁLVENSE LOS OJOS

Si se escucha en esta tierra sin dueño al abordaje, a unas yardas de El Hespérides, alguien tendría que desvivirse por salvar miradas. Cuidar que ninguna bandera pirata se las llevará como botín. Tal vez los ojos no escriban noticias, pero cuentan historias. Y si los ves, si los tienes delante, échalos al cofre.

No olvides los de Sabino, ingeniero, aquella noche en que te contó que intentaban recrear a bordo el océano. Cuando dieran con él le inyectarían carbono 14 para que dejará ver, sin hacernos esperar demasiado, los contaminantes que le hemos hecho tragar. “Lo fascinante de todo esto- nos desvela – es que el medio ambiente es mucho más complejo de lo que pensamos ”.

Recuerda siempre cuando te hablaba de los Contaminantes perforados. No se sabe demasiado de ellos. Casi nada. Sí de donde salen, búscalos por ejemplo, impregnados en la piel de una taza de café, bárrelos de la moqueta. Se usaron mucho en los 70. En el hemisferio norte nos sobran, en el sur, menos industrializado, cuesta más, creen, localizarlos. Por eso está Sabino aquí.

Retén cuando te confesaba que le emociona pescar krill por primera vez. Tener sus propias muestras. Jugar lejos del laboratorio a hacerse más preguntas de las que traía encima.

Sus labios te hablan de piezas, de rompecabezas, y poco a poco te construyen un tetris de inquietudes, pero sus ojos te van diciendo pasión, pasión, pasión…hasta que al final todo encaja, como ese rompecabezas que él y los investigadores de ATOS persiguen, y sus ojos son sus labios y te suelta un : “ Esto es apasionante”.

LOS GOYA EN EL HESPERIDES

Los hombres del mar, bien lo saben “ No hay mentira mas grande que un festivo en el mar”, y así es, hoy domingo buen tiempo, mar en calma y un radar que a pleno rendimiento que se llena de puntitos verdes como si del control aéreo del aeropuerto de Nueva York se tratase y ni son aviones ni tienen color verde; son azules , blancos y negros para distinguir su edad y su composición, “iceberg”, grandes y pequeños, silenciosos y gruñones, lisos y rugosos, formas endemoniadas que obligan a navegar a menos de 2 nudos a un barco como el Hesperides en latitud 63 grados 50 minutos (mar de Weddell), en la blanquisa (miles de pequeños trozos de hielo con vida dentro).

Hoy festivo las zodiac del barco no han parado, por la mañana pruebas de agua, por la tarde pruebas de hielo, agujeros en la panza que otros días estos hielos (soldados heridos en retirada de la masa continental Antártica) no nos lo han permitido. Subir a un iceberg es como saltar de un barco a otro, de un movimiento al siguiente, un baile con la música de las olas que allí en el hielo mueren, olas que erosionan sus formas y lo mecen a su ritmo.

Hoy festivo, porque si, porque es mentira, porque se han entregado los Goya y: Mejor película ha sido ”ATOS 2”, que rodada en la Antártida se ha llevado casi todas las estatuillas dejando tan solo:

Mejor trabajo en equipo: oficiales, suboficiales y personal de marinería que han hecho posible el rodaje de “ATOS"

Guión: Vanesa Gómez

Fotografía: Miguel de la Fuente

Sonido: Alfredo Sánchez

Mejores efectos especiales: Oscar García que hace posible la trasmisión de esta película

Goya de honor a todos los científicos que componen esta expedición<

Porque si, porque es mentira; porque hoy es festivo

EL PEZ DESCONCERTADO


La belleza te calla de golpe. Le sobran las palabras porque se basta a si misma. Enmudeces porque cuando te viene de frente es mejor no decir nada. Mutis. Te sale un icerberg de costado, te asoma por la ventana del camarote, te anticipa que detrás de él viene otro, y tú te muerdes los labios por no estrujarte las lágrimas.

Hay un acertijo sencillo, una ocurrencia discretamente divertida, que dice que si los peces no hablan es porque les entra agua por la boca. Aquí, lo que les pasa, sospecho, tiene más que ver con la belleza. Por ejemplo, los peces de hielo no son tímidos, simplemente viven conmovidos. Desconcertados por cruzase con el 90 % de la columna de un iceberg que pendula,casi a golpe de krill, bajo el agua. No sólo blancos, sino azules, porque el oxigeno les crece por dentro en forma de burbujas, como si el cielo por momentos hubiera decidido que es mejor descolgarse y se hubiera quedado prendido allí.

Esos gigantes son una especie de termómetro histórico de la tierra. Si les pegarán un tajo de arriba abajo, difícil, algunos miden hasta 200 metros, asi que mejor recurrir a una perforadora, y luego lo analizarán loncha a loncha, cada una de esas capas nos diría apróximandamente cómo ha evolucionado la temperatura del planeta. La clave la tienen componentes imperceptibles como el oxigeno o el carbono. De que estén o no, o en qué cantidades nos marcará una fecha u otra.

La belleza no cansa aunque lleves miles de años contemplándola como los peces hielo. Por eso siguen hablar. Por eso aquí lo único que se escucha es el silencio.

Cuando lo anuncien por megafonía.

“Informativo: hoy en el telediario de las tres de Televisión Española se emitirá una noticia sobre el Hespérides”. Después de este aviso por la megafonía del barco en la sala de científicos se crea una gran algarabía. Sólo hay un teléfono para uso común que se turnan para avisar a los familiares. También el personal militar nos pregunta a diario. Por eso en cuanto tenemos la confirmación de que nuestra pieza ya está en Madrid y se va a emitir, les avisamos para que lo anuncien.

Pero para llegar hasta este punto primero hay que conseguir que las imágenes lleguen hasta Torrespaña. Esto desde el medio del océano no es tan fácil. Y desde estas latitudes mucho menos. El equipo de televisión que estamos en el buque disponemos de varios medios de comunicación. Todos ellos funcionan vía satélite. Pero se ven muy mermados dado que éstos normalmente se encuentran a la altura del ecuador. Con lo que estamos justo al límite de la cobertura. Cualquier accidente geográfico nos hace sombra. Incluso una gruesa capa de nubes es suficiente para afectar a la comunicación. Todo se complica con el vaivén del barco. Nosotros no sólo tenemos que comunicarnos con España. Nuestro principal objetivo es enviar las imágenes de lo que aquí se hace para los telediarios. Esto supone una gran cantidad de datos. Aquí los medios convencionales de envío en televisión no existen. Estos consisten en una parabólica que emite imágenes en tiempo real a través de un enlace por satélite. La informática viene a echarnos una mano en este caso. Las imágenes se pueden transformar, comprimir y mandarlas por una vía de datos (Internet).

El Hespérides cuenta desde este año con un nuevo sistema de banda ancha que mejora las comunicaciones de la nave. Por supuesto también funciona vía satélite estableciendo un enlace entre el barco y la sede de la U.T.M. (Unidad de Tecnología Marina) en Barcelona.

Entre otros servicios propios del buque, permite a los científicos el acceso a Internet y servicio telefónico.Óscar García, miembro de la U.T.M., en estos momentos reponsable de informática y comunicaciones a bordo del buque me esta ayudando con el envío de las imágenes. Créanme cuando les digo que no es una tarea fácil y que hemos tardado en dar con un medio útil de comunicación con Torrespaña. Óscar está dedicando mucho tiempo y muchos medios con nosotros. Y hay que agradecérselo porque al fin y al cabo, excede de los límites de su trabajo.

Mañana, seguramente mas de uno me preguntará: “¿Cuando va a salir lo que nos grabasteis?” Y yo les responderé: “Cuando lo anuncien por megafonía”

Equipo del Hespérides


La Expedición Malaspina 2010 ya ha comenzado su singladura gracias al impulso del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC. Es la mayor expedición marina de la historia que pretende evaluar el impacto del cambio global en el Océano y estudiar su biodiversidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios