« Conozca al fotógrafo (o al menos a su cámara) | Portada del Blog | Calma al atardecer »

El nacimiento de la Corriente de Guayana

Dejamos ya anoche la línea ecuatorial y seguimos ahora el talud del continente sudamericano frente al río Amazonas. Hemos realizado 12 días de mediciones de esta extraña región donde la Corriente del Norte de Brasil, que trae diversos tipos de aguas del Atlántico Sur, confluye con el sistema de corrientes ecuatoriales, formado principalmente por una intensa contracoriente ecuatorial profunda que se ciñe unos 150 km alrededor del ecuador y varias recirculaciones zonales sobre la región tropical. Ayer culminamos este primer grupo de mediciones asistiendo con incertidumbre al nacimiento de dos grandes corrientes: la Corriente de Guayana y la Contracorriente Profunda Ecuatorial.


La Corriente del Norte de Brasil tiene cerca de 400 m de profundidad y su anchura va desde la plataforma (aquí muy somera, apenas 70-100 m) hasta unos 150-200 km con velocidades superficiales superiores a 1 m/s, transportando mas de 30 millones de metros cúbicos por segundo. Al llegar al ecuador esta corriente se divide en dos ramales. Su parte más occidental, pegada al talud, consigue atravesar más allá de 1ºN y continua su camino hacia el Mar Caribe denominándose ahora la Corriente de Guyana. Otra parte se desvía hacia el Este y sigue la línea ecuatorial pero modificando rápidamente su estructura, de modo que sus aguas inferiores (150 a 400 m) se mezclan y el núcleo de alta velocidad se hace más somero, sin llegar a la superficie por cuanto ahí se enfrenta al flujo de levnate asociado a los vientos alísios, la Corriente Surecuatorial. El resultado es la llamada Contracorriente Profunda Ecuatorial.

El factor que determina la división de la Corriente del Norte de Brasil en la Corriente de Guayana y la Contracorriente Profunda Ecuatorial es el gradiente de presión en este margen occidental, el resultado complejo de conjugar las presiones atmosféricas, las masas de agua de origen austral y la descarga de este gran río Amazonas. El río Amazonas descarga un valor medio anual cercano a los 150.000 metros cúbicos por segundo, llegando al doble en épocas de crecida. Si bien se trata de apenas una veinteava parte del transporte de la Corriente de Brasil, ocurre que es agua dulce, es decir bastante menos densa que la que lleva la Corriente del Norte de Brasil, con unas 37 partes por mil de sal. Esto condiciona las presiones dentro de la columna de agua y, por ende, la dirección que tomará el flujo.


Nos dirigimos ahora hacia los 7,5ºN donde seguiremos rumbo este para repetir, por cuarta vez en 50 años, una sección trasatlantica de referencia. Este es posiblemente el motivo central de nuestra campaña, trás la cual nos quedarán apenas 6 días para realizar mediciones en el Domo de Guinea y entrar en el puerto de Mindelo, en la Isla de Sao Vicente de Cabo Verde, el 16 de mayo.

Hoy os adjunto varias fotos que Marc Gasser ha tomado sobre los científicos a bordo y algunas de sus actividades rutinarias en el barco. En la primera de ellas vemos a Mikhail repasando sus notas con rostro incrédulo y a María que escucha atenta mientras se sonríe hacia adentro... Más abajo esta Marta, en uno de sus raros momentos de pausa, dejando descansar al citómetro. Después tenemos a Evarist preparando, con actitud de maestro budista, sus muestras para análisis de oxígeno en la cubierta de popa. Y finalmente Celia, contando granito a granito, lo que va a echar en el fogón... menos mál no es el de la cocina! Hasta pronto!!

6 Comentarios

!Hasta pronto!

Hola Jose Luis,
Nuevamente gracias por las noticias del blog. Una consulta, crees tú que los posibles efectos en los cambios de lluvias y descargas del río Amazonas puedan afectar la formación de la Corriente de Guayana y la Contracorriente Profunda Ecuatorial....por ejemplo una disminución en las descargas del amazonas?
Otra consulta, esta descarga de agua dulce, afecta de alguna forma a la comunidad planctónica presente..hay un reemplazo de especies?
Bueno por todo muchísimas gracias y mucha suerte en todo!!
Abrazos!

Hola Antonio,
ciertamente llama la atención ver la multitud de coincidencias a 0º de latitud. A esta latitud la fuerza de Coriolis desaparece y es el único lugar del planeta donde las flujos a gran escala, atmosféricos y oceánicos, van de zonas mayor a menor presión. Por tanto la presión aquí tiene, si cabe, un efecto más directo sobre la circuñación. Además, en la zona ecuatorial tenemos gran liberación de calor latente (vapor) hacia la atmósfera, que controla las presiones atmosféricas y los vientos, y también grandes precipitaciones, responsables de las grandes cuencas del Amazonas y del Africa tropical. En particular, el Amazonas desemboca precisamente en el Atlántico Ecuatorial a 0º y por tanto ocasiona una retroalimentación en el sistema, pues esa descarga modifica los gradientes de presión, controla el movimiento de las masas de agua cálidas y afecta el flujo de calor latente. En resumen, la pregunta es muy oportuna y creo que la respuesta es un SI rotundo, pero el mecanismo de control del Amazonas sobre este sistema de corrientes oceánicas es complejo y seguramente merecería un estudio aparte. Hasta pronto.

Marieta....!!!!!!
Et veig molt aplicada, eh!. Molt bé, molt bé.

Un beset........!

celia!

ja he trobat el primer plano que em deies :)

veig que estàs molt ben acompanyada i ben entretinguda contant fesolets per tirar-los al fogó!

demà és sant jordi i sortirem de paradetes i roses. El celebrareu a bord?

un petó ben gros desde terra ferma


esto esta muy bueno

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Equipo del Hespérides


La Expedición Malaspina 2010 ya ha comenzado su singladura gracias al impulso del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC. Es la mayor expedición marina de la historia que pretende evaluar el impacto del cambio global en el Océano y estudiar su biodiversidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios