« Longitud 180º Este… ¡y Oeste! | Portada del Blog | La ansiedad del naturalista »

El desierto azul del océano

Hace poco leí un artículo en una revista de oceanografía en el que se comentaba el origen de la frase "Blue is the desert color of the sea", refiriéndose al añil profundo del océano en las zonas en que la producción es muy baja, aguas absolutamente límpidas, desprovistas (durante el día) prácticamente de vida. Realmente es azul el desierto marino; un azul que no me veo capaz de reproducir en mis dibujos.

Estos desiertos en el océano son zonas en las que las corrientes conforman un sistema equivalente a las áreas anticiclónicas atmosféricas, las altas presiones que traen el buen tiempo y el cielo también azul. Navegamos por un océano Pacífico tan pobre y azul como podría desear el turista más exigente.

Sin embargo, incluso en estos desiertos, en la interfase entre el agua y la atmósfera, es capaz de prosperar una comunidad especial, el neuston, del que ya comenté algunas particularidades. ¿Como puede existir vida en la superficie del desierto oceánico? Precisamente las fronteras, las interfases, son lugares privilegiados para el desarrollo de cierto tipo de vida. Para quien puede explotarla, la capa límite entre el mundo aéreo y el acuático de los desiertos del mar es una cornucopia, la despensa donde se concentran los escasísimos recursos del océano azul.

Algunos de los habitantes de la frontera viven a caballo de ambos medios. Algunos sifonóforos, como la peligrosa carabela portuguesa o las Velellas, parecidos a medusas pero con una especie de flotador, un a modo de vejiga erguida como una vela que los mantiene a flote y les permite navegar con el viento.

Estas largan sus tentáculos llenos de células urticantes como líneas de pesca para atrapar la comida. Otros, los Halobates, los únicos insectos marinos, viven en la parte aérea, sin mojarse. Una particularidad común a muchos de los miembros de la comunidad del neuston es su color. Organismos taxonómicamente muy diferentes, desde celentéreos (medusas y sifonóforos) a moluscos planctónicos del grupo de las babosas de mar, pasando por crustáceos como los copépodos, los animales más abundantes del planeta, son de un azul tan intenso como el del mar.

Confundirse durante el día, no ser vistos desde el aire, es fundamental para todos ellos; los pequeños petreles, paíños y otras aves marinas, son enemigos peligrosos. Igualmente es importante protegerse de los efectos negativos de la radiación ultravioleta, y su color contribuye a ambos fines.

Para el estudio de esta comunidad de organismos se toman muestras con una especie de catamarán, el viejo y útil patín de neuston que tantas veces utilizamos en los años 70 durante las campañas oceanográficas dirigidas por el profesor Ramón Margalef o el Dr. Francesc Vives. El patín de neuston es una especie de catamarán que sostiene una red de plancton, una especie de colador de malla muy fina (unas 3 décimas de milímetro) que queda medio sumergida, por lo que captura con eficacia los organismos a ambos lados de la interfase agua-atmósfera.

Y en las muestras de estos días en el desierto azul del mar, sobre todo en las nocturnas, aparecen pocos ejemplares pero de una variedad enorme de especies y grupos taxonómicos, como en las vitrinas de exhibición de un museo o las cajas de insectos de un coleccionista.

En la mar, a 25 de Abril de 2011.

Miguel Alcaraz

Científico del CSIC e ilustrador oficial de Malaspina

5 Comentarios

Qué interesante; tenéis que estar viendo muchos ejemplares de organismos y microorganismos.Es muy cierto lo que decís en aguas abisales ha de haber miles de ejemplares aún por descubrir.Un saludo.

Hola,
Buena singladura y qué envidia me dáis, siendo dura la labor, estais a la vanguardia de un pais aún arcaico.
Muchos más como vosotros son necesarios (y muchos más barcos, claro).
Un abrazo y buena mar

;)...
plantemos 7 arboles y un poco de musica fresca para el corazón...

http://www.youtube.com/watch?v=nRRNLTlkWl4&NR=1

http://www.youtube.com/watch?v=chIHa1_LHVs
------------
http://a6.sphotos.ak.fbcdn.net/hphotos-ak-snc7/s320x320/402125_241344185940437_100001945721099_573990_781323874_n.jpg
------------------
Cuando el oído es capaz de oír, entonces vienen los labios que han de llenarlos con sabiduría. El kybalión -

Muy buen articulo. Os dejo otro artículo que puede resultar de utilidad sobre las diferencias entre el mar y el océano.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Equipo del Hespérides


La Expedición Malaspina 2010 ya ha comenzado su singladura gracias al impulso del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC. Es la mayor expedición marina de la historia que pretende evaluar el impacto del cambio global en el Océano y estudiar su biodiversidad.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios