« Tres. Irrati. | Portada del Blog | Cinco. Para llorar. »

Cuatro. Camello.

Viñeta3.0      ¿Por qué lo llamarán camello cuando quieren decir dromedaria? Porque suena mejor, más líquido y más dulce con "elle". El número de jorobas poco importa. En cuanto al sexo, tratándose de camellos, da igual. La poco creible historia sonora de Pepe y el camello se emitió por la radio el 31 de enero del año 1979: un reportero, magnetofón al hombro y micrófono en mano, se topó en un paraje solitario de la isla de Lanzarote con un labrador de nombre Pepe y una dromedaria a la que sin embargo llamaba camello, sin que a ella pareciera gibarle demasiado. 

    Arar el campo es una de las actividades humanas más antiguas y útiles, pero tremendamente aburrida. Una forma de aliviar la tediosa rutina de la labranza es acompañarla cantándose algo repetitivo: de aquellos ancestrales cantos para las tareas estivales del campo debió brotar, con toda probabilidad, el origen de la moderna "canción del verano". En 1979, parte de los camellos canarios habían sido ya afectados por una reconversión laboral salvaje que les haría acabar paseando de una duna a otra  y vuelta con un par de turistas subidos permanentemente a la chepa. Afortunadamente, el camello de Pepe aún conservaba por aquel entonces un trabajo digno. Cada cual a lo suyo. El camello, araba; el labriego cantaba y el reportero preguntaba. Por citar el nombre de todos: el tercero era Manuel Garrido Palacios.  

    Oír para creer. Para re-escuchar esta historieta sonora de la radio del 79, basta con con pincharle un poco ahí abajo al camello. No tan abajo. Ahí. En la "elle" suena mejor. Quizá haya que esperar un poco pero enseguida se descarga el camello.

CAMELLO  

Camello
 

 

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a014e6089cbd5970c0168e757fc07970c

Listed below are links to weblogs that reference Cuatro. Camello.:

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Rafael Roa


Algo sonoro más todavía para recordar de la radio de los últimos 75 años. En este blog se vuelcan las otras historias de la radio, las mínimas, los sonidos complementarios a la historia oficial, a veces las voces secundarias de las ondas, no por más prescindibles menos imborrables en el recuerdo de muchos. La memoria será frágil pero el archivo de RNE es ancho y largo y profundo. ¿Qué sonido quieren recordar? Seguro que lo tenemos pero si no, lo pintamos o bajamos a buscarlo a los infiernos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios