« Uno. Pedagogical pop | Portada del Blog | Tres. Irrati. »

Dos. Amantes de Teruel.

                  Viñeta2.0Palabra, música y efectos. Ante un micrófono, cualquiera se atreve a parlotear, a tararear o a imitar una ráfaga de viento a silbido limpio. Para la radio, como es ciega de nacimiento, lo que no suena nada es simplemente que no existe; una hache intercalada le pasa completamente desapercibida, y un minuto de silencio se le antoja cien mil veces más interminable que a otros medios.

         Pero a base de efectos, la radio puede recrear no solo un largo silencio sino hasta los conceptos más abstractos que se pueda imaginar. Por ejemplo: el amor. ¿Cómo suena el amor? El amor humano, en minúscula, puede sonar un poco jadeoso, entrecortado, algo gimiente y ya está. Todo el mundo lo entiende. Pero ¿cómo suena el Amor en mayúscula, el platónico, esa cosa tan espiritual y tan sin consumar? La radio nos lo mostró un viejo catorce de febrero, ya día de San Valentín claro, pero del año 1983. Como la realidad supera la ficción, no hizo falta efectos artificiales. El sonido último del amor hasta que la muerte separe a los amantes, se hallaba lógicamente sobre una tumba. Y para sorpresa de quienes aquella mañana del 83 escuchábamos la radio, el amor platónico, la verdad, sonaba un poco… a hueco.                                                            

                 Escuchar:  MAUSOLEO AMANTES DE TERUEL

 

 

Rafael Roa


Algo sonoro más todavía para recordar de la radio de los últimos 75 años. En este blog se vuelcan las otras historias de la radio, las mínimas, los sonidos complementarios a la historia oficial, a veces las voces secundarias de las ondas, no por más prescindibles menos imborrables en el recuerdo de muchos. La memoria será frágil pero el archivo de RNE es ancho y largo y profundo. ¿Qué sonido quieren recordar? Seguro que lo tenemos pero si no, lo pintamos o bajamos a buscarlo a los infiernos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios