« Diecinueve. SOS. Llevo 38 años intentando resolver un jeroglífico de Oconoro | Portada del Blog | Veintiuno. De no poder hablar, abona, que algo queda »

Veinte. Noriko y olé

Viñeta3.0    Esto de hoy data de aquel remoto tiempo en que los chinos que teníamos más a la vista ya sonreían, eso sí, pero sin dejar de mirar al techo mientras enfocaban analógicamente cualquier objeto a su alcance, sin abandonar la fila india, a pesar de ser chinos. Esto de hoy es de los tiempos en que los chinos no tenían tiendas de chinos porque no eran chinos sino japoneses que hacían turismo por España para enseñarnos sus yenes-dólares, dejarnos que les robásemos un poco las carteras y asombrarnos de la barbaridad que les gustaba el flamenco a ellos, que venían de unaConcierto_oscar003bis cultura tan lejana como el lejano oriente, mucho más lejano que aquel lejano oeste del otro lado de la vuelta de la esquina del mapa al que tantas y tantas veces habíamos visto en las películas de vaqueros, ese género costumbrista.

  La pasión de los japoneses por el flamenco ya no causa asombro, pero en 1972, el arte flamenco era aún cosa de patios andaluces y de tablaos de viajes organizados estrictamente lo justo y un par de visitas guiadas más. Para encontrar en Madrid a un guitarrista de ojos rasgados y a Kumiko001una bailarina con kimono de gitana, había que salir a la calle y ponerse a buscarlos. Eso es lo que hicieron el 29 de septiembre de 1972 los compañeros de la radio hasta localizarlos. Kirosi y Noriko. ¿Es más fácil dar palmas o tocar la guitarra? ¿Resulta más sencillo, el cante, el baile, hablar español o yo que sé? Preguntas de la radio de hace justo 40 años: sonidos para recordar.

 

0 Comentarios

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Rafael Roa


Algo sonoro más todavía para recordar de la radio de los últimos 75 años. En este blog se vuelcan las otras historias de la radio, las mínimas, los sonidos complementarios a la historia oficial, a veces las voces secundarias de las ondas, no por más prescindibles menos imborrables en el recuerdo de muchos. La memoria será frágil pero el archivo de RNE es ancho y largo y profundo. ¿Qué sonido quieren recordar? Seguro que lo tenemos pero si no, lo pintamos o bajamos a buscarlo a los infiernos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios