« Treinta y siete. El último numantino | Portada del Blog | Treinta y nueve. Desde Santurce »

Treinta y ocho. El hijo de la madre del árbitro de fútbol de la liga 79/80

Viñeta3.0    Una de las ventajes del fútbol es que, al hacerte comprender que la responsabilidad última de todo es de la madre de árbitro, el ahorro en ansiolíticos los domingos es considerable. Y los sábados. Y los miércoles... Dicen que si los árbitros de fútbol suelen llevar tan a menudo un apellido compuesto es simplemente para disimular. Y como algún día tenía que ser, el Audio Para Recordar de esta ocasión va, no de información radio-deportiva que sería algo demasiado concreto, sino de su término Arbitro1genérico más amplio: cosas del fútbol.

    El partido de la jornada de aquella décima jornada de liga del 18 de noviembre de 1979 lo disputaron el Salamanca contra la Real Sociedad. En el encuentro se produjo un solo gol pero pasaron cosas. Y la radio estaba allí: no sólo los redactores del área de deportes, sino los del programa Documental que preparaban uno sobre la vida, milagros e integridad física de los árbitros de fútbol en la España actual de 1979. A don Anastasio Mayoral le ARBITRO3tocó arbitrar aquel partido, luego también protagonizar el documental que, en un principio, iba a ser testimonio  humano sobre su honesta actividad de fin de semana, pero que acabó como un reportaje de sucesos, ya que ni el mismísmo Rodríguez de la Fuente se atrevía a rodar documentales  sobre naturaleza tan salvaje.

    Así fue el relato radiofónico de un plácido y relajante finde habitual en la vida de un árbitro de fútbol setentero, contado en la radio de noviembre de 1979. Arbitro5Primero hay un avance-aperitivo sonoro, y más abajo el audio del programa completo.

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Rafael Roa


Algo sonoro más todavía para recordar de la radio de los últimos 75 años. En este blog se vuelcan las otras historias de la radio, las mínimas, los sonidos complementarios a la historia oficial, a veces las voces secundarias de las ondas, no por más prescindibles menos imborrables en el recuerdo de muchos. La memoria será frágil pero el archivo de RNE es ancho y largo y profundo. ¿Qué sonido quieren recordar? Seguro que lo tenemos pero si no, lo pintamos o bajamos a buscarlo a los infiernos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios