« Treinta y seis. El corazón loco de Alberto Pérez. | Portada del Blog | Treinta y ocho. El hijo de la madre del árbitro de fútbol de la liga 79/80 »

Treinta y siete. El último numantino

Viñeta3.0    En la radio, cuando no se sabe algo de un tema, lo mejor es preguntarle a un superexperto en la materia y pedirle que lo cuente pero clarito, para que se entere todo el mundo, el entrevistador también. En el Audio Para Recordar sale esta vez Numancia. Durante un porrón de siglos, Numancia fue algo más que un club, un club deportivo que alcanzó la popularidad a causa de sus increibles hazañas futboleras. No obstante, en 1975, en julio, Numancia aparecía aún en los libros de texto escolares por otra cosita. Fue entonces cuando una pareja de reporteros de la radio pudieron hablar con el último numantino que les contó, in situ,  nunca mejor empleado el latinajo, la verdad de lo que había debido pasar allí para que todo aquello acabase en ruinas..

    Sus explicaciones fueron claras, meridianas, y en ellas se combinaron humanamente  Historia y VidaNumancia1 con sabiduría y humildad. Don Teodoro era el  último numantino, su esposa y sus muchos hijos también. La familia penó, en aquel sitio, durante décadas, las miserias de las batallas  cotidianas por conseguir el bocado de mediodía, espantar el frío a manotazos sobre las piedras y tener que correr muy lejos para traer agua corriente y distante. Fue la otra  guerra, la cotidiana, que también la contó, en la radio, Don Teodoro, el último numantino.

 APR 07/07/1975 NUMANCIA

1 Comentarios

La vida de aquél tiempo y cómo la afrontaban és de admirad, mi padre también cuenta anécdotas similares. Ganaba 3'50, y no le alcanzaba, con 8 hijos debían pasar las de "Caín".

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Rafael Roa


Algo sonoro más todavía para recordar de la radio de los últimos 75 años. En este blog se vuelcan las otras historias de la radio, las mínimas, los sonidos complementarios a la historia oficial, a veces las voces secundarias de las ondas, no por más prescindibles menos imborrables en el recuerdo de muchos. La memoria será frágil pero el archivo de RNE es ancho y largo y profundo. ¿Qué sonido quieren recordar? Seguro que lo tenemos pero si no, lo pintamos o bajamos a buscarlo a los infiernos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios