« Carmen Pérez Díe: "Con esta investigación hemos dado un gran paso en la arqueología española" | Portada del Blog | Rosa Fregel: “La historia de Canarias forma parte del patrimonio científico del país” »

Juan Villa Herrero: “Este tipo de trabajos son fundamentales para dignificar nuestro patrimonio cultural e histórico”

    viernes 3.abr.2020    por La historia secreta de las momias    0 Comentarios

Juan Villa se ha convertido en uno de los principales referentes de la escultura, dentro y fuera de España. Su inagotable imaginación ha dado vida a seres fantásticos y personajes históricos, que son admirados por aficionados y profesionales debido al gran nivel de realismo. La tecnología y la artesanía conviven en su taller a través de técnicas vanguardistas y métodos ancestrales, que han llamado la atención del mundo del teatro, la televisión, las instituciones culturales y hasta la antropología forense. Su talento consiguió resucitar a Nespamedu, un médico del faraón y sacerdote de la época ptolemaica cuyos restos momificados se encuentran en el MAN, y que Juan Villa tomó para la reconstrucción al detalle de su aspecto en vida. Tras el éxito de esta creación, el desafío continúa con la reproducción del busto de la momia guanche de Madrid, una reliquia de la cultura guanche que verá la luz en la siguiente entrega del documental ‘La historia secreta de las momias’, coproducida por TVE y Story Producciones.

 

Juan Villa realizando el proceso de modelaje de un busto

 

¿En qué consiste tu trabajo?

Soy un escultor aplicado al mundo del espectáculo, a recreaciones para museos, teatro, musicales, televisión, atrezzo... Es un oficio en el que he aprendido de diferentes disciplinas como la escultura, la artesanía o la realización de efectos especiales. Llevo desde los veinte años trabajando en esto, desde que abrí mi primer taller. Actualmente realizo muchos encargos para el mundo audiovisual y llevo trece años trabajando en Cuarto Milenio, realizando recreaciones de lo más variadas, por lo que tengo que reconocer que el ritmo televisivo es un estímulo muy fuerte. Hay veces en las que en un año tengo que hacer lo que normalmente tardaría diez.

 

¿Qué prefieres? ¿Ficción o recreación histórica? 

La verdad es que cuando estoy con un proyecto pongo toda mi dedicación a ese trabajo, independientemente del tipo de obra que sea. Sin embargo, no es lo mismo realizar un decorado que trabajar en la reconstrucción de alguien como Nespamedu, porque hay un componente impagable, que es el estar interactuando con historia. De hecho, este fue uno de los trabajos que más disfruté. 



 “Hay un componente impagable, que es el estar interactuando con historia"

 

 

¿Qué fases tiene el trabajo de reconstrucción?

La primera fase en un encargo de estas características es la documentación. Tenemos que saber bien lo que vamos a hacer, ya que la mayor parte de las veces nos piden cosas de las que nosotros no somos especialistas. Detrás del trabajo realizado con Nespamedu hay una gran labor de investigación y estudio, en colaboración con el MAN de Madrid.

A partir de ahí viene un proceso más técnico que consiste en dilucidar, con el tiempo y el presupuesto que tenemos, qué sistema de fabricación vamos a utilizar en el taller. Existen muchas técnicas, como el modelaje en plastilina, en barro de forma tradicional, técnicas 3D…. Gracias al TAC realizado por el Hospital Quirón, obtuvimos una digitalización de la momia, con toda la información que necesitábamos para trabajar. 

Para la réplica de la momia guanche, decidimos utilizar una máquina fresadora, es decir, un brazo robótico de seis ejes que va tallando en una espuma de alta densidad la forma de la momia. Teníamos todo el aspecto exterior fresado con un grado de precisión muy bueno, pero no deja de ser un trabajo realizado por una máquina y hay aspectos que durante este proceso se pierden. Aquí es donde está el mayor valor del artista, a la hora de impedir que todos esos matices tan importantes se pierdan. Por ejemplo, arrugas, poros de la piel o detalles que realizamos a mano porque la digitalización no es capaz de reproducir.

Después de esto aplicamos una capa de menos de un milímetro de grosor de una plastilina líquida profesional y sobre ella pincelamos y pulimos los últimos detalles. Como la plastilina no es un material resistente, a través de un proceso de copia en moldes, creamos una momia igual en silicona, un material rígido en el que todos los detalles quedan registrados.

 

 

 

Moldes para la réplica del busto en silicona

 

¿Cómo se realiza una reconstrucción facial? 

Gracias al TAC que el Hospital Quirón realizó, recibimos una digitalización de la momia guanche con mucha información útil. La ventaja que nos da el TAC es que podemos hacer una digitalización por capas, lo que nos permite seleccionar solamente el hueso o solamente tejidos blandos, pero no es un digitalizado puro y duro. Gracias a esta herramienta, conseguimos una impresión en 3D del cráneo y tomando como base esta parte, realizamos una reconstrucción forense del aspecto que podría tener en vida con una fiabilidad de casi el 100%. 

Sobre el prototipo del cráneo situamos unos indicadores que nos indican el grosor que debe tener la piel en cada zona, en base a unos parámetros de raza, sexo, edad… Con estas medidas, vamos modelando los músculos, el tejido blando y todo el resto de la cara. El cráneo nos da las instrucciones completas de medidas como la longitud de la nariz o la forma de las orejas. Cada decisión que tomamos respecto a las características del rostro de la momia guanche, viene refrendada por un estudio previo en el que nos valemos del asesoramiento de los restauradores e historiadores del MAN, que conocen mejor que nadie el contexto histórico del personaje. 

 

“Cada decisión viene refrendada por un estudio previo en el que nos valemos del asesoramiento de los restauradores e historiadores del MAN, que conocen mejor que nadie el contexto histórico del personaje”

 

Hay aspectos que no vienen marcados por la forma del cráneo y para los cuales es necesario el estudio de otros factores. Por ejemplo, durante la reproducción del busto de Nespamedu, tuvimos en cuenta su condición de sacerdote para características de la piel como las arrugas, las manchas o el tono, ya que un personaje de ese estatus tenía acceso a una serie de cuidados de la piel del que no disponían otros. De la misma forma que con la réplica de la momia, en el caso del busto también realizamos un volcado a silicona, para poder disponer de una pieza más resistente. Sobre la silicona aplicamos matices de color y otros detalles, para los que utilizamos pigmentos naturales, óleos, aglomerantes mezclados con tierras naturales, y toda una serie de elementos que le otorgan vida a la creación.

Cuando comenzamos los procesos de reconstrucción de la momia Guanche, todo apuntaba a que el pelo de la cabeza que conserva la momia era un añadido posterior y que nada tenía que ver con ésta. La información de que efectivamente ese pelo era original del mismo individuo nos llegó prácticamente en la fase final de la reconstrucción, con lo que tuvimos que rehacer parte del trabajo en este sentido para ajustarnos lo más posible a la realidad.

 

Recreación de un busto con indicadores de grosor

¿Cuál fue el reto en la recreación de Nespamedu?

Lo cierto es que todos los trabajos por el taller suponen siempre un reto porque nos dedicamos a hacer piezas únicas a las que nunca nos habíamos enfrentado. El proyecto concreto de Nespamedu conllevaba además una dificultad extrema como es el modelado y reconstrucción forense. Se trata de un proceso complejo en el que cada fase tiene que hacerse con rigor y de forma minuciosa. Por ejemplo, la fase inicial de postprocesado de los datos obtenidos desde Quirón con el TAC es clave para poder imprimir en 3D a tamaño real el cráneo. De igual modo, la impresión 3D con todos sus parámetros y la colocación de los indicadores de grosor de piel tienen que ser extremadamente precisas ya que todo el modelado posterior depende de ello. Siempre es complejo modelar sin dejarse llevar por el toque artístico y aquí es donde entran la técnica y los años de trabajo en juego. Construimos músculos y tejido comprobando grosores con el calibre para que todo esté en su sitio. Así pues, un proceso tan exhaustivo y delicado siempre es un reto y una satisfacción tremenda al poder dignificar a esa persona y que sea reconocida.

 

“Así pues, un proceso tan exhaustivo y delicado siempre es un reto y una satisfacción tremenda al poder dignificar a esa persona y que sea reconocida”

 

¿y en la de la momia guanche? 

No hay dos trabajos iguales y la momia guanche tiene la dificultad añadida de que se conservaban partes como la piel, las orejas, los labios o la nariz. El problema reside en que esas referencias están completamente deformadas por lo que a priori no las tuvimos en cuenta, es inevitable comparar continuamente el trabajo de reconstrucción con el estado actual de conservación de la momia guanche, pero hay que ser conscientes del erróneo camino al que nos puede llevar. En este sentido, aplicamos las mismas técnicas que con Nespamedu, si bien el pelo conservado ha sido clave en la investigación. La gran diferencia con la momia egipcia de Nespamedu ha sido la conservación del cráneo, mucho mejor en la guanche que en la egipcia. Fundamentalmente, esta diferencia en el cráneo la encontramos en la zona de la nariz; Nespamedu tenía completamente destrozados estos huesos por el proceso de momificación que sufrió en su momento. Para nosotros los huesos de la nariz son muy decisivos a la hora de calcular ancho, longitud de la nariz e incluso posible inclinación. 

 

Perfil del busto de Nespamedu

 

¿Cómo consiguió ese nivel de realismo tan alto?

Se trata de una reconstrucción científica y solemos huir de toda representación efectista y sin fundamento (por ejemplo añadir un tipo de peinado o maquillaje aleatorio sin constancia histórica), pero sí podemos añadir en la fase final de terminación detalles como pelo natural, ojos de resina o poros de piel que nos ayudan a reflejar mejor el aspecto final. Es una fase muy delicada y que todo el trabajo anterior una vez más se puede ver alterado. Se trata de pasar la escultura de plastilina a un material más real como es la silicona. Es entonces cuando podemos darle color y poner pequeños detalles que realzan todo el trabajo, pero siempre de una forma equilibrada y teniendo en cuenta el contexto histórico ya que de lo contrario todo el trabajo previo se perdería. Es un proceso largo, exhaustivo y meticuloso pero tremendamente satisfactorio. 

Juan retocando detalles del busto de Nespamedu

 

¿Cuánto tiempo lleva un encargo de estas características? 

Para empezar, hay que destacar que traducir un TAC a un lenguaje que nuestras herramientas pudieran entender nos llevó aproximadamente dos semanas. La de modelado suele llevarnos normalmente uno o dos días en cualquier otro tipo de encargo. Sin embargo, para la reconstrucción del busto de las momias tardamos aproximadamente dos meses para cada una. Es un proceso muy minucioso que no se podía hacer en un tiempo menor, sobre todo por el trabajo de documentación e investigación. 



¿Cómo serán en el futuro las reconstrucciones? 

Hace quince años el tema de las impresoras 3D apenas estaba despuntando y se veían como una herramienta muy lejana. Sin embargo, hoy en día casi cualquiera persona puede tener una en su casa. Por ejemplo, ahora mismo tengo delante impreso el busto de Nefertiti, a tamaño natural y con todo lujo de detalles porque alguien lo digitalizó en un museo de Berlín. Inevitablemente todas estas tecnologías nos van a ayudar mucho en el futuro porque tienen un potencial muy grande y aún tienen que evolucionar mucho más. Los procesos serán más ágiles, rápidos y económicos, permitiendo que este tipo de reconstrucciones se realicen con mayor asiduidad. Hemos atravesado una época muy digital a todos los niveles, pero al final te das cuenta de que necesitamos muchas veces que la obra tenga presencia física. Esta tecnología es fundamental en todo el proceso, pero el artesano tiene una implicación y un cariño especiales en cada obra que marcan la diferencia. 

 

“Esta tecnología es fundamental en todo el proceso, pero el artesano tiene una implicación y un cariño especiales en cada obra que marcan la diferencia” 

 

¿Por qué es necesaria una reconstrucción forense de la momia guanche? 

Desde mi punto de vista, el esfuerzo realizado por TVE, en colaboración con Story Producciones y el Museo Arqueológico Nacional, es fundamental para dignificar nuestro patrimonio cultural e histórico. A veces, olvidamos que las momias o cualquier resto histórico de los que disponemos en un museo formaron parte de la vida de personas como nosotros. Las reconstrucciones sirven para dignificar el recuerdo de esa gente y para llegar mejor al corazón del visitante. Además, ya en su momento me pareció mucho más interesante el hecho de estudiar a Nespamedu, que había sido un sacerdote, en vez de a un gran faraón. De los famosos personajes históricos siempre hay una retahíla de documentación muy extensa, pero me atrae más descubrir cómo vivían otras personas que no eran tan conocidas

La historia secreta de las momias    3.abr.2020 12:00    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Historia secreta de las momias

Bio 'La historia secreta de las mo

“La Historia secreta de las momias” es un documental coproducido por TVE y Story Producciones que nos mostrará la historia más desconocida y sorprendente de las momias del antiguo Egipto. Se realizará partiendo de una investigación real. Tres momias egipcias y la momia guanche mejor conservada del mundo serán analizadas con un escáner de última generación. Gracias a los resultados obtenidos reconstruiremos cómo fue la vida en el antiguo Egipto. Y lo haremos desde una perspectiva totalmente nueva: la que procede de las técnicas modernas de la medicina.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios