« "Innovar-se"... o morir. | Portada del Blog | Cervantes en Dublín »

Sorolla o la pasión de pintar

Joaquín Sorolla pintó su España luminosa mientras Solana fijaba en sus lienzos la España negra. Son las dos Españas pictóricas, la tercera quizá sea la de Julio Romero de Torres, que por esos mismos años daba cuerpo a la mujer morena.

Estos días he estado trabajando junto con mis compañeros Paola Guerra, Fernando Rodríguez Cano y Jesús París en un reportaje para “Informe Semanal” sobre la exposición antológica de Sorolla en El Prado. Visitar un museo es un placer delicado, a condición de que la estancia no se prolongue más de tres horas. En un bar se puede pasar una tarde estupenda, pero la contemplación estética prolongada conlleva riesgo de mareo. Digo esto como norma general que suelo aplicarme, pero estos días me ha tocado pasar largas jornadas en el Prado y confieso que se me han hecho cortas. Puede que a estas alturas esté haciéndome workahólico, o tal vez, más sencillamente, que sea un privilegio ver los cuadros junto a personas como el pintor Antonio López.


Me comentó el artista manchego la sorpresa que le causó en su primera visita al Museo del Prado comprobar que en toda la gran pintura española clásica, incluido Velázquez, predominaba el negro. Le bastaba salir a la calle para decirse: “La vida no es así, España no es así”. Es verdad que el negro forma parte de la realidad y de nuestro paisaje, pero no hasta el punto de ser el rey de los colores.



Según Antonio López, Sorolla fue uno de los primeros pintores españoles en romper el sostenido discurso de lo oscuro con su paleta de un rico cromatismo. Claro que como también dice el autor de “La Gran Vía”, a los intelectuales más prestigiosos del momento, los de la Generación del 98, les molestaba la visión luminosa de Sorolla. Los Baroja, Unamuno o Valle preferían los brochazos pesimistas de esos otros grandes maestros que fueron Zuloaga o Solana.

De todos modos, el problema de Sorolla no fueron sus compañeros de generación pictórica, sino la coincidencia en el tiempo con ese enorme vendaval creativo que fueron las vanguardias, que condenaron al ostracismo a los pintores figurativos. Tantos años después, concluida la dictadura estética de la vanguardia, que no las realizaciones de sus grandes artistas, la pintura asombrosamente sencilla de Joaquín Sorolla comparte espacio en el Museo del Prado con los grandes maestros clásicos. Recomiendo ver esta exposición antológica, y a ser posible más de una vez.

14 Comentarios

Y muy recomendable de ver por cierto, al hilo que lo decís-Tiene auténticas preciosidades.Os veo en Informe Semanal.Saludos.

Me gusta Sorolla, me gusta Zuloaga, también Solana, mucho además como escritor. Pero ni Españas negras ni mustias soledades, grises páramos, la alegría de Sorolla no tiene precio. Qué hermosos cuadros. Felicidades por el blog.

Sorolla no me interesa nada. Es pura pastelada. Me gusta Informe Semanal, pero no me esperéis para ver ese reportaje. Sorolla es el Corín Tellado de la pintura, y eso sin exagerar.

No puedo estar más en desacuerdo. Sorolla me parece uno de nuestros grandes pintores, continuadores de los Velázquez, Goya, etc, y precursores de Picasso, Dalí...

Técnicamente Sorolla es un maestro, pero a veces sus temas me inquietan, ya que me hacen recordar a aquella España negra y atrasada que quisiera desaparecida, pero que todavía sigue más viva de lo que quisiera. ¡Salud, maj@s!

No deja de ser paradójico que Sorolla te recuerde a la España negra, entonces, ¿qué me dices de Solana o Zuloaga? Quizá, te interpreto, quieras decir que te hace recordar la España tópica o folklórica. En todo caso eso sucede en los paneles de la Hispanic, un encargo al fin y al cabo.

Afirmo para instrucción de algunos que Sorolla ha sido uno de los más grandes pintores que ha tenido España en el último siglo. Pintaba, sin concesiones a modernismos ni vanguardias. Poseía una mano para depositar la pintura en el lienzo, que ya la hubiesen querido para sí, Zuloaga o Solana. El zoquete ese que dice que si la pintura apastelada, que si Corin tellado, seguro que le dais un pincel y se lo pone en la axila creyendo que es un termometro. Son los que luego dicen que Picasso fué un genio, cuando el propio Picasso ha reconocido que lo que hizo fué engañar y aprovecharse de la estulticia de una sociedad que, para empezar no sabia de pintura nada más que lo que le contaban los críticos. Y para terminar a Trabuco los siguiente: A un critico que no atina/ un consejo con buen fin/ no pretenda ser CLARIN/ quien nació para ocarina.

Ni tanto ni tan calvo. Sorolla es grande, pero Picasso fue un creador genial, aunque no todo lo suyo fuera bueno. La verdad es que durante mucho tiempo hemos vivido bajo la tiranía de las vanguardias, pero a cada uno lo suyo. Picasso es grande, viene de Velázquez y de Goya. Por ahí anda también Sorolla que es el mejor de los figurativos penúltimos. Y Antonio López, por cierto, tampoco es manco. Ah, muy buenos los versos de Pintor.

siempre tan al filo de todo, muy satisfecha por todo el Infome semanal, sois muy buenos en vuestro trabajo..
Bss

Me encanta Sorolla por varios motivos, pero principalmente, por la alegria, la luz y la sencillez, que trasmite en todos sus cuadros.
Los paneles de la Hispanic, no son tan "typical spanish" como decis, solamente reproducen costumbres y tradiciones de ciertos sitios de España, como las fiestas castellanas y sus trajes, procesiones de la Semana Santa, etc. Nada de "faralaes y panderetas".

creo que sorolla es uno de los mejores pintores que hay

Es un auténtico genio, os dejo esta dirección por si quereis comentar al respecto:
http://piensoluegoplasmo.blogspot.com/

Muy interesante.
http://coloreargratis.com/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Síguenos en...

Últimos comentarios