Dedicado a los toros y los toreros

Vaya por delante que no dejaré mi opinión personal sobre los toros porque creo que es un tema en el que juegan los sentimientos y la razón, la ética y la estética personal y social y lo interesante, como en todo, es que haya una reflexión general y cada uno saque sus conclusiones.

Eso es lo que pretendía el reportaje “Cambio de tercio en Cataluña” , que llegaba tras cuatro vertiginosos días de declaraciones con mucha carga política y emocional. Quisimos poner en orden las ideas, todas las ideas, y todas las voces que tenían algo que decir, como los políticos o las plataformas a favor o en contra, pero también y dado que se trataba de un reportaje de actualidad la pregunta clave era Y AHORA QUE? .QUE OCURRE A PARTIR DE LA PROHIBICIÓN? Esa era la noticia para nosotros una vez aprobada en el Parlamento catalán, dado que ya hicimos un reportaje en profundidad el pasado abril , cuando la Iniciativa Legislativa Ciudadana fue admitida por el Parlamento y entonces se explicó en profundidad su significado...

Ahora la pregunta era de futuro, que pasará con los toreros, con la plaza, con los ganaderos, con las otras fiestas…Ha habido quejas de algún espectador por considerar el reportaje pro-taurino, o por no incluir imágenes de corridas para reflejar el sufrimiento del toro..Creo que era el momento de escuchar a los derrotados, y que a veces una sola imagen, como la que incluimos del toro embolado de Campredó, dice mucho más que mil palabras.



REGRESO A ANANTAPUR


Después de algunos problemas para conseguir el visado, que retrasaron nuestros planes, conseguimos volver a la India, a la región de Anantapur , donde el día 19 se conmemoraba el primer aniversario del fallecimiento de Vicente Ferrer. Un hombre excepcional que dedicó, como nos decía su esposa Anna, cada día, cada hora de su vida a pensar en los demás, a ayudar a los más necesitados.

Por eso cuando llegó a Anantapur hace 40 años centró todos sus esfuerzos en ayudar a los dalits, los intocables, el nivel mas bajo en el sistema de castas, que vivían como seres inferiores. No podían beber agua de las fuentes, ni entrar en un banco o una oficina del gobierno, no eran admitidos en las escuelas, ni en los templos, tenían que bajar la cabeza ante las castas superiores y sólo podían desempeñar los trabajos más duros. Para las mujeres o los discapacitados la situación era si cabe aún peor, ellos no tenían derecho a nada.

El sistema de castas está abolido en la India desde su independencia, pero la transformación de la sociedad va mucho mas lenta que sus leyes, especialmente en las zonas rurales, incluso ahora que se ha convertido en uno de los países cuya economía mas crece.

Durante estos años el trabajo realizado por la Fundación Vicente Ferrer no solo les ha permitido acceder a la sanidad, la educación o mejorar sus cultivos, les ha dado sobre todo la capacidad para organizarse, para comprender que juntos podían cambiar su destino de parias y defender sus derechos de personas libres e iguales. Quizá por eso cuando les pedíamos que nos hablaran de la labor de Vicente Ferrer muchos nos decían “para nosotros es un dios que nos ha hecho mejores personas, mas fuertes, mas solidarias, mas humanas”.


El les dio su ilusión, su fuerza, su convencimiento de que nada es imposible y ellos un año después de su muerte quieren demostrar que su espíritu sigue muy vivo. En este año los proyectos de la Fundación han seguido creciendo, también el número de colaboradores y padrinos. La candidatura al Premio Nobel de la Paz es sin duda otro estímulo.

Fuimos con una cierta tristeza al pensar que ya no podríamos hablar con él como hicimos en 2006 y hemos vuelto (Rosa, Ricardo, María y yo misma) contagiados por la ilusión de su esposa Anna, de su hijo Moncho y de cada trabajador de la Fundación por continuar su labor, por mantener su fe en que otro mundo es posible, que la pobreza se puede erradicar desde la acción.

Gracias a la ayuda de Silvia y de Mireia allí en Anantapur y de Maite desde España, y a la de Inti, nuestro traductor, hemos podido conocer esos nuevos proyectos y recoger las historias de personas que después de superar muchos sufrimientos ven ahora su futuro con esperanza. Historias que incluiremos en el reportaje que estamos preparando y que esperamos sirvan para comprender mejor lo que decía Vicente Ferrer: si ayudas al que sufre nunca te equivocas.

http://www.fundacionvicenteferrer.org/esp/index.php

http://www.nobeldelapaz.org/web/index.php

Nadal, el rey tranquilo


Eran las ocho de la tarde, entramos en el hall de uno de los hoteles más lujosos de Londres. Alquilamos, por unas horas, la habitación 618. A sólo unos metros, descansa Rafa Nadal.


Hace 48 horas que acaba de ganar, por quinta vez, el torneo de Roland Garros y es, de nuevo, el número uno del mundo. Tras el triunfo y sin descanso viajó de Paris a Londres para participar en el torneo de Queen´s, el preámbulo de Wimbledon , donde recibe al equipo de Informe Semanal.

El rey de la tierra batida acaba de llegar de un entrenamiento. Nosotros esperamos en la suite del hotel a que Rafa Nadal se duche, coma un poco y se relaje.

Dos horas más tarde, llama a la puerta impecablemente vestido de negro. Lo primero que nos dice es que ha estado jugando un rato a la play, eso le tranquiliza. Además ese día había fútbol, otras de sus grandes aficiones. Rafa Nadal nos sorprende. Ha madurado, ya no es el niño precoz del tenis español. Nos habla de sus inseguridades, nos dice que “sabe lo que es tocar fondo” y que “se siente un afortunado por poder trabajar en lo que le gusta". Recuerda a las personas que están en paro y no pueden trabajar "ni en lo que les gusta ni en lo que no".

Estamos habituados a su humildad y a sus buenos modales, incluso con sus competidores. Nos confiesa que no es amigo de Federer”, entre otras cosas porque no habla bien inglés, pero con él -asegura- ha pasado los momentos más importantes de su carrera y, al final, “acabas queriendo a tu rival"

Rafa Nadal sólo tiene 24 años pero no se le ha subido el éxito a la cabeza. Jamás niega un autógrafo a nadie, sigue viviendo en la casa de sus padres, tiene la misma novia y la misma pandilla de amigos. "El día que tenga que colgar la raqueta, me tomaré un tiempo para mí, para poder disfrutar de todo lo que me gusta, me iré a pescar a Mallorca".

En París con Givenchy

Martes 26 de mayo. 9 de la mañana. Cristina Moreno y yo, Irene Vaquerizo estamos en pleno centro del barrio de Montparnase vestidas impecables sobre nuestros impecables tacones de aguj . Tenemos una cita a las diez en la residencia de Monsieur Hubert de Givenchy para hablar sobre el modista Cristóbal Balenciaga y no pasa ni un taxi. Nuestros nervios empiezan a dispararse. Sabemos que Givenchy es muy puntual, Apenas concede entrevistas pero si te las da, no quiere retrasos. Esos días se celebraba en la capital francesa el torneo de tenis Roland Garros y la ciudad era un caos de coches. La de veces que pudimos entrar en el hall del hotel reclamando nuestro taxi pero la respuesta era siempre la misma. ”…Hay mucho lio...”

Después de presionar y presionar conseguimos llegar incluso cinco minutos antes de la cita, y la cita era en su casa. Todo un palacio en medio de París. Givenchy es pura corrección y elegancia. Nos recibió en sus salones de visitas. Dos inmensas salas profusamente decoradas y repletas de obras de arte. Dos Picasos, un Brancusi , una colección de antigüedades … y al fondo, un espectacular jardín romántico con bancos de piedra y setos de boj

De Givenchy te sorprende la emoción con la que te habla cuando recuerda a Balenciaga.
Para él ha sido el modista más grande entre los grandes. Desde siempre le tuvo demasiada admiración y demasiado respeto pero cuando se vieron por primera vez en Nueva York comenzó una amistad que no se acabaría hasta la muerte de Balenciaga en 1973

Givenchy nos contó que Balenciaga era todo un caballero, un hombre muy religioso y honrado con el que aprendió muchísimo. Hablaban de la vida, de sus aficiones y por supuesto del trabajo. No era una persona a la que le gustaba llamar la atención, prefería ayudar a la gente con discreción. Pero pocos como él eran capaces de ensalzar la belleza femenina partiendo de la sencillez y de la perfección. Los tejidos de sus trajes se movían con el cuerpo de la mujer y parecía que los hacía vivir.,

Por sus salones pasaron las mujeres más poderosas, las más ricas y prácticamente toda la aristocracia. Esa que vivió el esplendor de la alta costura Cuando empezó Balenciaga, sus clientas le encargaban diez trajes, diez vestidos, quince vestidos de gala, La gente viajaba en barco y tenía mucho personal que se ocupaban de su vestuario , Pero a partir del momento en el que la gente empezó a viajar en avión, la mujer se incorporó al mundo laboral empezó el canto del cisne de la alta costura y Balenciaga supo que su tiempo se había acabado . Por eso se retiró, cerró sus cuatro tiendas en 1968 y recomendó a gente como la condesa Bismarck, Mrs Melón o la marquesa de Llanzol que se vistieran con Givenchy.

Media hora de conversación distendida dio para mucho y entre las anécdotas que Givenghy nos contó nos habló de su tensión con Dior. Cuando este abrió su tienda de Paris aportando su estilo New Look mucho más exagerado y cambiante ,algunas de las clientas de Balenciaga quisieron probarlo y dejaron de hacerle pedidos . A Balenciaga no le hizo mucha gracia que algunas de sus clientes más fieles coquetearan con Dior en lugar de vestirse con él. Por eso cuando muchas de esas mujeres volvieron a Balenciaga, que les ofrecía un estilo más estable , el modisto vasco decidió que no pensaba atender personalmente a esas mujeres porque no quería perder el tiempo con ellas.

Todas las personas a las que hemos entrevistado preparando el reportaje “EL ARQUITECTO DE LA MODA “ que se emite el próximo día 19 de junio nos han definido a Balenciaga como un hombre generoso, amigo de sus amigos, trabajador, sobrio y tremendamente perfeccionista. Por nuestro micrófonos han pasado Sonsoles Díez de Rivera, hija de la marquesa de LLanzol , una de las mejores clientas en España de Balenciaga que terminó convirtiéndose también en una de sus mejores amigas; José Mari Emilas, uno de sus sastres en la casa Eisa de Madrid; el modisto Modesto Lomba; los conservadores del Museo del traje de Madrid Concha Herranz o del futuro Museo Balenciaga; Igor Uría, el director del Museo de Bellas artes de Bilbao; Javier Viar o los arquitectos responsables del montaje de la exposición “Balenciaga, El diseño del límite”.

Esta exposición que puede verse en el Museo de Bellas Artes de Bilbao hasta el próximo mes de septiembre ha sido el motivo que nos ha impulsado a conocer más detenidamente la figura de Balenciaga y su obra. Un obra por la que no pasa el tiempo y que sorprende por su exquisita elegancia y el prodigio de sus detalles.

EXILIO:ESPERANZAS FRUSTRADAS

Paseando por el muelle del exilio en Toulouse , la ciudad rosa como se la conoce por sus construcciones de ladrillo de tina cocida, uno respira tranquilidad. Poco que ver con aquellos años de desconcierto, derrota y miedo que vivieron tantos miles de españoles que llegaron aquí en los años 40 huyendo de un país que les había echado por sus ideas y por perder una guerra . Toulouse fue la capital de la república del exilio aunque en la España franquista la llamaban la ciudad del terrorismo.

En esa ciudad hemos conocido a un puñado de hombres que han compartido con nosotros sus recuerdos para el reportaje Exilio, esperanzas truncadas. Fueron momentos terribles . Así nos lo dijeron Fancisco Folch, Enrique Tapia, José Martínez Cobo o Juan Montiel . Años en los que fueron humillados en los campos de internamiento organizados por Francia en Argeles, Barcaré, Bram y tantos otros y años en los que aprendieron a reinventar sus vidas sin papeles, sin casa sin trabajo , ayudados sólo por su energía y su fe en la libertad

Las horas que hemos pasado con ellos nos han servido para conocer de cerca la tragedia de ese exilio que marcó la vida de casi un millón de personas. Hombres, mujeres y niños que encontraron refugio también en Rusia, Estados Unidos, América Latina , Europa y Norte de Africa . . . Escuchándoles me quedaba sobre todo con esa sensación de pérdida que les sigue acompañando desde que rompieron para siempre con sus vínculos familiares aquí en España. Huyeron para salvar la vida en un país extraño. No fueron recibidos igual en todas partes, pero lo que está claro es que lo perdió nuestro país lo ganaron otros.

“…Vivimos verdaderamente con una cierta amargura , con mucho recuerdos con muchos arrepentimientos …..de lo que tuvimos que hacer y no hicimos de lo que hicimos y no teníamos que haber hecho …… y culpabilizándonos de muchas cosas porque naturalmente todo lo que hicimos no fue perfecto tampoco. Tuvimos que andar entre dos aguas…” Me lo contaba Juan Montiel , un malagueño de 90 años en su casa de Toulouse , Perteneció a las juventudes libertarias y conoció varios exilios, Primero de Málaga a Almeria , después a Cataluña y por fin a Francia , Quería ser farmacéutico y actor de teatro pero el exilio acabó con todo eso. Le dio otras cosas, una familia , unos hijos y al final una vida estable como sastre. Dirigió en el exilio el grupo Iberia con el que recogían dinero para enviarlo a los abogados que defendían a los republicanos presos en España. Daba gusto escucharle hablar sobre las obras, los actores, los ensayos, los mítines,. No paraba. Tenía un montón de anécdotas que contar y estar con nosotros fue para él un día de fiesta. Ahora que vive sólo piensa en lo que fue, en lo que hizo y sobre todo en las cosas que no ha hecho. Y entre esas cosas esta volver a España . Solo lo ha hecho tres veces. La España que se encontró era muy diferente a la que dejó y para la familia que aquí quedó seguía siendo el rojo ,

Esa misma sensación la tuvo el Comandante Robert , el jefe del estado mayor de la tercera Brigada de guerrilleros españoles en Francia. . Un hombre clave en la resistencia que junto a sus hombres contribuyó a la liberación de la región francesa del Ariage Lo entrevistamos en el Ateneo de Madrid donde iba a dar una conferencia organizada por la Asociación de descendientes de republicanos en el exilio. Ser el francés en España , como le dijeron la segunda vez que volvió a nuestro país después de la Amnistía del 77 fue para él como una puñalada y supo desde entonces que entre él y su familia el exilio había abierto un abismo

Por eso casi se mordían los labios para contener la emoción al intentar explicarnos lo que lo que había significado el exilio para ellos . Les pasó a todos. José Martínez Cobo , un prestigioso cardiólogo de Toulouse nos lo describió recordando el dolor de su madre cuando recibió un telegrama en el que les comunicaban que su abuela había muerto en España. Por supuesto la madre de Martínez Cobo no pudo ir a su entierro “….. Eso , para ellos , era el exilio….

En esa Diáspora masiva, España perdió a una generación que tenía no sólo ilusiones sino también voluntad de alcanzarlas. Gente como Francisco García Lorca , hermano del poeta, diplomático leal a la república que como nos dijo su hija Laura García Lorca perdió también su juventud y su país en el exilio

Nos quedamos con la tierna mirada de Juan Montiel mientras se despedía de nosotros y nos decía, estar con vosotros en Toulouse ha sido una fiesta. “… Recordando mi pasado he recuperado mi juventud… “

Three-horse race

En el Reino Unido dicen que estas elecciones son una carrera a tres caballos. Algo inesperado en un país que mantiene un sistema obsoleto de representación parlamentaria con el que se tiran millones de votos a la papelera de las esperanzas ciudadanas.

Votar en el Reino Unido era y sigue siendo, salvo que pase lo que en la película de Berlanga “los jueves milagro”, elegir entre laboristas y conservadores. Para el resto de las fuerzas políticas obtener un escaño en la Cámara de los Comunes es casi misión imposible. ¿Por qué? Pues porque en cada circunscripción se elige sólo a un candidato y el que queda segundo aunque sea con un voto menos que el primero, se marcha a su casa. La falta de proporcionalidad del sistema electoral británico es antidemocrática pero les ha permitido gobernar tranquilamente, sin necesidad de pactos ni juegos malabares de política con las minorías. Lo que pase el jueves sólo lo saben los electores, aunque la inesperada ascensión del tercer hombre,Nick Clegg, el líder del Partido Demócrata Liberal puede que obligue a cambiar, gobierne quien gobierne, las reglas del juego.

Clegg es joven, brillante y europeísta en un país en el que se mira con sospecha a los que apuestan por la unidad política y monetaria con el continente. Se declaró agnóstico y es partidario de conceder una amnistía a los inmigrantes ilegales de larga duración. Demasiado atrevido, quizás, para los cánones de la “Pérfida Albion”. Pero quien sabe.

El equipo de Informe Semanal pasó cerca de él la mañana del lunes , a sólo 3 días de la cita con las urnas. En Gran Bretaña los mítines son numerosos y muy pequeños en comparación a los que estamos habituados a ver en España. El líder habla cuerpo a cuerpo con los electores que se le acercan: escucha y promete cambios. Pero la “cleggmanía” se ha desatado y cada aparición del líder demócrata liberal se convierte en un acontecimiento. Entre empujones y codazos conseguimos parte de nuestros objetivos.


Su mujer Miriam González Durantez, una brillante abogada que ha medido con precisión su papel de consorte con vida propia, sabe que la prensa española está pendiente de todos sus movimientos y hace lo que puede, aunque reconoce que todo lo que está pasando la ha desbordado.

En Lewisham, un suburbio acomodado de Londres nos juntamos un puñado de televisiones europeas: Cuatro, Antena 3 y el equipo de Informe Semanal. Y todos con el mismo objetivo. Hicimos lo que se pudo.

Un grupo de laboristas que intentaba reventar, o al menos molestar, durante el acto, trataba de convencernos de que Nick Clegg no es el político progresista que dice ser y repartía hojas en las que denunciaba la hipocresía de los Lib Dem. Y tras pasar un par de horas alternando la lluvia y el frío sol de la mañana, nos fuimos a Oxford donde nos esperaba un antiguo laborista y sobre todo, un reputado analista político:David Marquand. Para saber lo que dice hay que leer The Guardian o esperar al Informe Semanal de este sábado. Pero basta decir que es una mente lúcida como pocas.

Terminamos en Witney a pocos kilómetros de Oxford, la circunscripción por la que saldrá elegido diputado David Cameron . Witney es un pueblo precioso y aburrido como pocos y la victoria conservadora se da tanto por hecho que ni siquiera se molestan en hacer propaganda. Cuando intentamos rodar en la sede del partido de Cameron nos dijeron que se tenían que ir a casa (eran apenas las cinco y media de la tarde) y que no podían atendernos. Así que hicimos lo propio y nos marchamos con los trastos a otra parte aunque dejamos testimonio de nuestra presencia en el pueblo, -ver foto del equipo por los suelos- donde vota quien tiene más posibilidades de ser el nuevo Primer Ministro.

Perdidos...made in Spain

El 8 de Marzo de 1.960, un avión de la marina de los Estados Unidos, se estrella, a causa de la ventisca, en plena Sierra Nevada.

El DC-4 salió de Nápoles y se dirigía a la base militar de Rota. Iba costeando y, cuando llega a la zona sur de España, se adentra en la península. Entonces, el mal tiempo y la niebla provocan que el avión choque contra la montaña, pierde un motor y caiga.

Todavía hoy, 50 años después, se valora la pericia del piloto que, aunque en un primer momento pierde el control del aparato, consigue dominar la situación y utilizar la nieve como tren de aterrizaje.

Este es el comienzo de una hazaña sin precedentes en la historia de la aviación: los 24 pasajeros norteamericanos salvaron sus vidas.

Si el hecho en sí es insólito, sorprende aún más lo que sucedería después. El avión queda encallado a más de 2.600 metros de altura, los helicopteros de salvamento no pueden acceder a la zona. Son los vecinos de pueblo granadino de Jérez del Marquesado los que, aquella noche, de frío y nieve se echan al monte.


Informe Semanal, coincidiendo con el 50 aniversario de este histórico rescate, ha vuelto al lugar del accidente. A escuchado la pericia de aquellos, entonces adolescentes, que no dudaron en caminar durante horas con la nieve hasta la cintura para socorrer a los heridos. Pasaron la noche en el avión y, a la mañana siguiente, evacuaron a los heridos en mula.

Tal y como recogía el NODO de la época, en agradecimiento a tan valiente gesta, durante años los americanos enviaron a Jérez del Marquesado cargamentos de víveres y ropa. Rememorando la más pura filosofía de "Bienvenido Mister Marshall".


Mejor una buena sardina que una mala langosta

"Sería maravilloso ser el primer país del mundo en vender caviar de aceite de oliva", "un restaurante es como una obra de teatro. En la cocina se hacen los ensayos y al caer la tarde, cuando se sirven los platos...comienza la función". Son frases lapidarias del hombre que ha revolucionado el mundo de los sabores, con algo tan cotidiano e inevitable como es comer. En los fogones de "elBulli", Ferrán Adrià ha construido un laboratorio de manjares considerado, hasta su cierre, como el mejor restaurante del mundo.


Nos hemos acostumbrado a escuchar que hay sorbetes que se elaboran con nitrógeno líquido, donde el alcohol se congela, mientras los cristales de hielo se hacen más pequeños y cremosos; a flores con algodón de azúcar o a cientos de platos con algas naturales. Hemos entendido que del mar no sólo se comen los animales sino también los vegetales.


Informe Semanal acudirá el próximo día 26 de Abril a Londres, a la entrega de los premios "World´s 50 Best Restaurants", considerados los oscars de la gastronomía. Una prestigiosa lista en la que, otros tres restaurantes españoles, están entre los diez primeros puestos del mundo. Nos acercaremos entonces a los "templos" de la restauración. En sus fogones se mezclan ya la vanguardia, la gastrobotánica, la tradición, los productos ecológicos y el espectáculo.

Paseando por la Gran Vía

La Gran Vía ya no es lo que era. En realidad, ya nada es lo que era, ni siquiera la nostalgia, como nos advirtió Simone Signoret. En su momento fundacional, hace ahora un siglo, la Gran Vía se planteó como una puñalada de modernidad cosmopolita en el estómago castizo y antiguo de Madrid, aquel Madrid, por otra parte, tan delicioso, que nacía en el barrio de los Austrias y desembocaba en la Puerta del Sol, aquel Madrid manchego de tabernas, tascas y mesones con moscas y carteles de toros. Nos contaba Alfredo Amestoy, presidente de la Asociación de Amigos de la Gran Vía, en el reportaje que hemos emitido en “Informe Semanal”, que aquella gran avenida que nacía como una bifurcación de la calle Alcalá fue en su momento la vía más moderna de Europa, que deslumbraba a los propios madrileños y contaba con detractores tan afamados como Ramón Gómez de la Serna, el gran animador de las vanguardias. La Gran Vía era una isla artificial en el cuerpo natural de Madrid, un bosque sin árboles y con neones, escaparates de fantasía y edificios entre el neobarroco de querencia parisina y el modernismo de escayola en la estela belle epoque. Aunque en realidad, la Gran Vía con su edificio de la Telefónica, que por un momento fue el rascacielos más alto de Europa, y sus grandes salas de cine en cascada tuvo, siquiera en sus primeras décadas, un sabor neoyorkino, un regusto a Broadway donde Callao era una suerte de Times Square español.

La Gran Vía no se llamó Gran Vía hasta que el alcalde Enrique Tierno la bautizó así oficialmente en 1982. Empezó con tres nombres, uno para cada uno de sus tramos: Conde de Peñalver, Pi i Margall y Eduardo Dato. Durante la guerra se llamó sucesivamente avenida de Rusia, de la Unión Soviética y de la CNT. Y Franco la nombró como avenida de José Antonio. Los felices 20, que debieron ser unos tiempos de cierta euforia, manifestada con sobresalto de sombreros femeninos y ruido futurista de automóviles, fueron los del estreno de la Gran Vía, que hasta entonces había estado en permanente estado de obras. Los de la República fueron tiempos de esplendor y esperanzas después truncadas. Por entonces apareció en la gran calle un tipo genial llamado Perico Chicote, que se montó un garito que alcanzaría pronto aroma de leyenda y que viviría en las noches del franquismo sus mejores años de bar de cócteles o combinados, dispensario de medicinas, casa de citas para estraperlistas y casa de citas a secas. Aquellas noches vieron pasar a príncipes de Hollywood, millonarios sin miedo a gastar, toreros como Dominguín o mujeres improbables como Ava Gardner.

La Gran Vía, como París, como Florencia es un estado de ánimo cambiante y unas sensaciones que se reinventan en el interior de cada uno. Por eso no existe una Gran Vía repetida, ni siquiera nosotros pasearemos dos veces por la misma calle. Por eso dan ganas de echarse a la Gran Vía con urgencia de peatón enamorado de este kilómetro y medio escaso de Madrid distinguido y bullicioso.

Lo artesanos que eran

Sólo los grandes avances científicos son verdaderamente nuevos. Nosotros que pensábamos que el marketing político era un invento de la comunicación moderna y resulta que no , Después de pasar más de una semana junto a los conservadores de la Real Armería del Palacio Real y del Museo del Prado hemos aprendido que desde hace casi 500 años, monarcas, príncipes y aristócratas miden cada milímetro de su imagen y que pintores, escritores y escultores hacían las veces de asesores directos

Y esa imagen estaba ligada a sus armaduras. Desde finales del siglo XV los vestidos de acero, la alta costura del momento eran los objetos más preciados de los monarcas, sus joyas más caras. Pagaban cantidades impensables por ellas y era con ellas con las que mandaban retratarse. Apoyándose en su simbología querían demostrar su poder, su majestad o su carácter pacificador. Por eso, los Retratos de Corte en armadura fueron los carteles políticos del momento que se mostraban en palacios , monasterios o residencias de recreo

Los monarcas tenían sus favoritas. En más de una ocasión Carlos V eligió paras sus retratos la armadura que el armero Alemán Helmschmid creó para él cuando logró la victoria en la batalla de Mülberg en la que derrotó a los príncipes protestantes alemanes. Con esa armadura le pinto Tiziano, Le esculpió Pompeo Leoni, la utilizó siglos después RUBENS . En fin, una misma armadura era utilizada en diversas obras de arte por diferentes artistas,

Estos días de inmersión en el mundo de las armaduras nos han enseñado muchos detalles curiosos… Por ejemplo lque entre los artesanos más importantes de la época había una competencia feroz , Eso lo pudimos comprobar en una rodela de Desiderius Helmschmid donde un jabalí embiste a un guerrero en cuyo escudo figura el apellido “NEGROL”, obvia alusión a su competidor milanés

Carlos V y Felipe II fueron los mayores coleccionistas pero a Felipe II no le gustaban las armaduras tanto como a su padre porque el ya no era un rey guerrero sino un hombre de estado moderno . Aún así siguió haciendo encargos importantes y optó en muchos casos por los retratos con armaduras a la romana. Sin embargo nunca le compró una armadura a su hijoFelipe III, Según nos explicaron , el rey que ya había perdido a sus tres hijos mayores, no confiaba en que Felipe III pudiera llegar a reinar por eso todas los arneses que tuvo fueron regalos que le hizo la nobleza en momentos significativos como cuando le nombraron Príncipe de Asturias

Cada una de las piezas que se pueden ver en este exposición y sobre todo en la Real armería es una verdadera joya llena de alusiones mitológicas o religiosas Eran tan bellas que aquellos armeros alemanes e italianos del Renacimiento fueron admirados y reconocidos. Hoy ese oficio se ha perdido. Tan sólo queda un escaso recuerdo en la fábrica de armaduras Marto en Toledo. Nosotros quisimos conocer cómo trabajan ahora y escuchar de su boca los elogios de artesano. Nos contaron que cada vez que visitan la real armería y contemplan las piezas de entonces se echan las manos a la cabeza. “Ay que ver, lo artesanos que eran” , nos decía Antonio García , el maestro armero . Las maravillas que podían hacer con esos materiales en bruto y golpeando sólo con el martillo

En la exposición “El arte del Poder” que se exhibe en el Museo del Prado , las armaduras más significativas de la colección de la Real Armería y los retratos de corte de la colección del Prado pintados por Rubens, Velázquez , Tiziano o Antonio Moro se han vuelto a juntar para que el visitante pueda entender y comparar como el artista veía el objeto real y como lo plasmó después en el lienzo . Esta muestra permite estudiar el retrato de Estado a través de la simbología explícita de las armaduras. Nosotros en Informe hemos pretendido acercar ese mundo complejo de las armaduras , piezas que lejos de lo que pensamos , ni eran tan pesadas ni tan incómodas . Como nos explicó Alvaro Soler del Campo, comisario de la muerta, eran piezas de tecnología punta con las que podría haberse bailado un Rock and Roll. Una armadura pesaba algo más de 20 kilos y una celada lo que el casco de una moto.

La muestra El arte del poder. La Real Armería y el retrato de corte puede verse en el Museo del prado hasta el 23 de mayo

Informe Semanal.


Dicen que la noticia es una fotografía de la realidad y el reportaje, su radiografía: Un viaje a las entrañas de las cosas que pasan. En Informe semanal, cada semana intentamos acercarnos al espectador a nuestra manera: con una forma de hacer periodismo que se ha hecho reconocible a fuerza de años y experiencia y que pretende ser reposado pero ante todo, veraz.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios