« Libérame (Alfonso Vilallonga) | Portada del Blog | Poesía en concierto »

La realidad oculta (David Roas y Ana Casas)

    miércoles 15.jul.2009    por RTVE.es    6 Comentarios

Los ojos de LaLiBéLuLa de Radio3 están compuestos por treinta mil facetas distintas, y por tanto no es de extrañar que ella sea capaz de ver una realidad oculta, de descubrir circunstancias que a nosotros nos pasan desapercibidas… Más allá de los artificios y las simulaciones a que nos tiene acostumbrados el día a día, segundo a segundo transcurren vidas singulares, suceden hechos insólitos y algunos acontecimientos a primera vista normales abren puertas al universo de lo irreal… De la alucinación a fantasía, para cualquier miembro de la Hermandad de LaLiBéluLa hay sólo un paso, y ese es el que damos hoy al vacío; justo antes de elevarnos sobre el lomo rojizo de nuestra compañera voladora.

En estos momentos de planeo deslizante, y en los otros de desenfrenado aleteo, LaLiBéLuLa de Radio 3 contará con la voz y las palabras de David Roas (uno de los editores de la antología La realidad oculta), Ambrose Bierce, Carlos Faraco…

Y suenan:
Organic Grooves - Banal Reality - Blues Lounge
Anja Garbarek - Strange Noises - Balloon Mood
Single - Algo raro - Pío Pío
Dexter Gordon - Until the real thing comes along - Midnight Blue
La frontera - Un extraño en la ciudad - Tu revolución
Lovely Luna - Si digo lo que pienso en realidad - Las cosas que nadie deber ver
Jeff Buckley – So real - Grace
Erika Stucky - All I really want to do - Suicidal Yodels
Iva Bittova - A strange young lady (divna slecinka) - Dance of the Vampires

Lo puedes escuchar si aprietas el play de este modernísimo reproductor:


RTVE.es   15.jul.2009 18:11    

6 Comentarios

Lo más explícito de cada uno es precisamente aquello que pretendemos ocultar, disimular, evadir. Siempre pretendí dejar invisible y sin opción alguna de descubrimiento mi identidad marciana, y no hay ocasión ni vez en que me descifren, me adivinen. Me pregunto por qué, cómo, cuál es su secreto para saberme aunque me quiera desconocido, pero por más que indago, y me enzarzo en pesquisas no acabo de vislumbrar su secreto. Esa habilidad clarividentes que desnuda tapujos. Quizás es que también los demás son marcianos que sí saben ocultarse a mi párvula mirada, quizás todos somos marcianos, y yo sea el único sin don de enmascararse... Sin ojos que arrebatan hojarascas y maquillajes mixtificadoes tampoco.

lunes 20 jul 2009, 17:24

He de reconocerlo, mi identidad es maligna y marciana. Gracias por divulgarlo exponiendo tus dudas, es el mejor método de que nada cambie, de que todos sigamos creyéndonos lo que no somos y trabajando, y yendo al cine, y procreando, y leyendo revistas, y alquilando casas, y negociando contratos, y viajando con tour operadores, y creyéndonos normales como si tal cosa, cuando en realidad somos marcianos más raros que la cordura en estos tiempos de sinsentidos consentidos.

miércoles 22 jul 2009, 17:16

En la E. Media, el carnaval podía durar hasta seis meses: la mitad del tiempo.En ese contexto se producía la transgresión,arropada por la máscara y en el otro polo la represión, la miseria extrema, la cruda supervivencia.
Ahora, la máscara se compra con una marca de tejanos, con un vino que beber,y cualquiera se guarda del mundo en un burladero a medida, que se agiganta y toma la plaza de toros entera. Yo soy, yo soy...no solo nos llena la boca, sino el alma herida ...y al final solo tenemos dos parchecillos de bici y la bombita rosa de plastico que nos presta el vecino , insuficiente para una rueda reventada.
Salimos al mundo externo con nuestras gafas de ver cuadros, aún cuando un eco lejano nos confirma lo que siempre hemos sabido y olvidado, que el universo es un círculo infinito que nos incluye.
"el acto de ver no es algo natural, precisa aprendizaje.Cuando la gente abre los ojos se abren las ventanas de su cuerpo y el mundo aparece reflejado dentro de la gente....quien no cambia su manera adulta de ver y sentir y no se hace niño, jamás será sabio"RUBEM ALVES pedagogo

jueves 23 jul 2009, 13:42

Con el antifaz y la capa bermeja salí a la oscuridad repleta de celebraciones. Todo era algarabía y cohetes iluminando el verano y su vasto firmamento. En la calle me hice un anónimo encubierto que arrebatado de voluntad era arrastrado lejos de su propósito. A trancas y barrancas logré zafarme de los empujones y la histeria festiva, y me adentré en un portal coronado por un bajorrelive cuyo enigma esculpido no logré descifrar. Era algo así como un sol con rasgos abatidos, de lúgubre meditación. Dentro me guié por una melodía que estremecía mis sentidos despojándolos de resistencia y equilibrio, provocándome aturdido trance. En un enorme salón rodeado de efigies colosales un extraño sacerdote de ignota creencia me acogió en grave silencio. Aunque no articuló sentencia yo comprendí su deseo y sin perder un segundo fui a quitarme mi careta postiza para evidenciar mi rostro desnudo y exacto. Lo único que logré fue arañarme y ensangrentarme rabiosamente las mejillas y la frente inseparable. Loco de extravío me contemplé en el espejo que repentinamente era mi anfitrión. Así, desgarrado y sin creer el delirio súbito, comprendí que la máscara era yo. Que la simulación y mi propio muñeco ficticio de esta noche de lascivias y secretos prohibidos, sólo eran mi verdad desnuda, insustituible, imposible de ocultar. Mi grotesca identidad, asustada y temeraria...

viernes 24 jul 2009, 15:57

Señores embozados, me tienen ustedes anonadado...
Este blog está cogiendo cuerpo por segundos, cobra vida, nos habla...
Gracias, gracias a todos!

viernes 24 jul 2009, 17:46

Y desde la bahía de tu cuerpo, de las líneas rotundas del hecho, deshacemos para moldear algo que, una vez creado, tachamos, para saber que nuestra obra -por inacabada- deberá seguir siendo para que existamos con alguna intención.

Cómo me gusta esta charca...

jueves 30 jul 2009, 13:06

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

LaLiBéLuLa

Bio LaLiBéLuLa

Si las televisiones tienen su mosca, Radio 3 tiene LaLiBéLuLa. LaLiBéLuLa de Radio3 vuela hacia delante y hacia detrás, hacia arriba y hacia abajo, porque sabe de dónde viene y hacia dónde va. Sus ojos compuestos le permiten 360º de campo visual. No digamos sonoro. Es que tiene 30.000 facetas como nosotros tenemos –por lo menos- 30.000 historias que contar.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios