« Banda Sonora (Jessica Abel) | Portada del Blog | Da boca pra fora (Leo Minax) »

La casa roja (Juan Carlos Mestre)

    domingo 18.oct.2009    por RTVE.es    8 Comentarios

Esta refrescante poza huele hoy de una manera especial… huele que alimenta… de las cercanas ruinas nos llega un aroma de esos que, en la madrugada, nutren el espíritu de los noctámbulos, de los inquietos insomnes, de quienes ven el sueño con la mirada onírica de unos ojos compuestos… Se ve que esa construcción abandonada no era un molino, como sospechábamos, sino una tahona, porque aquí huele… aquí huele a pan… y tiene mucho sentido, porque el planeo de hoy va a tener miga, amigos… Prestemos atención y hagamos un lugar en la memoria: de entre el eco de voces que habitan las estancias de La casa roja hoy una resuena con más claridad, con la intensa levedad de la palabra en el aire… es la voz de Mahatma Mestre, un alma grande en este pequeño mundo, un poeta que brilla en el silencio porque es una luciérnaga con pájaros en la cabeza, capaz de iluminar a la acuarela este vuelo nocturno…
Juan Carlos Mestre, último y merecido Premio Nacional de Poesía, nos honra en esta velada con su compañía siempre amable, pero además LaLiBéLuLa de Radio3 contará con la palabra y las voces de Robert Bloch, Virginia Wolf, Sara Vítores, Mona León, Esther Ferrero, Charly Hurtado…

Y suenan:
Air - Empty House - The Virgin Suicides
Tom Waits - House Where Nobody Lives - Mule Variations
Catpeople - House of love - What's the time Mr. Wolf?
Juan Carlos Mestre, Amancio Prada, Luis Delgado – Antepasados – Antífona de Otoño en el Valle del Bierzo
Susana Cáncer - La casa vacía - Crímenes o promesas
Jabier Muguruza - Casa De Pedra - Hain Guapa Zaude
CocoRosie - Houses - The Adventures Of Ghosthorse And Stillborn
Fleet Foxes - English House - Fleet Foxes

Todo suena bajo estas líneas


RTVE.es   18.oct.2009 22:47    

8 Comentarios

JUAN CARLOS MESTRE
primero pensé: ¡qué bonito habla!, luego ¡qué bonito recita! y luego, cuando leí, percibí que las letras de tinta son más duras que las letras de sonido, y que me sorprendió que usara palabras de mi propio lenguaje cotidiano, como ranúnculo, ya ves... .
Después pensé que hablaba del amor como un hombre, ¡claro!, no como una mujer, ¡claro!.
Que me parecía un poco viejo por dentro, y que sus palabras eran tristes.
Y que yo no vivía en una casa roja.
Pero me gustó leerlo, y se lo regalaré a un amigo que cumple años, porque se que lo apreciará.... aunque sea un poco manoseado.

miércoles 4 nov 2009, 13:29

EL ANZUELO DE LA LIBÉLULA (por un cumpleaños pasado)
Yo tenía una libélula en el corazón como otros tiene una patria a la que adulan con la semilla de los ojos. Verdaderamente las especies de la verdad son cosas difíciles de creer, extraños seres petrificados en la ternura como benignos nódulos en la perfección de los huesos. en aquel tiempo, yo tenía el sueño de una libélula entre los juncos de la razón.
Cansadas como paraguas cerrados recogía las maderas auditivas de un mar inexistente y con ellas construía algo parecido a una casa.
En aquellos días algo parecido a una casa eran las conversaciones, palabras relacionadas con la pestaña premonitoria, gatos en los cerezos.
Yo desconocía los vínculos y toda oscuridad era para mí un obsequio, un rumor de la eternidad que se prestaba como cuerpo desnudo a mi mano.
No era la boca del amor la que respiraba ese óxido, sino la imaginación del amor como un sastre con pantalones verdes el día de la felicidad.
Verdaderamente las especies de la verdad son cosas difíciles de creer, la ilusión del hombre es una luz que llega desde lo desconocido
más no es el dueño de esa invención sino el ruido de un rumor prestado,
la cámara del que guarda su placer en ella.
Yo tenía la costura de una libélula en el corazón
pero las hojas cerebrales hacían crecer mis manos hacia dentro
en busca de una palanca con la que desalojar la piedra del miedo.
Sin esfuerzo comencé a llorar al revés, a confundir los sentidos
que guían la gota gramática hacia una lengua extranjera.
Antes de q

miércoles 4 nov 2009, 13:47

(continuación)me tomaran por un extraño, ya que yo no era el dueño de esa invención,
me alejé del optimismo de ser entendido por más de dos
y comencé a oir mis propias palabras como martillazos retumbando en un espacio vacío.
Es como si el tiempo hubiera dejado de durar,
era como si las obras imaginadas por un ciego se derritiesen al tacto,
como si la langosta hubiera descendido sobre los campos del espíritu.
Yo solo tení una libélula en el corazón como otros son hermanos del vértigo
y llevan la aorta de las constelaciones acogida en sus sienes.
Esta bien, las especies de la verdad son cosas difíciles de creer,
es posible que la invisibilidad y estos hechos
solo guarden relación con una libélula.
LA CASA ROJA: El anzuelo de la libélula. Juan Carlos Mestre

miércoles 4 nov 2009, 13:54

!! Touché in the center del cuore.
Emocionante.

miércoles 4 nov 2009, 22:19

Pues entonces, el poeta se puede dar por contento...creo esa es una de sus pretensiones: emocionar.
A mi me emocionó más el que leyó en vivo y en directo en el programa: es lo que tiene la libe, que le pone voz a la palabra...

domingo 8 nov 2009, 13:21

REFUTACIÓN DEL MONARCA J. carlos mestre-La casa roja
Yo no se que lencería de capitanes sopla en las velas, que sucesión de basilisco o anémona de hércules decide la ruta de las tripulaciones cuando los dedos de Chopin flotan sobre los pianos y los karamazov van al dentista. como atreverse entonces a sacar las mimosas, las caracolas, el papel pintado con jazmines.Memeces de la encantadora melodía del silencio, reyertas en los hangares entre los mecánicos de la melancolía.Yo no se ue interferencia de gallos ladrán cancán por la madrugada de los transistores, que medialuna criada en los senos de albahaca será envuelta en el pañuelo donde tosen carmín los ramos de la novia.Mi ignorancia es altamente nociva en maateria de paté de cisne.En alta mar las bibliotecas de la lactancia se levantan temprano para tutearse con la alforja repleta de dátiles y freir la blancura del pescado.Yo no sé, si pienso, desisto.Dios proveerá, eso es todo.

lunes 16 nov 2009, 22:12

que no ladren los gallos ¡por dios! que canten verdades y belleza como suelen, que provoquen sin herir los gallos, que despierten sin sobresalto a los seres dormidos, que acunen a los solitarios que no pueden ver su corazón brillar, a los que lloran sin lágrimas...pero que no le rompan las orejas a la niña que cree en las estrellas, a la que mordió el anzuelo sin creerse juguete, a la que se apiadó de la soledad del corredor de fondo, a la que amó a ciegas al que sembraba luz y curaba corazones heridos, a la que quiso unirse a ese viaje para pasar el algodón y colocar tiritas, a la que se robaba el sueño para seguir gozando de la poesía, a la que sembraba amor en la tierra yerma y luego lo repartía, a la que crecía y caminaba compartiendo ese gozo, a la que bailaba tropezando porque ni sabía ni quería bailar, solo cantaba canciones alegres para que él siguiera viendo el sol y reflejara su luz a los seres de la noche.A la que quería marcharse con su felicidad y no quería dejar de compartirla.
Hasta que una madrugada se vió triste y se dijo, mañana será otro día sencillo, y me entregaré a mis causas con el ejemplo del que cada noche se entregó a la suya,
-hasta aquella noche en que se le cruzó el cable, porque unca preguntó .

miércoles 18 nov 2009, 02:56

BUCEANDO J.C.MESTRE:fábula de la voz. LA POESÍA HA CAIDO EN DESGRACIA.Lo escrito en Pound, no nombraar la mariposa, el perlado verde que derrama el cielo sobre las pobres cabañas de madera.lo oído en el gramófono de la hermosura, el dramaturgo bajo el olivo de la floristería, la consolación de la muerte.
Lo tallado en la huella sobre la huella del muro, el filo de fragancia y la torre desnuda, un único prodigio y una lumbre pura, tu palabra en el tiempo como una piedra arrojada a un paisaje vacío.
Alimenttar el abismo, la germinación, las estrellas, deshojados en nieve, en herida, deshojados en púrpura, lo que canta en la sombra y es pavesa de un pétalo que alumbrará los sentidos.
Lo que enterrado en el aire ya es la voz de los pájaros, una luz, un relámpago para cuando acabe la muerte.
(¡lo dijo!, dijo muerte, como en casi todos.Voy a contar aquellosen lo que no la nombra, porque serán los únicos en que hay más salidas que la única, la de la muerte)

lunes 14 dic 2009, 21:56

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

LaLiBéLuLa

Bio LaLiBéLuLa

Si las televisiones tienen su mosca, Radio 3 tiene LaLiBéLuLa. LaLiBéLuLa de Radio3 vuela hacia delante y hacia detrás, hacia arriba y hacia abajo, porque sabe de dónde viene y hacia dónde va. Sus ojos compuestos le permiten 360º de campo visual. No digamos sonoro. Es que tiene 30.000 facetas como nosotros tenemos –por lo menos- 30.000 historias que contar.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios