« Quiero té | Portada del Blog | Embarrada »

Naturalmente, madera

    lunes 23.may.2016    por Julia Varela    1 Comentarios

16022015-_MG_8647

"Soy muy antisistema, pero no muy guerrero". Lo suficiente antisistema para sustituir una rutina laboral al servicio de proyectos de otros por la construcción de sus propias obras. Y dejar su asfalto de siempre, Madrid, por el verde de El Bierzo. Lo suficiente para no tener televisión, aunque sí el iPhone en el bolsillo.

Víctor es un técnico de sonido que quiso ser músico y que un día talló en madera dos didgeridoo, la trompeta de los indígenas australianos. Lo de crear algo tan material y suyo en lugar de ejecutar planes que no le pertenecían, le supo tan bien que decidió cambiar de profesión. Para eso, abandonó la capital y se echó al monte.

Tres años de aprendizaje en Cacabelos, León, donde entre sus 5.000 habitantes encontró carpinteros que le enseñaron a cortar, lijar y tornear un material que muchos paisanos desechaban. Pedazos de madera autóctona que habían sido destinados a otros usos y que ahora él recicla para crear lámparas como estas: Messages Image(701480043)Víctor piensa mucho cada trozo que llega a sus manos. Mira y remira para descubrir vetas, irregularidades y tenerlas en cuenta a la hora de moldear. La madera es imperfecta y él respeta su forma natural, para que no pierda su esencia, como buen seguidor de la estética japonesa wabi sabi. Cada lámpara es única.

Se convirtió en artesano entre castaños, chopos y pinos leoneses y luego volvió a Madrid, pero se quedó en las afueras para no perder de vista los árboles. En un espacio pequeño, dentro de su propia casa, ha montado el taller donde trabaja sin parar mientras escucha la radio. Radio3, por supuesto. Cuando hace falta más madera, sube al campo:

"Me la traigo de León en mi Ford Fiesta! Voy cada mes a Cacabelos porque tengo un almacén donde acumulé la madera que la gente me regalaba. Madera que, por ejemplo, formaba parte de estructuras de casas ya derribadas", explica. "Si la tuviese que comprar aquí sería importada del extranjero. De los 500 euros al mes no baja!". 16022015-_MG_2455

Vale, tiene un iPhone. Pero ser artesano en el siglo XXI no da para excesos: "Apenas compro ropa ni zapatos, antes tenía una colección amplia. También era de los que me gastaba mis euros en revistas de tendencias y conciertos, pero ahora es un tipo de ocio que he limitado. Pero no me quejo, hago lo que me gusta y me siento bien". Ascetismo que en el terreno de trabajo funciona como el cine Dogma"Se trata de poner límites, quitarse facilidades, para que todo salga". 

Víctor firma como BRZwoodesign, las iniciales son homenaje a El Bierzo y forma parte de una oleada de jóvenes que en los últimos años han decidido volver a mancharse las manos. Tallan, tornean, cosen, funden, sierran, cortan y calcetan. Rescatan, en la ciudad, oficios tradicionales olvidados. Más que moda vintage es, según Víctor, cuestión de supervivencia:

"Con la crisis, muchos tuvimos que reiventarnos, buscarnos la vida. De ahí este auge de nuevos artesanos. Es un cambio que en muchas ocasiones supone ir en contra de todo el mundo, o al menos del ritmo de consumismo urbano generalizado". Se trata de hacer las cosas poco a poco, despacio, y de verdad tocando la materia. Un reto físico y slow en la época distante y compulsiva de los 140 caracteres. Ciertamente, antisistema.

@VarelaJulia

Fotografías: BRZwoodesign

Julia Varela   23.may.2016 08:26    

1 Comentarios

y tanta falta que hace volver a rescatar tantas actividades y artesanos, por todo el mundo con sus actividades no industriales sino de creación única y con dedicación exclusiva

martes 21 jun 2016, 02:32

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Julia Varela

Bio Yo, laggard

Tendencias. Movimientos. Cosas que pasan. En la carrera de ir a la última, me reconozco entre la tribu laggard (rezagado in English). Admiro tanto las joyas impresas en 3D como un buen pincho de tortilla. Lo cool y lo castizo, aquí se habla de eso. De modernidades viejas, de antigüedades nuevas. De lo bonito. Poliédrica, multitasking. Gallega de lacón con grelos y madrileña inevitable de Malasaña. Periodista casi siempre
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios