« Equilibrio | Portada del Blog | Condiciones de luna »

Merry go round

    sábado 26.sep.2020    por Lara López    2 Comentarios

 



«Ramón Andrés nos ha regalado libros como El mundo en el oído o El luthier de Delft. Pero vamos a centrarnos en un escrito reciente tan singular como brillante: Pensar y no caer.

Las cosas del mundo, sostiene, caen. Se precipitan, se desmoronan, se disgregan. La nada que las habita las horada, las desgasta. Las cosas del mundo son, así, contingentes, y les es inherente el devenir. Pero en este mismo movimiento de descenso se insinúa también el movimiento contrario. Desde su caída y en ella los fenómenos del mundo pueden remontar, pueden elevarse, intensificarse. Y el pensar está implicado en ese tránsito entre el movimiento descendente y el movimiento ascendente: está impelido y urgido a elevar lo caído desde un anhelo de plenitud o una aspiración a la excelencia. El pensar, entonces, es un restaurar, un cuidar, un alentar la remontada; es ésta la que espolea su tarea.

El hilo conductor del libro son una serie de obras relevantes de distintas áreas de la cultura del siglo XX: de Lutoslawski y Ligeti, a Sloterdijk, Béla Tarr, Sarah Kane, o Joseph Brodsky.

Siguiendo estas pistas se va tejiendo un complejo diagnóstico de la actual crisis del mundo moderno y, a la vez, se abordan con sutileza y rigor una serie de cuestiones y dilemas que hoy nos asedian: la elaboración del pan y su reparto (como símbolo de la justicia social), el cuerpo con su poder y su fragilidad, las complejas relaciones de los humanos y los animales, el incierto destino de una Europa a la deriva, la escritura y la memoria, la globalización y sus aspectos negativos (el economicismo, la tecnocracia, el individualismo, el consumo, el espectáculo publicitario…)».

Neudc-25112017-ramon-andres-2017-11-25t12-01-206071339_4324798

*Fotografía de No es un día cualquiera RNE

 


    «Leemos en este libro tan lúcido como sobrecogedor: "Pensar la escritura es hacer pie en el surco donde germinamos, en la tierra donde se fragua un empeño. Dada nuestra condición de seres añorantes, permanecemos en un lugar mientras soñamos otro; es un principio de lo trágico. Nunca estamos donde estamos. No podemos estarlo porque hemos olvidado la evocación. La evocación es llamar, suplicar que algo venga a reconocer nuestro emplazamiento y lo que desconocemos de nosotros. La primera idealización del pasado la debemos a la oralidad, al relato de hechos remotos. La voz que contaba las cosas ha venido diluyéndose con el tiempo, por eso carecemos de una audición atenta. Y otra cosa más, sin duda central: la ausencia de una voz que llega de lo antiguo impide que nos reconozcamos como eco, como efecto de una causa. Escribir es el temor a no poder reconocernos y a que llegue un día en que no seamos capaces de recordar ni de escuchar, a pensarnos como aquellas aves de Hölderlin, que abandonan sus cantos en la lejanía. Pasan por encima de nuestras casas. No se las oye. La invención de los primeros signos y letras, al menos en sus inicios, no resultó tan determinante para la inteligibilidad de la existencia como lo fuera el sustrato de un mundo oral, el sonido que procedía de los antiguos saberes. Los dioses, el destino, los designios de lo desconocido alcanzan su más acabada dimensión en la sonoridad. La memoria, en cierto modo, es una reverberación. La memoria es la capacidad que permite escribir, y escribir es pensar en lo pensado".

Pensar y no caer es uno de los libros más deslumbrantes y perspicaces de la última hornada del ensayo en nuestra lengua. Su lucidez, en ocasiones despiadada, su amor por lo simple y lo cercano, su apelación al sosiego contemplativo en esta era de una ubicuidad acelerada, lo convierte en una lectura llena de enseñanzas y de preguntas ante dificultades para las que aún no tenemos respuesta pero de las que pende el incierto futuro del mundo».

Alejandro Escudero. Pieza de Filosofía  «Ramón Andrés y la elevación del pensar».

 

Sing to the Moon – Laura Mvula, The Chapel Choir of Pembroke College, Cambridge, Anna Lapwood

Godspeed – James Blake

Yessss – Ambrose Akinmusire

Morning Sunrise – Weldon Irvine

Everything You Touch Is Gold – Gregory Porter

I'll Never Stop Loving You – Yazmin Lacey

Merry Go Round – Gregory Porter

Beauty – José James

Green Papaya – Lianne La Havas

Butterfly – Cleo Sol

Just for a Thrill – Aretha Franklin

Little Runaway – Celeste

Lara López   26.sep.2020 09:48    

2 Comentarios

Merry go round.... qué temazo, no lo conocía, gracias Lara, por descubrirnos canciones tan bellas

miércoles 28 jul 2021, 21:56

:)
Gracias y feliz verano.

jueves 29 jul 2021, 10:47

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Lara López

Bio Músicas posibles

Dirige y presenta en RNE el programa 'Músicas posibles'. Directora de Radio 3 durante cuatro años (2008/2012). Vinculada a RTVE desde hace más de tres décadas, dirigiendo y presentando programas musicales, culturales e informativos de radio y televisión como 'Carta blanca', 'El suplemento', 'La mandrágora', 'Los conciertos de Radio 3' o 'Música NA'. En 2020 publicó Derivas (PUZ) su segundo poemario, tras Insectos (Papeles Mínimos) y la nouvelle Óxido (Xordica)
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios