« El programa perfecto para la Operación Salida | Portada del Blog | Los Hermanos Pizarro se lavan las manos »

Un repertorio pensado para el atasco

    lunes 6.abr.2009    por RTVE.es    2 Comentarios

El del pasado viernes fue un repertorio pensado para sobrellevar con buen ánimo y humor las largas caravanas provocadas por la salida masiva de fieles dispuestos a celebrar Semana Santa en las playas y otros lugares de ocio y solaz.
Los pizarristas más previsores, como el que se muestra en la imagen, equiparon sus automóviles con receptores capaces de recibir la señal de Radio3 en todo el territorio del estado español con intención de no perderse ni una nota de las plaquitas que sonaron en Melodías Pizarras y que son las que les detallamos a continuación.

1.- Lo mismo da. Emil Hot five.
2.- Así te quiero a ti. Antonio Machín y Orquesta Miuras de Sobré.
3.- Frenesí. Elsie Bayron y orquesta Tejada.
4.- La mulata arrebatá. Conjunto Casino.
5.- Sensemayá. Miguelito Valdés con Machito y sus Afrocubans.
6.- Bongo. Lecuona Cuban Boys.
7.- Podría ser. Orquesta Martín de la Rosa.
8.- El cantar del gallo. Pepe Denis.
9.- Meu limão meu limoneiro. Washington Oreiro.
10.- El alacrán. Franco e i G5.
11.- Rico vacilón. Orquesta Cha cha cha Continental.
12.- Baión número 15. Luis Araque y los Guaracheros.
13.- Bai bai. Orquesta Demon’s Jazz.

RTVE.es    6.abr.2009 11:19    

2 Comentarios

Estimadisimos Hnos. Pizarro:

Este primo, que lo es, por vicisitudes de la vida y temas de intendencia familiar, por desgracia coincidentes en horario con vuestro Certamen Discográfico de los Viernes, se ha vuelto a perder los hercios que tan generosamente nos dáis para regocijo, baile y alegría del corazón. Una vez más, estábamos de cumple en la Hora Sagrada, en un sitio de ésos donde dan panes redondos, rellenos de unas tortas de carne de dudosa procedencia (creo que Hamburgo, pero no sé...) intercaladas con lonchitas de una cosa amarilla que llaman queso (no sé qué queso es... ya le dicen chédar americano, pero claro, como esos queridos yanquis no han probado el Ahumado de Priesca, pues no saben...) y adobadas con deliciosas salsas, pero muy sospechosas en color y origen (saben a chuche picante). Delicioso todo, pero horripilante para un padre pizarroso a más no poder, que quiere ser responsable y velar por la salud de sus retoños. Para inmunizarles, les dí el Antídoto Fabuloso: unos preciosos minutos ayer por la tarde, de Bin Crosbi con las Andrius Sisters, Colman Jóquins, Arti Shóu, Roberto Ingléz, Ela Fítserald, Noel Cáguard e incluso Al Bóuli con la Meifér... todo ello sonado con mimo en un viejito HMV-101 con agujitas de bambú hechas con más mimo por un servidor, que acarician (algo rudamente) las preciosas plaquitas. Después de la sesión, creo que los efectos de esos extraños productos ingeridos han sido anulados; prueba: que la medianeja, con nueve añitos, aprendió a poner y quitar la agujita, y a poner cuidadosamente los discos. Esta niña promete...

En fin, qué decir... Casi es pecado habérselo perdido, sobre todo al grandísimo Emil Hot Five con su versión del estupendo tema de Ellington. Por cierto, "Lo mismo me da" es un buenísimo intento de traducción al castellano de ese título, pues quiere representar exactamente la idea. Lo que pasa es que no la han cogido bien del todo. Un título español más propio y acorde con lo que el Duque quería significar, entiendo, hubiese sido algo como "Eso no vale un pimiento si no tiene Swing"; ésa es la idea, yo creo. Si no, que el Gran Duque (no el ruso, sino el de Nueva York) me perdone desde el Cielo, donde seguro que está, haciendo las delicias de todos en esa especie de Festival Eterno de Jazz que seguro que nos tienen preparado. ¡Qué grande Emil! ¿Alguien sabe quiénes eran los que tocaban con él? ¿Y él, qué tocaba, además de las cuerdas vocales?

Oir un disco con papel... je, je... ¿y qué me daaaaaiiiisss si os lo cuentoooo? Bueno, os lo cuento. Se trata de coger un folio (mejor si es un papel un poco duro), y doblarle la esquina inferior izquierda, haciendo como un triangulito(1cm de lado del doblez basta). Entonces, se sujeta con la mano derecha por la esquina inferior derecha, cogiendo el papel de modo que quede un poco combado hacia nosotros, pero poco, como haciendo un poco de pabellón cóncavo. Esto requiere un poco de paciencia y mucho de arte... Y con cuidado, se pone en el surco la esquina iquierda con el doblez, metiendo en el surco el piquito doblado, que está más duro. Veréis qué bien canta el papel, y jugando un poco con la curvatura que le dáis, de modo que la hoja no se desplome, se puede conseguir un sonido bastante claro y a volumen bien audible. Es un juego divertido. Además, vosotros que sois tres, os sugiero que cuando le cojáis el tranquillo, lo hagáis a la vez los tres, sentados alrededor del plato, e intentando cazar el mismo surco. Sale un eco muy curioso, y os aseguro que os reiréis a carcajadas... Yo jugaba con "Que mosca te picó", de Gaspar, Laredo y Llorens (Odeon 204.215), y la voz de Gaspar, tan aguda y clara, diciendo lo de la mosca sin parar... te mueres de risa !!!

Que lo pasen bien. Salud y Pizarra!

lunes 6 abr 2009, 19:46

¡Guau! Aun me estremezco con la experiencia que viví en la carretera de La Coruña, con todo el gentío fuera de sus automóviles inmovilizados y retozando con ese "Mi limón, mi limonero" carioca donde no aparece ni un inglés ni un francés. ¡Menuda estampa!

domingo 12 abr 2009, 13:44

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Melodías Pizarras

Bio Melodías Pizarras

Todas aquellas tardes encerrados en el torreón de la calle Londres, mientras sus amigos vivían la vida loca y tocaban la guitarra electrónica, barruntaban ellos que de algo tenían que servir...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios