« Munich tiene ya su colección de accesorios | Portada del Blog | El arte se alía con la moda en 080 de Barcelona »

Los códigos del vestir cambian de sexo en la 080

    martes 9.jul.2013    por Rafael Muñoz    0 Comentarios

080 Barcelona. Colecciones de otoño e invierno 2013/14

Desfile-ded-Zazo&brull
Desfile de Zazo&Brull.OI 2013/14

 

 Zazo y Brull llaman a su colección El Successor y parecen inspirarse en quienes venden su alma al diablo. A él, al diablo, quieren vestirlo de su firma y le proponen vestidos de parches y retales que libran una eterna batalla. Destacan las prendas en gasa de seda transparente que se decoran con cuentas de colores que forman líneas que recorren algunas partes del cuerpo. 

Los diseñadores tienen agujas inquietas que cosen y descosen prendas de patrón inquieto, con asimetrías y mezclas de tejidos muy distintos. Vemos vestidos que llevan estampados de jardines y aves, a veces velados por transparencias. Y llaman la atención las piezas de joyería XXL que decoran los vestidos de fiesta en riguroso negro; piezas en oro amarillo, potente, lujoso y puro, perfecto para equilibrar una colección de alma oscura, nocturna y sofisticada.

 

Desfile-de-Mnauel-Bolaño
Desfile de Manuel Bolaño con prendas para chico y chica.


Resulta curioso, y es fantástico, que casi todos los primeros diseñadores de la 080 hagan ropa para hombre y mujer, algo que se echa en falta en Cibeles. Manuel Bolaño es otro ejemplo. Su pasarela se ha llenado de propuestas urbanas para amantes de las tendencias y los que sueñan con la costura. Se aplauden sus camisas blancas con cuadritos, como hojas de un cuaderno, sobre el que se estampan ilustraciones en negro con trazos de celeste, una mezcla de colores que se repite en la colección.

Tras las camisas de look, entre ellas algunas que recuerdan a un baby colegial, vemos faldas y pantalones de patrón desenfadado, tintados en nude. Muchos llevan cinturones hechos con cuerdas de montaña, como las que utilizó Ana Locking para sus tocados y sandalias. Los vestidos de coctel, con formas vegetales, recuerdan en cambio a los de DelPozo.

 

 

Krizia-Robustellam,-PV2014
Desfile de Krizia Robustella. Colección OI-2013/14.

 

Krizia Robustella ha abierto la mañana con ganas de samba. Su colección, un tributo a Carmen Miranda, es colorista pero también urbana y osada con las mezclas de estampados. Cuadros tipo mantel, en dameros de amarillo, rojo, verde y azul con blanco, salen en distintos materiales, incluso plásticos tipo hule, y se llevan de diferentes maneras. Unas, en total look, en conjuntos de sudadera y bermudas, en lo que ya es el uniforme para chicos de la temporada. Otras, combinados con otros dibujos de caracter infantil.

Para ellas, la picardía y la sensualidad de las estrellas de los 40 y de las pin-up. Pantalones de talle muy alto, minúsculos shorts, camisas sin mangas que se ciñen a la cintura y monos interminables, esos que solo quedan bien en chican altísimas.

Selim de Somavilla, en cambio, tiñe con una paleta más oscura y retro sus primeras salidas. Granates y verde botella, formando estampados de cuadros, aceptan pinceladas de lima, a veces en looks de texturas opuestas que no terminan de convencer. Amarillos y marrones se plantan cara y comparten protagonismo con los tropical prints.

Una perfecto en azul Klein, con ganas de ser unisex, destaca en una colección que habla de los límites entre lo masculino y lo femenino, entre lo retro y lo futurista, entre lo deportivo y la sastrería, entre la geometría y la naturaleza. Según avanza, la colección adquiere luminosidad con la entrada de amarillos y blancos, casi siempre en conjuntos que mantiene los estampados , tan pronto en un detalle como en toda la prenda.

 

Selim-de-Somavilla,-oi-2013
Geometrías y naturaleza en contraste. Selim de Somavilla.

Desfile-de-Who
Dos momentos del día y una misma intención. Who, OI 2013/14.

 

Who, la firma de Laia Roca, se adentra en el armario masculino para vestir a una mujer con carácter, femenina y con gusto por el detalle. Camisas y pantalones de talle alto se llevan con tocados de aspecto frágil y texturas delicadas. Roca tiene un trazo que inspira calma y sosiego y un gusto por los tejidos cómodos y confortables. Por eso vemos salidas en algodón, con detalles deportivos (como los elásticos), superposiciones de texturas bien combinadas y sencillas asimetrías, casi imperceptibles.

Vemos vestidos saco o con forma de peto que se despegan del cuerpo pero sin ocultarlo, siempre con ese patrón sencillo y fluido que marca la colección. Los colores van en consoncia y así vemos vainilla, crema y lavanda para el día y negro para las prendas nocturnas, que se vuelven sofisticadas con coquetos jardines de flores y lentejuelas en el escote o cayendo hacia la falda.

La mujer adopta looks masculinos y el hombre opta por líneas y formas más femeninas. Al menos en la propuesta de Albéniz que se inspira en el osado vestuario del cantante Ray Charles y en el estilo ambiguo de Mick Jagger, una idea atrevida que va dirigida a jóvenes de cuerpos perfectos, delgados y esbeltos.

Su particular estrella del rock se viste con prendas de patrón atrevido que se acortan o se abren en la espalda para mostrar con irreverencia. También con transparencias, unas más satinadas que otras, que se decoran con fruncidos, cascadas de volantes y bordados barrocos en oro y plata.

Se trata de una propuesta de tonos suaves. Vemos verdes, rosa y amarillo empolvados y también blanco. Siempre con un toque glam, pero con mucha luz.

 

Desfile-de-Albéniz
Las transparencias marcan la propuesta de Albéniz.

Desfile-de-Sur
Distinas propuestas de la firma Sur.

 

Dos lugares tan distintos como la Costa Brava y Milán inspiran la propuesta de Sur, la firma de la diseñadora Laura Figueras. Así vemos contrastes en prendas que llevan suave organza, hilo, lino o seda y además retales piel que presta su suavidad a cuellos de camisa o bolsillos de vestidos. El blanco de las casas, el azul de mar y el amarillo del sol mediterráneos se adueñan de prendas fáciles de llevar, holgadas, de patrón amplio.

Destacan los estampados textiles de aire artesano que hablan de tradición e historia, también de cultura. La tijera propone cortes geométricos, tanto en minivestidos como en una bomber, y es que la colección tontea con la estética deportiva pero sin abandonar los detalles más femeninos del vestir como los volantes, los pliegues e incluso las transparencias.

 

Mango,-otoño-e-invierno-2013
Rojo, negro y blanco mandan en esta temporada invernal.

 

En un enorme reloj digital se podía ver la cuenta atrás para el comienzo del desfile de Mango y a diez segundos de comenzar la sala del DHUB estaba en silencio. Atrás quedaban los ruidos de besos, brindis y conversaciones entre prensa e invitados, entre ellos Pablo Rivero, Leticia Dolera, Jaime de Marichalar y Boris Izaguirre.

Las modelos y los modelos desfilaron con la música en directo del grupo Suite, perfecta para envolver de decibelios la colección para este invierno. Mango se desmarca de la pasarela oficial y presenta “prontomoda”, la colección que en breve llegará a las tiendas en vez de mostrar, como el resto, las propuestas para el verano de 2014.

La colección, llamada Rock It Up, y reinterpreta los códigos más fáciles de llevar de la estética musical más cañera. Pantalones pitillo, prendas en punto de aire retro y cazadoras perfecto se ven en múltiples versiones y siempre tintados con una escueta paleta de colores.

 

Mango.-Colección-otoño-2013.-Hombre-y-mujer
Propuesta masculina y diseños de fiesta de Mango. OI 2013/14.

 

Negros y grises sacan sus tonos deslavados, ajados y de aire desgastado para combinar con rojos y blancos rotos. Vemos así jerséis de rayas en rojo y negro con bufandas a juego, y otros con un estampado de leopardo en los mismos tonos. También cuadros escoceses que se adueñan de zapatos, corbatas y pantalones con cremalleras en el bajo que se aprietan con ansia a las piernas.

La propuesta sigue la línea marcada por Hedi Slimane en su colección para Saint Laurent, una revisión del grunge que dividió a la prensa en dos, los que la tildaban de tomadura de pelo y fieles seguidores del diseñador que empezaban a contar los días para conseguir una de las prendas.

Pero no toda la colección está pensada para los fashion victim. Cazadoras perfecto,  faldas largas plisadas y minivestidos con transparencias en el escote, siempre en negro, se cruzan con chaquetas en punto y camisas de estilo college, monos de pantalón largo y vestidos de fiesta con cinturones de cadena pensados para princesas rebeldes. Esas que, en Nochevieja, llevarán un look rockero y bajo esa apariencia de chica mala esconderán un corazón adolescente y romántico que suspirará por el beso del chico de sus sueños.

La 080 finaliza el viernes y quedan varios días intensos por delante. Barcelona respira moda y lo hace en la pasarela, con más de 30 desfiles, pero también en los museos y en la calle. Atentos al blog, lo contaré todo.Tambien en twitter: @munoz_rafa

 

Categorías: Actualidad

Rafael Muñoz    9.jul.2013 15:24    

0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.