1 posts con categoría "sketches"

Doctor… ¿qué tengo?

QUERIDOS AMIGOS DE MUCHACHADA NUI:

la verdad es que le he dado unas cuantas vueltas a ver que es lo que quería decir aquí... así que he decidido escribirlo del tirón. Llevo tiempo sin comer bien, durmiendo poquito y oliendo a pegamento de maquillaje... pero estoy muy feliz, ya que hacemos el programa que queríamos, con libertad, autonomía y muchísima ilusión. Y vuestra respuesta ha sido A-C-O-J-O-N-A-N-T-E!! gracias, gracias, gracias.

Por eso creo que esta iniciativa para comunicarnos, charlar de nuestras frikadas y conocer de primera mano vuestra opinión es una oportunidad que no podemos dejar pasar para que la cosa siga viva y vaya mejorando entre todos.

Pensando en qué os podía interesar se me ha ocurrido escribir de vez en cuando sobre cómo surgen algunos sketchs, en qué se basan, etc... un sketch de esta temporada que me ha gustado hacer ha sido el del médico, porque además de que estoy muy satisfecho con el resultado, es una tontería que queríamos hacer desde hace tiempo Ernesto (Sevilla) y yo.

Desde que conozco a Ernesto Sevilla -hará unos quince años- repite el mismo chiste, que no es otro que el que sale reflejado en el Sketch del Médico acerca de las piedras en el riñón.

Debo decir en su defensa que no es hombre de chistes, como ninguno de nosotros, aunque haya gente que se empeña en pedir que le contemos un chiste o, peor aún, en contarnos uno muy bueno para que “lo metamos en nuestro show”. Él siempre respondió, según su humor o el contertulio con quién estuviera o que no sabía chistes, o con el consabido “doctor ¿qué tengo?, bla, bla…”Teniendo en cuenta que siempre he considerado a mi amigo un tío muy divertido, ocurrente y con un sentido del humor muy especial, me obsesionó la idea de que tras años de escuchar chistes, sólo el de la gravilla se le hubiera quedado grabado en la memoria.

Más peculiar me resultaba, teniendo en cuenta el tono añejo y acartonado que tenía este chiste, con un juego de palabras francamente torpe (grave – grava... gravilla) y un final que parece esperar un remate que nunca llega.

Pero yo me parto con Ernesto, así que le pedí que me lo explicara. Él tampoco tenía una razón clara, únicamente, que le hacía mucha gracia. Pero los datos objetivos eran que el chiste seguía ahí y que no había que perderlo de vista, puesto que Ernesto, a punto de cumplir los treinta años seguía contando el mismo chiste que contaba a los 17.

Llegamos a la conclusión de que había que hacer un sketch con el chiste como personaje principal –se lo merecía sin duda tras pasar por el filtro por donde no pasaron chistes tan inculcados en la memoria colectiva como –a ritmo de chotis- “mama, me he tragado el organillo” o los peces que se insultan -gli glo glu gla, glu-…

No sólo eso, el chiste merecía ser interpretado con una intensidad desgarradora y traducido a otras lenguas. De hecho debía venderse como la mejor creación cómica de la historia, “el adalid del humor”.

Muchachada Nui


El espíritu Chanante vuelve a La 2. En su ya tercera temporada, Joaquín Reyes y sus muchachos llevarán el humor absurdo y disparatado más lejos que nunca.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios