« Las cerezas, Gustavo y Aurora. | Portada del Blog | El fascinante mundo de los pájaros »

Oyentes y escuchantes

Lo reconozco: no me gusta discutir y menos cuando se trata de discusiones estériles que sólo sirven para engrandecer la moral de los contendientes. Por eso cada vez que alguien me ataca personalmente y de forma iracunda por utilizar la palabra "escuchante" me quedo perpleja. Estoy harta (si fuera argentina diría reharta) de explicar la diferencia entre oír y escuchar, de contar que fue un seguidor gerundense (Miquel Sanz) quien nos sugirió su uso, que es un participio presente de lo más correcto y con tradición literaria (lo emplearon Cervantes y Góngora entre otros), que estuvo 30 años en el DRAE, que sigue estando en el diccionario de Manuel Seco y, sobre todo, que no lo usamos para molestar sino porque estamos convencidos de que las personas que nos sintonizan lo hacen con voluntad y de forma activa. Nosotros lo consideramos ¡¡¡un elogio!!! Pero no suele servir para nada. El oyente furioso, el que no es capaz de escuchar, tampoco es capaz de cambiar de opinión. Yo puedo entender que no guste la palabra por falta de costumbre pero que alguien te ponga a caer de un burro por emplearla me preocupa. ¿Se puede hacer de esto un problema? Si una simple cuestión lingüística nos lleva al insulto ¿qué pasa cuando nos enfrentamos a asuntos trascendentes? Conclusión: ¡qué ganas de discutir por tan poco!. Aunque, como dice el refrán: dos no discuten si uno no quiere y servidora no quiere en absoluto. Así que... pelillos a la mar.

(Por cierto, "cabreante" tampoco está en el Diccionario y sin embargo hay muchas personas que se encargan de dar sentido cada día a este término.)

El fin de semana en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha dado mucho de sí. Hemos descubierto una interesante ciudad más allá de la estación. La zona lagunar con su riquísima fauna nos gustó especialmente, y nos cautivaron la personalidad y la obra de un alcazareño ilustre: el poeta José Corredor-Matheos.
Daniel Samper contó por fin el chiste de la cuchara en antena y José Mª Íñigo consiguió no romper nada aunque la fama ya no se la quita nadie. Un escuchante, Daniel Martínez, nos mandó una frase gloriosa: "Si vas a hacer un viaje en un medio de transporte y en él viaja José Mª Íñigo, vete a pie. Llegarás antes." Genial.

33 Comentarios

Querida amiga Pepa:
Te escribo para demostrarte todo mi apoyo y cariño, porque eres una gran persona y sabes que te quiero un montón. También eres la mejor periodísta de mundo, así que yo espero ser tu escuchante favorita.
Pepa, a mi me encanta la palabra escuchante, así que no te preocupes, porque la gente que se mete contigo por llamarnos así, es que se debe de aburrir mucho o son tontos del bote, idiotas, etc.
Besos.

Querida Pepa:

La palabra está para comunicarse y la comunicación requiere de un mínimo de dos (el emisor y el receptor). La palabra escuchante, es querida por todos los escuchantes de "no es un día cualquiera" y es en este momento, en el que vemos cómo altera tu sentir esta contrariedad, cuando debemos dejar de ser por un momento meros escuchantes y pasar a ser voceros.

Nosotros, tus escuchantes, nos sentimos identificados con este término que se ha convertido en una actitud. Porque ser escuchante contribuye a minimizar los malentendidos y a cultivar la empatía.

Como prueba irrefutable de la existencia, de su correcto uso, de su utilidad y del consenso tenemos, por ejemplo, al ilustre Pancracio Celdrán erudito y pastor de la palabra (entiéndase pastor en su acepción más cariñosa y respetuosa) que siempre ha resaltado la corrección del término y su vigencia.

Somos escuchantes, somos escuchantes y seguiremos siendo escuchantes. Por cierto, mi corrector ortográfico la tiene admitida.

Un saludo.

Admirada Pepa, hay sordos porque no pueden oír y sordos porque no quieren escuchar. Cuando en silencio leo tu post o tu libro "escucho mi voz interior" (de alguna manera al leer pronunciamos las palabras en la mente) y cuando te escucho por la radio me callo, sino no podría escucharte, aunque sí oírte...
;-)

Es verdad, cansa tener que estar siempre explicando lo obvio: no es lo mismo oír que escuchar, como tampoco es igual ver que mirar.
¡Qué bien estuvo Nieves -bueno, siempre lo está- contando la muerte de Cervantes. ¡Cómo instruye divirtiendo!
Muy simpática también la canción de "Los gandules" sobre la colegiata...
Carles (¡qué voz y qué dicción!) ya estará descansando. Le deseamos desde aquí que disfrute y que cargue la batería. Nos encanta que vuelva a llevar el programa durante tus vacaciones: el año pasado superó ampliamente el nivel de los programas veraniegos al uso. Demuestras inteligencia al encargarle el cometido, Pepa.

Yo es que me quedo sin habla. Es absurdo !!Estoy contigo en todo lo que has comentado. Y soy una ESCUCHANTEEEEEEEEEEE !!!!!!!!!
Vamos a dejar el temitaa, que alñdsjfjij, así que a otra cosa mariposa.

Quería comentaros que lo que dijo Labordeta sobre los vasos “pornos” en los restaurantes chinos es cierto.
Después de la comida te daban un chupito de sake y si tú mirabas dentro sólo se veía el líquido elemento pero conforme te lo ibas acabando ibas viendo a la chica desnuda en el fondo del vaso. (De ésto hará unos 23 años.)
Me divierto muchísimo con vosotros. Gracias!! Besos

Hoy ya es tarde, ¡hasta mañana Pepa! como en Alcázar.
SALUDOS

Jajajajajajaja Muy bueno Pepa.A mí tampoco me gusta discutir.Y me cansa mucho.Más bien me harta ( y no va con segundas intenciones ), pero quiero dejarlo bien claro.

Lo que si me encanta es debatir.

La terminología que has dejado me encanta y reconozco que los argentinos tienen algunas buenísimas para referirse.Muy buena la anécdota de Ciudad Real.Un saludo.

Pepa tienes más razón que una santa y yo además te entiendo:
Soy estudiante de 4º de Periodismo y hace unas semanas estaba moderando un debate radiofónico para una práctica en una asignatura. Pues bien, al despedirme yo dije, "escuchantes" y... ¡no hubo manera!
Se creó una polémica inútil por lo que tú dices, simple cuestión lingüística. Sin duda por la falta de uso cerca de 10 minutos de discusión.
Si esto pasa en las facultades qué no pasará en otros ámbitos.

P.D Al final me salí con la mía, me salté el guión y dije escuchantes!!

Un abrazo!!

Un saludo muy afectuoso a Pepa y a todos sus colaboradores, llevo años escuchando vuestros programas de sábado y domingo, al menos dos o tres horas, y yo ESCUCHO. Tengo que decir que otros programas que oigo a diario, los oigo, pero los vuestros los escucho, ya que vale la pena cada segundo del programa. Puedo decir que me identifico casi totalmente con el perfil de vuestro programa, que cada semana me renováis la esperanza de que aún hay gente que, como Pancracio (y yo ) nos preocupamos por las palabras, que como Nieves (y yo) nos preocupamos por la historia contada de forma amena y hasta simpática, que como vosotros, descubrís (y descubro) paisajes y gentes cada fin de semana, y que en general le ponéis una sal a la vida de conocimiento ameno y de simpatía y cercanía que nos hacen mucha falta.

Tengo que decirle a Pancracio que a mi hijo de 15 años (que no es un "empollón") le gusta bucear con él en el idioma y que también oye con gusto algunas otras partes del programa. Los "cuentos para Ulises" le dejan, como a mí, perplejo y pensante, y ya que digo "pensante", el idioma castellano es mucho más rico de lo que algunos se empeñan en usar, y debemos, creo que es nuestro deber, seguir usándolo, dándole tonos, matices, haciendo populares palabras tan acertadas como la de ESCUCHANTES, e incluso debemos crear palabras nuevas si no hay ninguna antigua que exprese lo que queremos decir. Mi hijo, por ejemplo, se inventó usar la palabra "ortopédico" para expresar la imagen de alguien a quien no le salen las palabras, o que lo hace todo de forma torpe, incluyendo la expresión hablada y escrita. Me parece un "giro"muy expresivo del idioma, y lo curioso es que hay un grupo grande de sus amigos que ya usan esta palabra con ese sentido. Aquí sí que no hay que olvidar lo de "la imaginación al poder", y sí que hay que, educadamente, dejar de lado a aquellos "culturillas" que se ponen espesos y dogmáticos y apostar por la verdadera cultura, la del valor de lo clásico y la apuesta por lo moderno, hundir los pies en las raíces y sacar la cabeza hacia las nubes.

Comprendo tu enfado, Pepa, recibe desde aquí mi más sincero ánimo y enhorabuena por vuestro esfuerzo semanal, ya véis que vale la pena.

PD. A mí me acostumbraron mis padres a oíros y ahora yo acostumbro a mi hijo, ¡ya tenéis toda una saga de escuchantes!.

Hola, Pepa. Aquí un escuchante que os escucha desde hace más de cinco años y que lo tiene a gala. Comprendo lo que dices y tu cabreo. En general, la gente no razona. Sólo sabe exponer sus argumentos y no rebatir los de los otros, no vaya a ser que eso le haga cambiar de opinión. Los argumentos en defensa de la palabra escuchante son muy sólidos; pero aunque así no fuera, tendríamos todo el derecho a usar la palabra en cuestión. Animos.

Hola,como te comenté en el "cara libro"que me parecía cursi lo de "escuchantes";y tu explicación(no se si a tenor de mi comentario,que creo fue cuando visitaron A Coruña)es muy válida,te pido perdón.
Está claro que aceptamos homogeneizar nuestros usos y costumbres,como un valor superior,que tendemos a la uniformidad.Y el que se sale del tiesto,lo penalizamos nosotros mismos,sin necesidad que intervenga ningún poder superior e intolerante;tantas veces contestado.
El programa es excelente,y su buen trabajo dará que salga así;tus colaboradores;que escucho en otra emisora,contigo les encuentro otras aristas,facetas,registros,que enriquecen los contenidos.
Me encanta Nieves Concostrina,un descubrimiento para mi;y todo eso está claro que lo debemos a tu buen hacer.Así que tu"escuchante"arrepentido te pide perdón,y si tengo la oportunidad de decírtelo personalmente,lo haré.Y pongo a tu disposición mi culo,para que lo patees a conciencia,que me lo merezco.
Tanto denunciar la intolerancia ajena(por mi parte)y llevando mal la propia....

Totalmente de acuerdo contigo , Pepa. Cuánta discusión por tan poco. Cuánta "saliva " se pierde en protestar por lo menos importante , cuando lo que importa es el contenido de los programas y las reflexiones que te plantean.Muy buena la ironía sobre los "cabreantes ".Creo que lo mejor es dar la callada por respuesta , ignorar al que te ofende a veces es la mejor respuesta que se puede dar , a ver si se cansan , hasta que encuentren otra cosa que criticar.
Un esuchante que no deja nunca de escuchar.

Sigue tratandonos como lo has hecho asta ahora, yo me siento especial cuando nos saludas y nos llamas "ESCUCHANTES" ,es una palabra preciosa y solamente una mujer estupenda como tú tiene categoria para utilizarla. Muchos besos para todos, sois fantasticos.

Es cierto Pepa, pero no decaigas por llamarnos así. Yo cuando era más joven, me disgustaba más, pero al cabo de los años, piensas que no por eso se van a dar por vencidos, así que tú cómo Los Morancos, cuando versionaron aquella famosa canción, y decían : Y sí dicen, pó que digan...
Animo y tu programa es muuu bueno.
Un saludo.

QUERIDA PEPA:
PARECE ELENA FRANCIS, LLEVO AÑOSSSSSSSSSSSSSS
DE ESCUCHANTE Y YA MISMO TE VOY A PEDIR UN CERTIFICADO, TANTO ES, QUE TODA MI FAMILIA ESTA INVOLUCRADA LOS FINES DE SEMANA CONTIGO MUCHAS GRACIAS POR DARNOS ESOS RATOS TAN BUENOS.

Con música de “los peces en el río”:
Escuchan y escuchan
y vuelven a escuchar,
los seguidores de la Pepa
en Radio Nacional


Buenos días a todos desde Tenerife Este es un comentario para José Mª Íñigo: traías loca a mi abuela. Y, ahora, cada vez te oigo en No Es Un Día Cualquiera, parece que mi abuela, que era de Zizur Mayor,Navarra, y que "había emigrado" a Tenerife en los años 40, está a mi lado diciendo:" Mira, el Ïñigo, con sus bigotes" "Mira tú, a ver si se los afeita de una vez" Nunca supe si le gustabas o si te odiaba. Yo tendría 11, 12 años (o menos?),ahora tengo 50, cuando mi abuela Narcisa hacía esos comentarios que me encantaba escuchar. La cosa es que el carácter que demuestras hoy en día se me parece mucho al de mi querida abuela: las cosas claras, educación ante todo y risas, las justas. Además, junto a Labordeta que es de Zaragoza, como el marido de mi abuela (José Luño Ramiro) haces una pareja perfecta.
Un abrazo muy fuerte desde Santa Cruz de Tenerife de
Narcisa y de Beatriz.

¡¡MUY BUENO PEPA!! NO ME EXTRAÑA QUE ESTÉS HARTA Y PERPLEJA. A MÍ TAMPOCO ME GUSTA DISCUTIR, Y MENOS CON GENTE QUE NO ESCUCHA Y SÓLO QUIERE TENER LA RAZÓN EN TODO. SOY UNA ESCUCHANTE NATA EN MI VIDA COTIDIANA, ME GUSTA ESCUCHAR A LOS DEMÁS, Y ESTOY MUY ORGULLOSA DE SER UNA "ESCUCHANTE FIEL" DE VUESTRO PROGRAMA. NO ENTIENDO EL PROBLEMA QUE PLANTEA EL "OYENTE FURIOSO", SI QUIERE SER UN "OYENTE" PUES QUE LO SEA, ES SU ELECCIÓN. YO NO SOY UNA ESCUCHANTE CUALQUIERA, SOY UNA ESCUCHANTE DE "NO ES UN DÍA CUALQUIERA" Y ME ENCANTA. MIL GRACIAS POR DARNOS TANTO POR SOLO ESCUCHAR. BESOS.

Yo soy escuchante!!!

te quiero mucho pepa

te quiero mucho pepa netaforicamente claro

A mi tampoco me gusta discutir, y por eso no lo voy a hacer respecto a "oyente" y "escuchante". Que cada uno utilice el que prefiera. En mi caso yo me quedo con "oyente", simplemente, porque me "suena" mejor, mas dulce, contra "escuchante" que me resulta muy fuerte al oído. Solo por esa causa, sin entrar en discusiones de otro tipo

Genial,soy un Oyente, pero rara vez escucho, si no es un tema interesante, como los fines de semana de nueve a una, !! que pena !!. para lo que hay que OIR.

Escuchante es una estupidez. No se puede andar inventando palabras porque uno haya tenido una mala noche. Los catedráticos tienen alumnos oyentes pero esta señora necesita escuchantes. Se oye misa. La audiencia oye al imputado. (que pasa que no le escucha). Oyó Teología es correcto para estudiar teología. De los 5 significados de la palabra oír, 4 implican voluntariedad. Para decir entonces la audiencia de un medio habrá que decir la auscultancia (de ausculto, as, are, avi, atum escuchar). Claro que a lo mejor prefiere inventar otro palabro (la escuchancia). No puede ser que porque alguien tenga una mala noche se ponga a imponer a sus conciudadanos algo y menos desde un medio tan potente como Radio Nacional. Los periodistas que se dediquen a mejorar muchas cosas y que no inventen (los experimentos con gaseosa).

Me gusta bastante el programa pero sigue rechinándome y molestándome "el horrible palabro" "escuchantes" que al parecer Pepa Fernández está empeñada en oficializar. Me resulta tan irritante que que cuando lo repite demasiadas veces cambio de emisora. Uno oye un programa de radio y algunas cosas las escucha atentamente, pero es físicamente imposible "escuchar" todo un programa tan largo. Eso aparte de que la dichosa palabreja no está admitida por la RAE, ni falta que hace.
Por favor, deje de torturarnos con ella!

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepa Fernández


Pepa Fernández es la directora del programa 'No es un día cualquiera', de Radio Nacional, que se emite los sábados y domingos por la mañana.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios