La observadora

Porque no es lo mismo ver que mirar. Ni escuchar que oír. Por ello les invitamos a examinar qué sentimos y después, traducirlo en palabras. A observar y a observarnos. Se duerme mejor, se lo aseguro.

Cada semana en “La Observadora” personajes de altura se quedarán en zapatillas para desnudar sus emociones. Y junto a ustedes… analizar la vida