« Las fiestas de Sant Antoni | Portada del Blog | El despertar del Shinmoe »

Por una cosecha próspera

Las romerías en honor a San Isidro Labrador, el patrono de los labradores, a San Marcos, a Santa María de la Cabeza… innumerables fiestas locales pueblan el calendario marcando el día que, con mayor o menor seguimiento, los creyentes se dirigen a su santo y le dan las gracias por los buenos resultados obtenidos en la campaña precedente o le piden benevolencia por la venidera. Detrás de muchas de estas tradiciones se esconde un pasado agrícola y es que culturas aparentemente tan dispares como la nuestra, los indígenas en América Latina, los egipcios o los protagonistas de este ritual tamil están unidas por ese hilo invisible que es el hecho de haber basado el desarrollo de su civilización en la agricultura.

A mediados de enero los tamiles celebran el ritual de acción de gracias de Pongal que dura varios días. Cuando se acerca la fecha (en torno al día trece), la gente decora sus hogares con caña de azúcar, hojas de mango o cúrcuma después de limpiarlos a fondo y quema los objetos viejos para eliminar las cargas inútiles del pasado.

En los templos como éste, el santuario Sri Kottumalai Pillayar en Pudu (Kuala Lumpur) los fieles se congregan para ofrecer sus rezos y presenciar los rituales de culto a las divinidades. El momento más importante de las celebraciones llega por la mañana, bien temprano, cuando se hace hervir arroz recién recolectado con leche fresca y azúcar moreno en una olla de barro nueva hasta que se desborda. Y es que Pongal significa algo parecido a "hervir hasta desbordarse" y es justo este momento el símbolo de una nueva cosecha abundante, de prosperidad y buena fortuna. La leche se ofrece después al dios del Sol; su figura se baña bajo la atenta mirada de los mortales a los que también se les ofrece la posibilidad de disfrutar del rito ya que el Pongal es también un plato dulce típico de las zonas donde se celebra el ritual.

Quizás nuestra mente occidental y consumidora de cultura estadounidense esté más familiarizada con el pavo asado encima de la mesa del Día de Acción de Gracias, que con el arroz hervido del Pongal, pero ambas celebraciones tienen cierta equivalencia. Ambas son fiestas de reunión, de reflexión, de agradecimiento. Seguramente, también de buenos deseos: ¡Thai Pirandhal Vazhi Pirakkum!

Marta M. Mencía

3 Comentarios

Siempre me han parecido muy interesante estas costumbres, estaría bastante bien vivir alguna de ellas en persona y asi conocer mejor la cultura de estos paises que poco se ve en la televisión

Es curioso comprobar como hay costumbres que difieren de nuestra cultura, nosotros que nos creemos que nuestro mundo occidental es lo mas way. Me gustaria poder verlo en persona.

Desde lo más remoto de la humanidad, comprobamos que en la actualidad el alma sigue siendo en esencia la misma, aunque la técnica haya evolucionado a pasos de gigante.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

OnOff


On Off es una sección de vídeo realizada por el Área de Intercambios de TVE. En este departamento visionamos, controlamos, oímos y advertimos al resto de la redacción de todo lo que pasa en el mundo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios