112 posts con categoría "Viajes"

Moros y crisitanos salen a la calle

Cada año las calles del municipio alicantino de Alcoy se preparan para la Gran Batalla entre moros y cristianos. Una fiesta declarada de interés turístico internacional que rememora la batalla que se produjo en 1.276 a las puertas de la ciudad entre las tropas del musulmán Al Azraq y los alcoyanos.

Engalonados con su traje de batalla, la ciudad se divide en dos: moros y cristianos, que hacen su entrada en la ciudad el segundo día de fiesta. Las vestimentas, los maquillajes y las coreografías inundan de color y alegría esta simulada gesta. El día grande sin duda, es el día de la Gran Batalla, aunque las procesiones en honor del cristiano San Jorge, salvador de los alcoyanos, son también de gran interés.

Aunque el mes de Abril es un mes ajetreado en el calendario festivo español, en el que la Semana Santa o la feria de Sevilla podrían acaparar la atención de los turistas, sin lugar a dudas, merece la pena que el visitante se deje atrapar por un viaje al pasado medieval de la Península.

Ana Santamaría

Restaurado cinco años después

Cinco años después de haber sido gravemente dañado por las llamas, el Cutty Sark ha recobrado su esplendor tras un minucioso trabajo de restauración. La embarcación reconvertida en museo reabrió sus puertas la última semana de abril. La primera en visitar el emblemático velero, orgullo del imperio británico, fue la reina Isabel II, quien conmemora este verano sus sesenta años en el trono.

Los trabajos de restauración han logrado salvar un casco ennegrecido (lo poco que quedaba de la nave) ubicado en dique seco desde 1954, en el histórico barrio de Greenwich. Afortunadamente,  las labores de restauración iniciadas seis meses antes del suceso permitieron salvarlo, ya que  muchos de sus elementos habían sido desmontados antes del incendio. El fuego provocó grandes desperfectos - valorados en casi trece millones de euros- en el esqueleto del velero, por lo que la restauración final del barco ascendió a una cuantía de algo más de 30 millones de euros.

Botado el 23 de noviembre de 1869, atracó en muchos de los grandes puertos del mundo, con cargamentos esencialmente de té, pero también de pólvora de fusil o de lana cuando los tea clippers fueron sustituidos por el barco de vapor. Fue vendido en 1895 a un armador portugués y posteriormente, en los años veinte del siglo XX,  fue adquirido por un capitán británico que le devolvió su aspecto original y lo convirtió en una embarcación de entrenamiento, para finalmente convertirse en el museo que es hoy en día.

Este grandioso velero debe su nombre a un personaje de un poema cómico de Robert Burns, un poeta de lengua escocesa cuyos versos también dieron nombre a otra gran obra, ente caso de la literatura: De ratones y hombres, de John Steinbeck. Además, Burns es el autor de Auld Lang Syne, la canción tradicional anglosajona en los momentos de despedida, que se ha exportado a todo el mundo y que en España se conoce como el Vals de las velas.

Pues eso: "Por los viejos tiempos, amigo mío, por los viejos tiempos. Tomaremos una copa de cordialidad por los viejos tiempos".

Miguel F.V.F.

 

Primavera en el sol naciente

Grandes reservas de sake, bolsas llenas de cerveza, sushi, una manta y por supuesto, las flores. Tokio se llena estos días de centenares de ciudadanos que se reúnen con amigos, familiares o compañeros de trabajo para celebrar el sakura, florecimiento de los cerezos, conocido popularmente como Hanami, una fiesta que durante mucho tiempo fue un privilegio exclusivo para la nobleza. Existen varias versiones sobre su origen: adoraciones para proteger y agradecer las cosechas o contemplación de las flores para el cultivo del alma (Hana: flor. Mi: contemplar), hasta llegar al presente, en el que se ha convertido en una de las fiestas más populares y esperadas por parte de los japoneses.

En Japón existen más de cien variedades de cerezos y la brevedad de su florecimiento, unas dos semanas, hace que los ciudadanos estén atentos a las predicciones meteorológicas para saber cuando tendrá lugar este bello espectáculo. Incluso existen espacios de televisión dedicados únicamente y exclusivamente a este acontecimiento que también sirve para atraer anualmente a miles de turistas.

En el corto periodo que dura el hanami, los parques se llenan de puestos de comida ambulantes y se decoran con farolillos y focos que alumbran los árboles para que ni de noche se deje de admirar la evolución cromática de una fiesta en honor de la belleza efímera. Este año estos puestos han sido habilitados para artesanos de las prefacturas más afectadas por el terremoto y tsunami del año pasado, con lo que no solo se ha querido ayudar, también se ha querido celebrar la recuperación de la normalidad.

La ley no tiene límites

Un coche patrulla circula por la carretera de Maryland cuando los agentes se percatan de la existencia de un turismo con un diseño poco habitual y sin matrícula. Deciden pararlo para identificar tanto a su conductor como al vehículo. Cuál es su sorpresa cuando aparece ante ellos el mismísimo Batman quien, como buen agente de la ley, saluda a sus colegas y rápidamente les muestra los papeles. Esta vez ha tenido suerte, no hay multa.

La realidad es que tanto Batman como los policías son viejos amigos, y no por un tema profesional, sino porque su Lamborghini con un murciélago pintado en la parte trasera es de sobra conocido por todos los agentes de la zona. Leonard Robinson es un filántropo y millonario de Maryland que dedica su tiempo libre a visitar a niños enfermos en hospitales. Y qué mejor forma de hacerlo que vestido como el "caballero oscuro" y a bordo de su "batmovil".

María Jesús Vigo.

Cuna de la vanguardia

Londres pronto será la única ciudad del mundo que ha acogido los Juegos Olímpicos tres veces. Lo que indica que, aparte de afortunada, es centro neurálgico de actividad, de ahí que sea un referente para muchos “cazadores de tendencias”. La rapidez con la que se asumen las propuestas de las pasarelas es directamente proporcional al tiempo que tardan en caducar. Es el vértigo de caminar en la línea de estar pasado de moda o ser vintage.

Ya os contamos la posibilidad de comprar sin necesidad de ir allí algunas prendas y objetos sacados de los múltiples mercadillos de la ciudad en un evento que se organiza anualmente en Madrid, pero sin duda, si es por una cuestión de conocer de primera mano las múltiples tendencias estéticas lo mejor es viajar hasta el Reino Unido y hacerlo durante los días que se celebra la semana internacional de la moda.

Las imágenes que contiene el OnOff son de esos días en los que los más trendys se apuntan a posar en los aledaños de las zonas en las que se celebran los desfiles. Muchos recién salidos de St Martins, una de las más afamadas escuelas de diseño y un must que no deja de aparecer en las revistas de moda.

Luis Jiménez

España y África, unidas por el grafiti

Las islas canarias han sido siempre un punto de encuentro entre dos culturas separadas por el estrecho de Gibraltar. España y África, unidas y separadas por apenas una extensión de catorce km de agua. Gastronomía, folklore, música y tradición convergen y se mezclan al ritmo de las mareas.

En esta ocasión el arte urbano es la representación del mestizaje que se vive desde el pasado 22 de marzo en la Casa África de Las Palmas de Gran Canaria. Hasta el próximo 7 de Septiembre lugareños y visitantes podrán disfrutar de las creaciones de tres graffiteros africanos y dos españoles (el marroquí Rabbie El Addouni y los senegaleses Deep y Big Key, y los españoles, Lopez de Guereñu e Iker Muro) en una exposición titulada "Graffica. Arte Urbano Africano".

A través de su obra, estos artistas invitan a la reflexión sobre el papel de los jóvenes como motor de la sociedad, o sobre las relaciones entre España con su continente vecino. El medio Ambiente y el desarrollo sostenible completan el panorama de ideas que sirvieron para la inspiración de esta exposición.

Casa África ha reunido a estos artistas, símbolo de la expresión del arte urbano en España y África, para mostrar la apuesta de las islas por la diversidad cultural y la importancia de la cooperación y el intercambio cultural en las dos orillas del Estrecho.

Ana Santamaría.

Turismo de catástrofes

Hace un año, hablábamos en este mismo blog del turismo en la Zona Muerta de Chernóbil. La vida se detuvo en la zona de exclusión de la centrar nuclear y ahora grupos de visitantes se acercan a Prípiat, donde se paró el tiempo en 1986. Los turistas visitaban el desastre.

Hace poco más de un año, el 11 de marzo de 2011, el tiempo también estuvo a punto de pararse en la Prefectura de Fukushima. Un terremoto de magnitud 9'0 en la escala Richter y el devastador tsunami posterior hirieron de muerte a la central nuclear del mismo nombre. Por suerte, la tragedia nuclear no llegó a repetirse.

Aún así, el tsunami se encargó de convertir en una pesadilla el 11 de marzo de 2011 en la costa noreste de Japón. Su pasó redujo a ruinas localidades como la de Minamisanriku:el 70% de los edificios se vinieron abajo, 1.200 personas de una población de 18.000 están muertas o continúan desaparecidas.

El desastre, igual que en la abandonada localidad ucraniana, es ahora atracción turística para los curiosos que quieren hacerse a la idea de lo que pudo suponer el rompimiento de olas de hasta cuarenta metros de altitud. Caminan por un lugar donde ya se han limpiado la mayoría de los escombros pero continúan en pie los esqueletos de las construcciones y algunos muros de cemento.

El fantasma del centro de control de emergencias es un de los puntos clave del itinerario. Desde allí se dio la alarma por la inminencia del tsunami. Los turistas bajan del autobús para ver lo que queda de él, hacen unas cuantas fotos y rezan en un pequeño altar.

¿Qué buscan estos turistas? ¿Es el morbo del desastre? El guía del grupo explica que la gente visita esta zona para aprender cómo reaccionar si les golpeara una catástrofe así. Al menos, las vistas desde la bahía de Minasanriku siguen mereciendo la pena.

Marta M. Mencía

El retorno de los pájaros

Más de algún ciudadano de Botonai ha debido pensar que se estaba rodando la segunda parte de la película "Los pájaros" de Alfred Hitchkok, pero no, se trata de una inusual invasión de cuervos, que ni siguiera los científicos pueden explicar. Los vecinos se quejan del  incesante ruido mientras que otras personas se dejan llevar por el pánico e interpretan lo que sucede como un mal presagio.

Las autoridades municipales reconocen su impotencia porque las leyes vigentes prohíben matar a los pájaros para no alterar el equilibrio natural.

Una posible respuesta para explicar el comportamiento podría ser la búsqueda de alimentos. Los cuervos se alimentan principalmente de cadáveres de grandes animales. En unos territorios lo hacen en bandadas, con un estricto sentido jerárquico, mientras que en otros, cada ave busca su comida de forma independiente. Un estudio revela que ambas estrategias son útiles, dependiendo de la cantidad de alimentos en la zona o su proximidad. Cuando la comida es más abundante, adoptan la inusual estrategia de buscar alimentos "en pandilla".

No sabemos que tipo de alimento les puede ofrecer la localidad Botonai, lo único que si sabemos a ciencia cierta, es que sus residentes, de momento se han recluido en sus viviendas, a la espera de que las hordas de cuervos decidan buscar un mejor lugar para sus reuniones.

Toñi Fernández

 

La casa por el tejado

Es muy de madre decir "te lo dije" o que "la casa no se empieza por el tejado". Pues bien para la primera no tengo solución, es más creo que ni Aristóteles la tenía, pero para la segunda si, este On Off que demuestra que las madres solo tienen razón en un 99% de ocasiones.

La ha construido Alexander Yee en Malasia y es la única del país así que es normal que en solo 6 semanas ya la hayan visitado más de 3.000 personas. Tiene 140m2 repartidos en 2 habitaciones, cocina y porche y todo dentro está del revés: tazas y platos, sillones, mesas y hasta los gatos. La construcción aborda características de la tradición del país y gran parte de los muebles que la decoran son artesanales.

Aunque en algún contexto igual sirve de excusa para visitar el país tenemos otras casas de este tipo mucho más cerca, en Palma de Mallorca, sin ir más lejos.

Luis Jiménez

 

Acordes originales

Hola a todos. Hoy la cosa va de música. Una música gélida y otra más mediterránea. Esperamos que os gusten.

 

MÚSICA PARA QUEDARSE HELADO

No es novedad que el hombre, la música y la naturaleza han estado unidos desde el origen de la Humanidad. Esta forma de comunicación entre el entorno y el ser humano, y de expresión del alma humana, no hubiera sido posible sin los materiales que nos brinda la Madre Tierra para fabricar los instrumentos.

La madera, la piel de los animales o el metal, han sido fundamentales para que el hombre pudiera expresarse a través de las melodías que emanan de una guitarra, de un tambor o de una flauta. A pesar de que la tecnología haya sustituido en algunos casos la madera por el plástico, o los sonidos tradicionales por los ritmos electrónicos, en los últimos años se aprecia una vuelta a las bases de la música.

 

Se busca la vuelta a lo "primitivo", la interacción con la naturaleza, la vuelta a los sonidos primarios de una melodía. Se busca la expresión musical incluso a través del propio cuerpo. Grupos como Mayumaná, Teatro Phi o Stomp dan buena muestra de ello.

Sin embargo, el compositor noruego Terje Isunget, ha traspasado las barreras de lo inimaginable en esta relación triangular conformada por música, naturaleza y hombre. Desde hace diez años, este conocido músico trabaja la música sobre el hielo. Xilófonos, baterías, arpas, o triángulos, componen este efímero escenario donde se representa música tradicional nórdica. Instrumentos que se van derritiendo a medida que avanza el espectáculo, mientras una voz celestial de fondo provoca en el espectador una sensación de encontrarse en el mismísimo cielo.

Ana Santamaría.

 

Y del frío, al calor de Italia.

 

UNA VELADA EN TRANVÍA

Una empresaria ha decidido que no es suficientemente romántico que tu pareja te lleve a Roma a disfrutar de una cena con vino y música a las faldas del Coliseo. Y no lo es porque si cenas en el Coliseo no puedes cenar en otro sitio y con todo lo que la ciudad eterna tiene que ofrecer pues es una pena. Solución: cenar en movimiento. ¿Y la música? Pues acuestas. ¿Cómo? En un tranvía de 1947 restaurado para la ocasión y rebautizado como TramJazz (Tranvía del Jazz). La propuesta es sin duda original, un 3 en 1 difícil de superar: la mejor gastronomía italiana, sonido jazz y las más idílicas vistas de la ciudad.

Esto no es el "Vuelo con sorpresa" del otro día pero apuesto una mano a que durante las 3h que dura el viaje alguno de los 39 pasajeros que pueden subir a bordo cada noche pide matrimonio a su acompañante. Y ojo porque en año bisiesto las mujeres también pueden pedir y no solo ser pedidas. 

Luis Jiménez

OnOff


On Off es una sección de vídeo realizada por el Área de Intercambios de TVE. En este departamento visionamos, controlamos, oímos y advertimos al resto de la redacción de todo lo que pasa en el mundo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios