« Misión a Marte, una odisea neuronal | Portada del Blog | ¿Qué tiene de especial el 2.147.483.647? »

La ciencia contra las barbas

    viernes 8.may.2015    por Jesús Hidalgo Bravo    1 Comentarios

Que si la barba ya no es sexy porque ha entrado en “su punto de saturación”, que si se trata de una cuestión de presión de sus iguales, que si todo es por  una razón evolutiva… La ciencia parece haberse cebado con los hípsters, una palabra cuyo uso en unos meses será castigado por el código penal. Antes de que esto ocurra nos vamos a permitir hablar una última vez de ellos.

Fotolia_69815323_S

La última bofetada de la ciencia contra los hombres barbados montados en velocípedos viene de la mano de un estudio que dice que “las barbas tupidas acumulan tantos gérmenes como la tapa del inodoro”. Según recogían medios nacionales e internacionales a bombo y platillo, “algunos vellos faciales tienen hasta partículas fecales”.

Como comprenderéis, después de esta rotunda afirmación científica, pocas ganas le iba a quedar al resto de la humanidad lampiña de acercar sus bocas a esas lustrosas barbas recortadas. ¿Se quedarían sin besos nuestros hípsters?

Desolado por esta terrible circunstancia, no podía dejar de tirar un poco del hilo. Como fuente de esta irrupción de materia fecal en las barbas de los hípsters, los medios citan al microbiólogo John Golobic, del laboratorio Quest Diagnostics, en Nuevo México (EE UU) que, según cuentan, encontró microorganismos similares a los de las heces en muchas de las barbas objeto de un cuidadoso análisis. Según el científico “el grado de suciedad llegaba a ser inquietante”, unas palabras que, a buen seguro, no tardarían en atraer al mismísimo Iker Jiménez.

Antes de esperar a eso decidí recurrir a la fuente original. Supuse que donde hay un científico y una conclusión de una investigación debía haber un artículo implicado (lo que conocemos como un paper). Pero en lugar de una revista científica me encontré con que la fuente original del asunto es esta:

 

Es decir, el origen de la historia, tal y como recoge el periodista de The Guardian Nick Evershed, no es un estudio científico. El asunto viene de un noticiario local de Alburquerque, en Nuevo México (sí donde Breaking Bad) en el que un reportero recoge unas muestras de las barbas de unos cuantos hombres con un simple bastoncillo, con el objetivo de que las analizara el ya mencionado Golobic.

Este, acto seguido, identifica algunas bacterias presentes en las muestras como “flora intestinal” que, efectivamente, son aquellas que viven en los intestinos. Y entonces, el bueno de Golobic suelta las palabras mágicas: “Es el tipo de cosas que encuentras en las heces”. De ahí a que los medios repartieran caca por la cara de millones de hípsters en todo el mundo había solo un paso. ¡Y todo este despiporre fecal sin el necesario aval del método científico! 

Aclaremos que, si bien es cierto que las heces humanas están parcialmente compuestas de bacterias intestinales, no es correcto afirmar que esas bacterias, que pueden llegar perfectamente a nuestra piel, sean partículas fecales ni, por supuesto, decir que las barbas sean poco menos que retretes peludos. Las bacterias asociadas a las heces no son, en absoluto, heces. Y decir que algo es sucio o directamente “peligroso” por estar cubierto de bacterias es totalmente ridículo, porque todo a nuestro alrededor está cubierto de ellas.

Como ya nos enseñó nuestro colaborador José Cervera estamos literalmente envueltos en bacterias por dentro y por fuera. Vivimos con millones de ellas, tanto es así que en cada uno de nosotros hay 10 veces más bacterias que células propias. Nos guste o no, nuestra piel es el hogar de una gran diversidad de microbios, entre ellos muchos que normalmente se encuentran en el intestino, como la conocida Escherichia coli.

Así que si estás leyendo estas líneas y eres del club de los barbudos, a no ser que tu higiene personal sea parecida a la de los rumiantes, créeme, no tienes heces en la barba. Señoras y señores, pueden seguir besando a los hípsters. Están muy faltos de cariño.

@jesus_hidalgo

Categorías: Actualidad , Ciencia

Jesús Hidalgo Bravo    8.may.2015 09:48    

1 Comentarios

Gracias por la aclaración, porque así es como nacen muchas de las noticias...O la traducción es la mala, o la "interpretación"...

sábado 9 may 2015, 13:51

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Órbita Laika

Bio Órbita Laika

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: una perra orbitar más allá de Orion. A Goyo Jiménez brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Este blog nace con la intención de que esos momentos no se pierdan en el tiempo... como lágrimas en la lluvia. www.rtve.es/orbitalaika
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios