1 posts con categoría "Televisión"

Misión a Marte, una odisea neuronal

“¿Para qué ir a otros planetas con la de lugares bonitos por conocer que hay en el nuestro?”, dice el sin par Ángel Martín respecto a la exploración espacial. Efectivamente, querido Ángel, por el momento parece que nos tendremos que conformar con el “turismo doméstico” porque lo de viajar a Marte se sigue complicando bastante.

Uno de los mayores problemas para que podamos darnos una vuelta por el planeta rojo es la exposición a los rayos cósmicos durante una misión de unos dos años de duración, entre la ida, la estancia –con todos los gastos pagados, eso sí– y la vuelta. Estos rayos –que se convierten en una inofensiva lluvia de partículas cuando llegan a nosotros después de atravesar nuestra atmósfera, tal y como nos enseñó Antonio Martínez Ron en esta demostración– son en realidad un verdadero peligro para nuestros futuros viajeros interplanetarios.

De hecho, los científicos no tienen claro lo que sucede en el cerebro humano cuando se expone durante un tiempo largo a estas partículas sin la protección de nuestro campo magnético terrestre. ¿Y qué hacen los científicos cuando no tienen ni idea de lo que nos  pasa con algo? Pues que cogen de voluntarias a unas cuantas ratas para hacer un experimento, tal que así:

 

Esto es lo que hicieron el investigador Charles Limoli y sus colegas de la Universidad de California en Irvine (EEUU) tal y como recoge la Agencia Sinc. Estos científicos han acelerado estos tipos de partículas cargadas y las han irradiado sobre ratas alteradas genéticamente, para poder observar mejor la reacción de los rayos sobre sus neuronas fluorescentes y brillantes. ¿Y qué pasó? Nada bueno: seis semanas más tarde, los investigadores detectaron distintos cambios en el cerebro de los animales; los roedores habían disminuido el número de sinapsis dendríticas, unas estructuras ramificadas que sobresalen de las neuronas y son esenciales en la transmisión de los impulsos nerviosos. Es decir, esos malditos rayos cósmicos habían dejado el cerebro de los roedores, digamos, bastante perjudicado.

De hecho los roedores mostraron una disminución en las funciones de aprendizaje y pruebas de memoria, así como una falta de curiosidad y una mayor lentitud en la resolución de pruebas. No es casualidad que la pérdida de las ramas dendríticas se vincule con el deterioro mental asociado a la enfermedad de Alzheimer y otras dolencias neurodegenerativas.

Según los científicos, los astronautas podrían sufrir daños cognitivos que llevarían a una disminución de sus funciones mentales, confusión, aumento de ansiedad y problemas a largo plazo de la salud cognitiva. Como podrás imaginar, no es la situación ideal para volver pilotando una nave espacial desde millones de kilómetros.

Así que si ya tenía problemas ese gran hype llamado Mars One –una misión que se plantea llevar cuatro personas a Marte en 2023 para no volver– ahora se les presenta el inconveniente de que sus astronautas acabarían aterrizando la nave con unas habilidades más parecidas a las de Tony Leblanc en esa desconocida joya llamada El Astronauta, en el que un grupo de amiguetes se plantean llegar a la Luna en la España de los 70. “Yo os pongo en la Luna con 8.000 pesetas y unos cuantos contrachapaos”, decía el gran Leblanc. Pues más o menos.

 

@jesus_hidalgo

Jesús Hidalgo Bravo    5.may.2015 16:26    

Órbita Laika

Bio Órbita Laika

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: una perra orbitar más allá de Orion. A Goyo Jiménez brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Este blog nace con la intención de que esos momentos no se pierdan en el tiempo... como lágrimas en la lluvia. www.rtve.es/orbitalaika
Ver perfil »

Síguenos en...