« Algunas cosas, ¿están cambiando? | Portada del Blog | El 24 no es Navidad »

Popes en la carretera

Eran dos, como la tradicional pareja de la Guardia Civil española. Pero ahora en varias regiones de Rusia son tres. Las patrullas de la Policía de Tráfico están compuestas por dos agentes y un pope.

Los policías no multan. Hacen ver a los conductores la infracción que hayan cometido. Y el sacerdote les afea una conducta tan reñida con la moral cristiana. Son charlas de varios minutos que terminan sin penitencia.
También desde los púlpitos se sigue una campaña contra la siniestralidad vial.
La fórmula parece que da resultado. En algunas repúblicas los accidentes se han reducido casi a la mitad.

Les recuerdo que en este país cada año mueren en las carreteras más de 30.000 personas. 20 por cada 100.000 habitantes.
Pero los curas de la Iglesia ortodoxa no sólo van de "paquete" con los policías. También esparcen agua bendita en los puntos negros de la red viaria. Incluso, como el de la imagen, bendicen coches. Sin trampa ni cartón, muestra sus tarifas.
A un coche ruso le cobra 50 rublos; a uno extranjero, 100, y a los todoterreno, 150. Eso sí como dice la última palabra de su cartel, garantizado.

En Chitá, Siberia, reparten iconos de San Nicolás, el San Cristóbal del santoral católico.

Y en otros lugares en las autoescuelas, junto a la teoría y la práctica, se enseña también ética y moral cristiana al volante.

El jefe de le Policía de Tráfico de Kamchatka, en el extremo Oriente ruso, bendice la fórmula 2 agentes + 1 pope. La califica como un grito del alma.

Aunque también ha aparecido la pregunta. ¿Qué debe hacer el pope de la fórmula antiaccidentes si el infractor es otro religioso?

Porque haberlos, haylos. Por ejemplo, no hace mucho sorprendieron a uno conduciendo un lujoso coche sin carnet. Y a otro que sobrepasaba ampliamente las tasas de alcohol permitidas. A éste no le bastaron las amonestaciones ni las plegarias, un juez le retiró el permiso por tres años.

5 Comentarios


Pues mira qué original: reconvención y limosna estipulada, que -por cierto- no nos dices a qué equivale en pesetas (sigo contando como los abuelos) o euros, por curiosidad, sin más; porque yo no tengo ni carnet y a mi, seguro, no me pillan..
Para que luego pensemos que el clero no curra y ya ves, trabajo de campo, campo. Lo que no me parece bien es la discriminación tarifaria coche ruso, coche extranjero; pero sí que a los todoterreno les cobren más.
Y, a lo de si el infractor es otro pope, está claro: el del sermón tiene que inhibirse del asunto, porque no sería imparcial; y encima seguro que no cobra ese servicio, cosa también tendrán que tener en cuenta el tema, se me ocurre.
Para terminar, ese al que le han quitado el carnet para tres años que piense que no hay mal que por bien no venga y que va a poder pinplar del vino de bendecir a discreción (y luego que conduzca otro, claro); aunque no sé si las misas allí son como las de aquí o sea que, en otra ocasión, cuéntanoslo.
Un saludo.

Pues vaya Sr. Carlos Salvador, en España eso sería impensable, con el anticlericalismo promocionado por el Gobierno del "cejitas", como para meterles a los curas en esos "fregados". Que por estos lares "el rebaño" no bala como dulces ovejitas sino rebuznan como absurdos asnos.

No me quiero ni imaginar que eso me pasara a mí... que después de cometer una infracción la policia me hiciera escuchar las palabras de un cura jajaja pero bueno, si el método funciona bienvenido sea jajajaja mejor que la multa desdeluego.

Hola Carlos Salvador, te mandé un comentario ayer si no era correcto lo siento, pero realmente es lo que pienso.
SAludos

jajaja...Pues entonces, el mío tampoco era correcto. Será que algunos Blogs cada día tienen el "tamiz cibernético" más tupido. Vamos, si no escribes lo que quieren leer no se publica. ¡Ay, con RTVE!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Carlos Salvador


Creo que llego con retraso. Es algo que me pasa con frecuencia. Creo que debía haber explicado el título del blog al inicio. Pero, bueno, más vale tarde que...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios