« ¿Qué hacer con Lenin? | Portada del Blog | Contra la gripe agua helada »

¿De qué color es tu coche?

Hace unos días mi amigo Daniel Utrilla publicaba en su blog del diario "El Mundo" un artículo sobre el frío en Moscú. Sobre los tópicos que escuchamos los que aquí vivimos cuando hablamos con amigos de España.

Eso me dio una idea. Contarles algo de las consecuencias del frío en esta ciudad. Más que del frío en sí, de la nieve.

Así están casi todos los coches de Moscú durante los meses de invierno.

El Ayuntamiento esparce por las calles y las aceras unos productos que parecen gravilla. Son de un color entre marrón oscuro y negro. Cuando la nieve y el hielo se derriten forman un "barrillo" que deja de esta guisa los coches.

Aquí también es obligatorio llevar la matrícula bien visible y legible... ¿alguien puede identificar ésta?


Acercándose un poco, ésta otra sí que se ve. Pero, cuidado al abrir el portón trasero. Mejor que use guantes.

Estas fotografías las he tomado cerca de mi casa, pero daría igual... En cualquier zona de la ciudad la suciedad de los coches va para récord.

También hay alguno que cuidan su vehículo y aparece limpio. VEa el taxi del fondo.

Sí. Es el amarillo. Uno de los pocos taxis oficiales que encontrará en esta ciudad. Pero de eso ya hablaremos en otro momento.

Quizá algunos de ustedes piense que poner un lavadero de coches en Moscú puede ser un gran negocio. Me recuerda una anécdota seguramente falsa. Hace muchos años un fabricante de zapatos mandó a dos comerciales al Africa tropical. Uno de ellos le escribe: "Nada que hacer aquí. Pérdida de tiempo. Todos van descalzos". Y el otro: "Enormes perspectivas de negocio. Todo el mundo necesita zapatos".

Hablando de zapatos. Para los peatones el barrillo también tiene sus consecuencias. No saben como se ponen aquí en cuanto caminas un poco. Ahora no les extrañará la costumbre moscovita de descalzarse cuando uno va de visita a caa ajena. Normalmente el anfitrión te dejará unas zapatillas.

Es lo que tiene la nieve. Como todo, cara y su cruz. Tan bonita recién caída.. y tan sucia en cuanto se pisa. Sobre todo si se mezcla con esos productos.

2 Comentarios

Los que no estamos acostumbrados a la nieve nos parece preciosa, pero tiene sus inconvenientes, es evidente.
saludos

coches, coches por todos lados.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Carlos Salvador


Creo que llego con retraso. Es algo que me pasa con frecuencia. Creo que debía haber explicado el título del blog al inicio. Pero, bueno, más vale tarde que...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios