« Ay, Eurovisión! | Portada del Blog | La primavera. Vaya, vaya »

Agitado, pero no removido

...o era al revés la receta de James Bond para el dry martini. Sea como fuere y si Wikipedia no me engaña, 007 ha tomado vodka Smirnov o Smirnoff en 21 de sus 22 películas.

Lo que quizá no sepan muchos de ustedes es el origen de esta marca de vodka. Hay que remontarse a 1831, año en que nace Piotr Smirnov.


Porcedente del campo, muy pronto se instaló en Moscú junto a un tío suyo, que había comprado su propia libertad con lo que ganó haciendo vodka. El "aguita" ruso en el principio de la historia. Lo fabricaba, naturalmente, de forma clandestina, porque en aquel tiempo era un monopolio estatal.

Esclavos, vodka y monopolio están muy unidos en esta historia. Porque en 1861 el zar Alejandro II concede de forma nominal la libertad a los esclavos y también deroga el monopolio del vodka.

Ese año, el joven Piotr abre su primera tienda en el centro de Moscú. Ya saben qué vendía.

Las cosas no le pudieron ir mejor. En 10 años empleaba a la cuarta parte de los trabajadores del sector. Facturaba lo que hoy podríamos considerar 10 millones de euros.

Calculador, trabajador y astuto, Piotr consiguió ser nombrado proveedor oficial en la corte del zar Alejandro III.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas en su trayectoria. Fue acusado de fomentar la fatal atración de los rusos por el vodka. Nada menos que tuvo en su contra a Chéjov y Tolstoi.

¿Qué hizo Piotr? Pues una campaña de imagen de la época. Destinó importantes sumas a obras de caridad y a ganarse apoyos entre los poderosos.

Pero la sombra del retorno del monopolio era cada vez más acentuada. Incluso se hablaba de una ley seca.

Ante esa situación, tomó una decisión: trasladar la marca a otro país.

El caso es que cuando Piotr Smirnov murió era un auténtico oligarca, uno de los hombres más ricos de Rusia.

Luego pasó lo que suele pasar en estos casos. Sus hijos derrocharon la fortuna paterna. El negocio iba cada vez peor y además volvio a imponerse el monopolio estatal.

Más tarde llegaría la revolución bolchevique y los nietos de Piotr huyeron a Occidente.

La historia continuó con varios episodios hasta que hace unos tres años se llegó a un acuerdo para explotar la tan conocida marca.

Si quieren más detalles, hay un libro. Se titula "El rey del vodka" y lo ha escrito Linda Himelstein. No sé si hay traducción al español. Pueden encontrarlo en inglés.

PD.- Smirnov o Smirnoff. Depende de la traslación que se haga desde el alfabeto cirílico al latino. A mí me parece más correcta la primera, pero seguro que algún experto en filología eslava puede aclarar mucho mejor la cuestión

3 Comentarios

JA JA JA.

Me ha gustado mucho la historia del "vodka smirriao". No tenía ni la más mínima idea del origen de esta marca de vodka , algo de Tolstoi si.

Le aclaro dos momentos: en Rusia imperial no hubo esclavos sino siervos, que es cosa distinta. La esclavitud es la forma de EEUU que duró hasta 1965.
Hay dos marcas de Smirnoff/v. La con ff pertenece al extranjero, la con v a otros.

Hemos oido hablar de ti maravillas.

Felicidades

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Carlos Salvador


Creo que llego con retraso. Es algo que me pasa con frecuencia. Creo que debía haber explicado el título del blog al inicio. Pero, bueno, más vale tarde que...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios