« Adiós a Ismailovo | Portada del Blog | Farenheit 451 en Osetia del Sur »

El alcalde no quiere nieve

El alcalde de Moscú. Yuri Lushkov considera que es un engorro muy caro. Tendrá razón! Si es el alcalde...

La idea debió ocurrírsele este verano. Me lo imagino en su dacha o en la playa mirando un cielo despejado. Un cielo de fiesta. Fiesta, eureka, debió pensar.

Porque en Moscú cuando es fiesta y hay actividades en la calle, no dejan que la lluvia estropee las celebraciones. Unos aviones dispersan ciertos productos químicos que disuelven las nubes.

Lushkov debió pensar porqué no hacer lo mismo con las que nos traen nieve tantos y tantos días del invierno? Además que nos cuesta una pasta llenar calles y aceras de sal y otra retirar esas montañas de nieve.

Consultado el Departamento de Economía, ha dado la razón al alcalde. La limpieza es tres veces más cara que la dispersión.

Pero siempre alguien tiene que poner palos en las ruedas de las grandes ideas. En esta oportunidad han sido los responsables de Agricultura de la región de Moscú. Dicen que cuando dispersan las nubes sobre Moscú, se trasladan a los alrdedores, llueve más de lo normal y se crean problemas. Así que si ahora nos traen la nieve de la capital, será mucho peor.

Vaya tontería! ha debido pensar el alcalde. Con más humedad, mejores cosechas.

Así que ya podemos ir despidiéndonos de las imágenes del Kremlin o la Plaza Roja cubiertas de nieve. Una de las fotos preferidas de los turistas ya no se podrá hacer. Serán siempre como ésa que pueden ver.

¿O todavía sí? Porque desde Meteorología dicen que una cosa son las nubes de primavera y verano, y otra las "panzaburra" invernales cargadas de nieve. Éstas tienen un desarrollo mucho más lento. Se puede intentar, pero se volverán a formar y nevará sobre Moscú.

Vaya disgusto debe tener el alcalde! Pero ya se le ocurrirá algo. Ya verán. Porque Lushkov quiere pasar a la historia como Yuri I, el vencedor de la nieve. Emparentaría con otro ilustre Yuri. Yuri Dolgoruki, fundador de la ciudad, acontecimiento que por cierto, se conmemora este fin de semana... Tal vez, con previa intervención de los aviones de Lushkov.

PD.- Como decía uno de ustedes, el mercado Ismailovo ha sido reabierto. Durante estas semanas que he estado de vacaciones alguien se lo pensado mejor y ha anulado la orden de cierre. Habrá sido Yuri Lushkov?

1 Comentarios


Tiene razón el hombre con lo de que la nieve es engorrosa, pero que no se quede en eso. Porque también tiene sus beneficios ella: purifica el ambiente de gérmenes y contaminación, hace bien a la naturaleza (mata la procesionaria del pino, por ejemplo, vivifica los suelos ...), aumenta las reservas de agua y alguna cosa más.
Y no creo que hacer volar equis aviones para dispersar las nubes, a fin de que no llueva o nieve, sea más barato que echar sal, precisamente.
Ya me gustaría a mi que, donde vivo, nevara como antes y no cayeran las nevaditas de mierda de los últimos años, sin juegos de magia, por cierto, para que la situación haya cambiado y el invierno parezca menos esa estación. En fin.

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido publicado. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Mi comentario

Carlos Salvador


Creo que llego con retraso. Es algo que me pasa con frecuencia. Creo que debía haber explicado el título del blog al inicio. Pero, bueno, más vale tarde que...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios