3 posts de julio 2010

La huella de Play4áfrica

Cada mañana era un día nuevo, un lugar distinto, una historia irrepetible ... Un viaje plagado de anécdotas con huella.

Empezamos en Egipto... y las primeras líneas del diario de Leo.


Continuamos con Sudán y sus pirámides de Meroe, en plenas elecciones presidenciales. Ahora Etiopía balones, camisetas, botas... para los niños etiópes.




Kenya... con Los Samburu, al norte del país. También conocidos como "los hombres mariposa". Cuidan cada detalle de su estética.




Kibera, la barriada pobre más grande de África. "Nessi" se convierte en el mejor guía y nos enseña cada rincón de su barrio.



Nos adentramos en Tanzania. El Kilimanjaro, los poblados Masai, Kaningombe (uno de los pueblos más hermosos, escondido entre montañas y girasoles). Percusión y danzas con los locales. La música es parte de su forma de vida. Laurien y Alfred, periodistas tanzanos, cubren la noticia de nuestra entrega.




Mosquiteras para Malawi... un país con gran índice de Malaria. Deuline y la cooperante española Pilar, en el hospital de Alinafe. Gran trabajo en su lucha contra la mortalidad infantil en Malawi.




Namibia.. un país fantasma con paisajes majestuosos dónde convive diversidad de etnias. Los trajes herencia europea del S.XIX de las Herero. Los decoros que cubren los cuerpos de las mujeres himba. El modus operandi de los topnaar para conseguir agua en medio del desierto.




Después de cruzar África de norte a Sur llegamos a nuestra meta... Sudáfrica. Allí apoyamos a nuestra selección en Pretoria y Ciudad del Cabo, ciudades que esconden otro mundial, el de los refugiados y las barriadas pobres dónde los niños juegan un fútbol diferente.




Un país dónde el SIDA hace estragos. Una enfermedad que afecta al 20% de la población. Ni el 50 por ciento tiene acceso al tratamiento. Hagamos un pulso contra el VIH.




4 Meses, 22.000 Kilómetros, 11 países y un equipo humano inmejorable, "los 18 de Play4africa": Ale, Elisa, Fer, Isa, Iñigo, Julio, Leo, Patrik, Jordi, Susana, Sergi, Montse, Jose Manuel, Koke, Hector, Topo, Juan, Urko... Más aquellos con los que hemos disfrutado pequeños y grandes momentos.

A todos ellos, a la oportunidad que me llegó de la mano de rtve, a Play4áfrica, a vosotros por estar ahí y compartir este blog y este continente que ha marcado una parte de mi...Gracias y hasta pronto!!



http://expedicionsolidaria.play4africa.com/

Play4africa.com

Así ha sido play4africa...

Hace más de una semana que hemos vuelto a España, pero seguimos con un terrible jet lag emocional, adaptándonos de nuevo a la cotidianeidad de nuestras vidas. Me pregunto si algo volverá a ser igual

 

Ha llegado el momento de colgar el último post (todo llega, inevitablemente a su fin) y la verdad es que no encuentro una mejor forma de resumir la experiencia de haber sido parte de play4africa que citando un texto escrito por Patrik Bergareche (un entrañable miembro de la expedición):

 

 

"Estar en deuda con las Áfricas. Crear un proyecto. Formar un equipo. Saltar de continente. Conocer la biblioteca de Alejandría. Celebrar el cumple de Leo. Tomarse un té con Dula en el Café Marino. Rodar en convoy. Arreglar un motor. Acampar en Giza. Acercarse a la explotación infantil con Plan Internacional en El Cairo. Navegar por el Nilo. Visitar una pastelería egipcia. Escuchar la llamada del Muecín. Bañarse en el Mar Rojo. Atravesar un desierto. Visitar los templos de Luxor,Karnak y Abu Simbel. Cortarse el pelo en Aswan. Embarcarse en el destartalado Sinaí. Navegar por el lago Nasser. Conocer a otros viajeros. Observar el rezo de los musulmanes en la proa de un barco. Comer pescado en Wadi Halfa. Seguir la ruta del presidente en Sudán. Fumar una sisa. Reír. Vivir a 45 grados de temperatura. Ver el atardecer en la acrópolis de Meroé. Montar en dromedario. Conocer un campo de refugiados de ACNUR en Kassala. Entregar botas de fútbol y balones. Librarse de un arresto por sacar una fotografía. Buscar un supermercado en Bahar Dar. Frustrarse por el problema del acceso al agua en Africa. Comer Njera. Perder un pasaporte en Etiopía. Visitar las fuentes del Nilo Azul. Colaborar con el proyecto de Nieves y sus compañeras en Zway. Jugar un partido de fútbol con niños etíopes. Hacer un fuego de campamento. Cruzar fronteras. Atravesar el desierto verde de Kenia. Recibir la visita de unas hienas durante la noche en algún lugar entre Moyale y Marsabit. Temer a los bandidos. Pasear porKibera. Chapurrear Swahili. Filmar a cientos de elefantes en Ambosseli. Observar el Monte Kilimanjaro. Ver hipopótamos. Fregar. Conducir a través de la avenida de los Baobabs en Tanzania. Bañarse en el Océano Ándico. Conocer a Lucho. Y a Steve. Bailar hasta el amanecer. Repartir mosquiteras y filtros de agua. Escuchar a Radiohead en Dar Es Salam. Jugar a ser el Doctor Livingston. Ver la Formula 1 en la casa del jefe de la policía de Atupele. Bañarse en el Lago Malawi. Ponerle cara al SIDA. Cambiar dinero en Lilongüe. Hablar portugués con la gente de Mozambique. Descubrir Zimbabue. Conocer a Angel y su hijo en Harare. Reírse a carcajadas con Churro y Trojan. Celebrar el cumple de Fer. Tirarse por un puente sobre el río Zambeze. Montar a caballo entre búfalos. Conocer las cataratas Victoria. Visitar el parque Nacional de Chobe en Botswana. Cenar cordero con los Himbas en Namibia. Pinchar dos ruedas en media hora. Y cambiarlas. Brindar el comienzo del Mundial de Fútbol en Khorixas. Celebrar el cumple de Estela. Subir una duna en Sossusvlei. Pasar frío. Llegar a Sudáfrica desde Egipto. Ver el partido de semifinales del mundial de España contra Alemania en el estadio de Durban. Conocer a Manolo el del Bombo. Conducir más de 20,000 kilómetros. Viajar durante 4 meses con gente que no conocías. Ganar un mundial de fútbol. Querer viajar toda la vida. Enamorarse de África. Jugar por África."  (Escrito por Patrik Bregareche).

 

Gracias a todos por acompañarnos, seguirnos y animarnos durante estos 22.000 kilómetros!!!

 


Play4africa también ha ganado su Mundial


La euforia por La Roja se ha desatado desde que empezó el Mundial. Ya somos campeones del mundo. Ya hemos hecho historia. Es el día que ningún español jamás olvidará, una fecha que quedará marcada en nuestros corazones. El 11 de Julio de 2010 España consiguió llevarse a casa la deseada Copa desde Sudáfrica.

La alegría nos llega a Play4africa pero nosotros también hemos ganado nuestro propio mundial. Hemos llegado a la meta. Después de recorrer 11 países de Norte a Sur de África ya es hora de utilizar nuestro billete de vuelta, muy a nuestro pesar.

Siempre se ha dicho que este continente te roba el corazón y así es. Ahora de propia carne puedo decir que un pedacito del mío se queda aquí. Esto es un hasta luego porque todavía hay multitud de cosas por conocer, por hacer en este continente tan rico en culturas, gentes, costumbres... Nos queda mucho por aprender de ellos.

Aquí nadie les quita una sonrisa a pesar de sus adversidades. Aquí el concepto de vida es otro. Te das cuenta de que las necesidades y las expectativas que te marcas lo cambian todo.

También es cierto que muchas enfermedades como la malaria, el colera y el VIH forman parte del día a día de muchas familias africanas. Encontrar agua o comida son otras preocupaciones que nosotros no podemos alcanzar a entender. Viven el sin reloj, la medición del tiempo. Todos estos problemas que escurecen la alegría africana los afrontan con la cabeza bien alta.



Jordi Puig, director Play4africa, en una entrega de mosquiteras en Kenia. ALE RAMÁREZ

Este ha sido un viaje para comprender muchas cosas. Conocerlos un poco más y aportar un pequeño grano de arena. Desde Egipto hasta Sudáfrica, apoyando el derecho a jugar y sobre todo a vivir de los más pequeños... gracias al esfuerzo de 16 personas desde África y muchas otras desde Madrid y Barcelona ha sido posible que material deportivo y sanitario haya llegado a casas, colegios, hospitales, campos de refugiados.. del Cairo, Kassala, Nairobi, Kiwesy, Iringa, Dar es Salam, Molundi, Atupele, Alinafe, Opuwo, Pretoria, Ciudad del Cabo...

Niños en el hospital de Atupele, Malawi. ESTELA L.

Un continente repleto de contrastes, inmenso dónde no es lo mismo hablar de Malawi que de Sudáfrica. Desde poblados himba como Empebe sin electricidad hasta inmensas ciudades como Ciudad del Cabo dónde encuentras todo tipo de comodidades.

Cada país un mundo, cada ciudad un continente...África no ha dejado ni dejará de sorprendeme.

RTVE.es con África


Este continente es demasiado grande para describirlo.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios