9 posts de septiembre 2007

Upton Park y Goodison Park

West Ham United-Arsenal (sábado, 16.00, La 2) y Everton-Middlesbrough (domingo, 17.00, Teledeporte) son los partidos que TVE les ofrece en directo este fin de semana. El líder no sale de Londres para intentar continuar derribando cifras históricas ante un rival excelente en su arranque pese a su última derrota en Newcastle. Se trata del partido más atrayente de la octava jornada, junto al Totenham-Aston Villa que queda para el lunes. Un nuevo triunfo de los gunners les convertiría en el equipo a batir. ¿Será capaz el West Ham de Alan Curbishley de frenar el fútbol ágil, espectacular y efectivo de Fábregas y compañía? Duelo local más que interesante para calibrar las opciones de ambos contendientes, no sólo del Arsenal.
El Everton-Boro responde a las señas más clásicas de un partido de la liga inglesa, también el único encuentro del domingo. Los tofees, sin Arteta en los dos últimos partidos, no son los mismos que fueron líderes después de las dos primeras jornadas, pero querrán demostrar estar un peldaño por encima del conjunto de Gareth Southagate.
El Manchester United juega en el campo del Birmingham después de su dolorosa eliminación en la Curling a manos del Coventry, que sorprendió a sus suplentes en Old Trafford el pasado miércoles (0-2). El Liverpool se desplaza a Wigan para reivindicar la pegada exhibida en Reading (hat-trick de Torres) después de sendos empates a 0 ente Portsmouth y Birmingham. Los reds no pueden abonarse a ese resultado si no quieren que les ocurra lo de la temporada pasada. Por su parte, el Chelsea, rodeado de dudas y sin dirección técnica cualificada, por lo que se intuye, con el libreto de Abramovich, recibe al Fulham. El Manchester City-Newcastle también surge como interesante duelo entre dos equipos al alza y bien dirigidos por Eriksson y Allardyce.
Aprovechamos para notificar partidos que se emitirán en la jornada 9:
Sábado 6 octubre: Manchester United-Wigan (La 2, diferido)
Domingo 7: Liverpool-Totenham (Teledeporte, 16.00)

(Recordamos que todos los partidos transmitidos por La 2 y Teledeporte se pueden ver a la vez por internet a través de la página web de rtve----- www.rtve.es/premier)

No fue un martes cualquiera

El precioso estadio de Reading fue el escenario del primer hat-trick de Fernando Torres en el fútbol inglés (ver vídeos del gol 1, gol 2 y gol 3). Ese balón se convierte en el segundo tesoro personal para el madrileño, además del golazo firmado en agosto contra el Chelsea, el primero vestido de rojo y en Anfield. Fue en la Curling Cup. En España lo pudimos ver a través de Teledeporte, partido espectacular, dos equipos a toda pastilla buscando la portería contraria. Los royals, descarados como acostumbran, llevaron al Liverpool a su terreno y Torres dio muestra de su calidad si dispone de espacio para explotar sus mejores virtudes. Incluso sorprendió a muchos por su gran efectividad, muy distante de sus estadísticas habituales. Ahora le llegan los balones, antes lo tenía que hacer él casi todo.

Pero el martes dio más de sí. Wenger hizo debutar a Fran Mérida, su otro Fábregas. También centrocampista, menos universal, pero dotado también de talento, calidad y potencia, con una pierna izquierda excepcional y sin miedo a pegar con la otra. En cuanto se haga hombre del todo y maneje el ritmo de juego del fútbol profesional, Mérida se hará indiscutible en el Arsenal. Parecen vidas paralelas. Ambos catalanes, a disgusto con el Barça y convencidos de que jugársela desde niños lejos de casa era el camino adecuado. Fran inicia su segunda temporada en Londres y ya ha disfrutado de sus primeros minutos de gloria. Salió al final, para el descuento, testimonial, premonitorio. Wenger confía en Mérida como lo hizo en Cesc. Sus apariciones con el primer equipo irán siendo cada vez menos dispersas y llamativas hasta que llegue el día que sea uno más, y de los mejores, como Fábregas.

Mérida debutó frente al Newcastle, noche también especial para José Enrique, el ex del Villarreal, titular por primera vez después de jugar algunos minutos en liga frente al West Ham. A Borja Oubiña sí le quedaron bastante lejanas las contiendas de la Curling Cup. Operado en Vigo, debe resignarse y trabajar duramente para estar en las mejores condiciones posibles la próxima temporada. Su aventura inglesa ha sido cortísima, de momento, también desgraciada, casi de pesadilla. Titular en Anfield, diez minutos y a casa. Duro. La cara menos amable del fútbol, las lesiones.

Sí queremos llamar la atención acerca de la grandeza del fútbol en Inglaterra. Una muestra más. Martes por la noche, partidos del tercer torneo doméstico, dieciseisavos de final, grandes contiendas y campos llenos. Dos ejemplos. Más de 60.000 espectadores en el Arsenal-Newcastle, con ausencias destacadas en ambos bandos. Lleno también en Reading para ver al Liverpool y los tres chicharros de Torres... Hay fútbol y la gente va al campo, como siempre. Lo visite el Liverpool o el Charlton. Da igual. Nos imaginamos un Levante-Recreativo de Copa un martes cualquiera... Mejor no.

Cien millones para Wenger

El Arsenal admite ser el club más rico de Inglaterra y disponer de 100 millones de euros para que Arsène Wenger refuerce en diciembre su exitoso y pujante plantel. Highbury y Titi Henry ya son historia. La mudanza al nuevo estadio y el espléndido arranque en la Premier constituyen ahora mismo el marco más apropiado para trabajar a gusto y continuar creciendo. Así lo ha intuido también el mánager francés, que acaba de renovar su contrato hasta 2011, con lo que, de no surgir contratiempos, se convertirá en el técnico más longevo en la historia de la entidad londinense. Pocos conocían a Wenger cuando llegó hace ya once años. Tres títulos de liga, cuatro copas y una final de la Champions ponen por los altares a uno de los tipos con mayor prestigio del fútbol moderno.

El técnico alsaciano está disfrutando del juego de los suyos. Del extraordinario progreso de Fábregas como futbolista, de la explosión de Adebayor y del rendimiento de los demás, todos los que él ha ido reuniendo con el tiempo para hacer del Arsenal una de las principales referencias del fútbol mundial. Jóvenes y menos jóvenes entregados a una idea global. Un sistema definido que se ajusta a las características de los jugadores, no al revés. Ahí reside la clave del éxito. Los gunners ya no necesitan la intensidad de temporadas anteriores para resultar competitivos al máximo nivel. Entonces diez se hinchaban a trabajar para explotar a Henry y la máquina pitaba con esplendor. Ahora hay tanta calidad que la presión es para los rivales. Ellos son los que tienen que correr para quitar el balón a Fábregas, Flamini, Hleb, Rosicky y compañía. Calidad e inteligencia en pos de un fútbol más vistoso y, de momento, también más rentable.

A Wenger se le nota orgulloso cada vez que Fábregas mete un gol (seis en los ocho partidos de liga y Champions). Le hizo debutar con 16 años, cuando Vieira era el jefe en el medio campo, y, cuatro después, el catalán se ha convertido en el líder indiscutible del equipo. Es el método de un técnico que además presume de scouters y de ojo clínico excepcional para descubrir talento en chavales en edad juvenil. ¿Qué habría sido de Cesc si no hubiese aceptado la oferta del Arsenal? Quizás estaría aún en el Barça B intentando buscar un puesto imposible. Basta un simple vistazo a su aportación a la selección española absoluta para comprender la distancia entre el fútbol moderno y el planeta Aragonés.

Ahora sólo falta comprobar el uso que Wenger hace de esos famosos 100 millones. El Arsenal parece armado, juega el mejor fútbol y se dispara como líder. ¿Para qué gastar? ¿Un portero? ¿Algún mediocampista defensivo? ¿Otro creativo? ¿Alguna figura en ciernes? ¿Otro goleador que reparta con Adebayor? Con más de 16.000 millones de pesetas se podrían comprar enteritas las factorías del Ajax, del Madrid y del Barça. Y sobraría para llevar a Londres a los mejores juveniles del mundo. De momento, lo primero que quiere Wenger es revisar el contrato de Denilson, el chaval brasileño que llegó el año pasado del Sao Paulo y que ya disfruta de muchos minutos. Queda mucho hasta diciembre, pero resultará interesante saber cómo gestiona Wenger tanto dinero. Ya sabemos que los mánagers tienen capacidad ejecutiva absoluta en el fútbol inglés. A muchos se les nota la cara que le echan, cómo aprovechan las circunstancias y miran por sus bolsillos. Wenger es de otra pasta y la gente del Arsenal lo sabe.

El Chelsea queda huérfano

Cuentan que algún jugador del Chelsea lloró al enterarse del despido de Mourinho. El futuro inmediato se torna muy incierto sin el técnico de Setúbal. Ya le colocan en el Totenham y en la selección portuguesa como sustituto de Scolari. Donde él quiera, antes o después. Mou ha demostrado sobradamente que sabe lo que se hace. Con menos espectáculo que otros, si queremos, pero con un sentido estratégico muy superior al de la mayoría de entrenadores de primer nivel. Por encima de nombres, siempre ha preferido jugadores implicados y con ganas de gloria. A algunos se los han impuesto, otros le han salido rana. Pero los dos títulos de liga conquistados medio siglo después de la otra vez y la jerarquía alcanzada en Europa, al margen del resto de triunfos en las competiciones inglesas, avalan el espectacular trabajo del antiguo intérprete de Robson en el Barça.

Cuentan también que los seguidores del Chelsea se echaron a la calle para protestar por la decisión tomada por Abramovich. Mourinho contaba con la confianza del vestuario y de la hinchada, algo difícil de lograr si no se aporta rendimiento. Resulta obvio que el portugués era el mejor mánager para el Chelsea, pero había demasiados cargos entre él y el ruso. Siempre se vaticinó que la relación entre ambos terminaría de forma traumática. Falta por comprobar si el equipo pagará los platos rotos en un momento dubitativo y ahora más delicado. Avran Grant, su sustituto (el tiempo dirá si de urgencia o no), apenas tiene currículo, aunque eso no signifique que le falten conocimientos, tendrá que demostrarlo. El ex seleccionador israelí estuvo la pasada temporada como director deportivo del Portsmouth. Y Abramovich le fichó sin el visto bueno de Mourinho. Sí parece un tipo bien relacionado. El domingo ocupará el asiento de Mou. En Old Trafford, nada más y nada menos. Un partido que no llega en el mejor momento para los azules.

A Mourinho se le va a echar de menos. "Aquí el crack soy yo". La frase también la pronunció el Clemente de su época más chulesca. Al vasco se le podía rebatir; a Mourinho, no. Su prepotencia, su altivez, su gesto de enfado casi permanente, su independencia, sus declaraciones interesadas, su antipatía acostumbrada, su peligrosa sinceridad, su presión constante a los árbitros, surgen como reproches generalizados, pero el fútbol le respeta porque se lo ha ganado a pulso. Seguro que vuelve pronto, aunque a nadie extrañaría que dijera que lo deja durante algún tiempo para gastarse el dineral que le ha sacado a Abramovich. Es chulo para eso y para mucho más. ¿Qué será del fútbol moderno sin esas batallas tácticas con Benítez? ¿Dónde y cuándo se cruzarán otra vez? Mou, no nos dejes. No sólo se lo dice la afición de Stamford Bridge. ¿Qué será del Chelsea?

Abramovich despide a Mourinho


Bombazo en Stamford Bridge. José Mourinho ya no es entrenador del Chelsea. Las tensas relaciones que mantenía desde hace algún tiempo con Roman Abramovich, dueño del club, han desembocado en el adiós del técnico portugués. La noticia ha sorprendido esta pasada madrugada cuando la página oficial del Chelsea comunicaba que la relación se rompía de mutuo acuerdo. Una nota escueta anunciaba el divorcio. Mourinho y Abramovich han durado más de tres años. Dos ligas y tres asaltos fallidos a la Champions han precedido a una decisión que puede ser traumática para los azules. Mou ya no se sentará el domingo en el banquillo de Old Trafford.
Todo se cocinó el miércoles por la noche en las oficinas del Chelsea. Mourinho fue convocado con carácter de urgencia, mantuvo una reunión con la gente de confianza del magnate ruso, con Peter Kenyon a la cabeza, y ya no hubo salida diferente que la conocida. La derrota en el campo del Aston Villa, el empate en casa ante el Blackburn y el pinchazo en la Champions frente al Rosenborg han constituido el detonante. Que Drogba y Lampard estén lesionados es lo de menos. Lejos quedan los días de vino y rosas entre las dos cabezas visibles de un proyecto ganador. Demasiados encontronazos en los últimos tiempos entre Mourinho y Abramovich.
A finales de la temporada pasada ya parecía que el entrenador no iba a mantenerse en el puesto, pero la intervención de los futbolistas, con el capitán Lampard a la cabeza, resultó decisiva para que Mourinho continuara. Ahora Abramovich ya no ha escuchado a nadie y ha decidido dar el finiquito a quien conquistó esas dos ligas cincuenta años después de la única lograda con anterioridad. El desenlace se ha disfrazado de rescisión de mutuo acuerdo, pero se trata de un despido, por lo que Mourinho percibirá íntegramente su contrato, que expiraba en verano de 2009 y contemplaba cláusulas de penalización. El portugués ya lo dijo hace algunos meses, que se convertiría en multimillonario si acababan echándole. Le convocaron a la reunión, él no la pidió.
Mal momento para encontrar un sustituto de garantías. Pocos debe haber en el mercado. El primer nombre en salir a la palestra ha sido el de Juande Ramos, pero el manchego no va a dejar tirado al Sevilla. Ya le dio calabazas hace pocas semanas al Totenham. El que llegue no lo va a tener fácil. Se hace cargo del equipo Avram Grant, ex seleccionador israelí, impuesto por Abramovich como director técnico el pasado julio, decisión que provocó un nuevo choque con el técnico destituido. El Chelsea queda huérfano. Por sorpresa y con nocturnidad. Todas las apuestas señalaban a Billy Davies, mánager del Derby County, como el primero en saltar por los aires. Pero no. Ha sido Mou. Se le va a echar mucho de menos.

Arsenal y Liverpool, mejor engrasados (II)

Tocaba hablar de Manchester United y Chelsea, pero el 3-0 del Arsenal al Sevilla en Champions merece mención especial. Y otro partidazo de Fábregas, el dueño del juego, el alma de un equipo que apunta alto esta temporada. Wenger acabó goleando al Sevilla, duro rival donde los haya, sin un solo centrocampista específicamente defensivo. Poner juntos de inicio a Hleb, Flamini, Fábregas y Rosicky es síntoma de seguridad y augurio de buen fútbol. Adebayor, el Drogba de los gunners, y Van Persie terminan de perfilar un ataque de primer nivel, sin olvidar la calidad y pujanza de los laterales, Sagna y Clichy. Hasta Almunia se ha teñido a lo Cañizares para que nadie eche en falta a Lehman.

La gran noticia en el Manchester United ha sido la reaparición de Wayne Rooney en el campo del Sporting de Lisboa, aunque el que se exhibiese ante su antigua afición fuese Cristiano Ronaldo, como casi siempre, además autor del único gol. Los dos se volvieron a juntar y el United ganó fuera en la Champions, lo que se espera de un aspirante a la Copa. Ferguson no es como Wenger, con lo que Carrick y Scholes nunca van a faltar, incluso alguna vez tirará también de Heargraves, pero el escocés sabe lo que tiene arriba. Giggs, Nani, Ronaldo, Anderson, Tévez, Rooney, Saha...

Si sus picos de forma coinciden, el United se convierte en apisonadora. Si Ronaldo y Rooney, que lo bordaron el año pasado, atraen al resto a su campo magnético y juntos encuentran velocidad y compenetración, poco que hacer ante los diablos rojos. En la Premier pasada todos se quedaron esperando alguna señal de desfallecimiento en el campeón, con cara de tontos. Incluso el Chelsea atravesó baches, tuvo escasas opciones de luchar por el título, siendo un equipo que exprime al máximo la chispa de sus futbolistas. En Old Trafford ya no está el mismo preparador físico, pero se habrán quedado con la idea

El United ya está cerca de los de arriba gracias a tres victorias seguidas por la mínima. Ha estado negado ante el gol desde el primer partido contra el Reading (0-0 en casa), aunque si hubiera aprovechado mejor las oportunidades quizás ahora se estaría aireando que Rooney y Ronaldo no son tan imprescindibles, cuando es todo lo contrario. Quizás el problema del United afecte más al espíritu que desee inculcar el entrenador, incluso a la elección del dibujo táctico, siempre muy plano, muy 4-4-2. Anderson no funcionó en su debut y le va a costar entrar en el once si es que lo logra. O quizás sea simplemente que Ronaldo y Rooney, por este orden, son los decisivos, los que marcan realmente la diferencia, como hasta la primavera pasada.

¿Y qué decir del Chelsea? Que baja mucho sin Drogba y Lampard. Que no ha ganado en relación a la temporada pasada. Que necesita estar mejor físicamente que el adversario para ejercer superioridad y control de juego. Que hoy en día da poco espectáculo. Que empató con el Rosenborg en Champions, su principal desafío, porque el balón no quiso entrar. Que lleva dos partidos sin ver puerta y sin ganar en Premier (la derrota con el Aston Villa y el empate en casa ante el Blackburn). Ballack no existe, está lesionado además, Shevchenko acaba de reaparecer, Malouda aún no brilla, le falta acompañamiento en un bloque fabricado para el fútbol directo. Si falta Drogba se nota demasiado. Si tampoco está Lampard, las carencias se agigantan.

Pero el Chelsea va a estar ahí. Si Benítez sueña con la Premier, Mourinho suspira por la Copa de Europa. Ambos quieren un logro distinto a los anteriores. El portugués ya fue campeón de Europa con el Oporto, pero lo quiere ser también con los azules. De momento, el próximo domingo, Manchester United-Chelsea, duelo que les llega mucho mejor a los locales. Quizás nos sirva para conocer el verdadero nivel de ambos rivales. Quizás no, seguro. Ya hablaremos.

Por cierto, aprovechamos para recordar partidos de la Premier que transmitirá TVE en las dos próximas jornadas.
Jornada 7
Sábado 22 septiembre
Liverpool-Birmingham (diferido, La 2, a la conclusión etapa Vuelta Ciclista a España)
Domingo 23
Manchester United-Chelsea (Teledeporte, 17.00)

Jornada 8
Sábado 29
West Ham United-Arsenal (La 2, 16.00)
Domingo 30
Everton-Middlesbrough (Teledeporte, 17.00)

Arsenal y Liverpool, mejor engrasados (I)

Quizá sea demasiado pronto para aventurar sobre un campeonato que sólo ha cubierto un puñado de partidos, pero sacar conclusiones se torna inevitable y no cuesta dinero. El algodón no engaña. Al Manchester United y al Chelsea les cuesta arrancar. El Arsenal se está saliendo y el Liverpool ya llega a portería con más claridad. Con Wenger y Benítez gustándose. Y mientras tanto, Eriksson, otro con pizarra, coloca segundo al Manchester City. Puede ser un espejismo, pero al hijo de Schmeichel sólo le han metido dos goles en seis partidos.

Con Cesc Fábregas al mando, Rosicky y Hleb haciendo diabluras, la gente está olvidando a Henry. Cuatro victorias y un empate, los gunners son líderes por mérito y con un partido menos que la mayoría, habiendo alcanzado ya un nivel de juego superior al de la temporada anterior. El fútbol bonito y equilibrado que exhibe el Arsenal augura buenas noticias. A ver qué pasa con el Sevilla, interesante partido.

Fábregas es el líder indiscutible, marca el ritmo de juego, fabrica fútbol ofensivo, da balones de gol y los mete, lleva tres en cinco partidos, y dos más en la previa de la Champions. Además dejando impronta, clase, categoría, oficio, calidad... Por donde pasa siempre deja su tarjeta de crack. Con 20 añitos. Va a la selección española, sí, pero no le ponen, será por joven. Fábregas es ahora mismo el futbolista más determinante de la Premier. A las órdenes de Arsène Wenger, el tipo que nunca le miró el carnet y le dio toda la confianza desde chavalín. El sistema del francés no se resiente y el resto lo hacen los buenos peloteros que hay en la plantilla.

No hay que imaginarlo, Hleb y Rosicky están jugando en banda y en buena forma, dos futbolistas que siempre han destacado por su creatividad ofensiva y eso les obligaba a jugar por el centro, pero con Fábregas la cosa cambia. Adebayor la empieza a meter, Van Persie, Gilberto Silva, Flamini, Eboué, Touré... Da gusto ver jugar al Arsenal. Hasta Almunia está jugando ahora.

El Liverpool está a dos puntos del Arsenal, también con un choque pendiente, y ya ha demostrado más pegada. Voronin, Torres y Babel minimizan a Crough. Benítez desea poner su inconfundible sello en el tablón de honor de la Premier. Lo dijo en Birmingham minutos después del chicharrazo de Gerrard al Aston Villa. Que el primer objetivo es la liga, que no recala en Anfield desde hace 17 años. Por encima de la Champions, más azarosa.
Los reds mantienen la compostura atrás, tienen quizás al mejor estratega defensivo, y se saben poderosos en ataque pese al 0-0 en Portsmouth, el primero del torneo. A Reina sólo le han batido de penalty, dos veces. El tercero en contra en cinco partidos, discutible, aunque no tanto como el regalo al Chelsea en Anfield, se lo paró el sábado al gran Kanu.
Quizás la diferencia entre Liverpool y Arsenal sresida precisamente en las bandas. Hleb-Rosicky vs. Pennant-Riise. Mucho más imprevisible el primer tándem. Quizás la distancia entre el defender atacando y el atacar defendiendo. Si fuera equilibrio, estaríamos en las mismas. pero más allá de técnicas y tácticas, cualquier encuesta daría vencedora a la primera pareja como más sabrosa al paladar de los aficionados. Sin embargo, los resultados no son producto sólo de la calidad, del arte, de la clase; hay otros factores que también forman parte del juego y son válidos para ganar, hasta muy loables, la ciencia aplicada al fútbol. Quién dijo que las tácticas, las estrategias, los planteamientos, no pueden apasionar, ser incluso espectaculares. Hay duelos entre entrenadores que resultan memorables. Detrás hay mucho trabajo y sapiencia. ¿Y las rotaciones? Cómo se miden. Seguro que Benítez posee una fórmula. Ya se verá si es la mejor

Por otro lado, anda el Manchester United. El campeón. La lesión de Rooney en la apertura, la expulsión de Cristiano Ronaldo en Portsmouth y las muchas ocasiones de gol desperdiciadas maquillan el pobre arranque de los diablos rojos, estratosféricos hasta que Kaká inundó de pesadillas el famoso teatro de los sueños...

Me voy a dormir, hasta otro ratillo. Por cierto, hay un Liverpool-Arsenal a finales de octubre, creo.

(CONTINUARÁ)

Menú Premier en RTVE

Una de nuestras intenciones principales va a ser suministrar al aficionado la información necesaria para seguir de cerca la Premier League, acercarle detalles, previsiones, propuestas y novedades sobre la cobertura especial que vamos a dedicar a dicho acontecimiento, no sólo a través de televisión y radio.
La apuesta de RTVE incluye también la creación de una página web, ya disponible, dedicada exclusivamente a la liga inglesa y en la que van a quedar almacenados, entre otros contenidos, TODOS LOS GOLES del campeonato, los RESÚMENES DE TODOS LOS PARTIDOS, desde la primera jornada. Una grata novedad que supone la posibilidad de ver cualquier gol que deseemos recordar. Cualquier gol, cualquier jugada destacada, en cualquier momento, a tiro de ratón.

La dirección de dicha web es www.rtve.es/premier

Otra novedad importante señala que TODOS LOS PARTIDOS TELEVISADOS por La 2 y Teledeporte SE TRANSMITIRÁN A LA VEZ POR INTERNET a través de la página mencionada.
Mediante este blog, procuraremos notificar al usuario, con la mayor antelación posible, las siguientes transmisiones previstas y cualquier novedad de programación que pueda interesar especialmente.

Próximos partidos por TVE:

Jornada 6
Sábado 15 septiembre
Chelsea-Blackburn Rovers (La 2, 18.15)
Domingo 16 septiembre
Manchester City-Aston Villa (Teledeporte, 17.00)

Jornada 7
Sábado 22 septiembre
Liverpool-Birmingham City (La 2, por confirmar)
Domingo 23 septiembre
Manchester United-Chelsea (Teledeporte, 17.00)


Al margen de los dos partidos televisados cada jornada y del exhaustivo seguimiento por internet, cabe señalar que RTVE también incluye espacios de la Premier en diferentes rincones de su programación. Desde este próximo lunes (17 septiembre), La 2 ofrecerá un amplio resumen de cada jornada (Premier League Review), espacio que será emitido entre 12.00 y 13.00 y que recogerá todos los goles, las mejores jugadas, con entrevistas y análisis del fin de semana.
Este programa resumen se podrá ver también en Teledeporte en distintos horarios, lo mismo que el Premier World, magazine de actualidad sobre la liga inglesa, con estupendos reportajes, cuya primera emisión se ofrece los jueves a las 18.00.
Y no olvidemos que podremos ver también los goles de Inglaterra, después de resumir lo acontecido en la liga española, en el programa CLUB de FÚTBOL, los domingos por la noche (La 2, 23.00)
Destacar también el tiempo especial que RNE dedica a la Premier cada jornada, a través del programa Tablero Deportivo.

Huele a fútbol

Son legión en España los aficionados al fútbol inglés, fieles seguidores de la liga más pura del planeta, también la más apasionante. Gente que conoce al dedillo la esencia que desprende la cuna del fútbol. Hinchas dispuestos a llorar por una derrota del equipo de sus amores, que ya sabían lo que se cocía en los estadios británicos mucho antes de que los televisores españoles diesen señales de vida.
Quién no recuerda aquellos partidazos de hace casi dos décadas en TVE. Aquel Liverpool que desde entonces no sale campeón. Marcelino Elena, comentarista Premier, se enamoró de aquel fútbol y en cuanto pudo cumplió su sueño de jugar allí. Los hay que ya han perdido la cuenta de fines de semana en Inglaterra para sentir ese aroma inigualable.
Pero también los hay, y son más, aficionados que no saben lo que se pierden. Que la liga inglesa, por distintos motivos, les ha quedado algo lejos. TVE ha apostado por la Premier League durante las tres próximas temporadas. La pintan calva para asegurarse una buena sesión de sofá y asistir al espectáculo, la mejor definición para acontecimiento tan genuino. Un partido por La 2 (sábado), otro por Teledeporte (domingo), además de diversos resúmenes y reportajes a lo largo de cada semana. Por si fuera poco, la web que RTVE dedica al campeonato ya almacena información y vídeos de todo tipo. Todos los goles de la liga, los resúmenes de todos los partidos, desde la primera jornada, a tiro de ratón.
Más de uno se enganchará al fútbol inglés, seguro. Unos cuantos días por los estadios de la gran isla pueden aportar más que muchos partidos vistos desde casa. Pasión, dinero, tradición, gloria, ambición, nobleza y otros muchos valores se combinan hasta construir un escenario alucinante. Lo dice todo que 65.000 personas acudan a Wembley para asistir a una promoción de ascenso de cuarta a tercera división.
Nuestra simple pretensión es acercar un poco más el fútbol inglés al aficionado español. Y eso se logra a base de comunicación. La apuesta por la Premier League nos invita a ir más allá. La esencia del fútbol es la pasión. Y son los aficionados los que la disfrutan o la sufren, incluso por encima de los resultados, más en Inglaterra, siempre tan distinta.
No es que renunciemos a la actualidad, con rumbo definido e imparable, pero también deseamos que lo que aquí se cuente no deje indiferente.
Este foro está abierto a todos los que quieran opinar, saber, decir, informar, enseñar, aprender, debatir, descubrir, compartir o preguntar acerca del fútbol inglés, ahora más llamativo por la presencia de numerosos jugadores españoles. Sensaciones, recuerdos, vivencias, anécdotas, sueños, sentimientos, ilusiones, aventuras, noticias, costumbres, historietas de fútbol... Sería fantástico que los más expertos en la materia nos ilustrasen al resto, nos ayudaran a entender la grandeza de la escuela inglesa.

Lalo Alzueta


La apuesta de TVE por la Premier League va más allá de la emisión de los partidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios