« Berbatov, Robbie Keane y Juande | Inicio | La Eurocopa queda huérfana »

Que siga la fiesta (Inglaterra-Croacia por Teledeporte)

Se ha cubierto el primer tercio de liga y lo mejor está por llegar. Se han disputado 127 partidos (tres aún pendientes) y algunos han resultado memorables. Muchos, espectaculares. Otros, muy atractivos. Casi todos competitivos. Pocos se pueden aburrir en los estadios ingleses. Como todas las temporadas en la Premier. Detalles, goles, jugadas, marcadores históricos, emociones, gestos... Y todo ello dentro de un marco tan genuino como siempre ha sido y será el fútbol de Inglaterra. Hasta Fábregas lo dejó muy claro hace unas fechas, ante los rumores de siempre, procedentes del Camp Nou y de Chamartín. "De aquí no me muevo, quiero jugar esta liga, la que más me gusta". Cesc no es nada tonto. Mejor jugador del torneo hasta el momento, líder del mejor equipo, divirtiéndose sin desmayo con el juego que practica su Arsenal e integrado plenamente en una ciudad tan seductora como Londres. ¡Como para dejarlo! Y con Wenger, su descubridor, que ha renovado hasta 2011.

La nueva interrupción del campeonato ha modificado costumbres, como suele ocurrir cada vez que se para. Un fin de semana sin fútbol también es muy diferente, raro, en otros muchos países, si no tan apasionados, sí habituados a un rito que se extiende desde hace siglo y medio como plaga imparable por todos los confines de la Tierra. Argentinos, brasileños, uruguayos, italianos, españoles... En mayor o menor medida, todas las aficiones siguen con pasión este invento del fútbol. Hay sitios en los que las selecciones nacionales disponen de más tirón que en otros, y países donde los clubes acaparan las mayores cuotas de pasión (quizás el caso de España), pero Inglaterra es de los lugares donde esa pasión, en ambas expresiones, se muestra más exacerbada. Un aficionado del Leeds United, por poner un ejemplo, lo será siempre, no tendrá otros colores, aunque su equipo juegue en tercera división, como sucede ahora. En dos o tres años estará otra vez arriba, se repondrá porque la hinchada nunca se hará del Liverpool o del Manchester United. Los colores, la tradición, las costumbres, la historia, la fidelidad y el amor por unos colores, son señas de identidad cultural absolutamente indestructibles. Fútbol en estado puro que aprovechan las empresas para hacerlo cohabitar con el mercado más boyante.

Que no falte de nada. Fueron los ingleses los que lo inventaron y los que más provecho sacan de una idea tan universal. Sus clubes son los más ricos, los que más dinero perciben por derechos televisivos y además los que semana a semana agotan las entradas en la mayoría de los partidos. El fútbol es allí algo tan implantado y extendido que pocos podrían superar su erradicación. Y además son muchos millones (hace cinco años la población del Reino Unido superaba los 60 millones de personas), lo que eleva aún más el potencial, las sensaciones y los sentimientos. Si hay mucho dinero y mucha pasión, ese dinero generará más ganancias y la pasión se desbordará aún más. Este verano me contaba Guillem Balagué, en las puerta de Anfield, que en Liverpool hay mucho paro, un veintitantos por ciento, mucha economía sumergida, por tanto, pero que el primer puñado de libras de la gente iba destinado a abonarse a Sky Sports (la televisión que manda en cuanto a derechos deportivos y que ofrece fútbol en sus pantallas ininterrumpidamente). Además de colaborar para el periódico As, Balagué trabaja en la citada cadena desde hace años y no puede dar dos pasos sin que le pidan un autógrafo, hasta los taxistas. Todo el mundo le reconoce por la calle, prueba de la dimensión del fútbol en la gran isla.

Bueno, me parece que me estoy liando demasiado. Sólo quería echar unas líneas sobre lo raro que se nos hace a todos no disponer de fútbol doméstico los domingos y de la situación especial que se vivió el pasado sábado en Inglaterra con motivo del Israel-Rusia y sus consecuencias, pero la maquinita esta me ha vuelto a traicionar. Comentábamos antes que los ingleses sólo tenían un equipo, un club, pero es muy cierto que también mueren por su selección, el equipo de todos. Sí quisiera dejar constancia de los sufrimientos de la afición inglesa delante del televisor. Y no nos olovidemos de los escoceses, que lo tuvieron muy cerca frente a Italia y acabaron llorando después de un choque para el recuerdo. El mismísimo Steve McCLaren, seleccionador inglés, ha confesado que no pudo aguantar, soportar la tensión, que se tuvo que refugiar en el baño para no ver los últimos minutos del encuentro de Tel Aviv. No vio`pues cómo en el último minuto, con el 1-1 en el marcador, Sychev remató al palo. Si ese balón hubiese entrado, Inglaterra entera habría echado a llorar. En la siguiente jugada Israel metía el tanto del triunfo y los gritos se escucharon desde Irlanda. De haber ganado Rusia, los ingleses habrían dicho adiós a la Eurocopa. Ahora no pueden fallar ante Croacia, que no se juega nada. El miércoles, en Wembley (22.30, Teledeporte, diferido), con un empate vale. Todo el mundo pendiente de ese partido, como el sábado lo estuvo del otro. Así pues, McClaren va a llegar al verano y estará al frente de los pross en Austria-Suiza, pese a las muchas carencias exhibidas durante la fase de clasificación. Medina Cantalejo también duerme más tranquilo. Y el mundo del fútbol, más feliz, por la presencia de Inglaterra en la fase final del Europeo. Nadie imagina un triunfo de los croatas, que, eso sí, saldrán relajadísimos y querrán disfrutar del escenario. Con un empate, todos contentos, pero que empiecen marcando los locales.

Mi intención inicial era resumir a modo de balance lo que ha sucedido hasta ahora en la Premier, pero hoy ya no. De los cambios en los banquillos: por unas o por otras, cinco entrenadores ya no están donde empezaron y sólo van 13 jornadas. El último, Steve Bruce, aunque es él quien deja el Birmingham para firmar por el Wigan. A lo Juande. Habrá tiempo para todo. El sábado se reanuda la liga y ya no habrá más interrupciones por partidos de selecciones.

Sí aprovecho para informar sobre los dos partidos del fin de semana en TVE, además del Inglaterra-Croacia (Teledeporte, 22.30, diferido):

Jornada 14

Sábado 24: Arsenal-Wigan Athletic (La 2, 16.00)

Domingo 25: West Ham United-Tottenham Hotspur (Teledeporte, 14.30)

Ambos encuentros se podrán ver a la vez en la página web que RTVE dedica a la Premier League-------www.rtve.es/premier

2 Comentarios

Genial poder ver al tottenham de nuevo en tve, esperemos que esta vez se muestre realmente como es, y no como la otra vez que lo emitisteis ante el everton.

P.D: Si vuelves a encontrarte con guillem balagué dile que echamos de menos sus comentarios del pro evolution soccer jajaja.

Conversando con Gulliem Balagué a las puertas de Anfield. Increíble.

Por cierto, vaya desastre Inglaterra! Fuera de la Eurocopa. Ya nos contarás que si dice de Mclaren. O mejor, donde se esconde. Porque el qué dicen nos lo imaginámos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Lalo Alzueta


La apuesta de TVE por la Premier League va más allá de la emisión de los partidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios