5 posts de enero 2008

Revolución Juande

Él mismo dice que le ha llegado la hora de doctorarse. A Wembley, al de siempre y al de ahora, sólo van los elegidos para una final y los que juegan contra los pross. Juande Ramos lo hará con el Tottenham y sólo cuatro meses después de aterrizar en un equipo que estaba hundido en el furgón de cola. La apabullante y espectacular victoria sobre el Arsenal (5-1) sigue siendo tema de comentario en el norte de Londres y en muchos sitios más. La soberbia demostración de sus futbolistas invita a pensar que el manchego se ha hecho con las riendas. Hasta parecía inimaginable que gente como Berbatov, Jenas o Malbranque pudieran esforzarse y trabajar tanto sobre un campo de fútbol, pero así fue. Ellos tres, de estilo más frío, y todos sus compañeros. Ya en el partido de ida, en el Emirates, se comprobó que los spurs van en serio y saben a lo que van. De momento, a la final de la Carling, sin olvidar la Copa UEFA e incluso la Copa, aunque el sábado visiten Old Trafford. La Premier acabó pronto para ellos, se supone, quizás escalen algunos peldaños, pero los que luchan por el cuarto puesto quedan demasiado lejos. Se reservarán para el día del Chelsea.

El Tottenham pretendía dar el salto de calidad este año, luchar por ese codiciado sitio en la Champions. Con una plantilla equilibrada, también con algunas carencias y lesiones en la retaguardia, pero con un ataque demoledor (Berbatov, Robbie Keane y Darren Bent, fichado por una millonada exagerada y ahora lesionado). Y con el entrenador de los últimos tres años. Pero todo se vino abajo desde el primer día. Aquella derrota inicial en Sunderland precedió al trastazo frente al Everton en casa y ya no hubo forma de levantar cabeza. Martin Jol, cuestionado desde la primera derrota, perdió el control por completo. Los jugadores hacían goles, sí, pero el equipo concedía más. No obstante, conviene señalar que la fortuna no acompañó en aquellos resultados, que el Tottenham exhibió mejor fútbol que dividendos y que no mereció perder en el campo del Manchester United ni que el Liverpool le empatese en Anfield en el último minuto. Pero la inercia negativa impuso su ley y Juande Ramos se vio obligado a aceptar la oferta.

Dejando muy tocados al Sevilla y a su propio representante, como se ha sabido ahora. "Es tan buen entrenador como mala persona", ha dicho quien era su agente y no supo nada de negociaciones ni de firma. Y que Juande quería salir del Pizjuán antes de que llegaran las vacas flacas. Sí parece un tipo retorcido, por lo que has vivido y te cuentan, pero esto tampoco debe preocuparle mucho. Bastante ha tenido con forzar la situación para que el Tottenham haya demostrado en los dos partidos frente al Arsenal que ahora mismo podría competir con cualquiera. Como el Sevilla de los últimos años. Los cinco goles endosados al Arsenal después de nueve años sin ganarle quedan en el recuerdo de la afición. Una goleada inapelable al mayor y más cercano rival, considerado hace muy poco como el equipo con fútbol más vistoso (no vale que Fábregas entrara desde el banquillo, como Adebayor, que faltase alguno...). Revolución. El primer día, Berbatov y Keane, suplentes. Aquel toque de atención y la mentalidad de trabajo inculcada en unas cuantas semanas minimizan incluso los casos Robinson y Defoe. A los dos les ha dicho que se pueden marchar si les conviene; los dos, en el banquillo, aunque el atacante no se aburre tanto como el portero.

El fútbol desplegado en este último derby resulta espectacular por su intensidad y vértigo. Se trata de poner un ritmo de juego, con o sin balón, tan alto que para el rival sea inabordable. Además la máquina no puede parar. Se corre lo mismo al defender que al atacar. No hay tiempo para centrocampismos. Fútbol directo, simple, al tiempo de calidad, con mimbres (Lennon se salió el martes), aunque también de mucho consumo. Y los conceptos claros que el manchego ha sabido inculcar en su nuevo vestuario. Compromiso y ambición, entre otros, para sostener la presión al adversario y la exigente tensión del duelo. Con mano dura y sabiduría. En los momentos justos. Juande sabe lo que se hace. No le faltó mucho para llevarse la liga con el Sevilla. Seguro que ya piensa en la próxima Premier y en la opción Champions, en plantar oposición con su pizarra y sus métodos. Dice que lo vivido el martes es simple consecuencia del trabajo que han realizado los futbolistas, algunos revalorizados como nunca. Jugadores que celebraron también como nunca el partidazo que les lleva al templo de Wembley. Hasta Berbatov, y eso que no mojó. Juande también tiene controlado al búlgaro. Sabe que sus vidas no van a ser paralelas y ahora, a pocos días de que se cierre el mercado, le pica, ha dicho que a Berbatov le encantará la idea de jugar una final en Wembley, que él verá si merece la pena aguantar un poco más en White Hart Lane.

Aprovechamos para comunicar próximas transmisiones Premier en TVE:


Jornada 24

Martes 29 enero

Arsenal-Newcastle (por confirmar, La 2)

Miércoles 30 enero

Manchester United-Portsmouth (21.00, Teledeporte)

Jornada 25

Sábado 2 febrero

Tottenham Hotspur-Manchester United (16.00, La 2)

Domingo 3 febrero

Fulham-Aston Villa (17.00, Teledeporte)

Estos partidos también se podrán seguir a través de www. rtve.es/premier

El aguante de Benítez

Debe sentirse más ligado al espíritu Anfield que los americanos dueños del club. La gente del Liverpool, la de toda la vida, no deja de apoyarle. Hasta Kenny Dalglish ha salido públicamente en su defensa, pidiendo mucho respeto para su labor. El partido de Copa frente al Luton se convirtió en otro plebiscito a su favor después de airearse también negociaciones con Jurgen Klinsman para despedirle. Rafa Benítez sabe que la prensa, los dirigentes y el equipo siguen caminos diferentes. Que la grada es más sabia que la inmensa mayoría de periodistas y gestores variopintos. Que lo demás es negocio y paripé. Benítez ha demostrado de sobra que es uno de los mejores entrenadores del planeta. Sus títulos con Valencia y Liverpool lo atestiguan. Sin grandes figuras, pero aplicando, con ciencia y a rajatabla, conceptos básicos como equipo, defensa, compromiso, mentalidad y ambición, les ha sacado los colores a casi todos los rivales, a los mejores, con Luis García metiendo goles.

Ahora atraviesa horas bajas, quizás hasta él mismo dude de su método, pero es lo que le ha llevado a ser el mejor en el apartado defensivo. Se impuso a Mourinho en dos ocasiones, a un Chelsea con la hucha de Abramovich para lo que hiciera falta. También tumbó a un Barça que quería marcar época. Resulta obvio, al menos muy presumible, que el Liverpool, sin Benítez, no habría llegado a las dos finales contra el Milan. Los reds, los supporters, nunca olvidarán la remontada de Estambul. Ni tampoco lo que luego trascendió, lo que Benítez les dijo a los futbolistas en el descanso con un humillante 3-0 en contra. Que salieran a jugar con orgullo y lo hicieran por la gente que estaba en los graderíos y había viajado desde Inglaterra. Todo estaba perdido, casi casi hasta el honor, y no hace falta recordar lo que sucedió. Algo increíble, inimaginable. El Liverpool ganaba su quinta Copa de Europa, otra vez muy grande, veinte años después. La afición de Anfield no olvida, no puede. Para las generaciones jóvenes fue vivir lo que padres y abuelos disfrutaron en décadas más felices. Tampoco lo olvida Dalglish, menos aún. Que una leyenda como él, idolatrado como nadie, muy por encima de los dirigentes, tenga que salir a respaldar la labor del técnico, define la enrarecida situación actual en el Liverpool, más en el plano social que en el deportivo.

El paisaje tampoco ha variado tanto con arreglo a otras temporadas. Si acaso, los americanos... Lo último de ellos que se ha publicado advierte de sus deseos de hipotecar el club, lo que añade más leña e incluso provoca noticias acerca de la posibilidad de que acaben abandonando el Liverpool. A ver si los que van a estar en crisis son ellos y no Rafa! Lo penúltimo, que el técnico madrileño les podía demandar por hostigamiento. Sin embargo, en lo futbolístico, lo mismo que las últimas veces: vivos en la Champions y casi muertos en la Premier. Y al acecho en la Copa, por si cayese. La única diferencia la marcó el propio Benítez en Villa Park, después del primer partido (1-2), cuando afirmó que el principal objetivo de esta temporada era la liga, que no se logra desde hace 18 años. Cinco meses después, el Liverpool se ha vuelto a enterrar a base de empates. Tiene que ser difícil, duro, guardar la concentración hasta prácticamente asegurar el cero en tu portería durante 90 minutos, once a la vez y a lo largo de 38 partidos. Estás tan pendiente de tapar, de defender, que no atacas, que no juegas. Pero lo peor es que te hagan el inesperado gol y que no sepas reaccionar adecuadamente por haber confeccionado un plantel para la brega defensiva y no para buscar el gol de forma más o menos ortodoxa. Nadie discute que el fútbol del Liverpool es feo. Ni Benítez, que dirá que ninguna victoria puede ser fea, menos si se ha conquistado una Copa de Europa con la épica como estandarte.

Quizás el plus competitivo que se deja para la Champions vuelva a aparecer este año, por qué no? Ya ha pasado dos veces. Entonces Benítez se reiría otra vez de todos, pero hoy por hoy no las tiene todas consigo. Tiene contrato en vigor, tres años, lo que le da tranquilidad, aunque el económico no debe ser el motivo principal de su resistencia. Él se siente valorado en Liverpool. No por los actuales dueños, eso debe importarle poco. Si no les gusta, que le echen y le paguen. Pero no, él prefiere insistir y quedarse. Es su lugar. Currando para hallar soluciones. En ningún otro sitio ha trabajado con tanta tranquilidad y capacidad ejecutiva como en su actual club. En el Madrid no le hicieron ni caso. La afición del Valencia cada vez le echa más de menos. Hasta han surgido especulaciones sobre qué pasaría con los españoles del Liverpool si Benítez se marchara. De momento, Gerrard y Torres seguirán metiéndola, aunque el propio Benítez les pedía el otro día mayor aportación al resto. El lunes llega el Aston Villa y por ahora, el único refuerzo de enero es un central, el eslovaco Skrtel. El método, irreductible. Entre febrero y marzo veremos si este Liverpool tiene nivel para liarla otra vez, frente al Inter, primero en casa, y después de haber estado contra las cuerdas en la liguilla.

Anelka vuelve al escaparate

Roman Abramovich ha pagado 15 millones de libras al Bolton para que el Chelsea pueda medirse con los mejores equipos de Europa. Pensando además en el futuro y en la probable marcha de Didier Drogba este próximo verano. 20 millones de euros (más de 3.300 en pesetas). La operación convierte al enigmático Nicolas Anelka en el futbolista más caro de la historia si sumamos las elevadísimas cifras pagadas por los distintos clubes que le ficharon y nunca vieron acabar sus contratos. Por encima de los argentinos Verón y Crespo. Caso parecido al de Christian Vieri. Va a cumplir 28 años y el Chelsea es su octavo equipo como profesional. El francés no ha aguantado más de dos años en el mismo sitio. Sólo uno en el Liverpool o en el Real Madrid, con el que fue campeón de Europa, marcando un par de goles decisivos. Pero por unas o por otras, el fichaje estrella del nuevo año hasta ahora se ha mantenido casi siempre en un segundo plano. Como asumiendo avatares que provocaron tan nómada trayectoria. Pero ahora regresa a la élite. De él depende, de que no se lo tome como una mudanza más.

Wenger siempre lamenta que cambiase el Arsenal por el Madrid con tan sólo 20 añitos. Por dinero. El alsaciano habla a menudo de talento descomunal cuando se refiere a Nicolas. Quizás sus virtudes como futbolista sean tantas que los clubes más poderosos no dudan a la hora de romper la hucha si es preciso. Para reparar las arcas del comprador anterior y engordar cada vez más las del jugador. El francés todavía no ha explotado, aunque ha ganado cosas importantes (también la Premier con los gunners, elegido además mejor joven de la liga, con 19 años recién cumplidos), por lo que se supone que su mejor demostración quizás esté aún por llegar. Sí ha demostrado sobradamente, esto sí, que sus representantes se mueven como veteranos tiburones en el mercado de futbolistas. ¿Por qué dice Wenger que la marca Anelka lo convierte todo en oro? Si la gente apenas le conoce, si no hace anuncios, si pocos le han tenido localizado claramente a lo largo de su trayectoria, si tiene fama de indolente y raro, si llegó a decir que no le importaba perderse un Mundial porque así podía irse de vacaciones a Miami, ciudad que quería conocer...

Paris-Saint-Germain (1995-97), Arsenal (97-99), Real Madrid (99-00), otra vez PSG (2000-01), Liverpool (01-02), Manchester City (02-04), Fenerbahce (04-06) y Bolton (06-08) son los equipos en los que ha militado hasta recalar en Stamford Bridge. Los 10 goles logrados esta temporada, casi la mitad de los anotados por el limitadísimo Bolton, le han servido para dar otro salto, y no sólo económico (ha firmado esta temporada y cuatro más), pues el Chelsea deja claro que quiere ser tan competitivo como en la era Mourinho. Anelka regresa también a la Champions, ha llovido demasiado desde la última vez. Con futbolistas de primer nivel a su alrededor, tiene la gran oportunidad de consagrarse definitivamente. Esperemos que se adapte bien, que no tenga problemas de vestuario... Drogba ya le ha dado la bienvenida desde África, encantado de jugar con Nicolas, incluso de luchar con él por un puesto, que no debe ser el caso. Recordamos que el francés siempre ha dicho, con el tiempo ya pasado, que fueron Raúl y Fernando Hierro los que provocaron su marcha del Madrid, que fueron a decirle al entrenador que era Morientes el que debía ser titular y que, al mismo tiempo, le despreciaban en el vestuario.

En una selección sub 21 que Francia presentó al Torneo de Toulon, mediados los 90, figuraban tres chavales de los que todos hablaban maravillas y que pusieron en jaque a todos los ojeadores desplazados al sudeste frances y a muchos clubes de campanillas. Eran Titi Henry, Trezeguet y Anelka, el más joven y del que más alabanzas se vertían. Los dos primeros se han mantenido siempre entre los mejores, especialmente el ahora barcelonista, con contratos largos y en equipos de primer nivel. Pero Nicolas aún no ha logrado esa estabilidad; quzás su segunda estancia en Londres sea más duradera. Físicamente debe andar hecho un cañón, casi intacto, tampoco es un futbolista que trabaje durante todo un partido, le queda mucha gasolina. Él sólo piensa de tres cuartos hacia delante, ahí sabe que es un número uno, conoce mejor que nadie sus posibilidades. Se trata de un delantero de explosión, aúna potencia y velocidad, con un cambio de ritmo demoledor, imparable para la mayoría de los defensas. Un velocista, un especialista en los metros finales, que además ve puerta con facilidad. Sólo necesita balones en condiciones, o ni eso, como se ha visto en Bolton, donde Diouf era su unico abastecedor. Habilidoso, técnico además, si recibe buenos pases, al hueco, llegará siempre antes que el rival de turno. Y el gol siempre se le ha dado bien, con cualquiera de las piernas y desde cualquier ángulo. La cabeza, eso sí, para pensar, no es su fuerte, aunque seguro que Oliver Khan no debe estar muy de acuerdo.

Debutó el pasado sábado frente al Tottenham, a media hora del final, sustituyendo a un Pizarro que no acaba de coger la forma, y ya brindó muestras de poderío. Un paradón de Cerny y el larguero, en sendos remates a la media vuelta, impidieron sus dos primeros goles vestido de azul. Otra victoria convincente del Chelsea y la sensación de que Mourinho es sólo pasado. Nos equivocamos los que en su día pensamos que sin el portugués todo iría a peor. Con Avram Grant sólo se han perdido dos partidos, el de su debut en Old Trafford y en el campo del Arsenal. Y la desventaja con los líderes se ha reducido a 4 puntos. Hablamos del tercero en discordia, con el Liverpool muy descolgado. Pocos echan la vista atrás para lamentar aquellos diez puntos que se escaparon en cuatro partidos, en plena crisis. Ni las muchas bajas por lesiones, ni ahora las derivadas de la Copa de África, parecen hacer mella en un bloque que se vuelve a exhibir competitivo, con chispa, con ambición. Como cuando Mou. Los jugadores están dando la talla, el nuevo entrenador debe saber llevarles y seguro que Ten Cate, el que fue ayudante de Rijkaard en el Barça, también tiene algo que ver en tan brillante reacción. La llegada de Anelka será un revulsivo más, esperamos. El tándem con Drogba, ambos en forma, se antoja demoledor. Es difícil que Sevchenko vuelva a ser un jugador determinante, todos asumen su fracaso en el fútbol inglés, cuyo estilo, en principio, le favorecía para mantener sus increíbles cifras en el Milan. Pero no. Con Drogba fuera en los últimos tiempos, Salomon Kalou estaba respondiendo muy bien, con goles, pero se intuye que él será el sacrificado por la llegada de Anelka. Aunque habrá minutos para todos.

Aprovechamos para comunicar las transmisiones de TVE para las próximas fechas en lo que afecta al fútbol inglés:

Sábado 19 enero (Premier)

Reading-Manchester United (16.00, La 2)

A la conclusión de este partido se emitirá un documental sobre la vida y trayectoria deportiva de Cristiano Ronaldo.

Lunes 21 enero (Premier)

Liverpool-Aston Villa (21.00, Teledeporte)

Martes 22 enero (Carling Cup, semifinal)

Tottenham Hotspur-Arsenal (21.00, Teledeporte/21.45 aprox., La 2)

Miércoles 23 enero (Carling Cup, semifinal)

Everton-Chelsea (21.00, Teledeporte/21.45 aprox., La 2)

Martes 29 enero (Premier)

Arsenal-Newcastle United (20.45, La 2) Por confirmar

Miércoles 30 enero (Premier)

Manchester United-Portsmouth (21.00, Teledeporte)

Consideraciones varias, variadas y hasta víricas

Han sucedido bastantes cosas en el fútbol ingés en las últimas semanas. Y este blog, abandonado! Ya sé que no soy un internauta de nivel, pero he de confesar que fue en abril cuando adquirí mi primer ordenador particular y aún no acierto a comprender bien que Internet es el medio más fuerte, más directo y paradójicamente más real. Suelo decir que me quedé en la Olivetti, lo que a los jovencitos les suena a chino. Como a mí las maquinitas... En lo del virus que me ha sacudido prefiero no entrar, creía que esas cosas eran leyenda, pero veo que no... Espero que los que me han instado a escribir incluso por navidad sepan excusarme, les brindo las disculpas justas. Sí he estado un poco vaguete, también el único del Pirulí, creo, que no he podido airearme un poco. Será tradición, pero son muchos partidos y había que descargar un poquillo, en la medida de lo posible. Cada vez que suena la palabra Premier en la tele, ahí tengo que estar. Salvo los resúmenes y programillas para Teledeporte, donde hay que agradecer el esfuerzo de mis colegas Alzueta y Caro, todo el día enfrascados en otros mil frentes. Lo de la Copa Dubai fue durillo, eh!

Claro que me gustaría que este blog fuese más participativo, más ágil, que los mensajes quedasen publicados al instante, que cualquier último detalle sobre la Premier tuviese eco y debate inmediatos, que las ideas y los deseos de los telespectadores obtuviesen reflejo oportuno. Pero eso requeriría dedicación absoluta. Y somos dos, mi compañera María (la que se encarga de la parte informática de este blog y de los otros, amén de otras muchas tareas) y quien suscribe. Hasta Marcelino se llegó a escaquear en un par de partidos. No sé si llegó a intervenir el sindicato de futbolistas. Había que estar con la family. Vino el polifacético Petón a comentar el Manchester City-Liverpool. Otro crack. Con gente así da gusto. Huyen del tópico, se meten en el partido, incluso en la historia del fútbol inglés, saben lo que dicen, con léxico y propiedad. Marcelino sigue la Premier desde chaval y estuvo allí unos añitos, donde siempre había querido jugar. Petón es un chiflado por el fútbol, también ex jugador, un loco apasionado que siempre te cuenta algo nuevo y que trató a Torres como uno más. Sí espero que las transmisiones durante las fiestas hayan sido del agrado de la gente, incluyendo la Carling (vaya dos partidazos!).

Sí me gustaría recomendar un programa documental sobre Cristiano Ronaldo que TVE va a emitir este mes. Creo que será el sábado 19 a la conclusión del Reading-Manchester United por La 2, además de un par de redifusiones por Teledeporte. Ya lo confirmaremos. Hace poquitos años era un chaval que jugaba al fútbol en la calle en una isla perdida. Ahora para muchos es el mejor futbolista del mundo. El vídeo dura algo menos de una hora y repasa la aún muy corta vida del crack de Madeira. Imposible que pueda salir del Manchester united, dijo Petón. Lo mismo han comunicado desde Old Trafford. No es para menos. Lo del año pasado parecía difícil de superar, pero Cristiano va camino de lograrlo, hasta fallando algún penalty, como los mejores de siempre. Todo dependerá quizás de la Champions o de la Eurocopa. Pero lo que hace el portugués en el campo, ningún otro es capaz. Las mete de falta, de cabeza, desde cualquier sitio y de diferentes maneras, roba el balón, distribuye, da pases de gol, desborda, inventa fútbol, rompe defensas con aparente facilidad, juega al fútbol sala con Rooney, Tévez, Giggs, Anderson... Es el futbolista más completo que existe, sin duda. Juega de todo a la vez y en cada demarcación sus prestaciones son exquisitas. Además, la clave, todo lo hace a una velocidad imparable para los rivales. Un atleta, un velocista que juega mejor al fútbol que los demás, con clase y técnica depurada. Él se lo cree y le sale casi todo.

Pues me voy a dar una vueltecilla. Espero recuperar el ritmo, lo dicho, y dedicar algunas líneas a los distintos focos de actualidad. El Tottenham ya recuerda al Sevilla de Juande. A Benítez le han puesto una soga y nadie sabe cómo acabará la historia, ya con ocho cambios de entrenador (el último, Allardyce, en Newcastle), en poco más de media liga. Por culpa del mucho dinero circulante y del desconocimiento de los dirigentes: Ferguson y Wenger son los ejemplos de cómo llegan los resultados si el que manda sabe, claro. Contaba el otro día el colega Guillem Balagué, valiente, en Sky Sports, que los cañones de la prensa sensacionalista se movieron de Stamford Bridge hacia Anfield Road cuando Abramovich echó a Mourinho. Ahora parece que el objetivo es Benítez, quien ya ha dejado claro que no tiene intención alguna de marcharse pese a los rumores. Que sólo piensa en el Liverpool. Si le echan, ya es otro cantar, tendrían que respetar lo firmado, se supone. Y es mucha pasta. Ya circula que podría venir muy bien para la selección española, pero ese sería otro debate, también muy proceloso y no sólo porque Rafa esté ganando ahora diez veces más de lo que suele pagar la federación de Villar. Sería interesante, seguro, ver hasta dónde puede llegar un técnico como el madrileño si pudiera elegir entre los mejores futbolistas españoles, que los hay y muchos. Lo de Capello y la cruenta batalla que va a librar con la prensa inglesa, al margen de la curiosidad acerca de cómo adaptar sus métodos a la selección inglesa. Blatter tampoco le ha ayudado en su aterrizaje. Esa prensa vive del escándalo, escribía el otro día John Carlin. Lo último es el fichaje de Anelka por el Chelsea, que ha pagado una burrada para no desengancharse. Por lo que se ve, los de Avram Grant (y Ten Cate, claro) no echan demasiado en falta a Mou a pesar de las ausencias. A ver cómo acaba lo de Berbatov, en una forma espectacular, aunque lo de Anelka debe implicar que el búlgaro se quede donde está al menos hasta final de temporada. Quizás sea Ferguson quien le esté esperando. La Copa de África, el mercado de invierno, la Copa y sus replays, las cifras de Torres en un Liverpool descolgado, Fran Mérida a la Real ...

Entre la Carling y la Premier

Sólo unas líneas para comunicar algo que a mí tampoco me gusta. El Chelsea-Tottenham ya no se juega el lunes 14. Como los spurs tienen que jugar replay en la Copa el miércoles 16, el partido referido se celebrará el próximo sábado, con lo cual el partido que Teledeporte ofrecerá este fin de semana pasa a ser el Bolton-Blackburn. Una pena, pero es lo que hay. Antes, eso sí, los dos partidos de ida de las semifinales de la Carling Cup. Así pues, las siguientes transmisiones de TVE serán:

Martes 8 de enero (Carling)

Chelsea-Everton (20.45, Teledeporte/21.45, La 2)

Miércoles 9 enero (Carling)

Arsenal-Tottenham (20.45, Teledeporte/21.45, La 2)

Sábado 12 enero (Premier)

Middlesbrough-Liverpool (16.00, La 2)

Domingo 13 enero (Premier)

Bolton-Blackburn (Teledeporte, 17.00)

Sábado 19 enero (Premier)

Reading-Manchester United (16.00, La 2)

Teledeporte 2, espacio del sábado por la tarde en La 2, emítirá este fin de semana en su último tramo el resumen del Chelsea-Tottenham.

Un placer y feliz año a todos. A ver si cojo el ritmo y vuelvo de unas vacaciones solamente informáticas, eh, que aquí se han ido todos por navidad menos unos cuantos, entre ellos quien suscribe. Y no me quejo.

Lalo Alzueta


La apuesta de TVE por la Premier League va más allá de la emisión de los partidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios