2 posts de febrero 2010

Torres, al rescate

Dilapidadas, un año más, las opciones del Liverpool de luchar por la liga y apeados de la máxima competición continental. Lo que resta de temporada, para estos 'Reds', no es más que un triste deambular en el que a lo lejos sólo se divisa un objetivo menor, a priori accesible, pero que a tenor de los datos, no es a día de hoy ni mucho menos fácil. Lograr una plaza Champions para el año que viene.

Hace cinco años que los de Benítez no se apean de las cuatro primeras plazas de la liga, y cuando aquello sucedió, la ansiada copa de Europa del 'Spanish Liverpool', terminó dando el billete a Europa al año siguiente, no sin polémica con la UEFA.

Pero sin Champions, ahora al Liverpool sólo tiene una vía de entrada, volver a estar en el "club de los 4 grandes".

Después de todas las idas y venidas, los fichajes y las inversiones realizadas de nuevo todas las miradas apuntan a áquel muchacho de Fuenlabrada (ese que marca goles con la misma naturalidad que dice "Pesi" en vez de Pepsi).

La expectación que despierta la vuelta de Torres sólo puede ser comparable en Anfield como la que es capaz de generar la ausencia del capitán Gerrard, con una gran diferencia: sin Steven el equipo pierde corazón y sin Torres pierden los partidos.

Los días en el dique seco por causa de nuevo de una lesión han sido largos, para él y sobre todo para el resto del entorno. Ha quedado patente que Benítez es capaz de hacer remiendos para cubrir casi cualquier contingencia en forma de lesión que sufra el grupo, pero para Torres, el 'killer' del equipo, no hay relevo de garantías.

El reto, si bien no reserva la misma dosis de gloria para el ganador, no deja de ser por esto menos apasionante, pues para esa cuarta plaza en la liga, a los reds les han salido duros competidores como el Manchester City, el Tottenham y el Aston Vila, siempre con permiso de un renacido Everton.

Serán tres meses sin piedad, donde sólo cuenta ganar y donde el Liverpool se juega buena parte de su futuro en estos tiempos convulsos. Estar fuera de la Champions sería un desastre para la entidad.

Ha de ser muy duro volver a plantearse una temporada sin esos grandes retos, al margen de la atención de los medios centrados en la batalla por el título. Pero es aquí donde seguroel 'Niño' se volverá a mostrar grande, por encima de la media. Seguro que de sufrimiento en un equipo que languidece en la liga y no logra estar en la pelea de los grandes puede Torres dar un máster a quien quiera.

El rugido del Chelsea


Una vez terminada la diáspora de jugadores con motivo de la copa de África, el Chelsea ha vuelto a encajar algunas de las piezas que lo hacen candidato a terminar con la hegemonía del Manchester United en los últimos años.

Los 'blues' han sabido capear el temporal con la ausencia de hombres vitales en el esquema del italiano, entre ellos destaca el papel de Drogba, un goleador como se han visto pocos en la última década en Europa.

Puede que la distancia en puntos con respecto a sus perseguidores no sea demasiado significativa. Pero las sensaciones que despierta el renovado dominio de este equipo, son diametralmente distintas... El león dormido ha despertado, y parece que tiene hambre, mucha hambre...

Lo cierto es que en los duelos directos ante los llamados "cuatro grandes" los números del equipo de Ancelotti asustan. Todo victorias y sin recibir ningún gol. Hecho éste que ha solapado a una sensación de dominio y superioridad en los partidos. Valga como ejemplo el último duelo ante el Arsenal, donde literalmente se comieron al equipo de Fábregas al que volvieron a sacar de la carrera por el título a empujones.

Un juego sólido, acompañado de resultados, un banquillo amplio con múltiples soluciones para su entrenador y un grupo comprometido con ganas de volver a reinar, hacen que este Chelsea haya pasado por encima por ejemplo del escándalo Terry, y su pérdida de la capitanía de Inglaterra como si nada.

Además los nubarrones en forma de sanción administrativa, que amenazaban con impedir los fichajes del Sr. Abramovich se han despejado, y los rumores sobre futuros fichajes de los londinenses corren a lo largo y ancho del orbe futbolístico europeo.

El Chelsea parece haber vuelto en su máxima dimensión, veremos si el rugido dura hasta mayo cuando veremos quien manda en esta selva.

Lalo Alzueta


La apuesta de TVE por la Premier League va más allá de la emisión de los partidos.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios