« Una campaña electoral en las redes sociales, 'spanish style' | Portada del Blog | La campaña electoral se pasa a Twitter »

El debate: la batalla del trending topic

    martes 8.nov.2011    por David Varona    4 Comentarios

El Cara a Cara entre Rajoy y Rubalcaba deja un saldo extraño: parece que la conquista más importante de ambos contendientes fue colar un trending topic mundial en Twitter. El Partido Popular lo consiguió con su #ganarajoy y a Esteban González Pons le faltó tiempo para sacar pecho celebrando la conquista.

Hace bien: Twitter todavía es tan desconocido para la mayor parte de la gente que al público lo de 'TT mundial' suena como si hubieran puesto al hombre en Saturno. Pero, ¿es así? ¿Es tan importante? ¿Tiene esa relevancia?

El otro día escribí en este blog señalando que no hay grandes novedades en cuanto al uso del social media en esta campaña electoral. Y, al tiempo, decía que se nota que los partidos se toman las redes sociales más en serio. Puede parecer contradictorio, pero no lo es: no hay innovaciones ni mucha imaginación en el trabajo sobre redes sociales, pero sí una estrategia sistemática y la voluntad de conquistar ese espacio virtual.

En el debate se notó este interés. El PSOE y el PP organizaron amplios equipos para manejar sus perfiles en las redes sociales, con un resultado desigual. Me sorprendió que el PSOE renunciase a utilizar su cuenta oficial en Twitter durante el debate, concentrando la actividad en la cuenta de Rubalcaba, con lo que puede dejar fuera los usuarios que no siguen a las dos. Además, se volcó mucho sobre Facebook, algo raro para un cruce de golpes tan breve. Facebook es muy bueno en el debate de largo aliento, para fijar posiciones y calar en las ideas de la gente, pero no sirve tan bien para dominar un intercambio tan veloz. Ahí, la inmediatez de Twitter es un aguijón. 

El PP, por su parte, apostó todo a Twitter y ganó. Logró la medalla del TT mundial y también logró que Rajoy ocupara más espacio en la conversación global. Hablo con Prensa del PP y me dicen que en Génova tenían a unas siete personas controlando las cuentas oficiales en Twitter y Facebook. No me precisan el dato de cuánta gente tenían repartida por toda España tuiteando a favor de Rajoy, pero sí dicen que eran muchos. Y la verdad es que se notó: eran legión.

Se notó la organización del partido, decidido a conquistar Twitter, con la mayoría de sus dirigentes nacionales, regionales y locales tuiteando y movilizando sus propias redes sociales cercanas. Ese es el truco, eso buscan: la influencia personal.

Porque tú me lo cuentas

Las redes sociales se basan en la horizontalidad. En ellas todos somos iguales: medios, partidos, personas particulares... Pero no tan iguales: algunos usuarios son realmente influyentes, impactan en mucha gente y eso hace que sus mensajes tengan más peso, se expandan más deprisa y generen mucho más ruido.

Navegamos y conversamos a través de la recomendación. "Porque tú me lo cuentas, me lo creo y lo difundo". Ese debería ser el lema de Twitter, el clásico "Pásalo".  Cuando tienes una buena estructura reticular, con nodos de peso como Esperanza Aguirre y un equipo lanzando sin parar consignas, es fácil conseguir éxito en las redes sociales. Tu mensaje corre muy deprisa porque encuentra acelerantes en su camino.

Ayer se vivió un interesante 'combate' para encontrar esos acelerantes, esas personas que consiguen que una conversación, un hashtag o un post se conviertan en un éxito. Lo consiguió el PP, que pareció más organizado. Y durante todo el día lo consiguieron también UPYD, EQUO e Izquierda Unida, muy activos en su protesta contra un debate que, a su entender, deja fuera a los partidos minoritarios.

¿Cuánto influye Twitter?

Cuando analizo estas cosas, siempre me pregunto cuál es la influencia social de una herramienta como Twitter, que en España es todavía muy minoritaria. Twitter es influyente en la medida en que personas influyentes la utilizan, y no hay tantos influyentes de peso real.

De hecho, un estudio de Yahoo y la Universidad de Cornell, analizó no hace mucho cómo se comportan los usuarios de Twitter en Estados Unidos y cómo interactúan entre sí los más influyentes y los menos. La conclusión del estudio es clara: sólo encontraron unas 50.000 personas que aportasen contenido influyente. El resto, y ese resto es el 99,5%, nunca aportaba valor y se limitaba a reenviar lo que dicen las personas a las que sigue. En España cabe pensar que haya incluso mucho menos de 50.000 usuarios diciendo cosas que realmente importen e influyan.

Esto tampoco es algo nuevo. La Teoría de los Dos Pasos, de Lazarsfeld, ya describió este fenómeno con profusión de detalles. Las redes sociales simplemente ofrecen una forma sencilla y eficaz de encontrar y 'utilizar' a los 'influencers', las personas que pueden hacer que otra, o muchas otras, cambien de idea. O de voto. El PP lo tuvo más claro la noche del debate y por eso ganó con claridad en las redes.

Lo he contado también en el Telediario, pero más en cortito:

 

 

Categorías: Actualidad , Web/Tecnología

David Varona    8.nov.2011 13:47    

4 Comentarios

Porque los cara a cara no son con periodistas acrediotados de lo mejor de cada periodicos y profesionales en diferentes temas, que le pregunten a cada candidatos preguntas tales de: economia, trabajo, social, etc. No entre cada candidato que lo que diran es lo sabido por todos y lo que erimen en sus discursos de campana.

martes 8 nov 2011, 17:58

Hola, David:

Desde que lo conozco, y no hace mucho, twitter me parece una red muy interesante, pero muy dada también, por su especialización, a cierto exhibicionismo intelectual rayano con la pedantería, una especie de concurso de nanorrelato en el que se intenta seducir a tus followers a base de genialidades de 140 caracteres.

Por supuesto, tiene otros usos y finalidades muy diversos, pero me pregunto si no hay mucho mas que un mero juego y ganas de divertir(se) en la avalancha de twits y hashtags del estilo de #campovidalfacts. Es decir, burbujeo que se agota y muere sin mas huella, como la espuma de una ola se borra en la orilla con la siguiente.

¿Vale la pena entonces tamaños esfuerzos para conseguir ser TT mundial? ¿Valdría la pena si no le acompañara la cobertura de los mcs convencionales al día siguiente en el TD de turno? ¿Le dice todo esto algo al publico afuera de la red? ¿Es capaz de calar twitter en este terreno electoral y ludico mas allá de su autorreferencialidad y de la complicidad de su comunidad virtual? ¿Son estos fines en sí mismos?

Me gustaría saber tu opinión

miércoles 9 nov 2011, 01:16

Hola, Amancio
Como bien dices, en Twitter hay mucho de exhibicionismo. De epatar, de hacerse notar. Esto pasa con todas las redes sociales, y tiene mucho que ver con la construcción de la propia personalidad, de hacer patente esa 'extimidad', en un concepto raro que entronca con los presupuestos de Lacan.

Claro que es una red burbujetante y con una alta tasa de mortalidad (los mensajes son efímeros, apenas tienen vida y sólo unos pocos perduran y calan).

Pero tiene una gran ventaja: esa gente burbujeante, chispeante, algo exhibicionista y propensa a la verborragia suele ser muy influyente. Influyen sobre círculos sociales más o menos extensos y lo hacen con fuerza. Sus mensajes son escuchados y hacen que otros piensen, acaso se informen, más.

Hoy en día, todavía "es noticia" lo que pasa en Twitter. A mí esa práctica me pone enfermo. Imagínate que se hicieran todos los días noticias sobre los cruces de llamadas telefónicas o mensajes sms... Sería una estupidez. Lo que sucede en las redes sociales, la mayor parte del tiempo, no es más que un reflejo de lo que pasa en la vida real. Una extensión más o menos acertada de nosotros mismos.
Lo que sucede ahí dentro influye y trasciende al margen de que los mass media lo cubran. Como ejemplo, la revolución del norte de África o el 15M: para cuando los medios quisieron reaccionar, todo estaba ya en marcha y muy avanzado.

Creo que lo que la gente hace en su espacio virtual trasciende al espacio real. Si mi mujer ve algo que le llama la atención en Facebook, lo traslada a nuestra vida real y, por tanto, influye.
La entrevista de Rubalcaba a través de Twitter de hoy puede parecer un brindis al sol, pero estoy seguro de que ha logrado convencer a unos cuantos 'influencers' que, a su vez, harán de correa trasmisora a unos cientos ¿miles? de votantes... Un grano no hace granero, pero...

Un saludo, amigo.

viernes 11 nov 2011, 18:03

Hola, David.

Gracias por tu respuesta. Creo que tienes mucha razón. A todo lo que dices acerca de las relaciones de Twitter con los medios, cabría apuntar que además permiten un "periodismo barato", un pulsar la calle sin salir a la calle ( o sin ir a Egipto, valga por caso). Tiene de atractivo que ofrece a los medios la oportunidad de sentirse al cabo de la calle, nunca mejor dicho, de creer que se sintoniza con el sentir popular -aunque la población en twitter tenga la misma representatividad social que salir a la plaza de un barrio céntrico o de un nivel determinado-. Y al ritmo y negocio periodístico de hoy en día ese seguimiento desde la oficina no le viene nada mal.

Coincido en el rechazo hasta la náusea del ombliguismo tecnoguay de dar cuenta del trending topic del día. Más autorreferencialidad, que no me gusta nada en el periodismo.

Saludos.

lunes 14 nov 2011, 10:20

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

David Varona

Bio El enjambre

Soy David Varona, redactor jefe de Proyectos en RTVE.es, donde también trabajo sobre las redes sociales, una faceta de Internet que me fascina. Pero lo que de verdad me emociona es la apicultura...
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios