« Humanidad de los científicos | Portada del Blog | La máquina de dados y la dificultad del azar »

Cómo se detecta una prueba nuclear

    lunes 25.may.2009    por RTVE.es    2 Comentarios

Es imposible probar un arma nuclear en secreto. Todas las pruebas nucleares efectuadas en nuestro planeta han sido detectadas, y de tan sólo una (el llamado 'Incidente Vela ') se desconoce el responsable. La falta de discreción de las armas nucleares se debe a su potencia, que hace que la ocultación sea realmente complicada. Claro que en muchas ocasiones el objetivo de una prueba nuclear es precisamente que se sepa que se ha producido.

La clave de la detección es el impacto que produce la explosión en el medio en el que se produce. Si la prueba es atmosférica o submarina, el fluido (aire o agua) transporta ondas de choque que pueden ser detectadas a enormes distancias. Las pruebas estratosféricas producen un característico 'pulso electromagnético' sobre grandes áreas. Si la explosión se produce sobre la superficie, la luz es visible a miles de kilómetros, y si la detonación se produce a baja altura la absorción de polvo y restos superficiales radiactivos los transporta lejos. Por eso las actuales pruebas suelen ser subterráneas.

Con el fin de rebajar tensiones en la Guerra Fría y para reducir el riesgo de contaminación después de algunos desastres durante los años 50 (por ejemplo la prueba estadounidense Castle Bravo contaminó atolones habitados de las Islas Marshall) se firmaron varios tratados para limitar, y mas tarde prohibir por completo, las pruebas nucleares. Sin embargo algunos países no firmantes de estos tratados las han llevado a cabo durante los últimos años, sobre todo Pakistán y ahora Corea del Norte.

Las pruebas nucleares subterráneas son particularmente sencillas de detectar, por sus efectos sísmicos. Incluso las menos potentes son equivalentes a un pequeño terremoto, y por tanto aparecen en los registros de los sismógrafos, donde dejan una huella característica diferente de la de cualquier otra actividad sísmica. A partir de estos datos y de información geofísica es posible estimar la potencia de la explosión.

Incluso en las pruebas subterráneas siempre hay un vertido de materiales radiactivos a la atmósfera tras una explosión nuclear. Es por eso que tras una prueba las potencias interesadas suelen efectuar vuelos de reconocimiento a sotavento, ya que el análisis de los elementos radiactivos presentes en cantidades mínimas en el aire proporciona valiosa información sobre el artefacto detonado.

Categorías: ciencia-las-noticias

RTVE.es   25.may.2009 20:49    

2 Comentarios

Que capullos...

Es increíble lo que pueden llegar a hacer nuestros gobernantes por "nuestro bien".

Increíble lo de Corea del Norte, Pakistán, EEUU, Francia, etc...

Luego la culpa del cambio climático la tendré yo, que no apago la luz.

Saludos salvajes.

martes 26 may 2009, 11:10

Como dices tú mismo en Perogrullo (¿por qué no cuelgas aquí ese mapa sobre nuestro impacto en el planeta) qué mala suerte la de la Tierra de tenernos como inquilinos.

martes 26 may 2009, 13:00

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios