« El agudo canto de la ballena azul | Portada del Blog | Para mejorar la empresa, ascensos al azar »

Salvados por el marisco

    jueves 17.dic.2009    por RTVE.es    2 Comentarios

Hace cerca de 150.000 años, ayer en términos evolutivos, la especie humana estuvo al borde mismo de la extinción. Según los cálculos de diversidad genética hubo un momento en el que el máximo de seres humanos vivos no superó los pocos miles de individuos, de los cuales apenas un millar eran capaces de reproducirse. Esto explica la enorme homogeneidad genética de nuestra especie, que hace que todos seamos mucho más parecidos en nuestro ADN que la diversidad que aparece en otras especies, como nuestros primos los chimpancés. Somos muy homogéneos porque hubo una vez, hace muy poco tiempo, en el que casi desaparecimos de la faz de la Tierra, dejando tan sólo algunos huesos y un puñado de herramientas de piedra. Según un experto citado por BoingBoing, si nos salvamos fue gracias al marisco.

La historia de nuestra casi extinción no es nueva; sabemos desde hace tiempo que la única explicación posible de la escasa variabilidad genética que nos diferencia de otras especies tuvo que ser un estrecho 'cuello de botella'; el nombre que los genetistas de poblaciones le dan a una reducción del número de individuos de una especie tan drástica que provoca efectos evolutivos. Por aquella época (entre 130.000 y 190.000 años atrás) sabemos que el número de los humanos quedó reducido al que cabe en un gran teatro por culpa de una larga mala racha. Una feroz era glacial provocó cambios en los ecosistemas de toda África que resultaron perjudiciales para nuestros ancestros. Una prolongada sequía arrasó con las fuentes de alimento. Los humanos tuvieron durante milenios cada vez más difícil sobrevivir según el clima se les iba haciendo cada vez más hostil. Sus números se fueron reduciendo hasta los mínimos citados, dejándonos al borde mismo de la extinción.

Las culturas cazadoras recolectoras de la época no disponían de una tecnología lo bastante avanzada como para revertir el proceso. Las regiones del continente africano que conservaron una biodiversidad suficiente como para mantener incluso a una población tan exigua son pequeñas, y escasas. Es probable que las zonas menos hostiles a los diezmados humanos resultaran ser áreas de costa, en las que hay yacimientos de la época que demuestran el consumo de mariscos de concha (almejas, mejillones, ostras y similares). Sus características biológicas (medran en clímas fríos) y tecnológicas (son sencillos de recoger y preparar sin gran aparato instrumental, y proporcionan proteínas) los hacen particularmente valiosos como fuente de alimento de emergencia. Es posible que el consumo de mariscos fuese el extremadamente fino margen por el cual aquel puñado de humanos sobrevivieron, y la especie no desapareció. En estas fiestas navideñas recuérdelo cuando consuma almejas, o mejillones: una vez nos salvaron de la extinción.

RTVE.es   17.dic.2009 14:02    

2 Comentarios

Ahora sé que mi explicación de por qué comemos marisco es cierta. Siempre digo: "¡qué hambre tuvo que pasar el primero que bajó un acantilado para recoger percebes!"

jueves 17 dic 2009, 15:30

Muy interesante lo que comentas Pepe, espero que no falten en todas sus variantes en las cenas de navidad de muchos hogares de España:ayer tomé buena nota del comentario de Pepa Bueno con los percebes.Un abrazo y Feliz navidad.

jueves 17 dic 2009, 15:52

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios