7 posts de octubre 2012

Cachas y fachas; cuando la biología influye en la política

Sabemos que los seres humanos somos prisioneros de nuestra biología. Muchas cuestiones que creemos provienen de nuestro superior intelecto o nuestro desarrollado corazón en realidad no son más que resabios de nuestro pasado evolutivo, adherencia de cuando no éramos más que unos primates anormalmente sociales, profundamente jerárquicos y esclavos de una locomoción bípeda. Por supuesto que aquellas personas que tienen una mejor constitución física (y mejores genes) son más atractivas sexualmente: el impulso de la reproducción es la más animal de nuestras querencias. Pero es que la más cruda biología aparece también en otros rincones de nuestra ...

Más listos, más educados, más modernos

Se llama ‘Efecto Flynn’, y se descubrió en los años 80. Consiste en una peculiaridad que afecta a los test estándar de inteligencia que calculan el cociente intelectual (CI). Y nos indica que algo extraño está pasando con las mentes de la Humanidad en los últimos años. Porque las puntuaciones de los CI no dejan de crecer, hasta tal punto que cada pocos años hay que refactorizar las cifras para que la inteligencia normal siga teniendo un CI de 100. En otras palabras: según estas puntuaciones, cada vez somos más listos. Por la misma regla de tres resulta que nuestros antepasados eran poco menos que bobos, con cocientes intelectuales que los co...

La ciencia y la culpa de Mouttet

En los primeros días de mayo de 1902 el gobernador del territorio francés de Martinica, Louis Mouttet, tenía un problema. Tras una larga y distinguida carrera en el servicio colonial (y a pesar de sus radicales ideas socialistas de juventud) Mouttet había alcanzado la cúspide de su profesión, y desde Fort-de-France, la capital de la isla de Martinica, controlaba la colonia. Pero al norte la ciudad de Saint Pierre estaba inquieta: desde un par de años antes el Monte Pelée, un volcán cercano a la población, daba señales crecientes de actividad. Con 30.000 habitantes Saint Pierre era un centro comercial y un activo puerto; sus ciudadanos y prens...

Perdiendo las llaves de Nueva York

A veces las ciudades, en un gesto anticuado y caballeroso, entregan a algún notable las llaves de la ciudad. La costumbre viene de cuando las ciudades tenían murallas, con puertas que tenían cerraduras; sus llaves se entregaban en el más literal de los sentidos a los conquistadores como señal de honor (y rendición). Hoy el gesto es puramente honorario, puesto que las ciudades carecen de puertas y llaves que las cierren. Y sin embargo las llaves de la ciudad existen, y en Nueva York están más que preocupados porque un juego de sus llaves ha salido a la venta en eBay (y ha sido adquirido por un periodista). Lo cual es malo por muchas razones, i...

El físico que imitó al gato de Schrödinger

Ettore Majorana era físico, era brillante, y trabajó en física nuclear solo unos pocos años antes de que esta disciplina se convirtiera de mero conocimiento científico en terrible, devastadora herramienta de poder. De hecho Majorana trabajó con algunos de los científicos que fueron claves en el desarrollo de la energía atómica: Enrico Fermi, su maestro y mentor; Werner Heisenberg, al que consideraba colega y amigo; Niels Bohr, al que visitó en Copenhague. Sus propias investigaciones indagaban en aspectos teóricos del núcleo atómico; fue el primero en proponer la existencia del neutrón, aunque no se molestó en publicarlo, y el mérito (y un Pre...

Los telescopios regalados

Las grandes infraestructuras dedicadas a la ciencia muchas veces tienen larguísimos periodos de desarrollo y construcción, por múltiples razones: normalmente exigen el despliegue de tecnología punta, hay feroces batallas entre escuelas y filosofías para decidir los experimentos que se llevan a cabo (y por tanto las teorías que se ponen, o no, a prueba) y la construcción conlleva la coordinación de miles de científicos e ingenieros. Aunque sobre todo es una cuestión de dinero, o más bien de su escasez: la investigación, desarrollo y construcción de grandes infraestructuras científicas siempre se hace con presupuestos irrisorios, y por tanto de...

Un millón de Pequeños Hermanos

Cuando George Orwell escribió 1984 a mediados del siglo XX llevó al extremo la idea del Panopticón de Jeremy Bentham, imaginando una Sociedad Transparente vigilada por un único y maligno Gran Ojo, el del Gran Hermano. Cualquier acción, omisión o incluso pensamiento que se desviara del Pensamiento Único del Estado era detectado; toda transgresión castigada, todo rincón vigilado. Al ser humano atrapado en aquella pesadilla totalitaria no le quedaba ningún refugio físico ni mental donde escapar de la mirada atenta, de la continua vigilancia del sistema estatal. Como en la prisión transparente de Bentham, la posibilidad de una vigilancia continua...

Calendario de este mes

octubre 2012
lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31