« Los marineros más antiguos | Portada del Blog | Físicos contra arqueólogos: cuando las ciencias colisionan »

Enterrando Chernóbil (por segunda vez)

    jueves 28.nov.2013    por Pepe Cervera    3 Comentarios

Hace 27 años una prueba mal realizada y algunos defectos intrínsecos de diseño provocaron el estallido e incendio del Reactor 4 de la central soviética de Chernóbil, situada al norte de Ucrania, hoy independiente. Como consecuencia se inició un fuego de grafito que duró diez días y lanzó a la estratosfera humo contaminado con materiales radiactivos, que se extendieron por media Europa (y más tarde, por medio mundo). Los heroicos 'liquidadores', como se denominó a los bomberos y soldados que en condiciones muy peligrosas (y con bastantes bajas) se las arreglaron para controlar lo peor, Chernóbil se convirtió en un símbolo como el peor accidente nuclear de la historia hasta el reciente de Fukushima (en el que la dispersión ha sido, menos mal, muy inferior). En los meses siguientes y como medida de emergencia se erigió una estructura de contención hecha de hormigón y denominada 'El Sarcófago' para evitar que la lluvia y el viento dispersaran contaminantes y minaran la ya debilitada estructura. Pero el propio Sarcófago se hizo deprisa y corriendo, en pésimas condiciones radiológicas y sobre cimientos dañados. A esto hay que sumar los efectos del calor, la propia radiación y el agua, que han ido debilitando los materiales. Nunca se pensó que fuese a durar más que hasta 2006. Durante todo este tiempo se ha hablado del riesgo que podría suponer su derrumbe, que provocaría precisamente lo que se diseñó para evitar: una nueva dispersión radiactiva. Y de en febrero de 2013 se produjo el derrumbe de parte del techo de la Sala de Turbinas, sin graves consecuencias. Afortunadamente desde 2012 se está construyendo una nueva cobertura diseñada para contener de modo seguro el Reactor 4 y permitir la descarga y descontaminación del vecino Reactor 3. Como cuenta este reportaje de BBC News, la construcción avanza.

Chernobyl_NPP_Site

El nuevo techo es conocido informalmente como el Arco de Chernóbil, y es un techo metálico que se está erigiendo fuera de la central, para después ser desplazado hasta su posición final cuando esté casi completado. Desde el punto de vista de la ingeniería es un empeño titánico: 110 metros de altura máxima, 257 metros de anchura, un peso final de más de 29.000 toneladas; cuando se termine se mantendrá en su lugar gracias a casi 700.000 tornillos de 15 cm de largo y más de un kilo de peso cada uno. Se está construyendo en dos secciones, una a cada lado de la central dañada, que deberán moverse varios cientos de metros hasta unirse justo sobre el edificio. Parte de las estructuras están tomando forma, a pesar de que el emplazamiento está muy alejado de los centros de fabricación en Europa Occidental, y de que cualquier trabajo en el área requiere tomar las más severas precauciones contra la radiación. Poco a poco el Arco va creciendo, y se espera que pueda estar terminado en 2015. Su coste se ha disparado, y supera ya los 1.500 millones de euros. Pero la alternativa es peor: tener una bomba de relojería capaz de regar de polvo radiactivo el corazón de Europa sin previo aviso. De completarse, el proyecto no sólo evitará ese riesgo y permitirá controlar las ruinas de la central ucraniana; además ofrecerá esperanzas de que el otro gran desastre atómico, el de Fukushima, pueda algún día ser contenido, ya que no curado por completo. Y en Japón las esperanzas vienen bien.

Pepe Cervera   28.nov.2013 08:30    

3 Comentarios

Me imagino que ese dinero "extra" que cuesta y costará no lo incluyen cuando nos cuentan el coste por kW de electricidad generada en en centrales nucleares :)

jueves 28 nov 2013, 09:35

La dispersión radioactiva marina de Fukushima no es mucho mayor que la aérea de chernobyl? el incesante derrame de agua contaminada es menos contaminante o es que es menos "detectable"? (por lo que tengo entendido en el mundo proliferan detectores aéreos de radiación pero no submarinos) Por ello y más, creo que lo de fukushima ha sido de igual o peor magnitud que lo de Chernobyl, solo que ocurrió en el mundo "capitalista"....

jueves 28 nov 2013, 15:31

Estimado chakal_ros:

En Fukushima fueron 3 los reactores dañados, frente a 1 de Chernóbil. Y la dispersión de elementos radiactivos se concentra en isótopos de vida relativamente corta. En todo caso la central japonesa ha dañado a muchas menos personas que la ucraniana, ya que el vertido se está diluyendo muchísimo más, y en zonas no habitadas. Afortunadamente.

Muchas gracias por su atención, y un saludo.

PP Cervera

jueves 28 nov 2013, 15:54

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios