« La sofisticación de los narcosubmarinos colombianos | Portada del Blog | Mil años de muerte »

La identidad de los tramposos

    jueves 26.dic.2013    por Pepe Cervera    7 Comentarios

¿Quién no ha hecho nunca trampas, ha pisado la raya de la ley, ha interpretado a su favor las normas? ¿Quién no ha echado un vistazo al examen del alumno de al lado, se ha saltado un semáforo con la luz naranja oscuro, ha aprovechado un descuido para saltarse la cola? Si para poder apedrear a alguien por este pecado hiciera falta no haberlo cometido jamás nadie quedaría para lapidar a los culpables. Y sin embargo las trampas más o menos inocentes, más o menos sostenidas a lo largo del tiempo, más o menos importantes que hacemos varían según las personas. Y cuando se estudia sistemática y científicamente quién hace más trampas, los resultados pueden ser sorprendentes. O tal vez no, dependiendo de la imagen mental que uno tenga de un tramposo... La revista The Atlantic Monthly ha recopilado toda una serie de estudios publicados en buenas revistas sobre las trampas y quienes las hacen. Y su lectura es un magnífico antídoto contra el empacho de bondad típico de esta época del año.

Cheating

Los jóvenes engañan más que los mayores; los hombres más que las mujeres, pero entre los hombres hay diferencias: cuando más ancha tengan la cara (una medida de su nivel de testosterona) mayor es la probabilidad de que tomen atajos. Las mujeres, que en general tienden a hacer menos trampas, no se caracterizan por su honradez, sino por su elevado precio: cuando la recompensa monetaria es lo bastante elevada trampean como las que más. Los hijos de padres divorciados engañan más que aquellos cuyos padres continúan en pareja. Y los estudiantes de empresariales, oh sorpresa, tienden a hacer trampas con mayor frecuencia que los de otras disciplinas. Quizá lo más sorprendente es la religión importa a la hora de separar fulleros; las personas religiosas no trampean más que los ateos, pero quienes creen en un dios amable y amoroso caen con más frecuencia en la tentación que quienes tienen la imagen de un dios vengador e irritable. Guárdese pues de un estudiante de empresariales cristiano/hippy hijo de padres divorciados, sobre todo si es varón de ancha faz...

Lo verdaderamente triste es pensar, pues, que la moral y las buenas costumbres no influyen en la cantidad o la calidad de las pequeñas delincuencias que cometemos; lo que nos mantiene dentro de la verdad y la justicia no es más que el miedo al castigo, y la dificultad de ejecución. Por no citar el descanso: si se nos somete a tareas diseñadas para desgastar nuestro autocontrol es más fácil que hagamos trampas en una tarea posterior. Y todo porque hacer trampas nos gusta, nos hace sentir bien: según los autores del estudio que lo define, existe un ‘subidón del tramposo’, una inyección de moral interior ante la pillería recién hecha. En el fondo, nada nos gusta más que incumplir las normas, aunque sea un poco, y salirnos con la nuestra. Tramposos, pues, en realidad somos todos. Incluso en esta empalagosa época navideña.

Pepe Cervera   26.dic.2013 08:30    

7 Comentarios

¿Donde esta el estudio científico que avale las conclusiones del articulo?
Cuando dice que "hecer trampas nos gusta" parece decirlo como experiencia personal y extrapolarlo a resto de la humanidad, esto es como mínimo poco científico.
Por otro lado, no analiza el hecho de que cuando se hace algún acto reprobable, nuestra mente busca el equilibrio con la auto-justificación.
La pregunta seria, en este caso ¿es el experimentador victima de su propio experimento?

viernes 27 dic 2013, 00:38

Estimado poca ciencia mucho sesgo:

Todos los estudios originales en los que se basan las afirmaciones están enlazados desde el artículo de The Atlantic Monthly, al final.

Muchas gracias por su atención e interés, y un saludo.

PP Cervera

viernes 27 dic 2013, 09:29

Así es que se hace periodismo!!!
Haciendo análisis sin leer completamente el estudio y generalizando. (es fácil sentarse a comentar el trabajo de otros!. Que tal un poco mas de trabajo y comentais de estudios o al menos encuestas con firma propia!!, o no eso esta bien porque hablamos de .....

martes 31 dic 2013, 00:26

Estimado Rafa:

Lamento que no le haya agradado el post. La función de un blog como este no es hacer análisis tanto como dar a conocer; apuntar hacia cosas interesantes que puede merecer la pena leer. Siento de veras que el resultado no sea de su interés.

Muchas gracias por su atención, y un saludo.

PP Cervera

sábado 4 ene 2014, 19:32

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios