« Guapos, arrogantes, importantes: sociobiología humana | Portada del Blog | La inútil espera de los aguacates »

Contra la caries, chicle de combate

    domingo 27.abr.2014    por Pepe Cervera    0 Comentarios

A lo largo de la historia muchos más soldados han perecido por enfermedad que por efecto de las armas. Juntar a miles de personas de procedencias diversas, alimentarlos mal, someterles a la intemperie y a todo tipo de esfuerzos y mantenerlos durante meses en situación de estrés crónico es una receta para que todo tipo de plagas y epidemias se ceben en las huestes, propias o ajenas. Innumerables sitios y escaramuzas, incluso campañas enteras se han decidido más por la mortandad de la peste, la disentería, la malaria u otra enfermedad contagiosa antes de que se conocieran las causas, y las curas, de estos padecimientos. Pero incluso hoy, con nuestros antibióticos y nuestra higiene, enfermedades más o menos comunes pueden suponer un verdadero peligro para un ejército, o como mínimo un gasto importante. Por ejemplo, la salud dental en el ejército de los EE UU; su alto mando piensa que las caries y otros problemas dentales de sus tropas le están costando en exceso. Dado que muchos de los alistados en aquel país son de clase baja y no han gozado de cobertura dental durante su infancia, ya parten en situación de desventaja. Pero además, como bien apuntan, un soldado en combate no se preocupa en exceso de lavarse los dientes tres veces al día y de usar la seda dental antes de acostarse. La solución, en desarrollo por el ejército EE UU, es un nuevo chicle de combate que mata las bacterias malignas de la boca; algo que no sólo mejorará la salud de su tropa, sino que además evocará la imagen típica del soldado estadounidense de la Segunda Guerra Mundial mascando chicle y matando nazis.

USArmy

El producto incluye un compuesto denominado KSL-W, que es una mezcla de péptidos antimicrobianos muy específicos dirigidos a las bacterias ‘malas’ que pueden colonizar la boca. Estos péptidos imitan a las defensinas, moléculas naturales que protegen la piel y las mucosas de los microbios. Su modo de actuar es peculiar: son cadenas cortas que se unen a las membranas microbianas por carga eléctrica para a continuación abrir un poro en esta membrana: numerosas moléculas abren muchos poros, y la bacteria muere al ‘vaciarse’ (o al deshacerse la cubierta celular). De momento el chicle ha mostrado su eficacia en mantener la boca libre de malas bacterias usándolo 20 minutos tres veces al día. Aunque todavía no está listo del todo para su uso, ya que sus péptidos podrían provocar algún problema caso de ser tragados: las complejas comunidades bacterianas del intestino no llevan bien que se las desequilibre a lo cafre. En breve sabremos si los soldados estadounidenses utilizan esta profilaxis; de ser así muy poco después aparecerá en la zona de higiene dental de su supermercado o farmacia. Ya hay varias empresas interesadas en comercializarlo entre la población civil, especialmente entre ese sector que abomina del cepillo y se perdona con frecuencia la seda dental y el colutorio. A diferencia de algunos de los que se publicitan como tales, este chicle sí que será efectivo. Al menos hasta que las bacterias bucales desarrollen inmunidad...

Pepe Cervera   27.abr.2014 10:00    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios