« Del pescado al ganado en la Gran Bretaña neolítica | Portada del Blog | Un sensor de tres metros de largo »

El pesticida diabólico

    jueves 3.abr.2014    por Pepe Cervera    0 Comentarios

¿Qué es un pesticida? En esencia es un veneno que mata antes/más deprisa a otros animales y plantas (a los que denominamos ‘pestes’) que a nosotros. Lo malo es que en este planeta todos los seres vivos estamos emparentados, por lo que los venenos que matan a uno también suelen ser tóxicos para los demás. Por eso los toxicólogos dicen que no hay sustancias tóxicas, sino dosis: hasta el agua en exceso puede matar. Los pesticidas, sin embargo, son más tóxicos para las plagas, y así nos ayudan a librarnos de ellas. Sus efectos pueden ser múltiples: bloqueando proteínas a nivel celular, provocando cambios sanguíneos, inactivando órganos, haciéndose pasar por hormonas, suplantando neurotransmisores... Todos acaban con alguna función vital, siempre que los animales o plantas que queremos matar sean más sensibles a ellos que nosotros. Pero algunos no se limitan a envenenar a nuestros enemigos, sino que además hacen enloquecer a algunos supervivientes, que se vuelven todavía más peligrosos de lo que ya son. En efecto, según un estudio publicado a principios de este año en la revista Nature una familia de pesticidas utilizada para controlar la extensión en Nueva Zelanda de una hormiga invasora, la Hormiga Argentina, las vuelve más agresivas. Los resultados cuando interacciona con la hormiga nativa, son, curiosamente, bastante más complejos. Pero lo que está claro es que estos pesticidas no sólo envenenan, sino que modifican el comportamiento y las interacciones entre especies.

Linepithema_Argentine_ant

El problema son las Hormigas Argentinas, una especie oriunda del Río de la Plata que se ha extendido de mano de la Humanidad y que forma supercolonias de billones de individuos que ocupan regiones de miles de kilómetros. Una de estas supercolonias ocupa más o menos toda la costa mediterránea española, e incluso se piensa que podría estar emparentada con otras en Gran Bretaña y Japón formando una megacolonia comparable tan sólo a la extensión ecológica de la Humanidad. En Nueva Zelanda la Hormiga Argentina está desplazando a la especie nativa conocida como Hormiga Meridional, con la que compite. Para controlar su extensión, y en otros usos en las áreas de cohabitación, en los últimos años se están usando insecticidas de la familia de los neonicotinoides, un potente neurotóxico muy efectivo con los insectos que mata a ambas especies. Lo interesante ocurre cuando las dosis de neonicotinoides no son letales, porque entonces el comportamiento de las hormigas cambia.

La Hormiga Meridional sometida a dosis subletales se vuelve menos agresiva al encontrarse con las Argentinas. Y al revés: las Argentinas expuestas pero no envenenadas se vuelven hiperagresivas, hasta el punto de olvidarse de su propia seguridad: al ver a una Meridional atacan, sin tener en cuenta si están solas o en compañía de refuerzos. Los resultados varían: cuando Argentinas expuestas se encuentran con Meridionales sanas este comportamiento suicida las condena: sus ataques kamikaze les cuestan la vida, y la batalla. Cuando es al revés las Argentinas enloquecidas arrasan con las Meridionales transformadas en pacifistas por la intoxicación. Lo curioso no es ya que un pesticida altere el comportamiento de los animales, sino que al hacerlo las consecuencias pueden ser complejas e impredecibles. Nuestros venenos tienen muchos más, y más sutiles, efectos de lo que pensamos, y eso nos puede acabar pasando factura.

Fotografía de Hormiga Argentina de Penarc vía Wikimedia Commons, bajo licencia CC.

Pepe Cervera    3.abr.2014 08:30    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios