« Hambrunas, cólera, opio y el Año sin Verano: Tambora | Portada del Blog | Guapos, arrogantes, importantes: sociobiología humana »

Mimados niños neandertales

    domingo 20.abr.2014    por Pepe Cervera    0 Comentarios

Regalamos a nuestros hijos miniaturas de las herramientas con las que nos ganamos la vida, porque el juego es una forma de prepararnos para las responsabilidades de lo adulto. Permitimos a los niños fracasar cuando intentan imitarnos, porque nos hace gracia que intenten ser como nosotros y les toleramos que fracasen al hacerlo. Y si tenemos la desgracia de perder a un hijo nuestro dolor es infinito, se expresa en la más absoluta desolación y en los más elaborados ritos funerarios para exorcizar el desgarro de la pérdida. Desde el punto de vista evolutivo es lógico, dado que los humanos somos animales 'K extremos', caracterizados por tener pocas crías en las que invertimos una gran cantidad de cuidados parentales. Invertimos la mayor parte de nuestra energía reproductiva en unos pocos boletos de lotería vital; es lógico que hagamos todo lo que este en nuestra mano por ellos. Lo curioso del caso es que según argumenta un artículo recién publicado nuestros primos los Neandertales ya mimaban a sus hijos con abandono. Al parecer hay evidencias de que los padres neandertales eran padres cuidadosos y amorosos con sus hijos. Hasta el punto de fabricar juguetes para ellos, permitirles ensayar (y fallar) en tareas importantes y homenajearles con expresividad y dolor en caso de fallecimiento. La vida familiar neandertal era, parece ser, tan intensa y llena de amor como la nuestra.

Neanderthals

Desde su descubrimiento en el siglo XIX se extendió la idea de que los neandertales eran zafios brutos, torpes y poco sofisticados desde el punto de vista intelectual, incluso de físico poco ágil y atractivo. La imagen inicial de estos antiguos parientes estaba determinada por la idea primigenia de la evolución humana por reconstrucciones basadas en ejemplares que, como el Viejo de La Chapelle Aux Saints, eran ancianos con enfermedades óseas deformantes. El resultado de los prejuicios y la mala ciencia fue la extendida idea del neandertal como el arquetípico Bruto de las Cavernas, caracterizado por su tosquedad. Pero esa imagen está poco a poco siendo eliminada por nuevos descubrimientos. Sabemos que este grupo humano enterraba a sus muertos con ceremonia, en ocasiones adornando las tumbas con plantas y otros adornos. Varias de esas tumbas ornamentadas resultan ser de niños, lo que demuestra el pesar del grupo. Pero es que además se han encontrado herramientas de piedra diminutas, probablemente construidas como juguetes, y también núcleos de piedra de talla golpeados reiteradamente sin efecto, que los investigadores interpretan como sujeto de juegos infantiles. Los neandertales aparecen así como padres cariñosos que mimaban a sus hijos y les permitían incluso cacharrear con el material de talla, con fines de aprendizaje o simplemente para entretenerse; nada muy diferente de lo que hacemos nosotros. No está nada mal para un grupo al que el anatomista alemán Ernst Haeckel quiso bautizar con el nombre científico Homo stupidus...

Imagen de Randii Oliver para la NASA, en el dominio público, tomada de Wikimedia Commons

Pepe Cervera   20.abr.2014 10:00    

0 Comentarios

Esto es solo una previsualización.Su comentario aun no ha sido aprobado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Su comentario ha sido registrado. Los comentarios no aparecerán hasta que sean aprobados. Haga click aquí si desea publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Los comentarios están moderados y no estarán visibles hasta que sean aprobados.

Mi comentario

Pepe Cervera

Bio Retiario

Pepe Cervera es periodista, biólogo y, entre muchas otras cosas, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos. Colabora con diversos medios y es un apasionado de Internet.
Ver perfil »

Síguenos en...

Últimos comentarios